Reportajes de los lectores: La soledad del Héroe (Parte II)

Sé que os quedasteis con las ganas de saber como continuaba el anterior reportaje de nuestro lector Pedro (Reportajes de los lectores: La soledad del Héroe (Parte I) donde imaginaba un viaje temporal a los orígenes del DW-5200C y el universo de G-Shock. Continuamos con las segunda y última parte, centrada en el legado que aquellos «héroes» dejaron en la actualidad.

La soledad del Héroe (Parte II) por Pedro L

2019
… ya es historia de la relojería digital con nombre propio los G-Shocks. Y de un modelo en concreto haremos hoy una breve reseña e inciso, ya que es un modelo que siempre ha estado relegado al olvido y a la sombra del denominado «rey» de los G-Shocks, el DW-5000C.



Todo el mundo sabe y da por hecho que después de haber dejado a Kikuo Ibe y su «Project Team Tough» allá por el 81, después de 2 años aprox. la obsesión de Ibe por sacar un reloj que no se rompiera se plasmó exactamente en abril de 1. 983 cuando vio la luz el DW-5000C y que después salió el protagonista del título de hoy, el llamado «Hero».

A continuación veremos que no fue exactamente así, ya que el «Hero» no fue el 2° G-Shock de la historia, sino que fue el 3°.

Como el DW-5000C ya es de sobra conocido por todos, antes de mencionar al Héroe repasaremos brevemente el 2°G-Shock de la historia, el WW-5100C.



El WW-5100C fue lanzado por Casio en noviembre de ese mismo año de 1983, tan solo 7 meses después del afamado DW-5000C. Su principal virtud respecto al resto de la serie 5xxx roscados que vendrían después en esa década de los 80 y mediados de los 90, es que podían. soportar temperaturas tan extremas de hasta -30°C y en un rango de hasta +50°C, una proeza que hasta ese momento ningún reloj de cuarzo podía soportar y que incluso como curiosidad apuntar que incluso hoy en día tanto los low temp. y gama G-lide invernales solo lo anuncian capaces hasta -20°C. Aunque en la práctica se hayan visto aguantando temperaturas extremas G-Shocks que no son low temp, así que imaginaros lo que debe soportar un WW.

Este WW costó un precio algo excesivo en aquellos días, y bastante más que el DW-5000C, alrededor de 12.000 yenes de más y además es un modelo muy exclusivo porque se sabe que solo se vendieron 5.000 unidades. Por tanto encontrar un modelo hoy en día en el mercado además de muy difícil, por el limitado número de WWs 5100, el precio será desorbitado, ya que está más cotizado que incluso el propio DW-5000C.

Montaba un módulo muy exclusivo, el 491, diferente del 240 del DW-5000C que es idéntico en funciones, pero con la diferencia de un display liquido diseñado para soportar esas temperaturas tan extremas de hasta -30°C y por ese motivo fue eliminada la luz de este modelo, suponiendo que para que no se congelara la bombillita. Existieron 2 versiones, el antes citado y una versión más rara aún si cabe, el WW-5100C-9.



Hay solo 5000 unidades porque a principios del 84, la producción se detuvo, debido quizás a la poca repercusión del DW-5000C. Con este WW-5100C, Casio quiso darle un plus de dureza y llamar la atención de un público que no parecía mostrar mucho interés en estos primeros G-Shocks. Y parece ser que este WW-5100c tampoco obtuvo el éxito esperado. Tuvo que venir el Héroe a salvar la situación de una gama de relojes que parecía abocada a desaparecer.

Ahora sí, pasamos a hablar del Héroe y de su soledad injusta, desmerecida, ya que él fue el que hizo reflotar a sus compañeros de serie y parece relegado al olvido por su hermano mayor DW-5000. Veremos también que la causa de ese reflote y resurgir, cual ave Fénix, tiene que ver con otro apodo merecidísimo aparte de «Hero»
El DW-5200C salió a la luz en junio de 1984.











Es un reloj de caja de acero inoxidable tipo Oyster y tapa roscada y número de serie al igual que el DW-5000. Monta igualmente el módulo 240 que el DW-5000C, DW-5400C y DW-5500C. Con una pila CR2320 que aunque se anunciaba una duración de 7 años, con un uso moderado, pasaba muy holgadamente de los 10 o 15.

Es un módulo sencillo que nos daba las siguientes prestaciones:
– Cronógrafo 60 min.
– Temporizador.
– Alarma diaria.
– Señal horaria de ½ hora (1 pitido) y hora (pitido doble).
– Formato 12/24H.
– Hora en todos los modos.
– Pulsadores silenciados (solo emiten pitido al inicio del crono, por ejemplo).
– Particularidad de ajuste dígito a dígito).

Y naturalmente todos hemos oído hablar que este tipo de modelos de G-Shocks de los inicios portaban módulo flotante. Pero, exactamente ¿qué es eso de módulo flotante? Ya vimos al viajar en el tiempo al año 81 lo importante que era ese concepto para Kikuo Ibe. Pues precisamente nadie mejor para explicarlo que la explicación del propio Kikuo Ibe: El «floating module» son cinco niveles o capas de protección que flotan una dentro de otra solo fijas por puntos mínimos, cosa que cada una vaya absorbiendo parte del golpe y la ubicada más al interior no reciba el impacto.

Estas palabras dichas por el propio Ibe en Chile en 2011 en «Shock the World Santiago Tour 2011».



O sea, el propio módulo flota dentro de la propia caja, de forma que con su propia suspensión lo aísla de golpes fuertes que pudieran dañar el módulo. El módulo va unido al cristal mediante «patillas», separando así módulo y cristal. Además de los separadores de goma que rodean el módulo lo hacen mantener en flotación. Además en la trasera va otro separador de goma. Para resumir de un modo sencillo el trabajo que realiza el módulo flotante es esta:



Llegados a este punto, viene la pregunta del millón de dólares que genera un debate interminable: ¿Son todos los Gs igual de Gs?

La mayoría de los Gs actuales va el módulo pegado a la caja y un leve separador entre módulo y caja, incluso en modelos tan emblemáticos como el propio GW-5000. El concepto módulo flotante se ha perdido. Ahora bien, la verdad es si es tan necesario. Muchos de nosotros no vamos a subir al Everest, por ejemplo, ni vamos a pilotar un caza de combate, ni haremos una incursión en alguna selva perdida. Por tanto, la protección que ofrece por ejemplo un modelo también icónico de hoy como por ejemplo el GW-M5600/10 es más que suficiente para cubrir nuestro día a día. A veces nos dejamos arrastrar en campañas de marketing. Ahora bien, en mi opinión, el módulo flotante es más importante en relojes de caja de acero, por ejemplo. Las cajas de resina en principio absorben mejor los impactos que las de acero, por tanto en un reloj de caja de acero actual, por ejemplo, un GW-5000 podría aportar algo más de protección interna que los de resina. Eso sí, hay algunos modelos actuales que portan un nuevo sistema como el GX-56 y demás familia, Mudmasters, y algunos más portan un nuevo sistema de módulo flotante denominado Alpha Gel.





El Gel es un material que protege el módulo de cualquier impacto de manera excepcional. Rodea el módulo de manera perfecta y bajo el mismo lleva otra capa protectora. De la serie 5xxx, en la actualidad el mejor protegido internamente curiosamente es el DW-5600E. A veces menos es más. Una imagen que representa el concepto de ayer y de hoy sería esta:



Por eso podemos ver la gran calidad e innovación que trajeron estos primeros G-Shocks. Pero a pesar de todo esto, los 2 primeros modelos no parecieron atraer la atención de la gente y parecía abocado al fracaso comercial. Entonces que tiene el DW-5200C que no tuvieron el DW-5000C y WW-5100C? El DW-5200C si obtuvo el éxito esperado que no obtuvieron sus antecesores. Pero ¿por qué?

La respuesta la podemos obtener viendo este impactante vídeo que Casio utilizó muy inteligentemente para buscar su expansión en EE.UU. De ahí salió su siguiente apodo: DW-5200C «Hockey».

Después de este vídeo el G-Shock fue muy bien recibido en EEUU por bomberos, policías, militares, deportistas, que a partir de ahí vieron en los G-Shocks la herramienta perfecta para una vida muy activa y sin preocupaciones de darle golpes a su reloj, ya que hasta entonces solo vieron en los G-Shocks unos tochos enormes e de portar en la muñeca. En esa época eran relojes grandes para los entandares contemporáneos, casi 43mm de ancho y 13mm de grosor.

Fue tal el éxito de este vídeo promocional de nuestro Héroe que fue el que creó la primera fuerte demanda hasta que finalizó la producción en 1987, y ese año fue sustituido por el nuevo y flamante DW-5600C, otra leyenda, de nuevo módulo además, el 691 al principio, en Junio de ese mismo año.

Además de esos 2 apodos para nuestro DW-5200C, el Hero y Hockey, hay otro sobrenombre asignado a otro G-Shock, el DW-5700c, también llamado «Sting model».



A continuación veremos que no es así. El DW-5700C nunca pudo haberlo llevado Sting ya que salió el DW-5700C en Julio de 1987 y una de las imágenes que se ve a Sting portando ese reloj data de 1986. Por tanto, el verdadero modelo Sting-model sería realmente el DW-5400C que ese si salió en 1985.



Pero aparte de ese G-Shock que llevaba Sting, hay otro modelo menos conocido que si tiene que ver con nuestro Hero o Hockey y también podría llamarse Sting-model por derecho propio, el mismo DW-5200C lo portó Sting en su muñeca durante la grabación de un disco en. directo llamado «Bring on the night»







Por lo tanto Sting estuvo portando al Héroe antes del mencionado DW-5400C.

Para concluir, mencionar que el título del post he decidido llamarlo «La Soledad del Héroe» por estar. siempre menos valorado que el DW-5000C. Siempre, en cierto modo, solo, abajo del pedestal donde siempre están subidos otros hermanos suyos, como su hermano mayor DW-5000C y por otra parte su hermano pequeño DW-5600C, que goza también de mayor prestigio o popularidad, y en cambio a nuestro Héroe se le tiene algo infravalorado. A día de hoy es la mejor opción para portar un mítico reloj de leyenda e historia de aquella década de los 80, que es exactamente lo mismo que el DW-5000C, misma caja, mismo módulo y la misma fantástica protección que hicieron legendarios a estos relojes y que a día de hoy salvo algunas excepciones se ha perdido el auténtico y verdadero concepto G-Shock.

Pedro.

12 comentarios en “Reportajes de los lectores: La soledad del Héroe (Parte II)”

  1. Un artículo increíble y muy interesante con el cual he aprendido muchas cosas que desconocía del inicio de los G-Shock.
    Como dice Javier un trabajazo, enhorabuena Pedro.

  2. El ¿5700 es hoy también? es el que yo llamo el G-Shock digital redondo xD.
    En un ECI tienen desde hace tiempo uno por cerca de 100 pavos (en mi opinión, caro, más siendo entero de resina con la pega de las correas de los G-Shock cuando cascan y su precio), lo que pasa es que por un lado tiene el atractivo de no tener las leyendas pintadas, sólo grabadas. Por lo que se ve la resina gris oscura en todo el reloj (no es negra casi del todo como la de un F91w, F84w, W-202…) Pero por el otro, es de LCD invertido. Se ve impactante tan oscuro, tan negro tan «furtivo»… pero la vedad es que allí mismo aún habiendo buena iluminación artificial no se ve una m… la hora, que al final es lo principal y que más importa. xD

    Felicidades por el curro Pedro. Te merecerías como sorpresa que el propio Ibe te hiciera llegar una unidad de semejante y exclusivo ejemplar G-Shock genuino de verdad. Ya que a posteriores se ve que cada vez se les fue yendo más la mano con los edulcorantes.

  3. Muchas Gracias a todos!!
    Lo primero felicitar y agradecer otra vez a Guti,el cedernos un sitio en su formidable blog.
    Un blog para compartir de toda temática y dónde sobresale de otros por su calidad, amén de la calidad como persona de Guti.Felicidades Guti y Gracias x todo.
    Gracias también PepeCasio,y Alejandro por leerlo y comentar.Y ojalá hayáis pasado un rato agradable,como yo al escribirlo.
    Saludos!!

  4. Es cierto, el DW-5700 actual no tiene demasiado que ver con el de antaño, y claro, tiene un precio caro. Yo llevo tiempo persiguiendo su versión solar y radiocontrala, el GWX-5700, pero vuelve a ser lo mismo, mucho desembolso para un reloj que debería costar la mitad.

  5. Un antiguo compañero de trabajo tenía a finales de los 80 uno de los primeros G-Shock lo que no se es el modelo exacto,, lo tuvo hasta principios de la década del 2000, recuerdo que yo siempre me quedaba mirando su G-Shock y le decía señalando mi humilde Marlin W-25 ¡el tuyo es más caro que el mio pero es un 200 metros y el mio un 50!, él solía decirme que no bajaba más de 15 metros, a los dos nos gustaba la pesca submarina.
    Todavía lo veo que suele venir a almorzar los sábados a un bar de mi pueblo y estoy por preguntarle que fué de aquel Casio G-Shock.

  6. Ese reloj puede que esté en el fondo de un cajón.

    No desesperes Pepe Casio, que con un poco de fortuna ya sabes como suelen acabar estas historias, jejeje.

  7. En el tema de los relojes, muchas veces los encuentras cuando menos los esperas.
    Así me ha ocurrido a mí en algunas ocasiones.
    Cuando no piensas en ellos,te salen al paso,jeje.
    Saludos!!

Deja un comentario