Mr Jones Robotto Shi

Mr Jones Robotto Shi

Si la última reseña de relojes que publiqué fue la del Casio G-Shock GBD-H1000, no dejamos de lado los modelos digitales para revisar en detalle una pieza muy especial.

A principios de agosto caí totalmente rendido ante el Step right up de Mr Jones Watches, una pieza diseñada por Ryan Claytor y que como montaba un calibre de cuarzo, me hizo dudar. Cuando finalmente me decidí estaba agotado, así que debí renunciar a él. Hace unos días navegando por la web me di cuenta que habían vuelto a lanzar aquel bonito reloj. Lo que fue aún mejor es que agregaron dos nuevas referencias, esta vez sí, mecánicas que me enamoraron. Los Number cruncher y Robotto Shi. Éste último ha sido el elegido para esta reseña, un reloj que desborda originalidad por todos sus costados.



Ficha técnica

GéneroUnisex
CajaAcero inoxidable 316L con recubrimiento PVD. 37mm de diámetro sin contar la corona. 10mm de alto.
CoronaA presión de acero
EsferaMulticolor
BiselFijo de acero inoxidable PVD
CristalMineral
LumenNo
TraseraAcero inoxidable a presión
CorreaMalla milanesa negra de 18mm de ancho
FuncionesHora, minutos
Resistencia al agua5 ATM (50M)
PesoN/D
MovimientoSeagull ST-1721. 21.600 vph, 20 rubís
ComplicacionesHoras saltantes. Carga automática con rotor bidireccional. Remonte manual
Prestaciones42h de reserva de marcha. -30/+30 segundos/día
OrigenMade in London
Garantía1 año
PVP215£ (236€ al cambio)
DistribuidorMr Jones Watches

Presentación

Quien compra un reloj de Mr Jones Watches es porque valora el diseño. Tan pronto lo reciba no va a sentirse defraudado porque ya empezando por su packaging externo llama la atención la ilustración tipo plumilla que decora la cubierta de color blanco. Respira un aire retro llamándome la atención el primer titular: «The good horologist».



Una vez que retiramos la cubierta encontramos una caja de madera alargada así como un folleto de la marca.



Si abrimos la tapa de madera lo que vemos es el manual de instrucciones del reloj. Un pequeño díptico muy bien impreso que contiene el concepto y las instrucciones del reloj. Esencialmente la misma información que encontramos en la página de producto de la web. Es destacable que el robot del reloj es también metalizado en el manual. Están trabajando en la posibilidad de descargarlos de manera independiente en formato PDF, algo que valdría la pena la pena pero que de momento aún no es posible.



Finalmente nos encontramos el reloj firmemente colocado sobre un almohadillado sintético. Una especie de espuma tipo porexpan, pero más rígida.



Quizás lo hayamos pasado por alto, pero en la otra hoja de la capa de la caja, en su reverso, encontramos la firma de la marca en un discreto bajorrelieve negro. Son de esos detalles cuidados que dan una idea de lo pensado y bien desarrollado que se encuentra el conjunto.



La dotación como ya he comentado consiste en el díptico que hace las veces de manual y el catálogo corporativo de la marca con sus referencias más importantes.



Introducción

Mr Jones Watches o MJW es la empresa fundada por Crispin Jones, conocido Mr. Jones de ahí el nombre de la empresa, en el año 2007 en Londres. A día de hoy han creado más de 100 diseños diferentes y Crispin además de fundador sigue manteniendo la dirección general y la responsabilidad del diseño.



La marca empezó a sonar cuando lanzaron el Colour Venn, empezando a definirse como relojes únicos dotados de una gran creatividad en cuanto a diseño y estética, pero también ante un cada vez menos común Made in London.

Si bien son guardatiempos que podríamos considerar de moda o de tendencia, su filosofía es muy lógica. Ya que un reloj es cada vez menos necesario para saber la hora, los relojes deben ser objetos que nos proporcionen algo diferente. Así que la originalidad en Mr Jones llega también a la forma en la que se visualiza el tiempo, todos ellos de una manera muy poco convencional y el caso que nos ocupa sin ser ninguna excepción. «Always unconventional» (Siempre no-convencionales) como ellos se definen.



Los relojes de MRJones son piezas de arte que han creado diferentes artistas invitados. El artífice del Robotto Shi es Onorio D’Epiro, un diseñador e ilustrador que vive en Bedfordshire y que ha expuesto sus obras en Berlin, Londes y Ciudad de Mexico. De hecho D’Epiro es también el responsable del bonito Number cruncher.



Ambos modelos, el Number cruncher y el Robotto Shi fueron lanzados en 2018 y 2019 respectivamente como series limitadas con una tirada de solamente 100 unidades cada uno. No ha sido hasta este año 2020 que visto el éxito han decidido incorporarlos a su catálogo en principio de manera definitiva.





Robotto Shi es un robot con un gran corazón pero con una intención oscura. Quiere compartir su amor con los habitantes de Tokio, la ciudad representada en la esfera, trayendo destrucción, el único medio que conoce. Un robot con un gran corazón que con sus gigantescas dimensiones destruye todo a su paso.

Mister Jones son una empresa pequeña y además cercana que si bien adquieren las fornituras de Asia (China), las ensamblan manualmente y prueban en Londres. Son Elena Timbaliuc y Cat McGinty las que llevan a cabo el montaje, mientras que Paul Wardski es quien imprime las esferas. Un proceso laborioso que debe hacerse individualmente color a color. Una dedicación personal y humana digna de una firma de lujo, pero que a cambio, ofrecen sus productos a precios muy razonables.

Diseño y construcción

El Mr Jones Robotto Shi se define como un reloj unisex, por eso tiene un diámetro de 37mm sin contar la corona. Menos de lo que estamos acostumbrado en relojes de ámbito masculino. Incluso diría que hoy en día las mujeres han ido pasando de los tradicionales 36mm hasta los 38mm o incluso 40mm, así que sobre el papel, el reloj parece quedarse un poco escaso en cuanto a dimensiones. Está muy compensado porque su altura es de sólo 10mm de alto, muy poco en un reloj mecánico de carga automática, menos aún que el Circula Classic Automatic. La caja es toda de acero inoxidable 316L con un recubrimiento PVD negro pulido a brillo.



La corona es a presión también de acero en color negro. Cuenta con una resistencia al agua de hasta 50M suficiente como para que nos podamos duchar con él. Va sin firmar, me imagino que intencionadamente para no restar protagonismo a la esfera. Se encuentra ligeramente integrada en la caja, como si estuviera escamoteada, así que cuando miramos el reloj cenitalmente apenas la vemos, de nuevo centrando la atención en la esfera. Llama la atención que en el extremo opuesto, a las 9, hay una especie de corona. Ésta si que está firmada por MJW y es puramente decorativa.





Algo de lo que pecan los relojes creativos es de primar el diseño sobre la funcionalidad. La filosofía del Robotto Shi, cercana a los relojes digitales mecánicos de antaño en donde vemos la hora no la indican las manecillas sino unos números, lo convierte en fácil de leer. Especialmente la hora que usa un fondo claro con caracteres oscuros y en menor medida los minutos que con poca luz cuestan de distinguir.

El cristal es mineral endurecido, tipo hardlex y ligeramente abombado. Es muy transparente proporcionando buena lectura, incluso en ángulos muy perpendiculares lo que nos permite apreciar las diferentes alturas y relieves de los elementos en la esfera. No habría estado de más una capa externa de zafiro para mejorar su resistencia a los arañazos. La buena noticia es que están trabajando en que el cristal sea completamente de zafiro. Eso les va a requerir utilizar un nuevo tipo de caja, algo que ya están aplicando en los nuevos modelos. Parece ser que si todo va bien, a partir de 2021 los relojes de Mr. Jones empezarán a montar cristales de zafiro.



Su punto central es la esfera. Una ilustración de fondo que en tonos neón representa un Tokio que parece postapocalíptico. Sobre ella Robotto Shi, el robot en metal plateado. Las horas se muestran en la luna a las 1, justo encima de la cabeza del robot. Los minutos lo hacen a través de la apertura amarilla en el cuerpo del robot que, lleno de ternura, simboliza el conteo de la cantidad de amor que ha dado, y por tanto de daño que ha causado.



No hay ningún tipo de lumen aplicado, lo cual es una lástima. Usado sobre los dígitos en los discos de las horas y los minutos podría permitir su lectura nocturna. Aplicado sobre el robot o el fondo, podría darnos una estética misteriosa durante la noche. Puesto en contacto con MJW me han aclarado que el procedimiento no es tan sencillo. Lo intentaron hace un tiempo, y debido a las complejidades y las particularidades de la tinta para la impresión de la esfera el lumen se manchaba. Estoy seguro que sus ingenieros lograrán sorprendernos con algo así.



La trasera es de acero inoxidable, pero va a presión en vez de a rosca, algo que no va en consonancia consonancia con el resto de materiales del reloj que son buenos. Lleva grabado a Robotto y la firma de su responsable. Por 10£ MJW nos permite grabarlo con el nombre que deseemos.



El brazalete es una malla milanesa de color negro y 18mm de ancho. Es de acero inoxidable y se puede comprar por 20£. Me gusta porque es ligera, cómoda y además el propio usuario puede ajustarla fácilmente.



El cierre va firmado. Mr Jones ofrece otros tipos de correas en su web.



Los londinenses no declaran ninguna cifra en cuanto al peso del reloj. Según mi balanza es de 80g, nuevamente una ligereza que lo hace cómodo de llevar.



Movimiento

Su diseño y su filosofía de funcionamiento, obligan a montar una maquinaria que no se ve a menudo. Es de la familia Seagull TY2700 / ST17 de Tianjin Watch Factory. Es el mayor fabricante, y el más reputado de calibres en China motivo por el cual lo encontramos en relojes tan variados como los de su propia marca Sea-Gull, pero también el Sugess Mechanical Chronograph Moonphase o el Vintro Le Mans 1952.

En concreto en Mr. Jones Watches montan el ST1721 / TY2709 con la complicación de horas saltantes a las 12, minutera central y segundero pequeño a las 6. Ofrece remonte manual pero sin parada de segundero. Que no tenga hacking o parada de segundero no es algo importante en este reloj, puesto que no representa los segundos en modo alguno.



Las horas saltantes o jump hours es lo que hace que la hora pase directamente de una hora a otra. Por poner un ejemplo, en un calibre como el que todos conocemos, la manecilla horaria se va moviendo regularmente al tiempo que transcurren los minutos. Empieza marcando la hora exacta a en punto, y se va desplazando. Cuando los minutos marcan 30, la aguja se sitúa entre dos horas distintas. Con la hora saltante, a en punto la aguja marcará una hora. Permancerá invariable hasta que transcurridos 60 minutos avance completamente hasta la siguiente hora, sin haberse movido entre tanto.



Es una maquinaria automática con 20 rubís. Tiene rotor de carga bidireccional, así que es suave y silenciosa. Late a 21.600 vph tiene rotor de carga bidireccional proporcionando una reserva de marcha de hasta 42 hora y una desviación máxima diaria de -30/+30 segundos al día.



Puestos a darle más dinamismo se podría haber aprovechado el movimiento del segundero para hacer girar algún elemento de la esfera, algo parecido a lo que hacen los de Humism. Combinar movimiento espectacular con la creatividad de las horas saltantes sería impresionante.

Sensaciones

En la muñeca es ligero y por tanto cómodo. Además como es tan plano no molesta en absoluto. La calidad del pulido del PVP exterior es muy buena. Sin embargo todo ello creo que pasa a segundo plano, puesto que no creo que quien lleve este reloj sea por su calidad de construcción, sino por su estética. Se dice que Italia (Milán) es la capital del diseño, Francia (París) de la moda y Suiza de la relojería. Pero han tenido que llegar estos señores del Reino Unido para descubrirnos que el diseño, al menos en cuestiones relojeras es londinense.



Como las asas están muy separadas de la caja (la distancia entre ellas es de 46mm) aparente un reloj más grande. Es por ese motivo que hubiera preferido ese tamaño extra para poder deleitarme con la decoración y la ilustración en la esfera en vez de las asas, porque es sensacional. Tanto a nivel del grabado que tiene la forma del robot como de la ilustración de la ciudad que queda por debajo. Dependiendo del grado de presbicia al indicador de minutos le falta algo de contraste y/o tamaño, pero al final se acaba viendo. La hora en cambio se ve muy bien. Es por ese motivo que pienso que un mejor contraste. Con los 40mm de los The Everyday Special o Fantastic Exploits sería suficiente.



Acostumbrado a relojes convencionales, su originalidad me ha dejado unas sensaciones muy agradables. Tanto que si en algún momento se lanza algo parecido al Step right up con maquinaria automática y un mayor diámetro, será mi segundo Mr.Jones. Eso sino el tercero o el cuarto. La sensación se parece un poco a la de un reloj monoaguja porque la precisión es de entorno a 2 minutos, siendo difícil saber si son las 10 y 22 o las 10 y 24. Uno se acostumbra a disfrutar el reloj y del paso del tiempo sin más.



Conclusiones

Swatch fue hace casi cuatro décadas la tendencia en cuanto a relojes de diseño asequibles. Mucha renovación de las colecciones, precios razonables y gran cantidad de modelos. Sin embargo su trabajo se limitaba a ofrecer relojes combinando diferentes tonos, a lo sumo imprimiendo distintos motivos en la superficie de la esfera. Mr. Jones ha ido un paso más allá porque además de colores ofrece ilustraciones y una forma muy diferente de ver la hora. Una experiencia única en relojería.



El precio de 236€ al cambio es asumible por casi cualquier persona, algo que debemos agradecer a la marca puesto que aprovechando esa exclusividad podría haber optado por incrementar injustificablemente sus tarifas. No hay muchas compañías capaces de competir con MJW. En una franja similar de precios tenemos a Humism menos bonitos pero más dinámicos; mucho más caros son los Xeric, pero ninguno de ellos con el encanto y la calidez de la ilustración que nos muestra el Robotto Shi. En algunos distribuidores españoles se puede conseguir por 216€ lo que supone un 10% de descuento. Curiosamente en Amazon está más caro que el precio oficial.



▲ Más▼ Menos
Diseño genuino y único
Esfera adorable y atractiva
Diámetro algo escaso
Contraste mejorable en los minutos



14 comentarios en “Mr Jones Robotto Shi”

  1. Original es. Tendrá su público, pero para alguien como yo que ya necesita gafas de cerca, consultar la hora puede necesitar un ejercicio de concentración y casi un ritual.
    Gracias por descubrirnos este tipo de relojes. Estoy sorprendido.

  2. Buenos días D. Javier y resto de lectores.

    Muy buena reseña y curioso reloj.

    Me gusta el diseño, sobre todo la esfera, juega con los planos y las perspectivas ( impresionante) además de integrar las horas de manera discreta.

    El precio es asequible ( comparado a un reloj montado y controlado en europa) con un diseño original. Hay marcas que le ponen la lengua de los Rolling y te cobra dos unidades de mil.

    Los cuarzo tienen el mismo precio? Cómo consigan bajar costes en quarzo creo que se pueden fundir a los Swatch que cada vez los veo más flojitos.

    Buenos días y feliz domingo

  3. Buenas tardes amigos,

    Curiosa máquina. Digna sin duda de la galería de relojes que preparas.

    Enhorabuena por la adquisición, me gusta mucho su originalidad, aún siendo yo mismo, o considerándose al menos, el paradigma de la clasicidad… Me está tentando hacerme con uno cuando pueda permitírmelo. Mecánico, por supuesto.

    Gracias por la review, un saludo a todos.

  4. Tienen modelos similares en cuarzo Sergi. El precio es algo más barato: 175£, aunque no suficiente para competir con Swatch. En todo caso, Swatch ofrece diseño y colores, pero sobre piezas de plástico. Estas son metal y cristal de verdad. Estoy contigo, el trabajo artístico no sólo es muy original, también muy desarrollado con diferentes colores y niveles de profundidad.

  5. Pasada de embalaje, es casi más chulo que el reloj.

    Añadir los segundos animados es una gran idea, y si el movimiento permite hacerlo estaría genial. Sobre el contraste de los minutos, tienes mucha razón, y por el color del robot, el fondo del corazón debería haber sido blanco, es lo que está pidiendo a gritos.

  6. Aunque para mí ya no es apto este reloj por la edad, tengo que admitir que es un excelente reloj y muy divertido.
    Gracias por este trabajo Guti que nos sigue dando más conocimiento de la orologia.
    Un gran saludo a todos.
    (Sergi, en México están aumentando casos por Estados, no estamos fuera de peligro aún, en Yucatán estamos a medias en el asunto de contagios, gracias por preguntar mi amigo)
    Cuídense mucho por favor.

  7. Cierto que hay que tener buena vista, pero entre mis mecánicos favoritos siempre estarán estos relojes donde cada salto de hora se convierte en un acontecimiento digno de ser observado. En este caso suben además la apuesta con el desenfado de unas artes que hacen del conjunto un reloj muy divertido y original; eso sí, personalmente echo en falta que alguna marca se anime lanzar un jump hour con la apariencia completa de reloj digital como hacían antaño. Por cierto Javier, he visto en la web de Timex.es que ya está disponible el digital de acero Q Timex Reissue Digital, no es una petición pero estaría genial ver una review de este modelo ya sea en tu blog o en ZonaCasio.

  8. Es como un soplo de aire fresco Ricardo. En Mr. Jones han aprovechado los existentes movimientos con horas saltantes para implementarlos de una forma muy creativa y original. La verdad que me encantan este tipo de apuestas.
    Veo que por desgracia la cosa está en México como en España, el maldito COVID está repuntando… Cuídaros muchos.

  9. @Guti

    Parafraseando al El Comidista, Swatch es uno de los ‘Aargs’ de la relojería.

    En caso de que rayes o rompas el cristal, en los Swatch hechos plástico olvídate de cambiarlo. En los Swatch de la gama Irony sí se puede hacer este cambio, aunque fuera del SAT del fabricante, utilizando un cristal hecho por un tercero y sin garantías en lo relativo a la estanqueidad. Y de remate, su sistema de anclaje de las correas a la caja del reloj: no aporta nada en comparación con el habitual, salvo incompatibilidad.

    ¿Los Sistem 51? Sí, los Swatch automáticos. Pues más de lo mismo: imposibles de reparar, y también de regular.

    Aunque lo anterior me lo podía haber ahorrado. De acuerdo al fabricante, los relojes Swatch no están pensados para ser reparados: son relojes de usar y tirar. Lo único que admite es, en el caso de los de cuarzo, un cambio de pila

    Puede que los relojes Swatch sean un prodigio de la técnica en lo referente al proceso de fabricación. Hay modelos muy bellos, pero como dice el refrán, «La mona vestida de seda mona se queda».

    A mí los relojes Mr Jones no me gustan nada. No obstante a mí me merecen un respeto del que no son acreedores los relojes Swatch.

  10. A mi tampoco me gusta Swatch un relojista. Son relojes de usar y tirar. Nacieron así, y así terminarán. Eso no quita que Sistem51 me parezca admirable, siempre y cuando sea cierto eso de que duran 20 años, porque parece ser que al menos en los primeros modelos no ha sido así. En cuanto a calidad, me quedo con Mr. Jones, también en cuanto a originalidad.

Deja un comentario