Curiosa la captura que me manda Raúl, de Windows XP corriendo sobre Mac OS X sobre Parallels, donde el entorno de Redmond, queda completamente integrado bajo la manzana.