Ronson Jetlite

Durante el periplo de comprar un encendedor finalmente el Clipper Fit tampoco estuvo a la altura, durándome solamente unos meses. Se daño el pulsador de encendido.

Descartados los Zippo que pese a ser preciosos son un engorro en cuanto a mantenimiento, y el Clipper Jetflame que tiene una autonomía ridícula, mi elección en cuanto a fiabilidad es el Bic Maxi. No obstante, por ideales que sea un encendedor desechable, de usar y tirar es algo que no me agrada, así que continué en la búsqueda.

Tras darle vueltas a mi favorito, el Ronson Varaflame que se cotiza a más de 100€, opté por quedarme con Ronson, y conseguir un modelo asequible en eBay, el Jetlite o Jet Lite.





El Ronson Jet Lite es un encendedor con cuerpo de metal, y llama tipo antorcha, torch, turbo, soplete o jet. Aunque está fabricado en China (Made in China), nada que ver con los Zippo, al menos de momento, la calidad aparente es buena. Muy buena para su precio diría yo. Tal vez el punto más flaco sea la bisagra de la tapa basculante, parece lo más débil del conjunto, pero no tendría porque dañarse.



Subjetivamente el diseño es moderno y atractivo. Un encendedor bastante plano y que por tanto es fácil de transpormar. Sin embargo, carece de ventana para poder comprobar la cantidad de gas restante, algo que es especialmente útil en mecheros tipo turbo que consumen más que uno de llama.

Es un encendedor recargable de gas, lo cual es importante de cara a la durabilidad del mismo. Es piezoeléctrico o electrónico en vez de a piedra. Este mecanismo es más cómodo, más duradero y más limpio. El problema es que con el uso el mecanismo de encendido termina desgastándose. No indican una duración estimada, pero por ejemplo en el Zippo Jet hablan de 10.000 ciclos, dudo que en este Ronson la cifra sea superior. El inconveniente es que no es un componente reemplazable (ni en Ronson ni en Zippo). Así que una vez se dañe, habrá que tirar el encendedor.



Costaban 14,95$, digo costaban, porque aunque aún se encuentran en eBay, Amazon y similares, el Jet Lite ha desaparecido por completo de la página web oficial de Ronson.com. Sí que venden las reediciones de los Varaflame y Mini Varaflame, a precios de 66€ y 125€ respectivamente. Estuvo disponible en cromado mate, cromado mate grabado, pavonado mate, y pavonado mate grabado.



No importa que su cuerpo metalizado sea duradero, porque al final, nos quedaremos sin encendedor por agotamiento del sistema de encendido, quizás sea ese el motivo de que los Varaflame que son de chispa y van con piedra que podemos reemplazar aún se vendan.

Visto lo cual no lo veo como la compra perfecta, probablemente sale más a cuenta el mencionado Clipper Fit, o incluso un Bic desechable. Pero me sigue molestando, tener que tirar algo porque se ha agotado el gas, la piedra, o en el caso del Ronson Jetlite, el sistema de encendido. Esta conclusión viene a reforzar la clave del éxito de Zippo, sus recambios. Algodones, mechas, y piedras que el usuario podía reemplazar con más o menos esfuerzo, pero que al final mantenían el encendedor en funcionamiento durante décadas.



En Duraderos hablaban precisamente de eso, de los nuevos Zippo Jet y Zippo USB que sin recambios o consumibles, están destinados a ser perecederos.



Continúo igual que estaba, y al final la opción tendrá que ser algo como el Ronson Varaflame. Por más vueltas que le demos, y más caros que sean, parece la única opción verdaderamente duradera.

8 comentarios en “Ronson Jetlite”

  1. yo tuve un Zippo y su bisagra es su punto debil, pero son hermosos, saludos Guti y al foro. Guti, por favor cuando puedas habla de las navajas por favor, gracias.Saludos amigo

  2. Al igual que otras cosas con historia, o «de toda la vida», las navajas son algo que me gusta mucho RICARDO. He escrito algunos artículos sobre las Victorinox, pero no soy ningún entendido ni mucho menos. Así que exceptuando un reportaje fotográfico, poco podría aportar sobre ellas. En todo caso tomo nota, y cuando tenga que renovar la mía, haré un artículo de la nueva.

  3. Posible gazapo detectado:

    «…
    Subjetivamente el diseño es moderno y atractivo. Un encendedor bastante plano y que por tanto es fácil de [B]transformar[/B] [C](será transportar, entiendo yo)[/C]. Sin embargo, carece de ventana para poder comprobar la cantidad de gas restante, algo que es especialmente útil en mecheros tipo turbo que consumen más que uno de llama.
    …»

    Los encendedores… curiosos cacharros también. Yo no he fumado ni fumo, pero me acostumbré hace años a llevar alguno. Para algún momento puntual son útiles. Y es una pena como la calidad y el usar y tirar ha impregnado todo.

    Yo tengo en casa unos 3 ó 4 que creo que van camino de ser joyas, todos heredados y que funcionan con sus recambios: un Zippo heredado guardado como oro en paño. Precioso, pulido a espejo con cachas en nácar tanto en tapa como en el cuerpo (o quizás imitación) con un grabado muy bonito naval, con acantilados costeros y un faro. Pero lo tengo eso, muy reservado con su fundita de piel marrón original. Otros dos, son ambos Dupont si no me traiciona la perola. Estos son de gas pero de los de recambios para todo, para cambiarle la piedra… son de tipo «martillo», que al pulsar para encender levanta para dejar aire a la llama y pegar el chasquido a la piedra, y una vez ya das el uso, sueltas y al bajar el martillo apaga ipso-facto la llama. De acero inoxidable ambos muy chulo uno, porque es de los que tienen la forma casi cilíndrica menos por el lado donde está el pulsador, y el otro es de acero, de diseño plano, pero que tiene un baño o recubrimiento de plata. El cuarto ya es bueno, «vintage» no, lo siguiente, un chisquero: con unas dos cuartas de mecha con núcleo de algodón recogidas en un nudo tipo horca, y la zona donde va la piedra con al ruleta para pegar los chispazos hacia la mecha.
    El Zippo y el Dupont de martillo de corte más cilíndrico, son los que más me gustan. Los Dupont lo que sí que resultan incómodos de accionar, son tirando a pequeños, y el mecanismo del pulsador va muy firme. Entre una cosa y otra, hay que cogerles el truco.

    El que llevo a diario y que aún dura, es tipo Zippo, pero todo de plástico, de una promoción de hace unos años de Philip Morris. Es recargable de gas, y llama tipo antorcha (que este tipo además chupan gas que da gusto). Pero eso, veremos lo que dura. Los piezoelectricos por lo general con uso cotidiano suelen durar nada y menos. Y nada de recambios.

    Pues tengo yo hoy día «vintage». He logrado en un rato durante esta mañana arreglar la Gillette 109 Super Ajustable (la conocida como «black beauty») que aún no sé por qué se desajustó en mayo del año pasado. También heredada, de primeros de los ’70. Entre haber logrado repararla, ya me he animado y le he pegado una limpieza y un poquito de lija, le he terminado de enderezar del todo uno de los peines que tenía un poco tocado un extremo de alguna caída que tendría, y la he dejado no nueva, pero sí reluciente manteniendo lustre y solera. Y ahora el post este con los mecheros.

    No va a haber quién nos aguante cuando pintemos canas Guti. xDDDD

  4. Gazapo confirmado Alejandro. Ya está corregido. Muchas gracias.

    Sé los Dupont de gas que dices, la verdad que me apetecen mucho. A ver si algún día me localizo uno, porque es lo que dices. Actualmente todo es de usar y tirar, y no me apetece nada. No sólo porque considere que no es sostenible, sino porque cuando justo lo necesitas usar, te das cuenta que se ha roto el pulsador, que la piedra no funciona o cualquier otro fallo tonto. Al final deshechas un mechero barato que has usado 2 veces. Bien, pues con 2 usos, aunque cueste 20 céntimos, yo no diría que haya salido barato.

    Es precisamente lo que dices de la Gillette. Las cosas de antaño se podían arreglar, había recambios. Y mira, ahí tienes una maquinilla de casi 50 años dándote servicio y satisfacciones. Eso es lo que en general no tenemos ahora. Nada tiene recambios, nada está pensado para ser reparado.

  5. Gracias por el link.

    En encendedores el mercado se ha reducido muchisimo, hoy son todos como los bolis de Bic: para usar y tirar. Curiosamente a eso no le ponen veto, a las bolsas de plastico si, al sobre-envasado tambien, porque a eso no?

  6. Así es. Y el problema no es para mi precisamente un Bic Estaciontelegrafica, que se acaba porque se le acaba el gas. Son esos productos de bajo coste que ya nuevos no funcionan, o se desprende la placa de metal, o la válvula pierde gas… Vamos son de tirar, porque el usar, ni aparece en la ecuación.

Deja un comentario