Nota de prensa: Cómo elegir una afeitadora o cortapelos que se adapte a ti

Elegir una afeitadora correcta o una máquina cortapelos es fundamental a la hora no solo de poder ahorrar mucho dinero en la barbería sino también en lucir un buen aspecto con un buen acabado y sin tener que sufrir en el intento. Como primer punto, y antes de contarte qué debes tener en cuenta para escoger tu cortapelos, te anticipamos que la mejor opción suele ser afeitadoras eléctricas para la barba.



Criterios para elegir un cortapelos o afeitadora

En primer lugar, debemos decir que comprar un cortapelos que no esté adaptado a nuestra piel y nuestro tipo de pelo puede causarnos muchos disgustos. No todas las máquinas funcionan igual según esos dos puntos. Por ello es muy importante acertar con la nuestra y tomar una buena decisión teniendo en cuenta todas las variables posibles. Precisamente de dichas variables te hablaremos en este análisis.

1.- Tipos de cuchilla
Las cuchillas son un elemento fundamental en nuestra máquina cortapelos ya que en gran medida de ellas depende el resultado final. Así, hay que decir que lo primero que debemos tener en cuenta de ellas es su anchura. En efecto, cuanto más ancha sea su cuchilla más superficie podrá cortar y en consecuencia más sencillo resultará cortarlo.
Precisamente en un cortapelos al contrario que en una máquina afeitadora las cuchillas son más anchas porque hay mayor superficie. Si lo que buscas es una afeitadora que te permita, por el contrario, hacer cortes con gran precisión, busca una con cuchilla estrecha para poder perfilar con buenos resultados.

En el caso de los cortapelos la anchura de sus cuchillas es generalmente de entre unos 40 ó 45 mm. En este análisis te ofrecen los mejores modelos de cortapelos.

2.- Frecuencia de uso
También es importante tener en cuenta el tipo de uso y la frecuencia con la que vas a emplear tu máquina cortapelos. Si lo que quieres es una máquina que vayas a usar semanalmente o incluso varios días a la semana, debes buscar una de más calidad y que pueda ofrecerte garantías y que te permita un manejo más profesional que pueda hacer acabados más apurados y cortos.

Por el contrario, en el caso de que quieras una máquina para cortarle el pelo a los niños simplemente valdrá una máquina que sea fácil de manejar y que al mismo tiempo deje más holgura en la altura del corte

3.- Material de las cuchillas
En relación a los dos puntos anteriores está el del material de las cuchillas. Hay que decir que este factor prescribe en gran parte la durabilidad de nuestra máquina cortapelos. Igualmente, condicionará la calidad de su uso ya que un mal material en las cuchillas es el responsable de los llamados «tirones» al cortar el pelo.

Podemos decir que existen fundamentalmente tres tipos de materiales para cuchillas cortapelos. El primero de ellos es el acero inoxidable. Es de hecho el material más empleado para las cuchillas gracias a que ofrecen un buen resultado, es un material muy resistente y al mismo tiempo ofrece un buen precio.

Otra opción es el titanio, que aunque permite lograr más precisión en el corte incrementa el precio, pero también su durabilidad.

Por último, está la cerámica que ofrece buenos resultados y no tiene un precio excesivamente caro. Sin embargo, tiene menor resistencia y durabilidad que los dos metales anteriores.

Consejos para elegir cortapelos

Después de hablar de los puntos que en general debemos tener en cuenta tanto para cortapelos como para afeitadoras, hablaremos de cada una de ellas por separado. Aquí va lo que debemos tener en cuenta para elegir un cortapelos adecuado.

  • Calidad de sus cuchillas, tal y como ya hemos especificado previamente.
  • Que sea inalámbrico a ser posible para facilitar todo lo posible el corte. Sin embargo, si no quieres preocuparte por la cuestión de la durabilidad de la batería puedes escoger uno con cable.
  • Que incluya peines: a la hora de cortar el pelo deben contar con todos los peines posibles ya que ellos son los que nos van a otorgar un mayor o menor grado de precisión que normalmente va desde los 0.5 mm hasta los 25mm.
  • ¿Puede usarse en mojado?: este es un punto que debes tener muy en cuenta si te gusta cortarte el pelo después de ducharte para eliminarlo con más facilidad.

Consejos para elegir afeitadora

En general, podríamos sintetizar los consejos para elegir a afeitadora de la forma siguiente:

  • Duración de la batería: debemos asegurarnos en el caso de que nuestra afeitadora sean inalámbrica hay que procurar que incluya una batería de larga duración.
  • Protección para la piel: en el caso de las afeitadoras deben ofrecer un buen uso sin causar ni molestias ni enrojecimiento. Por ello es precisamente importante la cuestión de la calidad y de las cuchillas.
  • Que venga con accesorios: la barba es un lugar en el que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad. Es importante por ello que incluya diferentes accesorios para poder dar diferentes acabados.
  • Que pueda afeitar en mojado: una afeitadora convencional debe ser capaz de afeitar o rasurar en mojado sin ningún problema ya que cuando la piel está mojada es el mejor momento para eliminar el vello.
  • Que sus cuchillas sean remplazables: también debemos buscar que podamos encontrar fácilmente recambios para nuestras cuchillas o piezas en general.

4 comentarios en “Nota de prensa: Cómo elegir una afeitadora o cortapelos que se adapte a ti”

  1. Falta algo más importante aún: que las baterías sean fácilmente reemplazables.

    A mí la última que se me fue, es una Philips. Vale que era de las más sencillas (pero ya con cuchillas lavables en su cacharrito con líquido alcohólico, adaptables, etc. etc…). Pero aún no me ha dado ni por abrirla a ver qué batería tiene ni si se podría reemplazar.

    A mí la que me ha gustado últimamente, sabiendo como resultan en general las eléctricas (llegué tanto a probar modelos recientes, como una antigua Braun de lámina de los años 70 que fue de mi padre), es la Remington Heritage HF 9 000. En serio, me encanta. Y desde que he ido necesitando afeitarme más o menos, siempre alguna eléctrica siempre he tenido en reserva o usando al menos semanalmente (ahora mismo, la pequeña Gillette-Braun Styler, que siendo con una pila AA sorprende).

    Pero estoy con lo mismo. Cada vez que la veo pienso «anda la compro». Pero cuando vuelvo a ver que tiene batería, y no parece que accesible para cuando le de por cascar, me echo para atrás. Y eso que esta al menos sí indica que funciona tanto con su batería con carga, como enchufada. Pero claro, ¿y si en caso de quedarse sin batería alguna «cucamona» electrónica haga que la máquina no funcione?

    Que la Philips que yo tengo cuando funcionaba no permitía esa cosa tan lógica. Si estaba agotada o baja de batería, no bastaba con conectarla para que funcionara cargara de mientras o sólo cuando la apagaras y la dejaras ya enchufada para ello. No, si estaba agotada o baja de batería y la enchufabas, se ponía a cargar. Si la conectabas, aún estando enchufada sólo tiraba de batería… así que…

    Eso sí, qué bonita es la jodía. Es más bonita incluso que aquella Braun que era simplemente negra en plástico negro menos las láminas y cuchillas del cabezal. Entre eso y que recuerdo perfectamente que a pesar de la edad que tenía aquella (y sólo una cuchilla y lámina), es la eléctrica que mejor me dejaba… el problema es que más vale que te lo hiciera rápido, porque calentarse sí que se calentaba aquella lámina. Como tardaras de más, o la dejabas enfriarse un poco, o terminabas con la cara como la cabeza de un carabinero. xD

  2. Me pasa como a ti. Antes se buscaba que los cabezales fueran reemplazables y a precio razonable Alejandro. Pero ahora nadie habla de la batería, de su duración, y del precio que tienen. Personalmente, me apaño con un cortapelos sin batería (a red), un cortapelos nasales a pila, y el afeitado clásico, que ni cabezales, ni batería ni electricidad necesitan.

  3. Acabo de buscar el manual de la Remington HF9000, y ¡bingo! Al final indican que si la máquina se queda largo tiempo sin carga, «igual no funciona directamente al conectar el cable a corriente». Y que igual tras unos 5 minutos la máquina efectuaría o intentaría una carga rápida que tras 5 minutos así, ya sí daría unos 3 de afeitado.

    Y, a continuación al final, indica que en el momento de desechar la maquinilla eléctrica (con lo bonita que es), habría que retirar la batería para desecharla de manera conveniente. Y tras desarmar toda la máquina, te dice literalmente que CORTES cables hacia el conector de carga y de la placa y batería al resto para ya sacarlas.

    Es decir, que como se quede sin batería (o esta muera), la electrónica lo detecta, y ya no funciona la maquinilla ni siquiera conectada a la red eléctrica. Aún incluso haciendo un procedimiento para desechar o reemplazar si se quiere la batería interna. Si la batería está viva, sí…

    Esto es de locos.

  4. Es algo que me parece indignante Alejandro. Porque se les ve el «plumero». Intencionadamente hacen que ese aparato sea inusable cuando se dañe la batería. Algo que son conscientes que ocurrirá más temprano que tarde. Eso de impedir que funcione conectado a la corriente. Punto negativo para Remington, espero que la gente acabe encontrando este comentario y dejen de comprar sus productos. No hay otra.

Deja un comentario