Windows Thin PC

Windows Thin PC (WinTPC) es la opción estratégica por la que parece que ha optado Microsoft de cara a aumentar la base de instalaciones de Windows 7/2008 R2.

Se trata de un Windows 7 Started, optimizado para equipos sin demasiados recursos hardware. No pretende ser el reemplazo de Windows XP en equipos antiguos, aunque como veremos más adelante, en ciertos casos podría ser una opción; sino la opción a escoger con equipos recientes sin demasiada potencia. Esto es: Netbooks.

Los requisitos mínimos publicados por Microsoft, coinciden con los de Windows 7, a saber: Procesador de 1 Ghz, 1 Gb. de memoria, disco duro de 16 Gb, y una tarjeta gráfica con soporte DirectX 9.

Sin embargo en la realidad, el consumo de memoria se queda en 240 Mb. recién instalado, que desactivando algunos servicios, podemos dejar entorno a 200 Mb. o incluso menos, haciéndolo factible para usarse con equipos con 256, 384 o 512 Mb. de RAM, suponiendo que se usarán aplicaciones relativamente ligeras, sin demasiada multitarea.

En cuanto al espacio en disco, inicialmente consume 2,3 Gb. así que con un disco duro de digamos 4 Gb. tendríamos suficiente para un uso básico.

Tal y como yo lo veo, representa una buena opción para los Netbooks actuales, que permitirán trabajar de manera aceptable.



2 comentarios en “Windows Thin PC”

  1. Lo que demuestra que, juegos 3D aparte, hace tiempo que la potencia y capacidad del hardware dejó atrás los requerimientos del software y que éstos han de «hincharse» adrede para que siga vigente la «ley de los dos años» y la gente continúe renovando sus equipos.

    Alrededor de los doscientos megas es lo que me consume KDE4 en Debian Squeeze, que va bastante sueltecito en mi laptop de potencia similar a los netbooks actuales.

    De todos modos, ¿no te parece recordar que ya había un Seven optimizado para netbooks? O me había hecho yo a la idea.

  2. Como de costumbre llevas razón mced, y puedo citar casos, como Adobe Creative Suite 5 y 5.5, que dan una advertencia si se instalan con menos de 2 GB de memoria instalada (al instalador no le importa la que tengas libre, sino la instalada, jeje), a pesar de funcionar perfectamente con 1 GB en la mayoría de usos.

    El ejemplo de KDE, al menos por lo que he podido comprobar, cada 6 meses, incrementa el consumo de memoria en un 10%-20%, es decir, que si necesitamos el doble de capacidad, ¡deberán pasar al menos 5 años!

    Otro cantar son efectivamente los juegos, donde si que el tema se nota, y requiere una inversión momentaria anual para mantenerse actualizado (además de la inversión en tiempo que necesita jugar).

    De Seven me suena lo que comentas, pero creo que eran versiones no oficiales donde más que nada se eliminaban algunos componentes y se desactivaban algunos servicios.

Deja un comentario