Cuando Andrés Navarro Soler tomó las riendas de Yumas, como relevo de su padre Francisco Navarro Orts que fundase la empresa en aquel tiempo llamada Nuevos Calzados, se propuso el reto de crear unas zapatillas deportivas. Era 1978, y éstas serían las Yumas Galaxia. Un calzado deportivo que marcó una época y que llegó a vender más de 5 millones de pares.

Pasa el tiempo, y en el año 2000, Franciso Navarro García uno de los hijos de Andrés, se pone al frente de la empresa, y decide tomar el relevo reeditando el modelo legendario, que ahora se llama Yumas New Galaxia. Todo ha cambiado mucho, y aunque las New Galaxia se concibieron para ser lo más parecidas al modelo original, incluyendo pieles, suelas, troqueles y materiales, las técnicas actuales, y la deslocalización de la fábrica de Elche a China ha hecho que todo cambie ligeramente, un poco como con las Paredes Estrella.

El artículo de hoy no podría ser más apropiado, porque celebramos el 40 aniversario de estas zapatillas deportivas (sneakers) emblemáticas, las Yumas Galaxia (referencia 6101). Pese a tener denominaciones diferentes, son idénticas a las New Nilo (6107: motivos en azul) y New Monaco (6109: negras con motivos en blanco).



No hay mucho que decir sobre el packaging, es el habitual de Exclusivas Yumas con una atractiva caja de cartón en color azul.



La tapa interior se aprovecha para agradecer la compra y recordar los cuidados básicos del calzado. Como debo ser de los pocos que suele guardar los zapatos en su caja original, no tiene demasiada utilidad, sin embargo es un bonito detalle, y no cuesta nada. Como hacen casi todas las marcas, el par se encuentra protegido con un papel tipo cebolla.



Al abrirlas y ver esas diferenciales franjas naranjas, uno vuelve de inmediato a los años 80. A algunos les recordará a algún yonki conocido del barrio que a saber donde debe estar a estas alturas, a otros los escaparates de aquellas zapaterías llena de género Made in Spain.



Me ha llamado la atención la horma de cartón que evita que el calzado se deforme en su caja. Una nota cuidada y que llevaba tiempo sin ver, eclipsada por la alternativa barata de una bola de papel que incluyen la mayoría. Pero que me hace recordar el calzador de Paredes.



Tampoco hay demasiado que decir sobre sus etiquetas, la azul de Yumas Footwear en donde aparece el texto de “Importador Exclusivas Yumas S.L.“, que viene a confirmar que no están fabricadas en España. No es lo ideal, pero es lo que salvo contadas excepciones hace la mayoría, así que al menos estamos comprando un producto de una marca de aquí.

He visto comentarios de gente que afirma que están fabricadas en España, no deja de ser una afirmación de esas que a modo de meme se propagan sin haber sido cotejadas. Lo grave es que como cuando escribí Etiquetado Made in Spain, he visto tiendas que las ofrecen como si fueran Made in Spain. Desconozco hasta que punto es un error, o bien algo que interesa, porque aunque sea falso, puede atraer a más compradores. Es también un síntoma de esperanza, porque corrobora que los consumidores valoramos el Fabricado en España. Una lástima que Yumas ya no tenga capacidad para producir aquí.



Algo que lo que no me había fijado antes, es que la etiqueta azul de Yumas, es personal para cada modelo, si prestáis atención os daréis cuenta que figura “Modelo New Galaxia“.



Se acompaña también de la etiqueta Yumas Piel, y que es genérica para todos los modelos construidos en todo o en parte con piel natural.



Aquí es donde sentía algo de miedo. Me preocupaba que el material acabase teniendo el mismo problema que en las Yumas Malta Denim, máxime siendo un modelo que salvo en detalles y colores, se parece tanto a éstas. Por un lado, debo creer al departamento de calidad, que reconocía que las Yumas Malta salieron rana, y por eso las retiraron del mercado.



El caso es que el tacto del corte, es mucho más suave y flexible en estas Galaxia que en las Malta, y quizás no manifiesten este problema. Las opiniones que he podido leer son las de ser un producto muy duradero, pero claro, si tienen el mismo fundamento que las opiniones que afirman que son Made in Spain uno no puede fiarse. También leí que hace un año, justo cuando compré mis Malta, alguien denunciaba que a sus Galaxia les había ocurrido lo mismo. Tal vez la fábrica asiática tuvo un problema generalizado en estos modelos clásicos. Aún así, se trata de uno sus modelos más vendidos y que ofrecen en su versión renovada o remake desde hace casi 20 años, no creo que sean malas.



Pero vamos a olvidarnos de todo eso, porque las New Galaxia tienen un aire retro que lo vale. Fieles al Galaxia de 1978, las New Galaxia de 2001, han mantenido el diseño y los materiales de la época. Respetando incluso las bandas reflectantes de color naranja de los laterales y la talonera. Una característica que las hizo famosas y reconocibles desde su lanzamiento, y que iban encaminadas a aumentar el grado de seguridad de los corredores nocturnos.



El corte en color blanco es de microfibra blanca, con refuerzos en piel de serraje en la parte frontal, trasera y superior. La suela es de poliuretano en un tono marrón anaranjado, todo casi igual que en las Malta, pero en las New Galaxia creo que la suela conjunta mejor con los motivos naranjas, aunque por otro lado el color blanco las hace más típicas. Con las Nilo, y Monaco, se echa a faltar un modelo en tonos azules y que cubra el hueco de las Malta que retiraron. La diferencia es que el piso no se extiende tanto en la parte posterior, y a cambio sí en la frontal, lo cual protege la piel de roces accidentales y es una buena solución.



Del resto no hay cambios perceptibles. El forro interior es de tipo textil y bastante delgado y muy transpirable, la plantilla es también textil, también bastante fina, y en general da una sensación de simplicidad y sencillez.



Las sensaciones al caminar son positivas, ya lo expliqué con las Yumas Malta. Pero con las Yumas Galaxia, lo que ocurre es que además se refuerza pisada a pisada el look de la España de los 80. Quizás por eso además de relojes Casio, en la serie de Cuéntame calzan este modelo. Es sorprendente lo reconocibles que son entre nuestra generación. La gente suele decir que son chulas, en realidad no es que lo sean, objetivamente se ven de otra época, y cuando las miran y les explicas que son unas Galaxia, entonces se les dibuja una sonrisa.

Las he calzado tres veces y de momento no hay síntomas de fatiga ni desgaste en el material. El material sintético flexa adecuadamente, y es suave.



Quizás a las Galaxia les ocurra como a las 990 de New Balance, que pasen de ser una marca casi en extinción, a estar omnipresentes en los pies de la gente.

La marca le pone un precio recomendado de 49,95€, una cifra alta para lo que son, y que intuyo que se debe a aprovecharse de la nostalgia. Sin embargo, las podemos encontrar rondando los 30€, que si que me parecen un buen precio para un capricho así. Ya que no son baratas, pero si son bonitas, veremos si al menos salen buenas como las Yumas Maverick.