Entrevista a Daniel Domènech i Dot de Danidom

Hace bastante tiempo que entrevisté a Julián Martínez, el máximo responsable de Filomatic. Tenía en la cabeza iniciar una saga de entrevistas sobre afeitado clásico, un poco como hice con las firmas relojeras españolas.

Fue tras probar la brocha de afeitado profesional Danidom que se me ocurrió tomar contacto con Daniel Domènech, el máximo responsable de la empresa, a lo que él respondió encantado.



Hola Daniel. Mejor dicho, Dani. Se que te gusta que te llamen así. Te agradezco el tiempo que vas a dedicarme. Tengo muchas expectativas con esta charla, estoy seguro que a los lectores les parecerá muy interesante.
Gracias a ti Javier. Espero no defraudaros (Risas). Empezamos cuando quieras.

En la reseña de la brocha profesional ya expliqué un poco la historia de Danidom, así que si me lo permites, saltaremos un poco esa parte.
Sí por supuesto. Pude leer tu reportaje y mi opinión al respecto es siempre de respeto a quien lo ha escrito y sus opiniones. Si no la review corre el peligro de convertirse en un anuncio, de no ser sincera. Tus opiniones son sagradas yo solo puedo rebatir aspectos técnicos y aprovechar las críticas para mejorar nuestros productos. Pero sí, me gustó mucho. Se nota que le has puesto cariño y esfuerzo, y eso hay que valorarlo como merece.

La parte a la que quería llegar es que en algún punto entre 1955, año de la fundación de Danidom y la actualidad, tu padre y tu pasáis de fabricar productos de peluquería a brochas de afeitar. Algo que no debía ser nada fácil sin tener experiencia previa, y mucho menos en la cerrada España de la época.
Yo nací en 1959 o sea que de aquella época solo sé lo que me contaron en casa, y si, fue una época muy dura, un ejemplo: la primera vez que se inyectó plástico en nuestra empresa fue en 1956 y mi padre fue expresamente en tren de Torelló (Barcelona) a Valencia a buscar 20 kilos que le mandaron unos italianos.

Aún seguimos fabricando herramientas para peluquería y cosmética, las brochas vinieron más tarde a través del Sr. Francisco Millán Badia gerente de Industrias Beter S.A. Estas brochas se las suministraba un señor de Barcelona llamado Benacloche que se jubiló ya mayor por motivos de salud. O sea, que nos encontramos con un producto histórico por hacer sin tener la más mínima idea de cómo fabricarlo. ¡Tardamos todo un año en conseguir la primera brocha decente!

Después la cosa fue muy fluida y en menos de tres meses entregábamos regularmente a Industrias Beter nuestro producto. Hasta que el cambio generacional en Beter llevó a la eliminación de esta brocha de su catálogo, cosa que nos obligó a buscar nuevos y diversos clientes.

Finalmente todo ese esfuerzo dio sus frutos, porque poco a poco os fuisteis convirtiendo en la marca de brochas favoritas para los barberos.
Es que es la única pensada para ellos, la mayoría de marcas hacen excelentes brochas, pero siempre para el uso personal.

Puede que el motivo sea porque durante una época los profesionales fueron desapareciendo, ahora parece que vuelven, pero el legado de los viejos barberos en parte se ha perdido. Los foros y artículos que se ven por internet ayudan mucho a recuperar esa sabiduría. ¡Sigue así!.

Explicaba alguna de las claves de vuestra brocha. El nudo único, la fabricación artesanal, la cerda natural de mayor calidad… ¿Cómo se os ocurren estas cosas? En el caso de los nudos, llevan décadas haciéndose esencialmente de la misma manera. Nadie se había planteado cambiarlo, salvo para abaratar costes. En cambio vosotros, vais, y hacéis un nudo diferente por el que no se cuela el agua. Me parece estupendo.
Simple «ignorancia», mucho ingenio y muchos errores por el camino. Cuando empezamos con la brocha no teníamos ni idea de qué ni de cómo hacerla, o sea que partimos de cero sin copiar nada a nadie, y simplemente desarrollamos lo que creíamos que era más lógico y coherente. Me alegra comprobar que nos salió bien.

Además de que me gustó mucho vuestra brocha me gusta vuestra empresa. En todos los sectores la mayoría han ido a lo fácil. Fabricación en Asia, reducción de costes y productos que no duran para que debamos cambiarlos cada poco tiempo. En vuestro caso os habéis mantenido fieles a vuestra ubicación en Torelló, fabricáis todos los productos allí, y apostáis por la durabilidad.
En todo lo posible nuestros productos son de aquí, excepto las fibras que por pura necesidad las debemos importar. Decía mi padre: “Si tus clientes y proveedores ganan dinero, tu ganas dinero. Si tus clientes y proveedores cierran, tu pasas hambre“. Vamos todos en el mismo barco si repartimos riqueza, al final nos revierte a nosotros. Además, así podemos garantizar la calidad de lo que fabricamos, incluso procuramos que la maquinaria sea de nuestra propia tecnología.

Sé que muchas marcas lo que hacen no es más que remarcar productos genéricos, o a lo sumo, ensamblar el nudo que han comprado a un proveedor en su propio mango. Al final pierden totalmente el control del producto. Vosotros lo hacéis todo en vuestro taller, así que podéis garantizar la calidad del producto final. E incluso añadís una fecha de fabricación. Sin lugar a dudas, se nota por todos los detalles que apostáis por la calidad.
Comprar elementos estándar y acoplarlos no es nuestra filosofía, nosotros apostamos por lo que ya hicieron nuestros abuelos. Creamos nuestro producto vivo y evolutivo. Estandarizar elementos lleva a la involución. Hay una frase inglesa (creo), que dice “Soy demasiado pobre como para comprar barato”. No creemos en la obsolescencia programada, creemos en un buen producto, duradero y evolutivo. Aunque la brocha vintage que fabricamos no ha cambiado mucho en todos estos años, hay ciertos aspectos o detalles que han evolucionado hacia una mejor durabilidad y eso evidentemente lo aplicamos a las nuevas como la que nos ocupa.

En mi caso me entristece bastante que tengáis que acudir a proveedores de cerda en China, India o Rusia. Sería mucho más sostenible y probablemente más barato si hubiera oferta en nuestro país. Una especie de gremio de la barbería como había antaño. Supongo que tú te sientes igual.
Tenemos que trabajar con lo que tenemos alrededor. ¿No lo hay?, pues lo buscamos un poquito más lejos y así hasta que encuentras lo que necesitas.

Por desgracia las fibras de cerda de Europa son casi inexistentes, se prefiere hacer embutidos antes que cultivar el pelo. Actualmente no hay empresas que procesen bien la cerda en Europa y las que hay la preparan para pinceles de artista con los que pintar cuadros.

Ya nos gustaría tener un vecino que nos suministrase las cerdas, pero no existe. Vivo en una comarca que tiene 120.000 habitantes y en ella se crían más de 1.000.000 de cerdos, no podemos aprovechar ni un solo pelo de esos animales porque van todos a carne y embutidos, el animal no crece lo suficiente para tener la longitud del pelo necesaria. Un ejemplo claro, entre muchos, es Casa Tarradellas y su gran Espetec.

Como no he tenido oportunidad de probar vuestra brocha profesional, la V50213 ( 22 mm de nudo ), explícanos qué diferencias hay entre mi brocha, la destinada a entusiastas del afeitado con la que lleváis tanto tiempo vendiendo a los barberos.
Básicamente son todos los materiales de muchísima más calidad y adaptados a estos tiempos mucho más ecológicos, nueva estética y las adaptaciones necesarias para la exportación a todos los países del mundo.

La nueva brocha debía tener su propia personalidad, para ello la fibra es la mejor que se puede encontrar, es más densa que la vintage, el mango es de madera nacional tratada para que la humedad no la afecte, el metal de la cabeza es aluminio tratado, mucho más duradero y muy poco contaminante, la rosca que permite su desenroscado es de paso fino lo que le da mucha más durabilidad y sujeción. La presentación es en caja de madera reciclada de alta densidad y por supuesto, con estética vintage. Queremos poner en su interior explicaciones higiénicas e históricas del porqué las brochas son desinfectables. Todo sin perder nada en absoluto de lo excelente de la vieja Vintage.

Hablando de competidores… Me sorprende que tanto a nivel nacional como europeo haya tantas empresas que producen brochas de afeitar y que son mucho más conocidas que Danidom. Yo mismo no conocía vuestra empresa hasta que me la sugirió un lector. Y bueno, después de probar la brocha, no entiendo cómo es posible que con un producto de esa calidad, no estén todos hablando de vosotros.
Porque nosotros siempre hemos fabricado herramientas para profesionales, no hemos hecho brochas de fantasía ni para uso personal como fabrican otras marcas. Siempre hemos vendido a través de mayoristas que suministraban a profesionales y nuestra brocha no ha tenido necesidad de llegar al mercado de gran consumo. Pero en ello estamos, esta calidad también la merece el usuario particular.

¿Puedes darnos una cifra de cuántas brochas fabricáis? Como duran tanto, seguro que son menos de las que quisierais…
Nuestro mercado siempre ha sido el nacional, pero últimamente hay brochas nuestras en algunos otros países y la tendencia va en aumento. Por desgracia estamos en una pandemia, eso ha hecho que se valore la desinfección de estos elementos cotidianos y cada vez más, esta cualidad es mejor valorada. No nos quejamos en absoluto de las ventas, vendemos lo que podemos producir. Como bien has dicho antes, nuestra brocha está hecha a mano, disparar la producción, si no se hace bien, podría significar estropear la brocha y no lo queremos.

Vuestro cliente principal sigue siendo los profesionales. Pero me imagino que habéis notado el cambio, y que cada vez más usuarios particulares demandan productos de calidad como los vuestros.
Si, justo ahora acabo de recibir una llamada de un barbero que me ha pedido media docena para poder venderlas en su barbería, esto es algo que cada vez ocurre con mayor frecuencia.

Hace unos meses, hablando de Filomatic, no se si tuviste oportunidad de leerlo, Julián Martínez me explicaba el fracaso que supuso su maquinilla de afeitado clásico. Tenéis intención de hacer algo así en Danidom? Quiero decir, ¿de ampliar vuestro catálogo de productos a maquinillas, cuchillas, o jabones?
De momento estamos preparando jabones para el afeitado, es un mundo nuevo para nosotros y hemos empezado igual que las brochas, o sea desde cero. De momento está en rodaje, pero tiene buena pinta.

Tenemos la maquinaria necesaria para poder hacer maquinillas pero de momento no lo vemos factible, este tipo de producto se fabrica 100% en China y es mejor esperar la oportunidad que en algún momento llegará. A los chinos también les gusta vivir bien y eso cuesta dinero.

¿Qué planes tenéis de cara al futuro?
La industria en general en toda Europa está en una situación difícil, ahora nos toca a todas las empresas preparar el futuro con nuevas maneras de trabajar y de hacer. Y el principal plan es hacer un producto mejor si cabe y diversificarlo. No pretendemos vender más brochas si no mejores. Se deben vender ellas solitas como ha sido hasta ahora, pero al mundo entero, no sólo al país.

Nuestros abuelos creaban un negocio para vivir de él toda la vida, desde hace unos años la gente monta un negocio para hacerse rico. Nosotros queremos consolidar en nuestra empresa el pensar de nuestros abuelos, hacer algo muy bien y que él solo se gane el mundo. Parecen planes simples pero es muy difícil de lograr, pocos lo consiguen.

Sobre vuestras brochas: ¿Qué ha sido lo más difícil de todo?
Lo más difícil es sin duda tratar la cerda correctamente y hacer la brocha sin recortar las puntas es muy complicado.



¿Y aquello de lo que te sientas más orgulloso?
Yo diría que estoy muy satisfecho de poder dar solución a cada problema, a cada momento. Por suerte vivo en una zona altamente industrializada y eso ayuda muchísimo.

Como de todo se aprende, si puedo preguntarlo… ¿Cuál ha sido vuestro mayor fracaso?
Que Industrias Beter quitara la brocha vintage de su catálogo y todo por el precio, nos dolió mucho no conseguir que aceptaran mantenerla en él.

¿Cómo te afeitas tú? ¿Qué productos usas?
En casa del herrero cuchillo de palo. Jajaja, en 1985 tuve una parálisis facial muy severa el médico me dijo que en invierno utilizara siempre bufanda, mi respuesta fue llevarla siempre puesta, tanto en invierno como en verano, llevo barba, jajaja.

¿Cómo lo hacéis para estar seguro que un nuevo diseño de brocha es lo que necesitáis?
Sabe mal reconocerlo, pero utilizamos desde siempre a barberos amigos y últimamente, aprendemos muchísimo de vosotros que en internet sois una fuente de conocimiento inmensa.

Pues te agradezco las palabras… No se si es algo que haya venido para quedarse, pero el afeitado clásico lleva unos años en auge. Personalmente considero que ayuda a minimizar desechos, es más barato y a su vez es más placentero. Es verdad que necesita algo más de tiempo, pero a fin de cuentas, no conozco a nadie que no tenga 5 minutos más para dedicar al afeitado. ¿Crees que es una moda pasajera, o por el contrario es un cambio de ideales o de paradigma?
Las modas son cíclicas, y a pesar de los ciclos bajos, nosotros hemos seguido fabricando la brocha como siempre.

En Noruega esta semana han reducido las horas de trabajo mensuales, esto llevará a que la gente tenga más tiempo libre, más ocio y más interés en acicalarse y cuidar su imagen.

¿Cuál crees que es la percepción del Made in Spain en España y en otros países? ¿Consideras que es algo que se valora?
Todo lo que sea diferenciar el producto de calidad es bueno, aunque creo que es el producto quien debe prestigiar la marca y no la marca al producto. En Latinoamérica el Made in Spain está muy bien considerado. En Europa, ahora, cada vez más, se valora el producto europeo y ya no importa tanto que país lo produce. Eso de que los mejores zapatos son los italianos ya no vale. Aquí, en Alicante y Valencia, se fabrican mucho mejores, en Europa lo saben y ya no importa tanto quien lo ha fabricado si es dentro de Europa.

Otra cosa es cuando en vez del Made in lo que sea pone “envasado en donde sea“, claro indicio que es un producto fabricado en Asia.

En una de mis otras aficiones, la relojería, veo cómo marcas italianas o alemanas, sencillamente por no ser españolas se valoran más que las de aquí. Todo ello pese a que aquí seguimos teniendo algunos productos muy buenos y de precio competitivo. Temo que con el afeitado siga ocurriendo. ¿Es algo que notáis desde Danidom?
Al fabricar herramientas, ese es nuestro concepto, notamos que cuesta entrar. Pero una vez dentro todo son facilidades, la calidad de la brocha ayuda mucho a que sea así. Como te he dicho antes, la frase “soy demasiado pobre como para comprar barato“ tiene cada vez más valor y estamos empezando, espero equivocarme, una época difícil. Al final lo bueno se valora en todas partes.

Dani, ¿hay algo que te gustaría añadir?
Simplemente gracias por tu entusiasmo y amor a este mundo tan personal. Nosotros seguiremos haciendo lo posible para contribuir a él con la máxima calidad posible.

Pues con esto hemos concluido. Espero que me mantengas al tanto de vuestras novedades. Estoy ansioso de ver que tenéis entre manos.
Por supuesto Javier, cuenta con nosotros. Y espero que la entrevista haya estado a la altura.

15 comentarios en “Entrevista a Daniel Domènech i Dot de Danidom”

  1. Muy buena entrevista. Casi dan ganas de volver a afeitarse con maquinilla (va a ser que no…). Lo de «Soy demasiado pobre como para comprar barato» ya lo había oído, y ciertamente tiene toda la razón. Aunque por desgracia, para no comprar barato cada vez tiene que ser uno menos pobre, porque entre los bienes de lujo (buenos) y los baratos (malos) la brecha es cada vez mayor.

    También me ha gustado la filosofía esa de «si mis clientes y proveedores ganan, yo también gano». Ojalá todos pensaran así y lo llevaran a la práctica. Por norma general, hoy suele darse eso de «mientras yo gane da igual que los demás pierdan».

    Pero lo que más me ha gustado es la parte en la que menciona que las empresas se hacen hoy para hacerse rico, no para vivir de ello. ¡Qué razón tiene! Ahí vemos la cantidad de inversores que han crecido como las setas en estos años, mal llamados «bussines angels» (como si tener dinero le catapultase a uno al Cielo, deberían llamarse «bussines demons» más bien) y marcas que se venden a las primeras de cambio (se me ocurre como ejemplo Tuenti, pero hay una larga lista de ellas, pasando sin ir más lejos por Pascual, otra que se fue a fondos de inversores) con tal de sacar un pastizal. En resumen, filosofía que no es de estos tiempos, que se ha perdido completamente, y que las nuevas generaciones o no saben, o no quieren implementarla. De ahí que triunfe tanto el usar y tirar, o más bien, hoy en día, el comprar y tirar. Ya ni siquiera usar. (Así están los vertederos).

  2. Buenas noches D. Javier y resto de lectores…

    Javier me ha gustado muchísimo, mi más sincera enhorabuena por la entrevista. También me gustaría felicitar a Don Daniel por hacer las cosas también hechas.
    Leyéndola me he acordado de mis tíos, primos productores agrícolas…. que dicen las cosas claras y sin tapujos… ese regusto que dejan los callos en las manos, el sol en el bescoll (clatell- castellano nuca) y hacer las cosas bien hechas (ho es fa ben fet o no se fas res / ho se hace bien hecho o no se hace nada).

    No habéis dicho cómo se puede conseguir..

    Mi mas sentida enhorabuena a ambos.

    Gràcies Javier.

  3. Muchas gracias Miguel. Es cierto que es una tarea laboriosa. Requiere preparar la entrevista, documentarse previamente para que resulte interesante y no se repita… Sin embargo el mérito es siempre del entrevistado. La gente que pone pasión como es el caso de Daniel Domenech, que no oculta nada y que con transparencia nos habla de su empresa y del sector son las personas que hacen que el resultado valga la pena. El tipo de directivos y de empresas que hay que apoyar.

  4. Gracias Sergi. Es así. Y es que Daniel es tal cual lo veis en la entrevista. Un tipo apasionado por lo que hace y que busca la perfección sin grandilocuencias ni humos subidos.
    Tiene razón, no menciono donde comprarlas porque al estar pensadas para profesionales no son fáciles de encontrar. Digamos que están en el proceso de vender a consumidor final. Por ejemplo en eLook.es las tienes disponibles.

  5. Un gusto leer con calma esta entrevista. Esta ‘tarea’ la dejé para un domingo, dado que en una primera lectura en diagonal vi que el entrevistado no hacía uno de esos habituales ejercicios de relaciones públicas en los que se habla mucho, no se dice nada y tampoco se queda mal.

    ¿Qué puede aportar un comentario mío a estas alturas? Creo que ya está todo dicho. Por añadir algo, que leyendo entre líneas se ve que este hombre tiene los pies bien anclados en tierra y que cuando dice, por ejemplo, que las brochas «Se deben vender ellas solitas» se nota que tiene las ideas claras.

  6. A menudo me pasa lo mismo un relojista. Hay lecturas que tras ojearlas te apetece leerlas con tiempo y calma. Es el caso de Danidom, un hombre que ni va de gurú, ni de visionario, pero que efectivamente se nota que tiene las ideas claras, y que gracias a ello, ha logrado sin hacer demasiado ruido convertirse en el proveedor de brochas favorito de los barberos. Y espero que no de aquí a mucho, también de los aficionados.

  7. Buenas tardes,

    Yo también pienso que es una marca injustamente desconocida, supongo que por haberse dedicado hasta ahora sólo al mundillo profesional como proveedor de otras marcas como Beter o 3Claveles.

    El pelo como se ha comentado es EXCEPCIONAL en propiedades. Yo he probado prácticamente todos los tipos de pelo de cerda de varias marcas y no hay hoy día ninguna que reúna las propiedades de las Danidom de no necesitar desbrave ni tragar espuma… y encima son baratas y nacionales, que más se puede pedir… tanto es así que en los foros de afeitado ya hemos organizado un par de conjuntas y hasta pedido los nudos sueltos para hacernos brochas más «pijas» al gusto que no tienen nada que envidiar a otras de más renombre…

    Deseando que saquen esa nueva brocha «deluxe» especial para usuarios finales (es lo único en lo que peca la profesional, justita de acabados en cuanto al mango) y que por fin tenga una distribución decente en tiendas online.

    Un saludete

  8. Me parece que no he probado tanta cerda natural como tu sireider, pero estoy plenamente de acuerdo. Es la mejor cerda, pero además el mejor pelo. En mi opinión mejor que el caballo o que el tejón. Daniel demuestra que hace las cosas bien, les deseo lo mejor porque esta brocha es lo que esperábamos los aficionados. Espero también que en países con afición al afeitado clásico como Italia, Portugal o Reino Unido les vaya muy bien. Lo merecen.

  9. Sólo un apunte: mejor que las de caballo nacionales desde luego, entre otras cosas porque son ásperas y se enredan. Pero mejor que un buen tejón silvertip (los negros baratos son pinchones) a tanto no llega, pero claro, estamos hablando de brochas de lujo que cuestan 10 veces más…

  10. @Guti

    Yo llevo un par de años utilizando una brocha de afeitar comprada en AliExpress por menos de 10 EUR.

    La brocha me ha salido buena. El mango es de madera tratada y el pelo, de tejón. El primer elemento me parece bello y actualmente está en perfecto estado; por otra parte, el segundo elemento sigue dándome un buen servicio tras unos dos años de uso a razón 2 ó 3 afeitados semanales, si bien ya acusa cierto desgaste.

    Dentro de unos años, cuando el pelo no dé más de sí, tendré que decidir qué hacer.

    Una opción es comprar una nueva brocha y tirar a la basura la vieja, algo que me fastidiaría dado que me disgusta mandar al vertedero un objeto que puede seguir dando un buen servicio.

    La otra opción consiste en ponerse en ‘modo’ manitas e intentar re-emplazar el pelo. Para ello habría que empezar por algo así …

    https://www.youtube.com/watch?v=wEX5KNx3S0s

    … después utilizar una Dremel, o similar, para eliminar restos de pegamento y, por último, utilizar algún pegamento tipo epoxy para pegar el nuevo nudo.

    Por ese motivo brochas de afeitar como la de Danidom me parecen un buen invento.

    Otro motivo por el que brochas como esta me parecen un buen invento es que podría cambiar fácilmente el pelo de tejón por otro. Si es cierto que se sacrifican tejones sólo por su pelo, a mí esto también me rechina; este tipo de brochas me permitirían ‘votar’ con mi dinero por otras opciones.

  11. Fíjate un relojista que eso es una de las cosas que más me gusta del AC. El tener cosas duraderas y que puedes ir aprovechando. Me pasa un poco como con los relojes mecánicos que uno de sus encantos es que no requieren pila. O con las estilográficas que al final puedes comprar la tinta y no hace falta que lo tires a la basura cuando ésta se agota.

    Muy interesante el vídeo, buen aporte. Te lo agradezco mucho.

  12. Buenas noches D. Javier y D. Relojista; con su permiso.

    Mi cerdita y brocha más utilizada (sólo tengo dos y porque me las regalaron Vielong sintética [18 euros] y Vielong LEA [pelo de caballo 15 euros]) Es una omega barbero gigante que es potente y rascadora, creo recordar que no llegaba a los 10 euros.
    Lo del tejón es que va contra mi religión, sé que es hipócrita por mi parte, pero no me lo puedo quitar de la cabeza… En serio me dan repelús sólo de verlas.
    Buenas noches.

  13. Me pasa lo mismo Sergi. Eso de sacrificar un animal sólo por su pelo me parece una crueldad. Al menos podrían producir pienso para perros con su carne, pero me temo que no se hace nada. Una vida terminada sólo por una brocha.

    Por otro lado, es cierto también que su duración es muy elevada, así que si nos dura pongamos 10 años, al final es un tejón muerto en ese período. ¿Cuántos cerditos habremos asesinado en ese tiempo? En comparación muchos más, aunque sólo sea para comerlos, y pollos ya ni te cuento. Ojalá que lleguemos a la carne sintética pronto, y alabadas sean las iniciativas como la de Danidom, que aprovechamos todo.

Deja un comentario