Pilotvisual

Recientemente fui invitado por Pilotvisual para crear contenidos que han ido publicando en su nueva web AOEyewearSpain.es. Como hice con Revista Contraste, ZonaCasio y Shock the Radio me hago eco de ellos aquí a modo de histórico.





La historia de American Optical. Los comienzos

En 1826 un joven aprendiz de joyería llamado William Beecher se muda a Southbridge (Massachusetts) donde abre una joyería-relojería. En 1833 fabrica y vende en su propia tienda monóculos de plata que el fabricaba de forma artesanal ayudado por solamente tres aprendices: Cole, Phelps y Farrington. En 1842 empieza a construir monturas también de acero, y en 1848 de oro. Aunque pueda parecernos un hecho sorprendente, en aquella época Estados Unidos no disponía de industria propia en cuanto a monturas, éstas se importaban mayoritariamente de Francia y Alemania, lo que era insuficiente para satisfacer la demanda existente.

Para ponernos un poco en contexto, esos años que pueden parecer cercanos, son en realidad muy distantes. Coetáneos a la época de la Fiebre del Oro (1948-1855), el Far West en las zonas del oeste del país (1820-1859), o el primer ferrocarril transcontinental de la Union Pacific (1860). Faltaban todavía décadas para que los Hermanos Wright inventaran el aeroplano (1908), o para que Karl Benz fabricara el primer automóvil (1895).

American Optical logra en 1850 vender sus monturas de oro de 14-18K a 7,50$, lo que serían unos 300$ en la actualidad, y que resultaba ser mucho más asequible que las monturas que construían a medida los artesanos del país, y que solamente los más acomodados podían adquirir.

Rápidamente la iniciativa de Beecher tiene éxito y decide invertir comprando maquinaria para así poder aumentar la producción de monturas, que llegan a 15.000 unidades en 1852.

En 1862 William Beecher ser retira, y pone a los mandos de su taller a su aprendiz Cole, que en 1864 decide contratar a un joven de 17 años llamado George Washington Wells, que resultaría clave en la historia de la compañía. Resulta ser una excelente incorporación a la hora de organizar y optimizar los procesos por lo que Cole decide en 1869 integrarlo en la dirección de la empresa. Wells cuenta solamente 22 años. Ese mismo año, fundan la American Optical Company con 50.000$ de capital.

En 1871, G.W. Wells decide fabricar monturas para lentes correctoras. Las monturas importadas tenían plazos de entrega de más de un año, mientras que las que se fabricaban a medida en Estados Unidos resultaban ser muy caras. De nuevo esa fue una cifra histórica, logrando producir en 1886 casi un millón y medio de gafas.



Primera factoría de lentes de American Optical Company - 1883
Primera factoría de lentes de American Optical Company – 1883

En 1891 Cole se retira, y como era de esperar, deja a Washington al mando de la AO Company, centrando esta época en innovaciones ópticas a nivel de lentes. Adaptó el sistema dióptrico para poder medir la corrección que ofrecía un cristal graduado, no muy diferente a como se hace en la actualidad. Su procedimiento acabó siendo el modelo base estandarizado por el NIST (Instituto Nacional de Estándares y Tecnología), un paso de gigante para la empresa.



Plantilla de American Optical Company
Plantilla de American Optical Company

En 1902 contratan a su primer viajante, y en 1905 comienzan las operaciones internacionales con una sede en Londres. Emplean a 2.000 personas, y reportan beneficios anuales de un millón de dólares.



Anuncio en revista - 1913
Anuncio en revista – 1913

Continúan centrándose en la innovación, y en 1909 inauguran su departamento de investigación (AO Research Laboratory) dirigido por J. Cheney Wells. Fruto de ello es la patente de cálculo y uso de curvaturas en vidrio óptico (1917), el invento del lentómetro (1921) y la patente sobre geometría progresiva en el vidrio (1924).



Fábrica de lentes de American Optical Company - 1915
Fábrica de lentes de American Optical Company – 1915

Autor: Javier Gutiérrez Chamorro (Guti) – https://javiergutierrezchamorro.com

La historia de American Optical. La consolidación

Continuamos con la historia de AO Eyewear que iniciamos en «La historia de American Optical. Los comienzos«.

Corre el año 1917 y Cole se desprende de sus últimas acciones que pasan a la familia Washington. En esa misma fecha se inicia la colaboración con el gobierno para lo que sería la Primera Guerra Mundial, fabricando 2,5 millones de unidades de gafas en modelos “Victory” y “Liberty”, y de esta manera, marcando el sello militar que posteriormente caracterizaría a la compañía.

En el año 1929, patentan de lentes polarizadas, se les concede en 1933 y a partir de 1947 empiezan a comercializarlas junto a Polaroid. Efectivamente, los cristales polarizados en las gafas de sol, fueron un invento de AO. Crecen hasta emplear a más de 7.000 trabajadores.



Anuncio entre AO y Polaroid - 1953
Anuncio entre AO y Polaroid – 1953

Los conocimientos ópticos les llevan a aplicar su tecnología a sectores tan variados como las lentes cinematográficas, la fibra óptica en colaboración con la CIA, las lentes de contacto, y con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, siendo suministradores para el ejército de teleobjetivos y gafas de piloto.

Salen a bolsa en 1954, hasta que en 1967, la firma Warner-Lambert Co, adquiere American Optical y todas sus divisiones: Monturas (1833), Cristales (1881), Instrumentos (1921), Seguridad (1923), Lentes de contacto (1946) y Fibra óptica (1959).

En 1958 lanzan las Flight Goggle 58, el modelo que ahora conocemos como American Optical Aviator / American Optical Original Pilot. Como ya sabéis, las gafas que llevó el comandante Neil Armstrong cuando pisó la Luna en 1969. Era el modelo de dotación militar por antonomasia, y que hasta 1975 se fabricó exclusivamente con monturas de oro macizo de 14 quilates.



Durante 1959, desarrollan la tecnología óptica de guiado de los misiles Sidewinder. En 1982, comercializan Photolite, el primer cristal orgánico fotocromático del mundo. Ese mismo año, se venden las divisiones de consumo de la marca a Maurice Cuniffe. Luego pasarán a Schott, asociada a Carl Zeiss.



El éxito internacional, les lleva a que en 1992 trasladen su proceso de producción a Mexico, y algo después a China. Recuperan todo ello en 2014, reintegrando la manufactura en Massachusetts (Southbridge).

En 1996 American Optical Corporation es adquirida por Sola International Inc, pasando a denominarse AO Lenses Co. En 2005 se fusionan con Carl Zeiss Ophtalmic, siendo el resultado Carl Zeiss Vision.

Autor: Javier Gutiérrez Chamorro (Guti) – https://javiergutierrezchamorro.com

La historia de Randolph Engineering

Tras terminar con “La historia de American Optical – La consolidación”, continuamos con la historia de otras de las firmas protagonistas en cuanto a gafas de sol de piloto, Randolph Engineering.

A diferencia de American Optical, Randolph Engineering Co. es una compañía mucho más reciente. Tampoco fueron los primeros, porque antes estuvieron los de Bausch & Lomb que sería el germen de Ray-Ban, y posterior a American Optical.



Jan Waszkiewicz un emigrante polaco que terminó formando parte del ejército francés primero, y después de la Royal Air Force británica como piloto de bombarderos, decidió abandonar Europa debido a la presión alemana, y se trasladó a Massachusetts en Estados Unidos, donde estuvo trabajando para la American Optical Company. Allí descubrió que él podría hacer las cosas mejor, así que en colaboración con Stanley Zaleski en el año 1972 fundan Randolph Engineering Inc.

Se establecen en la localidad de Randolph en Massachusetts, muy cerca de Southbridge donde se ubica su archienemigo AO Eyewear. En esa ubicación es donde aún siguen a día de hoy, y que a la sazón es la que brinda el nombre a la compañía.

Tanto Waszkiewicz como Zaleski eran ingenieros, así que decidieron comenzar con su empresa desde cero, comenzando por diseñar su propia maquinaria. Empezaron vendiendo las herramientas y los instrumentos ópticos que desarrollaban, y cuando fueron conscientes de su superioridad, se adentraron en el sector de las gafas.

En 1978 actúan como proveedores de gafas para un contratista del gobierno, hasta que, viendo los resultados, el ejército estadounidense les contrata directamente en 1982. Su modelo militar HGU-4/P con especificación MIL-25948J (MIL-S-25948), pasa a formar parte de la dotación estándar de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF). Rápidamente se convierten en el proveedor principal de gafas de sol del Departamento de Defensa, incluyendo sus modelos en la marina (US Navy), la aviación y la armada, produciendo 200.000 unidades ese año.

Como muestra de calidad en 1990 ante la Operación Tormenta del Desierto, RE fabricó 200.000 pantallas de máscaras de protección biológica. Ninguna unidad falló ni fue devuelta, un éxito en cuanto a calidad al alcance de muy pocos.

Con la experiencia adquirida en el entorno militar, en 1991 deciden ofrecer productos diseñados para el público en general, el entorno civil, pero con unas especificaciones análogas a las de los militares.

En el 2000 resultan ganadores del contrato para monturas unificadas, de manera que las Randolph USA pasan a ser el equipo recomendado para la Air Force, la Navy, los Marines, los Guardacostas y la NASA.

Una de cada 50 monturas que salen del taller es verificada contra la torsión y sus baños metálicos se repiten durante 5 veces para aumentar su durabilidad.

Pese a que Waszkiewicz falleció en 2014, a día de hoy mantienen esos mismos contratos, y continúan siendo el proveedor principal de Defensa. Continúa siendo una empresa relativamente pequeña, familiar e independiente con Peter M. Waszkiewicz, hijo de Jan Waszkiewicz en el puesto de presidente.

La fábrica está en el mismo Randolph que les vio nacer, siguen produciendo Made in USA, y son los únicos que siguen fabricando sus propias fundiciones de metal. Sus monturas son ensambladas a mano en más de 200 pasos, y las soldaduras ofrecen una garantía de por vida.

Pero tal vez lo que más reconocimiento le haya aportado es su aparición en el cine y la televisión, habitualmente de manera espontáneas, es decir, sin pagar por aparecer en la pantalla (Product Placement). Una medida muy eficaz, puesto que fuera del set de rodaje, los protagonistas también han escogido sus modelos. Hemos visto las Randolph en Mad Men, Scorpion, Ray Donovan, Blue Bloods, Oblivion, Spy Game, Ironman, Maniac, American Snipper, …



El actor Tom Cruise llevando unas Randolph Aviator en Barry Seal (“American Made”) - 2017
El actor Tom Cruise llevando unas Randolph Aviator en Barry Seal (“American Made”) – 2017

Autor: Javier Gutiérrez Chamorro (Guti) – https://javiergutierrezchamorro.com

8 comentarios en “Pilotvisual”

  1. Buenos días D. Javier y queridos lectores de la bitácora.

    Solo cabe felicitarle con toda sinceridad por el trabajo. Buena documentación y redacción; me transmite seguridad y confianza en unas marcas; que para el gran público (posible consumidor) le otorga un plus.

    No me queda claro un par de cosas:
    ¿ American Optical (AO) fabrican en USA o la producción es en China?
    ¿Cuáles son las especificaciones para el ejercito: tamaño, visualidad….?

    ¿ En cuanto a lentes y montura cuáles pueden ser las diferencias con los modelos más comunes o masivos de otras marcas?

    Reitero mi felicitación por esta dosis históricas.
    Gracias por anticipado. Vamos que me estas convenciendo: ja ja ja.

  2. Lo de AO es algo que ha cambiado tanto que ni ellos dejan claro Sergi. Lo que yo creo es que fabrican en USA, pero que algunos componentes se fabrican fuera del país. Vamos lo mismo que muchas marcas de Luxottica, que aunque sean Made in Italy, hay componentes de China.

    Las especificaciones HGU4/P / MIL-S-2594 son complejas, de hecho el estándar se puede comprar. Unas 30 páginas, que van desde tamaños, diseños, resistencia, …

    Sobre cristales, la principal diferencia es que suelen ser minerales (en Persol también lo son), y por ejemplo Randolph las testea con una bola de acero que es lanzada contra ellos, simulando algo que penetrase en la cabina de un avión. Honestamente las diferencias no son grandes, acaban siendo pequeños detalles, la historia de la marca, el Made in USA, etc. Hay que tener en cuenta que su producción es pequeña, por lo que tampoco tienen la economía de escala de Luxottica.

    En mi caso me gustan precisamente por eso, porque son poco conocidas, y eso me hace sentirme identificado con ellas. Además en su momento las AO eran algo más baratas que las Rayban, así que lo tuve claro.

  3. Magníficos posts, muy amenos de leer, muy interesantes y maravillosamente bien redactados. Solo se te ha olvidado un detalle que he echado a faltar: son también las gafas favoritas de Paul Davis 🙂

    Por cierto, no sabía que las de Oblivion eran de AO. Me encanta esa peli.

  4. Muchas gracias D. Javier.
    Buena contestación. ¿Pilot visual no nos hará un cupón descuento? ( Es broma) Le agradezco su respuesta.

  5. ¿Las Randolp y AO «aviator» montan cristales minerales y polarizados?? Eso empieza a ser una rareza entre tanto cristal orgánico. El cristal mineral por un lado pesa más y ante impactos es más frágil, pero sigue siendo capaz de dar una visión más cristalina y fidedigna que el orgánico (y no digamos cuando los orgánicos empiezan a acumular suficientes micro-rayones, o cuando cuesta dejarlos completamente limpios por diversos factores).

    Me dan ganas de hacerme con un par aunque sean sin graduar tan sólo por ese detalle (miope inside xD).

  6. Alejandro, todas las Randolph llevan cristales minerales y polarizados. En las AO, tienen tanto orgánicos como minerales, y polarizados como sin polarizar. Obviamente va aumentando el precio. Siempre he pensado como tu, me gustan las gafas con cierto peso, y además, el cristal mineral aguanta muy bien el paso del tiempo. Los orgánicos terminan llenos de arañazos de sólo limpiarlos y meterlos en su funda.

    ¡Ya nos contarás si al final te decides!

Deja un comentario