Neucarl The Sept Mai

Que Francia es un país capaz de innovar en diseño relojero es algo que quedó demostrado con el René Mouris Cygnus o el Briston Clubmaster. Así que después de acercarnos a la Selva Negra con el Circula AquaSport STP1-11 hoy analizaré a fondo el The Sept Mai de Neucarl Watches. Se trata de un reloj que combina dos términos que parecen opuestos, lo retro y lo futurista, es decir, apuesta por el retro-futurismo. ¿Cómo? Pues para empezar porque combina unas líneas modernas y actuales, pero por el otro, utilizan una maquinaria mecánica de cuerda. Sigue leyendo y lo descubrirás.



Neucarl The Sept Mai

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L. 41mm de diámetro sin contar la corona. 10,5mm de alto (8,35mm sin contar el cristal)
Corona A presión de acero
Esfera Negra
Bisel Fijo de acero
Cristal Zafiro
Lume
Trasera Atornillada de exhibición
Correa Correa de cuero negra de 20mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua 50M (5 ATM)
Peso 54g
Movimiento Sellita SW-215. 19 rubís. 28.800 vph
Complicaciones Cuerda manual
Prestaciones +/- 12 segundos/día. 42 horas de reserva de marcha
Origen Francia
Garantía 2 años
PVP 599€ + IVA
Distribuidor Neucarl Watches

Presentación

El Neucarl The Sept Mai se presenta en un estuche de cartón de color negro. Es una cajita de buena calidad pese a ser de cartón. Impreso en blanco lleva un diagrama del reloj así como la identificación de la marca y el modelo.



Neucarl The Sept Mai

Una vez levantada la cubierta encontramos el reloj protegido por una horma de porexpán gris oscuro.



Neucarl The Sept Mai

La dotación incluye una tarjeta de garantía así como una nota de agradecimiento del fundador de Neucarl, que no obstante, no va firmada a mano.



Neucarl The Sept Mai

Al tratarse de un modelo destinado a reviews para la prensa, se incluye también un recordatorio de las especificaciones principales del reloj, el material que la mayoría usarán para copiar y pegar en sus «reviews».



Neucarl The Sept Mai

La tendencia minimalista es evidente, sin querer agregar nada innecesario lo cual es algo positivo. El problema es que la documentación no cabe en la caja del reloj, así que tendremos que conservar el sobre y la caja por separado. Por otro lado, tampoco se permite de momento descargar su manual de instrucciones en formato digital, lo cual es un contrasentido, especialmente si la apuesta se basa en el diseño.

Introducción

François Carlier es el fundador y diseñador de Neucarl Watches, la firma que comenzó en Montpellier (sur de Francia) en 2019 y que lanzó su primer proyecto en Kickstarter e Indiegogo en 2020.



Neucarl The Sept Mai

Que sea una marca de una sola persona al igual que Fuga Watches o Matthew & Son le permite una libertad creativa que de otro modo sería casi imposible, tendría que estar a expensas de terceros. Pero por otro lado, ello redunda en dificultades financieras que tienen que salvarse con ingenio, y ahí es donde entra el concepto retro-futurista de este Neucarl Sept Mai.

Todas las variantes son de tirada limitada a 99 unidades, formando la gama las siguientes opciones:

Paris Edition: Esfera con fondo en gradientes de rojo e impresiones en blanco (449€)
Reykjavik Edition: Esfera con fondo en gradientes de gris e impresiones en azul claro. (449€)
New York Edition: Esfera con fondo en gradientes de azul e impresiones en naranja. (449€)
Roma Edition: Esfera blanco metalizado e impresiones en negro. (599€)
Berlin Edition: Esfera negro metalizado e impresiones en azul claro. (599€)



Neucarl The Sept Mai

Debo decir que mi favorito era el Sept Mai Roma Edition, con esfera blanca y muy legible, si bien al estar ante una unidad cedida para los medios no ha sido posible elegirla, así que la protagonista será pues la Berlin Edition.

La denominación de «The Sept Mai» corresponde a la fecha del 7 de mayo, el día de 2015 en el que François decidió abandonar su carrera de arquitectura y centrarse en tareas que le aportaran valor a su vida. Puede parecernos que el fundador sea un jovencito irresponsable, sin embargo a sus 41 años, el señor Carlier con su espíritu emprendedor a aprendido a saber lo que quiere, y en la parte que nos toca, lo que quiere para sus relojes. En «Neucarl», precisamente el «Neu» (Nuevo) simboliza esa renovación, mientras que el «Carl» es la contracción de «Carlier».

Diseño y construcción

En el The Sept Mai no se utiliza ningún componente genérico, todos están diseñados y fabricados a medida para este reloj. Es algo que se nota con solamente mirar las particulares formas de la caja con sus asas que parecen superpuestas y quedan espectacular, por esa razón la denominan Floating Case™, es decir, caja flotante. Es de acero inoxidable 316L con acabado pulido a espejo y un tratamiento antiarañazos del que no se dan más detalles. Su diámetro es de 41mm, creo que perfecto para un reloj así.



Neucarl The Sept Mai

La corona tiene un anillo en bajorrelieve en su parte central. Es una combinación que suelo ver en relojes de índole más deportiva pero que de algún modo en Neucarl han conseguido que se vea diferente, y también elegante. Es de acero inoxidable, va firmada con el logotipo de la marca y funciona a presión. Con un hermetismo al agua de hasta 50 metros no se necesita más, y siendo su movimiento de remonte manual es la solución más práctica.



Neucarl The Sept Mai

Monta un cristal de zafiro curvado, lleva tratamiento antirreflejante y pese a su convexidad ofrece una excelente legibilidad desde cualquier ángulo de visión, algo que no es habitual en este tipo de cristales. Estéticamente queda magnífico ya que el reloj parece aún más plano de lo que es 8,35mm sin contar la curvatura del cristal y 10,5mm contándola.



Neucarl The Sept Mai

La esfera es tipo sandwitch en donde la zona central en color blanco está bajo la superficie de la misma. El resto es de color negro con todos los elementos impresos en color azul cielo. En conjunto se parece bastante a un reloj de campanario.



Neucarl The Sept Mai

Las manecillas son también de esa misma tonalidad azul, esqueletizadas y con forma de bastón.

La gracia es que la zona blanca va en realidad recubierta de material luminiscente, es Swiss Super-LumiNova BGW9, blanca a la luz del día y que refulge en azul durante la oscuridad. El efecto visual es tremendo aunque su rendimiento, pese a la gran cantidad de superficie disponible tampoco es espectacular, comparable al de un UNDONE Aqua más que al de un Reise/RZE Resolute; seguramente porque el compuesto es de grado estándar en vez de una evolución superior.



Neucarl The Sept Mai

La trasera es de acero inoxidable pulida y va atornillada en vez de roscada, quizás un homenaje al retro-futurismo, o tal vez influencia de la escuela alemana donde es una práctica más habitual. En ella se informa de la información básica del reloj, así como de la unidad limitada a la que pertenece, en este caso una de las doble cero (00) al ser muestras. Lleva una ventana de exhibición que nos deja disfrutar del bonito Sellita SW-215 de su interior, que tiene la particularidad que al ser de cuerda manual no cuenta con rotor de carga que nos tape la visualización.



Neucarl The Sept Mai

La correa es de cuero negro de 20mm de ancho en las asas e incorpora pasadores de cambio rápido (quick-release). Es muy cómoda y flexible, aunque algo corta en muñecas de cierto diámetro. La hebilla está firmada y es también de acero pulido.



Neucarl The Sept Mai

En el apartado de correas la marca las vende a 50€, un precio elevado que quizás como capricho quedaría podría complementarse con la Baby Blue en el color azul de las manecillas y la esfera.



Neucarl The Sept Mai

Movimiento

En el interior de los Sept Mai hay siempre un calibre Sellita SW-215-1, el clon suizo del 2804-2 que es un calibre de cuerda manual. Está basado en el conocido SW-200/ETA 2824, así que también Late a 28.800 vph y en ese caso tiene 19 rubís puesto que prescinde de la carga automática. Cuenta con parada de segundero, y tanto el ajuste de hora y fecha como el movimiento de la segundera es igual de agradable que en sus hermanos automáticos. La diferencia está a la hora de darle cuerda, una obligación diaria con sus 42 horas de reserva de marcha y que es enormemente agradable y suave a diferencia de en los movimientos de carga automática que por concepto funcionan diferente en ese aspecto.



Neucarl The Sept Mai

De entrada se ofrece en el grado estándar que viene desde Sellita ajustado en 2 posiciones y garantiza un desfase de +/-12 segundos/día de media. Por 95€ más se puede actualizar al grado Elaboré (Spécial) mejor decorado y que viene ajustado en 3 posiciones ofreciendo una desviación media de +/- 7 segundos/día. Tal vez el grado elaboré debería ser el de entrada y cobrar el suplemento por aumentar a un grado Premium (Top) que además tiene mejoras técnicas interesantes, un poco como ocurre con el Stowa Marine.

Sin una decoración especialmente trabajada el calibre es muy bonito de contemplar en su movimiento.

Según el cronocomparador la cifra ha sido de +8 spd con mucha estabilidad, dentro de las tolerancias, pero sin llegar a impresionarnos.



Neucarl The Sept Mai

Como de costumbre tenéis más detalles en sus especificaciones técnicas (2,9 MB. en formato PDF).



Neucarl The Sept Mai

Sensaciones

Es un reloj ligero y además muy plano así que se lleva con naturalidad y sin problemas. El tamaño que podría parecernos grande en un reloj de vestir, puede que sea porque visualmente la mirada acaba en la zona central en blanco y se acorta su tamaño percibido. Convive perfectamente con puños de camisa ceñidos, pero aunque no es su hábitat, no desentona con bermudas.



Neucarl The Sept Mai

Las formas retro-futuristas, que no estrictamente retro o vintage tienen el encanto suficiente como para satisfacer nuestra mirada cada vez que lo miramos. La legibilidad es buena, mejor de la que solemos encontrar en este tipo de relojes, lo cual no significa que sea óptima. En condiciones de media luminosidad los índices azules cuestan de leer y se producen algunos reflejos. Es sobre el papel otro punto en favor de mi favorito, el Sept Mai Roma Edition, en donde debería ser mucho mejor.



Neucarl The Sept Mai

Durante el día me encanta como contrastan los colores azul claro de las manecillas y los índices sobre el resto de la esfera en negro, algo que mejora con buena luz natural durante el día. En la oscuridad se torna en un aspecto gótico que es también espectacular.



Neucarl The Sept Mai

Conclusiones

Este tipo de relojes que combinan diferentes conceptos no son baratos, son piezas a disposición de aquellos que valoran una estética diferencial sin sacrificar en calidades ni materiales. En ese sentido el VARIOeveryday Empire Automatic ya rozaba los 300€, algo más en su versión de cuerda manual. Así que estos 599€ no son disparatados, si bien sumándoles el IVA (Impuesto de Valor Añadido) francés que es del 20% se nos coloca en más de 700€ que son ya precios de las gamas de entrada de STOWA. No hay muchos competidores que apuesten por el remonte manual, lo que es un argumento más en favor de Neucarl, que si bien con conceptos diferentes creo que rivaliza más con piezas como el Mondaine SBB Classic Automatic, algo más caro que este The Sept Mai.



Neucarl The Sept Mai

La tirada limitada con la exclusividad que ello conlleva, sus rasgos originales y el Sellita SW-215 en su interior son el justificante de su precio, algo que queda un tanto desvirtuado ya que durante la precampaña se vendía a 429€ + IVA.



Neucarl The Sept Mai

▲ Más ▼ Menos
Concepto diferente en el mercado
Calibre de cuerda muy agradable
Precio con IVA
Rendimiento del lume

Actualizado a jueves 25 de marzo de 2021. 18:03:
Novedad importante, la marca ha modificado el precio desde los 599€ + IVA de esta versión hasta los actuales 839€ + IVA. nada menos que un aumento en la tarifa del 40% que hace que el reloj se desplace todavía más en su franja de mercado. El caso es todavía peor en los París, Reykjavik y Nueva York que antes se vendían a 449€ y que han subido hasta los mismos 839€, casi doblando su precio anterior.

12 comentarios en “Neucarl The Sept Mai”

  1. Qué precioso reloj!!
    Estás fotos me hicieron recordar a mi abuelo paterno que usaba un Enicar que tenía una semejanza con esta chulada, claro que este reloj que reseñas muestra materiales excelentes. Gracias Guti por este trabajo. Saludos.
    P.D. ¿ te llegó la foto de un reloj antiguo marca Ansonia que te envié para la Galería de abril? Gracias amigo.

  2. Buenas tardes Javier y resto de amigos.
    Bonito reloj, curioso y a mi modo de ver, bastante original. Me gusta muchísimo el fondo luminoso sobre primer plano opaco generando un efecto de sombras sobre las agujas vaciadas. También, me gusta la elección de la maquinaria de cuerda (excelente). Pero lo que más me llama la atención es la integración de las «astas» de la correa a la caja del reloj sobre todo el perfil lateral. El cuero abatanado (con textura) para este estilo me parece redondo. Por contra el precio me parece un poquito elevado, pero bueno sus estudios tendrán y espero que tengan éxito.

    PD. Siguiendo este modelo (por capas), no comprendo por qué los de festina no versionan nuestros relojes de «Estación» de ferrocaril. Al estilo mondine. Sería fantástico al menos en reloj de pared.

    Buenas tardes amigos. Ya vuelvo a tener fecha para la vacuna… ya os diré que tal

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Ricardo. Es una pieza muy bonita, combina lo moderno y lo antiguo. Lo malo es que justo hoy han subido el precio, ha pasado de una cifra elevada a una muy elevada.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    La estructura de la caja con esas asas me parece lo mejor del reloj Sergi. Original, elegante y bonito. Nunca lo había pensado y si Mondaine saltó a la fama versionándolos Festina podría hacerlo igual. Sería algo bonito. La única explicación que tengo es la de falta de interés, ya les va bien tal y como están, así que para que esforzarse.
    ¡Que vaya muy bien la vacuna!

  5. Buenas tardes D. Javier, D. Ricardo y resto de amigos de la bitácora.
    Gracias por contestar.

    Pues si han subido el precio no sé cómo quedarán. En lo referente a Festina creo que podrían, pero falta de interés o ausencia de mercado. Pero la verdad que sería bonito muy clásico pero acertado; con una historia detrás.

    La vacuna la semana que viene, iré armado con mi Casio en la muñeca y una buenas zapatillas por si hay que salir corriendo ja ja ja.
    Buenas noches.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sí que sería muy bonito Sergi, un homenaje a los relojes que veíamos de niños y yo creo que un nuevo aporte en cuanto a atractivo para Festina.
    ¡De la vacuna sobre todo el Casio!

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sí que es muy bonito samoa. Lo de la resistencia al agua, a fin de cuentas es un reloj de vestir y con correa de cuero, en principio no veo que necesite más de 5 ATM, aunque cuanto más, mejor, claro.

  8. Si existen relojes de 100 leureles con 20ATM de resistencia, a uno de 500 u 800 le debemos exigir al menos lo mismo. A menos que dejemos que nos tomen el pelo. Bueno, el 93% de la gente deja que le tomen el pelo.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Cada uno tienes sus preferencias samoa. Para mi no es sólo una cuestión de precio. Un reloj WR200M requiere una caja algo más gruesa, mejores juntas, pero sobre todo un cristal más grueso. Ese peso extra y ese tamaño adicional es algo que en relojes elegantes no me agrada demasiado. Es decir en un reloj de vestir valoro otras cosas. Si hablamos de relojes deportivos, obviamente es importante la resistencia al agua.

  10. La esfera, horrible a mi gusto; para mí sólo tiene un pase la edición «Roma».

    Sí me gusta el diseño de la caja y también el de las asas. Le dan al reloj un aire vintage que encuentro atractivo.

    Coincido contigo en que la corona es todo un acierto. No sé si ven coronas así en relojes deportivos, lo que tengo claro con este reloj forma un buen conjunto y contribuye a darle originalidad a éste.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    un relojista de la esfera yo también soy más práctico y clásico. Si no es legible, por bonita que sea, tiene poca utilidad. Y mira que esta Berlin se ve mejor en mis fotos que en las fotos oficiales, pero indudablemente no es mi favorita. Aparte de la Roma, me gusta también la Founders. Todo el resto me gusta mucho, y admito lo difícil que es hacer un reloj que sea diferente a lo que ofrece la mayoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *