La iniciativa DreamSpark de Microsoft, permite que estudiantes obtengan productos de la compañía de forma totalmente gratuita. Se imponen las restricciones lógicas que prohiben el uso de el software así obtenido con fines comerciales, o su reventa, aunque por lo demás, son ediciones completas y plenamente funcionales.

Dentro del programa, se ofrecen aplicativos de todo tipo, algunos ya gratuitos por otros medios como las ediciones Express de Visual C# 2008, Visual C++ 2008, SQL Server 2008, o Virtual PC 2007. Otros son versiones anteriores a las actuales, como Visual Studio 2005 Professional, o Windows Server 2003 Standard.

Los más apetecibles son sin duda aquellos de nueva hornada, Visual Studio 2008 Professional, SQL Server 2008 Developer, o el protagonista de este artículo Windows Server 2008 Standard.

Al apuntarnos al program por primera vez, deberemos dar los datos de nuestra cuenta passport, y justificar que somos estudiantes. Una vez hecho, se nos generarán nuestras claves de producto para poder instalar y activar el software.

Facilmente, podemos hacernos con el último Windows Server 2008 Standard, que está valorado en más de 700 euros para instalarlo en nuestro equipo. La edición x86, se puede instalar sin más problema. Aunque oficialmente no se ofrece la mucho más recomendable edición x64, también podemos hacernos con ella, aunque el proceso sea algo más complicado.

Lo primero es descargar la versión de prueba, y una vez la tengamos, instalarla sin número de serie alguno. Una vez instalado en nuestro equipo, procederemos a introducir el número suministrado por DreamSpark, y procederemos a la activación. Ya tenemos el que para mi es el mejor sistema operativo de la actualidad para PCs, y a coste cero.

Por supuesto, Windows 2008, es un sistema operativo para servidores, aunque es fácil transformarlo a una versión de escritorio, plenamente equiparable a Vista SP1. En todo caso, esto será objeto de un futuro artículo.