Entrevista a Víctor Vicente Goñi Vall de Aëroluft Watch Company

Tras el fracasado Miguel Morales Ribas de Ophion Watches, hoy tengo la satisfacción de publicar una de las entrevistas a las marcas de relojería de España que más he disfrutado. Es una iniciativa que puse en marcha hace años para dar a conocer las marcas de relojes españoles.

Hoy traigo a Aëroluft Watch Company de la mano de su máximo responsable y fundador Víctor Vicente Goñi Vall a quién de un modo incomprensible debía de haber citado hace tiempo, pero que al final se dilató más de lo deseado. Mea culpa.



Entrevista a Víctor Vicente Goñi Vall de Aëroluft Watch Company

Bienvenido a este espacio de relojería española y sus protagonistas. Es para mí todo un placer que hayas contado conmigo, una vez más. Sé que prefieres que te llamen Vicente, así que, ¿comenzamos?
Muchas gracias Javier. Totalmente cierto, nadie me llama Víctor, la verdad es que me suena raro y no contesto. No por mala educación, es que nunca me doy por aludido!



Entrevista a Víctor Vicente Goñi Vall de Aëroluft Watch Company

Háblanos un poco de ti, porque te dedicaste profesionalmente durante a la gestión comercial y al marketing hasta que encontraste un reloj Omega que perteneció a tu abuelo y lo restauraste.
Aunque soy de San Sebastián, estudié Derecho en Zaragoza, después estudié fuera de España, hice un MBA en Madrid… estudié mucho, demasiado tal vez. Y efectivamente me dediqué durante 20 años a la dirección comercial en multinacionales y en empresas familiares (pero no de mi familia).

Fue en esa época cuando al morir mi abuelo, entre sus cosas apareció en una caja un viejísimo reloj que nadie conocía. Suponemos que era el reloj que llevaba durante la Guerra Civil, un Omega de los años 20 o 30 con la típica esfera con aspecto de trench watch de la PGM. Ni mi abuela lo había visto nunca. Y es bastante extraño, porque no es el reloj que te da el ejército como dotación, ni es un reloj que en principio él pudiera comprarse en esa época a los veinte años. Lo restauré y lo llevo de vez en cuando junto a otros. Luego vino la crisis de 2008, de la aún no nos habíamos recuperado del todo cuando ha empezado esta del COVID.

Fue allá por 2017 cuando la empresa en la que estaba no funcionaba y decidí que era hora de trabajar para mí. A las grandes empresas se les llena la boca diciendo que su mejor activo es su gente, pero no tienen problema ni se ponen colorados cuando despiden en masa a su personal, que según ellos es lo mejor que tienen. Pues decidí que eso no volvería a pasarme. O mejor dicho, si volvía a pasarme sería responsabilidad mía, no de un comité que se reúne en Wisconsin o en Múnich y decide sobre gente que está a 5.000 km. Ya sabes el dicho: “Aquí el más tonto hace relojes”. Pues eso. Así que en ese momento nació Aeroluft. (Risas)

Sé que eres un gran aficionado a los relojes, sobre todo a las marcas con historia, y particularmente a las alemanas: Hanhart, Stowa, Laco, Junghans, Wempe; sin olvidar joyas como Zenith, IWC, Breitling… ¿Tal vez ese fue otro detonante para empezar con Aëroluft?
Por supuesto que sí. Tenía claro que en la empresa que creara tenía que gustarme lo que hiciera. Eso no garantiza el éxito, pero es más fácil que te vaya bien con algo que te apasiona que con algo que te da igual. Los relojes son algo que siempre me ha gustado mucho, no sólo desde que encontré el Omega. Además, soy un gran aficionado a la historia bélica, de pequeño me tragaba películas sin parar, leía mucho sobre ello… En fin que los relojes antiguos de piloto de combate son algo que siempre me ha gustado, por estética y por la historia que hay detrás. IWC (los Pilots de IWC mejor dicho) son mi marca preferida desde siempre.

Debo felicitarte por la denominación de la marca. Lo de Aëroluft me pareció muy evocador, tiene la parte alemana de “luft” que significa aire, muy de los aviadores de la Primera Guerra Mundial en los que se ambientaban al principio vuestros relojes, y la raíz latina “aero” que todos entendemos. ¿Cómo se te ocurrió el nombre?
¡Pues muchas gracias, Javier! Se lo diré a los 3 o 4 que en Facebook dicen que AËROLUFT es redundante (que si aire-aire), que si la diéresis (el umlaut alemán) no tiene sentido, que si hago un diver lo voy a llamar AQUAWASSER… En fin, como si Starbucks literalmente no quisiera decir “dólares de la estrella” o algo así (aparte de venir de un personaje de Moby Dick), o como si Häagen-Dazs no fuera un nombre inventado totalmente porque a unos polacos del Bronx les sonaba escandinavo.

Aeroluft evoca exactamente eso que has dicho que te sugiere a ti: esos tiempos de los pioneros de la aviación en las guerras mundiales o el periodo entreguerras, donde por ejemplo la Luftstreitkräfte o la Luftwaffe (o en el mundo civil Lufthansa) fueron y son sinónimo de aviación. La guerra es algo horrible que saca lo peor de algunas personas, pero también lo mejor de otras.

Nos guste o no, es así. Pero decía que ambientabais al principio, en pasado, porque ahora, con la serie Racing de pilotos de carreras en donde has recurrido a nombres de localidades que albergan o albergaron circuitos de competición. Me imagino que entrar en nombres propios era un imposible por el tema de las licencias. En ese sentido, van a llegar nuevos relojes de carreras también, ¿verdad?
Bueno, realmente, ambas cosas están muy relacionadas. Muchos pilotos de caza eran también pilotos de carreras, como Eddie Rickenbacker, que fue el máximo héroe norteamericano de la PGM y a la vez pilotó en las 500 Millas de Indianápolis, fue dueño del circuito y tuvo una marca de coches. Sobre las licencias, no creas que nos afectaría apenas, ya que nuestros relojes Racing están ambientados también en esa época de los pioneros de la automoción. Consideramos llamarlos Rudolf Caracciola, Tazio Nuvolari, Pierre Veyron, Alberto Ascari, Stirling Moss, Alfonso de Portago… pioneros que se jugaban la vida en la Mille Miglia, las 24 Horas de Le Mans, la Targa Florio, la Carrera Panamericana, el Tour de France… Al final nos decantamos por los circuitos, pero no descartamos en absoluto volver a considerar pilotos de aquella época. Los nombres de las carreras, por cierto, sí están en general registrados y no podríamos utilizarlos.

Sobre los nuevos, vendrán en breve dos nuevos modelos de piloto de caza de la PGM (Albert Ball y Ernst Udet) y cinco nuevos modelos Racing (La Sarthé-LeMans, Montecarlo, Indianapolis, Daytona Beach y uno dedicado a la película Le Mans de 1971 protagonizada por Steve McQueen).

Vaya, ese de Steve McQueen me va a encantar… Hay otra cosa que me gusta, y que es diferente a muchas otras marcas que empiezan es que en vuestro caso no comenzasteis como si fuerais premium o de lujo. Ajustasteis los precios, siendo ese, creo yo, uno de los motivos de vuestros éxito. Tampoco lo hicisteis mediante una campaña de financiación externa tipo Kickstarter.
No, desde el primer momento fue todo autofinanciado por nosotros. Queríamos empezar a un ritmo que no nos obligara a plazos de entrega concretos con clientes que ya habían pagado su reloj o parte de él. Tener el reloj preparado y listo cuando lo estuviera, no antes. Además, no queríamos ser una empresa que comienza en una plataforma como esa, queríamos ser una empresa de relojes, y que cuando llegara la hora de utilizarlas tuviéramos ya un background detrás, unos modelos ya creados y que ya se hubieran vendido.

Creo que los backers se fían mucho más de alguien que ya se dedica a eso y que hace de ello su trabajo que de alguien nuevo que da un pelotazo en Kickstarter, coge el dinero y “a otra cosa, mariposa”. En ese sentido Kickstarter o Indiegogo son grandes oportunidades que ahora que ya tenemos experiencia probablemente utilicemos cuando lancemos relojes automáticos, que necesitan de una inversión muy superior.

Sobre precios, lo que teníamos muy claro es que tenían que ser relojes asequibles. No baratos sino asequibles. Relojes de muy buena calidad (tampoco vamos de ser Patek Philippe) con el aspecto de un reloj muy premium pero que todo el mundo pudiera tener. De hecho no es infrecuente que algunos clientes (Aerolufters los llamamos) lleguen a tener cuatro o cinco Aeroluft.

Si no estoy equivocado, iniciasteis la andadura en 2017. En 2018 registrabais la marca, y hasta hoy. ¿Puedes hacernos un balance de estos casi 4 años de historia de Aëroluft?
Joder, cuando dices casi 4 años pienso ¿ya han pasado casi 4 años? ¡Es tremendo! El balance, incluido el del extrañísimo 2020 es muy positivo: Todos los objetivos salvo el de convertirnos en The Swatch Group ¡se han cumplido! (Risas).

Ahora en serio: es verdad que vendemos y crecemos. También que tenemos cierta presencia en redes (lo que entre otras cosas hace que vendamos algo más). Y sobre todo, estamos muy contentos de haber nacido digitales; con toda esta historia de la pandemia se ha demostrado que acertamos, aunque obviamente no sabíamos lo que iba a pasar y podría estar diciéndote todo lo contrario si hubieran ocurrido otras cosas. Ahora nos queda el asalto al ladrillo, a las tiendas físicas. Y nos queda seguir con los proyectos de automáticos, de nuevos modelos…

En fin, que estamos muy vivos y con bastante salud, y eso es un balance fantástico.

Además, todo impulsado desde Zaragoza, no Madrid o Barcelona como suele ser habitual. ¿Qué ha sido lo más complicado de emprender un proyecto así? ¿Hubiera sido diferente en una ciudad más grande? ¿Y si estuvieras en Alemania o en Suiza, crees que habría sido más sencillo?
La verdad es que no. En el pasado tal vez, aunque Zaragoza, Bilbao, Sevilla o Málaga por citar algunas, no son los peores sitios para empezar. Aquí en Zaragoza hay varias empresas de relojes, desde los Woodenson de madera hasta los Crepas de buceo, ambas marcas que sé que conoces, y que son apreciadísimos entre los profesionales. Además hoy día con las herramientas que tenemos a nuestra disposición se puede emprender con éxito desde un pueblo perdido de Teruel igual que desde el centro de Madrid. Mientras tengas una conexión de internet de alta velocidad, puedes vender cualquier cosa en cualquier lugar del mundo, y eso en el siglo XXI es una revolución casi comparable a la máquina de vapor en el XVIII. Por lo que respecta a fuera de España… te diría que emprender aquí es para llorar. No pido ayudas, lo que pido es que no me pongan trabas. No pretendo que me den, pero al menos que no me quiten antes de haber vendido un solo reloj. Se persigue al pequeño empresario y al autónomo como si fuera un delincuente peligroso. A mí me parece fabuloso pagar impuestos y cotizaciones, pero pagar por existir antes de facturar un euro me parece abusivo. No, España no es un ecosistema óptimo para empezar casi nada, por desgracia no basta con que las conexiones de internet sean bastante buenas.

Recuerdo que fue casi en vuestros inicios cuando probé el Type 1 Oswald Boelcke, desde entonces ya le he cambiado la pila una vez. Es un reloj que la gente que lo ve, le gusta. Nuevamente habéis sido diferentes, huyendo del remarcado de relojes chinos low-cost. ¿Cómo surgió la idea del modelo? ¿Qué es lo que más te gusta de él?
Bueno, de los modelos de piloto de caza, las cajas con IPBK negras son de pilotos alemanes y las color inox son de aliados. Ahora hay 4 modelos de cada uno (pronto serán 5), y aparte del Barón Rojo que todo el mundo conoce, Oswald Boelcke era para nosotros una elección obvia, ya que fue el mentor de von Richthofen.

Del modelo en general, efectivamente huimos de relojes chinos genéricos, tan frecuentes hoy día que te encuentras por todas partes exactamente el mismo modelo con marcas distintas. Así que la única manera de evitar eso era diseñarlos nosotros, y es lo que hicimos. El fabricante me envió un layout en blanco de un reloj que nunca habían fabricado y que se ajustaba casi exactamente a lo que queríamos. Tampoco era muy difícil, básicamente hacía el boceto en Photoshop y luego el fabricante lo ajustaba y me lo enviaba para aprobar ya bien hecho. Y tengo que decir que no lo debimos hacer mal del todo, porque vi un fabricante en Alibaba que tenía el mismo diseño sin marca, listo para ponerle una cualquiera. Me puse en contacto con él, pero no hizo ni caso. Afortunadamente, de momento no lo he visto en ningún sitio.

Lo que más me gusta de él es algo curioso: ver que eso que diseñé en mi PC se convirtió en un producto real, me pareció casi magia. Una sensación increíble cuando vi la primera muestra.



Entrevista a Víctor Vicente Goñi Vall de Aëroluft Watch Company

A todo esto, lógicamente no sois la única marca relojera que aparece en las novelas de “A contrarreloj. Paul Davis”, ni siquiera la primera de origen español, pero sí la que aparece en los testimonios de la sinopsis. Si me permites la cita: «Es alucinante. Tras leerlo en donde aparece nuestra marca me ha hecho sentir, y no exagero, como si fuera el dueño de Zenith, el reloj que suele vestir el protagonista». ¿Qué sentiste cuando viste uno de tus relojes protagonizando una aventura del metódico investigador?
Ya te dije, me sentí ”como el dueño de Zenith” jajaja! En serio, me sentí muy orgulloso. Aunque recuerdo que en el relato corto de 221B Baker Street, Paul explicaba (cito de memoria) que los “Aerolufts are mostly seen on Spanish wrists”, y tengo que decir que eso no es así, sólo algo menos del 25% de las muñecas que los portan son españolas.

Me imagino que la anécdota que relataba Davis había ocurrido hace tiempo, así que podía ser… Bueno, es que en el fondo cuando Paul Davis llegue al cine o la televisión, su éxito arrastrará también a Aeroluft… (Risas).
Ahora más en serio. Se que además, estáis trabajando nuevas marcas: Aeravia y Lutz. Esta última mi favorita, y una de las tareas pendientes que tenías, la de sacar un reloj mecánico de mayor calidad y a precio igualmente competitivo. ¿Qué puedes contarme de eso? ¿Y que más planes de futuro tenéis?

Esto de los automáticos tenía que haber salido este año, pero el dichoso COVID ha retrasado todo. Lo que pretendemos es tener tres marcas para tres mercados muy concretos: Aeroluft seguirán siendo relojes de calidad asequibles, un reloj que puedas coleccionar, que casi puedas combinarlo con los calcetines que llevas cada día. Y siempre con una temática retro basada en aviones, coches…

Aeravia es menos original pero igualmente interesante: ya te he dicho que los IWC Pilot son mis relojes favoritos, pero los precios empiezan en unos 5.000 euros. Estos relojes se basan en los B-Uhr que eran equipo de dotación de los observadores de bombardeo de la Luftwaffe, que fabricaron además de IWC, Stowa, Laco, Wempe y A. Lange und Söhne. Eran los Type A y Type B. La idea es basarnos en esos relojes originales y otros relojes militares como el Flyback Chronograph de Hanhart, el Zenith Type 20 Montre d’Aeronef, el Seikosha Tensoku … y ponerles un movimiento automático de Miyota o Seiko. Con materiales como los de Aeroluft y como los IWC auténticos: Acero 316L, correas de piel, cristal de zafiro (los Aeroluft son cristal mineral)… y por supuesto que sean asequibles, si puede ser por menos de 200 euros, lo haremos.

Lutz es otra cosa: los mismos materiales de primerísima calidad y tal vez el titanio, pero movidos por una maquinaria suiza. Algo de STP por ejemplo, cuyo listado de modelos y precios tú me enviaste hace un año o así, ya ves que algunas relojeras como nosotros sí que escuchamos. Y no descarto alguna boutade tipo un tourbillon de Seagull. De hecho tengo pendiente comprar uno y estudiarlo con mi relojero y ver cómo funciona… Estos relojes serán más caros, obviamente, pero serán muy asequibles para lo que llevarán dentro.

Sobre otros planes… nosotros nacimos digitales desde el minuto uno, pero vamos a empezar con el offline, que la gente pueda ver y comprar nuestros relojes no sólo en la web o en Amazon, sino en relojerías y otras tiendas físicas. Esto es importante sobre todo pensando en Lutz, que requerirá de una venta más consultiva y más asesorada por un profesional que sepa de lo que está hablando. Otra pata del negocio es el B2B, relojes a medida para empresas que o quieren regalarlos a sus clientes o venderlos. Ya hemos hecho varias cosas por ahí. De hecho la marca Lutz nació como un proyecto para clientes VIP de banca privada de un gran banco.

Muy interesante lo de Lutz y Aeravia. ¿Y qué reloj llevas puesto ahora mismo y qué otros relojes tienes?
Llevo un IWC, pero no es un Pilot. Es un GST Chronograph que tengo desde hace unos 20 años. Es curioso porque ahora lo miro y me parece pequeño, son 37mm de caja, mucho más pequeño que un Aeroluft, que son 46mm y a lo que me he acostumbrado.

De las marcas que has nombrado al principio, tengo varios: IWC antiguos originales de la SGM, Zenith, Stowa, Laco, Hanhart… mis relojes se parecen, creo que no tengo ninguno de esos que diríamos “de vestir”, todos son de ese estilo piloto que me gusta. No tengo smartwatch.

¿Lleváis ya unos años en esto. ¿Qué consideras que aporta Aëroluft Watch Company al panorama relojero actual?
Sin pretender compararnos ni en un millón de años, creo que Swatch trajo al mercado el reloj suizo accesible en aquellos tiempos de la crisis del cuarzo. Y creo que en diseño, fueron también innovadores: Podías (y puedes) tener un montón de Swatch. Creo que nosotros también traemos al mercado la accesibilidad a un segmento de relojes que normalmente son muy caros, aunque eso es un término muy relativo. Lo que es accesible para mí puede no serlo para ti, o viceversa.

Pero entre el reloj suizo super premium inaccesible para la mayoría, y el reloj chino que encuentras en Amazon por 20 euros y que te dura un rato en buen estado… hay un mercado para relojes como los nuestros. Hay marcas de moda que todos conocemos que venden decenas de miles de relojes que no aportan absolutamente nada, que no tienen ningún tipo de historia detrás, y que son absolutamente anodinos. Los Aeroluft son relojes con conversación: no pasan desapercibidos para nadie, ya sea por los colores, el tamaño, la historia de cada piloto o de cada circuito de carreras…

Por ejemplo, si quieres comprar un reloj de la serie Racing Colours, te puedes ir a Chopard, que los tiene por 5.000 euros cada uno, así que si te gustan todos por 25.000 eurillos de nada los tienes. O te puedes ir a Aeroluft, gastarte menos de 500 euros por los 5 y tan contento. Es obvio que son mercados y clientes muy diferentes, pero la historia detrás es exactamente la misma, y el 99,99% de la gente no puede comprarse un reloj de 5.000 euros. Y si puede gastarse 100, no tiene por qué conformarse con un Daniel Wellington o cosas así.



Entrevista a Víctor Vicente Goñi Vall de Aëroluft Watch Company

Yo también soy un amante de la Fórmula 1 y el mundo del motor, por lo que recientemente vi como Virutas de Goma se había apuntado a los relojes Aëroluft. Eso me ha hecho darme cuenta en cómo ha cambiado la imagen. Quizás al principio enfocada a los entusiastas de la aviación, pero ahora también en la línea del motor, un poco como los clásicos Heuer Autavia. ¿Cómo definirías al cliente tipo que compra un Aëroluft? Entiendo que no son mayoritariamente españoles…
Pues lo decía antes cuando hablábamos de Paul Davis: Justo esta semana precisamente hemos sacado un post en las redes sobre esto. Mirándolo ahora en el móvil, veo que el 23,68% de nuestros clientes son españoles. El resto viene de 27 países. Nuestro 20/80 además de España es Italia 18,64%, EEUU 11,59%, Reino Unido 10,33%, Alemania 10,08% y Francia 7,05%. Después destacan Canadá, Bélgica, Austria, Holanda y Suiza. Y por debajo del 1% (leo por orden) tenemos Croacia, Irlanda, Luxemburgo, Rusia, Dinamarca, Noruega, Portugal, Suecia, Australia, Brasil, Chile, Eslovenia, Hungría, Serbia, Sudáfrica, Tailandia y Ucrania. Como ves, hemos vendido en 5 de los 6 continentes… hasta ahora. ¡Los Aerolufters son la ONU, o casi!

Sobre Virutas de Goma, como autoridad en el mundo de la Fórmula 1 en español nos aporta una visibilidad muy grande. Yo no suelo creer en los embajadores de marca, influencers y ese tipo de cosas. No te creerías la cantidad de “listos” que nos proponen trabajar con nosotros. Pero en su caso es totalmente distinto. Él sí aporta valor porque es una autoridad en lo suyo, la gente le sigue y le cree porque aporta, porque conoce gente en el mundillo de las carreras, y en eso se basa su influencia. Se mueve, no es un cantamañanas con miles de seguidores comprados o falsos.

¿Cuál dirías que ha sido vuestro mayor éxito? ¿Y vuestro mayor fracaso? ¿Qué has aprendido durante el proceso?
Te diría que llevamos cuatro días en esto (bueno, cuatro años ya!!). Aún no hemos fracasado, y tampoco tenemos un éxito arrollador, cosa que tampoco pretendemos: no queremos ser una marca de moda que tenga un pelotazo y desaparezca en unos años o meses. Te diría que con el panorama actual, seguir vivos y creciendo ya es un éxito alucinante.

Lo bueno es que sobreviviendo a todo esto, saldremos más fuertes. Eso parece un tópico, pero es cierto: gracias a la pandemia nos metimos en Amazon, y por ahí nos está yendo muy bien en el marketplace europeo. A corto plazo saltaremos al americano que es el que vende de verdad.

Lo importante es que si se cierra una puerta, abramos una ventana. Y si no hay ventanas, cavemos un agujero en el suelo para salir. Yo creo que mientras no te arruine, no hay fracasos sino lecciones. Este tiempo ha sido un aprendizaje brutal, por supuesto en el mundo de los relojes que sólo conocía como aficionado, pero también en el mundo del e-commerce que sólo conocía como cliente, y sobre todo en el extraño y apasionante mundo de encontrar-soluciones-creativas-a-problemas-que-parecen-no-tenerla.

¿Qué marcas relojeras te inspiran o dirías que son vuestro modelo a seguir, si es que hay alguna?
Todas esas de las que hemos hablado y algunas más en cuanto a la estética. De Rolex admiro su obsesiva búsqueda de la calidad y la excelencia, aunque estéticamente no me digan mucho, y por supuesto que esa misma obsesión y cuidado lo pongan en su marca “asequible” Tudor. Me gusta Colomer and Sons, que creo que aporta cosas interesantes a la relojería asequible, que es el mercado en el que nosotros estamos, no en el de Rolex o Tudor, y además desde España también.

Como modelo de negocio me interesan empresas que no necesariamente están en el mundo de la relojería. Me interesa cómo lo hacen algunas empresas que venden productos “superfluos” en estos tiempos de COVID, ERTES y ERES.

Es curioso que a nosotros, por el modelo de negocio, nos han dicho que somos como Hawkers en relojes. Nada más alejado de la realidad salvo en el tema de querer meternos en el negocio offline tras haber empezado online (que es la parte de su modelo de negocio que sí me interesa), y no sólo por la evidente y abismal diferencia de tamaño. La diferencia está en su marketing: Ellos llevan un rollo de celebrities de todo tipo que no me interesa nada. Lo mismo tienen un futbolista, que un DJ, que una pseudoactriz o que un piloto de motos. No lo veo. No puedes pretender vender a todo el mundo, porque al final, nadie se identifica con tu producto.

En nuestro caso, no es que vaya a rechazar a Carlos Sáinz Jr. si un día quiere ponerse un Aeroluft (cosa que no creo que ocurra). Tampoco es que no quiera ganar un montón de dinero con los relojes como ellos ganan con las gafas de sol, de hecho estoy en esto principalmente por ello, lo que pasa es que prefiero ganar dinero con algo que me gusta que con algo que no me gusta o que me da igual. La clave es que me interesa crecer de forma que ni vendamos tan poco que no podamos seguir, ni que muramos de éxito por querer vender más de lo que podemos hacer; a mí me interesa seguir con esto en 2035 por ejemplo, porque me gusta lo que hacemos.

¿Por qué alguien debería un Aeroluft en vez de otra marca?
Yo creo que nadie debería comprarse un Aeroluft en vez de otra marca que le guste y pueda permitirse, si es lo que prefiere. A ver si me explico: Los clientes que tenemos, esos Aerolufters que decía antes, son personas a las que nuestros relojes les dicen algo. No es un reloj para todo el mundo, ya sea porque es grande, porque los colores no gustan a todo el mundo, porque la temática de los pilotos de caza o de carreras no les interesa… No es que vayamos de elitistas por la vida, ni mucho menos. Es que somos muy conscientes de que precisamente por ese afán de hacer algo distinto, nos limitamos nosotros mismos. Otros discriminan por el precio, que es la forma más obvia de limitar tu mercado. En nuestro caso, hay muchísima gente a la que no le interesa lo más mínimo el mundo de las carreras de coches, por ejemplo. Me parece fantástico, y probablemente un Aeroluft Type 1 Monza o Nürburgring no les diga nada. De hecho probablemente no sepan lo que es el Nürburgring. Normal, yo tampoco tengo ni idea de la mayoría de cosas que no me interesan.

Pero en el mundo vivimos unos 7.000 millones de personas, e internet nos da acceso a casi todos ellos, o sea que hay muchos millones a los que lo que hacemos les puede interesar. Una minoría sí, pero una minoría inmensa.

¿Así que por qué comprarse un Aeroluft? Porque es un reloj y una marca que le dice algo a las personas que lo compran. Y porque si este tipo de relojes te dicen algo, no vas a encontrar nada parecido a este precio y con esta calidad. Y no lo digo yo (¡qué voy a decir yo!), lo dicen los clientes, que son los que tienen que decirlo.

En cuanto a la relojería, ¿cómo la ves en el futuro? Parece que aunque un reloj es cada vez menos necesario, surgen más y más marcas nuevas y aparecen más entusiastas y coleccionistas.
El reloj no es en absoluto necesario para ver la hora hoy en día, eso es obvio. Pero yo no llevo reloj para ver la hora, o al menos no sólo para eso. Un reloj le dice al mundo lo que te gusta, el tipo de persona que eres, si eres más clásico o más moderno, si prestas atención a los detalles o no… un reloj puede decir cosas sobre ti antes de decir una palabra.

Para algunos, es un clásico decir que es un símbolo de status. Yo creo que hoy en día con las falsificaciones que hay, casi nadie se cree que su interlocutor lleve un Rolex, incluso aunque sea auténtico. Es como cuando ves a alguien con el típico bolso con la lona de Louis Vuitton: seguramente ni el 1% de los que lo llevan un original, así que tendemos a pensar que aunque alguien lleve uno auténtico, es falso. Así que de status, nada.

Y por supuesto un reloj hoy es un complemento de moda, que como tal complemento es innecesario… pero nos gusta.

Hay dos cosas que me gustan mucho del momento actual. Una de ellas es que aunque el mercado de la relojería es cada vez más extremo, más polarizado y parece que cada vez aparecen más relojes de lujo y más relojes low-cost, la creatividad de las micro marcas como la tuya son las que nos traen relojes asequibles. Buenos productos a un precio apto para casi cualquier bolsillo. ¿Coincides en que han cambiado las reglas del juego y que eso iguala un poco los grandes con los pequeños?
¡Exacto! Eso decíamos antes. Entre un FP Journe, un H.Moser o un Greubel Forsey, y un chino de aleación de zinc y correa de polipiel de menos de 20 euros, hay todo un mundo en medio. Lo que pasa es que hay que llevar algo original a ese mundo, porque si no lo haces no hay nada que te distinga de los miles de fabricantes de relojes que hay en el planeta. Y eso es malo, te condena a gastar muchísimo dinero en marketing para intentar destacar entre todos los relojes igual al tuyo. Y no hay garantía de éxito, ni mucho menos.

Luego está la otra vía, la de sacar algo más original. A ver, un reloj es una cosa casi siempre redonda que da la hora, así que tampoco con cada reloj puedes inventar la rueda. Puedes sacar un reloj pentagonal, pero seguramente no funcione aunque lo lleven Brad Pitt o Rafa Nadal. De hecho los relojes cuadrados son minoría y no se venden mucho, aunque el Apple Watch tenga más o menos esa forma. Claro que eso no es un reloj, pero eso es otro tema…

Por otro lado, lo de innovar lo tienen más fácil las grandes empresas, con grandes presupuestos para eso y equipos de ingenieros dedicados a pensar y diseñar cosas extraordinarias. Es obvio que si puedes dedicar cientos de miles de euros y un par de ingenieros aeroespaciales a diseñar sólo la corona del reloj o el grado de abombamiento del cristal… algo bueno e innovador saldrá de ahí.

Así que lo de innovar en los relojes no es tan fácil como parece. Innovar no es el reloj pentagonal que decía antes, es algo un poco más sutil, es algo que se parece en un 99% a lo que hacen todos, pero tiene ese 1%, ese “twist” que lo hace diferente. Es la corona en la izquierda, es el dial 24 horas, es una sola saeta… siempre aparece alguien que te sorprende y te deja pensando eso de que por qué no se me ha ocurrido a mí. Y en muchas micromarcas veo eso: a veces la originalidad tonta (lanzar el reloj pentagonal sólo porque nadie más lo tiene) y a veces la originalidad real que no te puedo contar… porque aún no se nos ha ocurrido. Así que de momento ahí estamos con lo de los aviones y las carreras, mientras pensamos en otras cosas.

Te agradezco mucho que me hayas concedido esta entrevista. Puedes volver cuando lo desees. Por mi parte, estaré encantado de analizar los nuevos Aeroluft Racing y lo que pueda salir de Lutz y Aeravia.
Pues no me agradezcas mucho esta “concesión”, porque es justo al revés: soy yo el que te da las gracias por prestarnos atención. A nosotros y a otras muchas empresas de muchos sectores que tienen algo que aportar al mercado y a los que das voz en tu blog. Y por supuesto, tendrás ocasión de testear los nuevos modelos.

44 comentarios en “Entrevista a Víctor Vicente Goñi Vall de Aëroluft Watch Company”

  1. Enhorabuena por esta magnífica entrevista!
    Qué bueno que hay personas emprendedoras como este genio apasionado de los relojes como nosotros.
    Éstas empresas le hace bien al país mi hermano, ciertamente das tu grano de arena.
    Acerca de los relojes en cuestión, se observa calidad y honestidad en los precios, ojalá esta empresa siga dando de qué hablar. Gracias por este trabajo Guti, saludos desde México.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Ricardo. Como siempre digo, cuando los protagonistas tienen pasión y son transparentes, este tipo de entrevistas son un lujo. Su entusiasmo se contagia, se aprenden cosas que en otros lugares no vemos… Me encanta.

  3. Buenas tardes Javier, D A Herrero, D. Ricardo y resto de amigos.

    Javier mis felicitaciones por la entrevista y, también, al entrevistado.

    Se palpa que D. Vicente sabe dónde está y donde quiere ir. Entiendo su modelo de negocio y su segmento; cosa que se agradece en un mundo horológico donde más que tontos y relojes, diría listos y relojes.
    Me gusta especialmente las versiones relacionadas con la aviación. Dile a D. Vicente que se quede la marca Justina para los automáticos, sería todo un acierto. ; )

    Buenas tardes amigos.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Sergi. La verdad que conocí a Aeroluft cuando comenzaban, me gustó su concepto y me gustó su criterio/ética. Relojes de calidad a precio razonable. En seguida me sentí identificado además con su meta de lanzar un modelo automático, algo que queda claro que Vicente sigue persiguiendo. Esperemos verlo pronto.

    De Justina la última vez que miré seguía siendo propiedad de Grupo Otero, me imagino que si los concursos de acreedores ya eran lentos antes, ahora con el COVID más aún. Quiero decir que aunque hayan quebrado, aún siguen siendo los dueños de la marca, al menos hasta que todo se liquide.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias jostma. Mientras la hacía a mi también me sorprendieron muy agradablemente las respuestas de Vicente Goñi. Un tipo que tiene una visión muy clara, y que creo que coincide mucho con la nuestra y con la mía, pero que además es capaz de transmitirla con mucha facilidad.

  6. Buenas noches Javier. Gracias por contestar.
    ¿D. Ricardo cómo está el bicho en México; mi hermano brindamos ya con Tequila?
    Si que tiene buena pinta la empresa. Se podrían animar con los digitales….. ja ja ja : )
    Buenas noches amigos.

  7. No se si está feo que uno comente en su propia entrevista, desconozco el protocolo en estos casos. Pero no quiero dejar de agradecer comentarios tan amables (también daría las gracias si no lo fueran, al menos se habrían tomado la molestia de leerla). En fin, gracias a todos. Vamos a seguir trabajando para que todas esas realidades, y sobre todo esos proyectos sean una realidad cercana. Y aquí estaremos, si Javier nos lo permite, para contarlo.

  8. Un youtuber de tecnología con casi un millón de seguidores hacía reviews de móviles, portátiles, etc. Un día cambió el enfoque de negocios y «diseñó» unos cascos, y empezó a venderlos.
    En seguida salió la información de que era un producto hecho por una marca blanca con re-branding, y el negoció se le terminó.
    Del entrevistado en esta nota, se puede decir que es poco vista la honestidad con la que responde. Admite sin dramas que el reloj coincide casi exactamente con uno que se ofrece en Alibaba.

    Mucho canal de venta online, mucho contenido digital, y al final depende de un producto físico fabricado en China por una marca blanca.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Al menos hablando por mi, estoy encantado de que comentes por aquí Vicente, y me imagino que el resto de lectores y comentaristas coincidirán conmigo.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    La mayoría de componentes en relojes de menos de 1.000€, incluyendo los Swiss Made se producen en Asia samoa, sobre todo Hong Kong y China. Por su precio Aeroluft no es una excepción. El asunto es que muchas de estas fábricas con el paso de los años venden esos diseños a terceros, o ellos mismos los fabrican muy parecidos bajo su propia marca. Es decir, toman la idea de su cliente y la usan ellos.

  11. Una aclaración importante: el reloj de Alibaba era una copia que un chino hizo del nuestro, por eso me puse en contacto con él. El reloj lo diseñé yo personalmente con Photoshop sobre una layout en blanco de nuestro fabricante, que nunca lo había hecho.
    Alguno pensará ¿quién te crees que eres para que te copien, Rolex? No, obviamente, pero el reloj se hizo en mi PC y el reloj de Alibaba no era de nuestra fabrica, es todo lo que puedo decir.

  12. Aficionadoalosrelojes

    Hola Vicente

    Aunque por el momento no me interesa ninguno de los modelos que comercializáis en la web, no me interesan los relojes gigantes, he de felicitaros por toda la información que ponéis sobre el producto en la descripción. Espero que mantengáis esa política de transparencia.

    PD: Si quieres que me plantee ser cliente, tendréis que sacar modelos con un lug to lug de 46mm o menor.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco la aclaración Vicente. Desgraciadamente es algo que ocurre en el 100% de los casos que un reloj tiene éxito. Las fábricas chinas empiezan a filtrar información del diseño, o incluso proporcionan los componentes a otros.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo por el contrario Aficionadoalosrelojes los prefiero grandes. Aunque como idea de sondeo, una versión más contenida no suena descabellado. Gracias por el aporte.

  15. Transparencia a toda prueba de Vicente, le deseo lo mejor pues sus relojes son extraordinarios y su honestidad aún más.(acerca del tamaño de éstas piezas, hay gustos para todos)
    Con el permiso de Guti, comento que ya podemos brindar con tequila Sergi, por la baja del Covid y por estos relojes de Vicente. Saludos y les mando un abrazo a todos desde México.
    ¡Muchas gracias Guti por este gran espacio!

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Ricardo. Son ese tipo de empresarios relojeros a los que hay que apoyar y dar difusión. Ojalá existieran muchos más tanto en México como en España.

  17. Muchas gracias a todos otra vez. Me sorprende eso de que la transparencia sea la excepción. Hacemos relojes, no misiles nucleares ni satélites espía. Creo que ser transparente dentro de lo que se puede (y se puede ser mucho) sin comprometer “secretos” de empresa, tendría que ser lo normal. Así lo entiendo yo, y así me he expresado aquí. Saludos!

  18. El entrevistado dice:

    «El fabricante me envió un layout en blanco de un reloj que nunca habían fabricado y que se ajustaba casi exactamente a lo que queríamos. Tampoco era muy difícil, básicamente hacía el boceto en Photoshop y luego el fabricante lo ajustaba y me lo enviaba para aprobar ya bien hecho.»

    Entonces, el diseño en Photoshop del empresario coincidía casi totalmente con un producto disponible y customizable por un fabricante chino.
    Conclusión: el reloj es hecho por un proveedor de marca blanca.

    Decir cualquier otra cosa es negar lo que el empresario dice en la entrevista.

    Saludos

  19. No, amigo SAMOA. No es así. Si soy transparente lo soy, no? Ese reloj era un diseño (ya sabes: tres agujas, dos subdiales, números…) del fabricante EN BLANCO. No es un reloj que yo le pongo mi marca a lo que hay y listo. Colores, textos, backcase, correa…es todo nuestro. Los moldes de la caja los he pagado. Son nuestros (no valen una fortuna ni mucho menos). Ese reloj NO es de marca blanca porque nadie más lo tiene. Un fabricante que está en Alibaba (y que no es el mío, de hecho ni siquiera está en la misma ciudad) lo tiene con MIS diseños. Lo ofrece en su página de Alibaba. Igual que ofrece relojes idénticos a Rolex, IWC, Seiko, Panerai, Citizen, Daniel Wellington, UBoote… incluso Apple Watch. No me comparo, sólo digo lo que salía en su página. Nuestro reloj no está disponible para ponerle tu marca en mi fábrica. Y por supuesto no está en su página. Un saludo.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que con eso de la transparencia se refieren a sinceridad Vicente. En tu entrevista has explicado muchas cosas, información que pocos conocen, e incluso alguna cosa que no demasiado buena (por ejemplo lo del chino). Otras marcas u otros entrevistados se lo toman como una tarea de relaciones públicas, dicen lo bonito y lo que les interesa, y el resto lo esquivan. De ese modo consiguen una entrevista que es poco interesante porque después de todo no explican nada que no se sepa. Tu caso es distinto y has sido capaz de entrar en detalles y exponer planes de futuro.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Alucino Vicente. Así que una factoría que se dedica a vender falsificaciones de relojes caros ha decidido falsificar un reloj de 99€ como el vuestro. Y bueno, si lo ha hecho es porque los vende… En el fondo no entiendo a la gente… La lectura positiva es que es un honor que lo haya hecho, aunque sea para mal te incluye dentro del grupo de IWC y Seiko.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues lo de DW es justo lo contrario a la transparencia que hablábamos. Vender relojes con un Miyota de cuarzo y cristal mineral a 200€ cuando su precio no debería ir más allá de los 50€.

  23. Buenas tardes D . Javier, D. Vicente y resto de amigos.

    Buenas tardes de los deshonrados espero cualquier cosa; he visto falsificaciones de relojes que valen 69 euros en mercado gris (los Orient tres estrellas), hemos visto falsificaciones de Casio más caras que los originales, homenajes de homenajes homenajeados (los tortugas que mostraste guti). Un honor D. Vicente, como dice Javier.
    Una pregunta Vicente ¿ha explorado la posibilidad de montar módulos de alimentación solar? ¿relojes de remonte manual (cuerda)?. Muchas gracias.

  24. No todavía Sergi. Hay que andar antes de correr! Hoy estamos con cuarzos Seiko, mañana estaremos con automáticos Miyota y pasado con automáticos suizos de STP.
    La semana que viene… bueno no descartaba el tourbillon de Seagull: hacer un japonés… lo lleva algún Grand Seiko y no sé si lo venden a terceros (no creo, y en caso afirmativo a saber a qué precio), y suizos… inviable a no ser que venda el reloj a precio de angula de Aguinaga en Navidad, y no es mi filosofía.
    Incluso en Seagull hacen un doble Tourbillon. En China (y tengo bastante experiencia con ellos desde mitad de los 90) hacen lo que quieras con la calidad que les digas. He estado en una fábrica en la provincia de Guangdong que fabricaba cuberterías para la empresa donde yo trabajaba que se vendían a 25€ en Carrefour, y en la línea de al lado estaban con cuberterías para una marca alemana top que se venden por más de 1.000 euros en tiendas del barrio de Salamanca.

  25. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El mundo o mejor dicho el inframundo de las falsificaciones es toda una paradoja Sergi. Pero justo de eso que comentas, si al final alguien falsifica Orients de 69€, o vende Casios a precio más caro que el original es señal de que hay gente dispuesto a comprarlos. Quizás cada vez seamos más ingenuos, o puede que tengamos menos interés en documentarnos y aprender un poco sobre aquello que vamos a comprar.

  26. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Serán muy bienvenidos Vicente, tanto los Miyota como los STP. Es cuestión de no estancarse y seguir tirando adelante con cosas diferentes.
    Qué yo sepa Seagull si que vende a terceros, la otra cosa es que siendo pequeños y sin ser asiáticos no vas a recibir la atención que dan los de STP, que esos lo hacen genial tratando por igual a grandes y pequeños, porque al final si lo piensas, todo es negocio para ellos.

  27. Me refería al tourbillon de Seiko, Javier. Eso es lo que no tengo ni idea de si venden a otros. El de Seagull… lo lleva un Colomer & Sons, por ejemplo. En todo caso es una posibilidad lejana, tenemos muchas cosas antes de llegar ahí.

  28. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Ahh, perdona Vicente. No lo había entendido. No tengo la certeza, pero lo dudo. Creo que las «especialidades» se las guardan para ellos. Supongo que si vendieran esos calibres aparecerían en la web de TMI.

  29. Buenas noches D. Vicente, gracias por contestar.
    Solo me resta darte la enhorabuena por la valentía. Los amantes de relojes somos un poco «talibanes» del decoro horológico. Te decía lo del módulo solar porque de eso no hay mucho en el mercado (no es tan masivo como el cuarzo) y lo de la cuerda o remonte [porque me gustaría, : ]_ _ ], pero estoy seguro que le sacaría alguna pega.
    D. Vicente ánimo y al toro…. que le vaya bien y mantennos informado.
    Gracias.
    [PD gracias Javier por darnos este espacio]

  30. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sí que somos un poco talibanes Sergi. Por eso les digo a casi todas las marcas que los aficionados, no son generalmente su cliente. Aficionados somos 4, así que como mucho se venderán 4 relojes.

  31. Muy buena entrevista, me ha encantado. Gracias por el currazo que te pegas por ofrecernos contenidos tan interesantes de forma altruista, Guti.

  32. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Esmeralda. Comentarios como el tuyo son los que motivan para seguir ahí, dedicando tiempo y trayendo a protagonistas interesantes.

  33. Buena entrevista y buenas reflexiones de como estan los autónomos en España ,de las replicas sin consentimiento y de los relojes en general. Ojalá que al Sr. Vicente le vaya bien y dentro de muchos años sigamos viendo sus relojes.
    Un saludo.

  34. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Alfonso. Por desgracia no siempre tienen éxito los mejores o los que tienen el mejor proyecto, pero por lo que conozco de Relojes Aeroluft, me gusta lo que hacen y me gusta la visión de Vicente.

  35. Ojalá sigamos dentro de muchos años, Alfonso, y veas aquí las reviews de Javier de los relojes. Trabajamos en ello. Gracias a todos por vuestros deseos, en ello estamos para que no dependan de encontrar una lámpara con un genio dentro sino de que lo hagamos bien. Saludos a todos!

  36. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Como dices en el siguiente comentario Vicente, es cuestión de seguir haciendo calidad y siendo éticos. Exactamente lo mismo que estáis haciendo. Poco a poco el boca a boca se irá extendiendo y os permitirá embarcaros en nuevas ideas, que por supuesto estaré encantado de reseñar aquí.

  37. Llego tarde a esta fiesta. Y lo llamo fiesta porque es un festín leer una entrevista de alguien que transmite conocimiento, experiencia y pasión, que rezuma autenticidad por todos sus poros.

    Por cierto, me parece curioso que un alguien que se permite el lujo de posar un poco como un payaso para las fotografías de la entrevista sea una de las personas entrevistadas de esta serie que habla más en serio. Me ha ganado cuando ha dicho: «Fue allá por 2017 cuando la empresa en la que estaba no funcionaba y decidí que era hora de trabajar para mí. A las grandes empresas se les llena la boca diciendo que su mejor activo es su gente, pero no tienen problema ni se ponen colorados cuando despiden en masa a su personal, que según ellos es lo mejor que tienen.» Palabras de un señor que en el fondo se toma muy en serio lo que hace.

  38. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias un relojista. Tienes razón, Vicente es capaz de tomarse con humor incluso las cosas serias. Y creo que así es como todo mejor sale. Divertirte en el trabajo es lo que te permite que te apasione.

  39. Gracias Un Relojista. La verdad, intento tomarme con humor todo lo que puedo, reírme de todo lo reíble, y por supuesto de mi mismo el primero. Ya hay demasiada gente en todos los sectores que se toma a si misma demasiado en serio y se ofenden en cuanto rascas un poquito. Además hacemos relojes, no intentamos encontrar la cura del cáncer o encontrar la solución definitiva al hambre o a la guerra en el mundo, lo que hacemos está bien y nos gusta, pero tiene la trascendencia que tiene. Para nosotros, mucha, pero en el contexto mundial…
    Y al final es así: si te divierte y te gusta lo que haces, es más fácil (o mejor dicho, menos difícil) que las cosas salgan bien.

  40. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Vicente, de parte de un relojista y del resto de lectores agradecerte tu tiempo, no sólo en la entrevista, sino tu implicación en cuanto a aclarar conceptos y opinar en los comentarios. Da gusto contar con gente como vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *