Vario Empire Automatic

Si hace unos meses cuando hacía la Review del Spectre Time Phantom II alguien me hubiera dicho que la República de Singapur era un país con grandes dotes de diseño relojero, no me lo habría creído. Y aquí estamos hoy, con el Vario Empire, un reloj originario también de Singapur, pero que rinde tributo a la cultura Art Decó originaria de occidente.

Sus responsables son VARIOeveryday, Ivan y Judy quienes en 2015 inician su andadura con la marca Vario. Comenzaron su actividad ofreciendo correas para relojes, un producto que aún tiene gran importancia en su catálogo, pero que rápidamente complementaron con relojes.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 38mm de diámetro sin contar la corona. 11,5mm de alto
CoronaA presión de acero
EsferaPlateada
BiselFijo de acero inoxidable
CristalZafiro
Lumen
TraseraAcero inoxidable roscada
CorreaCorrea de cuero de 20mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos
Resistencia al agua5 ATM (50M)
PesoN/D
MovimientoSeiko NH38A. 24 rubís. 21.600 vph
ComplicacionesCarga automática con rotor bidireccional. Remonte manual. Parada de segundero
Prestaciones41h de reserva de marcha. -20/+40 segundos/día
OrigenDiseñado en Singapur. Japan Movement
Garantía1 año
PVP319,95€ (288€ con el código de 10% de descuento)
DistribuidorVARIOeveryday

Presentación

Vario ofrece la posibilidad de mejorar la presentación y la dotación del reloj adquiriendo accesorios que se venden por separado, por ejemplo el estuche de viaje o el paño de limpieza. En mi caso opté por lo básico, así que el reloj llega en una caja de cartón con una cobertura deslizante del mismo material y color negro.



Al abrirla, nos encontramos con una caja de cartón, esta vez firmada por Vario en forma de bajorrelieve.



Dentro está el reloj en un agradable entorno de terciopelo negro, y la correa adicional que encargué.



La dotación no es abundante, pero cumple con su cometido, destacando el certificado de garantía y mini-manual de instrucciones, en donde se nos indica el número de referencia, y la unidad de la serie limitada a la que pertenece el reloj.



Introducción

El Vario Empire se inspira en el estilo art decó, pero particularmente, en el Empire State Building, el histórico edificio de Nueva York que empezamos a conocer gracias a King Kong o Spiderman. Una construcción que lleva en pie desde 1931 y que sin parecer moderna, su diseño ha aguantado el paso del tiempo.



En VARIOeveryday hablan que su Empire cuenta con una geometría elegante como la del edificio.



Sin embargo, a mi modo de ver, el Vario Empire toma muchos elementos de las partes menos conocidas del edificio. Por ejemplo sus pasillos y sus ascensores, con una clara imagen de la sociedad industrial de la década de los años 30 y 40.



Diseño y construcción

La gama de relojes de Vario consta de dos modelos, el Eclipse y el Empire. A su vez, el Vario Empire lo tenemos en dos variantes, la Automatic, que protagoniza esta reseña, y la Handwound de cuerda manual, con 7 y 4 versiones cada una respectivamente, en las que varía la correa, la esfera y las manecillas. Todos los modelos de Vario son tiradas cortas, es decir, series limitadas. En el caso del Empire Automatic, solamente 50 unidades, de las cuales como habéis visto antes, la mía corresponde a la 27.



La caja es de acero inoxidable quirúrgico (316L), pulido a brillo en las partes frontales, y cepillado mate en las laterales, con solamente 38mm de diámetro es un reloj de tamaño pequeño. Pero también es muy plano, sólo 11,5mm de altura que sin llegar al nivel del Circula Classic está muy bien para una maquinaria automática.



La corona es a presión, suficiente para sus 50M (5 ATM) de resistencia al agua. Va sin firmar y es de estilo cebolla, con unos grabados muy retro y atractivos, pero a diferencia de los relojes de piloto, es recta en vez de cónica.



La esfera tiene dos combinaciones diferentes. La zona exterior, en acabado metálico cepillado es la que le da el aspecto industrial al reloj. La interior en color gris aporta el aspecto art decó, con un bonito grabado de circunferencias que se intersectan. Como los numerales, e incluso los marcadores minuteros están aplicados, imitando pequeños remaches brillantes, eso da tres niveles de profundidad diferentes. Una exquisitez a la hora de apreciar los reflejos que produce la luz.





Las manecillas son de color azul, muy finas y elegantes como en el Stowa Marine Classic. No llevan lumen, pero para descubrir el motivo hay que fijarse muy bien. Las saetas son huecas, están esqueletizadas, de modo que lo que nos puede parecer que es una superficie sobre la que habría luminova, en realidad es un hueco que nos deja ver a través de ellas la superficie de la esfera.



Monta un cristal de zafiro plano y aparentemente muy delgado. Incluso forzando mucho la inclinación del reloj éste no molesta, dejándonos apreciar el trabajado dial. Es un acierto que VarioEveryday no haya optado por un cristal abombado, algo que solemos ver a menudo en relojes de inspiración clásica.



En la trasera, que es de acero inoxidable y roscada, aparece un grabado geométrico del Empire State. Un bonito detalle, que sin embargo pienso que no habría estado mal combinar con una trasera transparente.



Las correa de piel italiana, son importada desde Vicenza. La Royal Blue es preciosa, en color azul a juego con las agujas del reloj. Adicionalmente la Pewter Grey de color gris como su nombre indica, se complementa con el metalizado de la esfera. Tienen 20mm de ancho, son en ambos caso suaves, y siempre llevan la hebilla firmada por la marca.





Movimiento

Sorprende que en VARIOeveryday hayan optado en el Empire Automatic por un NH38 el calibre de carga automática bidireccional suministrado por Seiko Instruments Inc (SII) / Time Module Inc (TMI) que en principio es un movimiento mecánico de tipo open heart, de hecho equivalente al Seiko 4R38 que montan algunos Presage de la marca japonesa. El motivo es que dentro de los archiconocidos Seiko que casi todas las marcas independientes incorporan (NH35, NH37, todos tienen fechador, algo de lo que el Empire prescinde. Así que para evitar la posición fantasma de la corona, como el Circula Classic Automatic, o el prototipo del York & Front Burrard, es decir, que haya una posición de la corona que no haga nada, en Vario han optado inteligentemente por equipar el único movimiento de Seiko sin fechador, el mencionado NH35. Que sea de tipo esqueleto no tiene mayor importancia, puesto que tanto la trasera como la esfera son opacas, así que de cara al usuario, no habrá ningún cambio.



Con esa salvedad, se trata de una maquinaria muy parecida a las Seiko de gama básica que ya conocemos. Bastante agradable de utilizar, y muy probada y fiable. Cuenta con 24 rubís, y late a una frecuencia de 21.600 vph. Ofrece remonte manual y parada de segundero, si bien como cabría esperar sus prestaciones son más bien discretas, acreditando un desfase de -20/+40 segundos/día y una reserva de marcha de al menos 41 horas. Puedes descargar su especificaciones técnicas (1,6 MB. en formato PDF) para más detalles.



Destacar también que las versiones de cuerda manual del Empire, montan un muy interesante Miyota 6T33, más plano, y a una frecuencia de 28.800 vph.



Sensaciones

Es difícil catalogar al Vario Empire. Por un lado es un reloj de vestir, elegante. Sin embargo no es clásico, lo que hace que resulte muy ponible con cualquier indumentaria. El tamaño sigue pareciéndome demasiado pequeño, es una lástima, porque con 2 o 3mm más, resultaría más actual y dejaría ver mejor los detalles de su esfera. Son de esos elementos que puedes quedarte mirando durante segundos, y que cada vez le encuentras algo distinto.



En la muñeca es comodísimo, una de las ventajas que traen consigo las dimensiones del reloj. La ausencia de fechador, tiene encanto, evitando romper las lineas que se nos muestran, aunque para algunos puede ser un problema.



Conclusiones

El Empire es un reloj de calidad para aquellos que buscan una pieza diferente, un reloj que no se parezca demasiado al resto, pero sin convertirse en algo estridente o salirse de lo tradicional. Con una tarifa de 319,95€ que se reduce hasta los 288€ con el descuento que ofrecen en su web, se mueve en una franja muy competida. Los más clásicos podrán ir a por un más económico Orient Bambino, mientras que los que menos, a por un algo más caro Lilienthal Berlin Zeitgeist.



No hay muchos relojes que combinen esas dos facetas, tal vez los Movado 1881 o los Victorinox Alliance, ambos bastante más caros.



▲ Más▼ Menos
Esfera bonita y trabajada
Buena calidad de construcción
Tamaño demasiado contenido
Precio ligeramente elevado



12 comentarios en “Vario Empire Automatic”

  1. Precioso. Y sí, yo también le veo esa característica de ser un reloj perfecto para todo a pesar de su estilo clásico «y de vestir». La misma que me dio mi Festina F16975 (algo más grande, rondando los 42 mm, eso sí). Cosa que aún no veo en un Bambino por ejemplo, que lo veo más serio y «más de vestir» (como encima sea con numerales romanos ya…)
    Cada vez me gustan más este estilo de relojes.

    Difiero con tu gusto tan claro por el cristal de zafiro y plano. Está muy bien así, pero tengo la convicción de que un cristal de zafiro o mineral, pero bien hecho, ligeramente abombado también le habría sentado ideal, e incluso mejor aún.

    Y es un reloj que con el aspecto y diseño de esfera que tiene, le debe caer bien casi cualquier correa, milanesa, o incluso algún brazalete de acero. Muy camaleónico.

  2. Buenas noches D. Javier, D. Alejandro y demás lectores de la bitácora.

    Enhorabuena por la reseña, lo tenías fácil con la magnífica maravilla de reloj qe nos presentas.

    Me agrada su estética, tamaño, movimiento… Tal vez, unas manecillas en otro color y ,como decía D. Alejandro, cristal abombado más una milanesa fina sería perfecto.

    La trama geometríca le da un precioso toque distinguido. ¿La hacen con impresión 3d o con moldes y prensa? El sobre fondo ( ese donut) ¿Es pegado?

    Enhorabuena por la entrada y feliz fin de semana.

  3. El tamaño de tu Festina lo veo ideal Alejandro. Con lo de los cristales abombados, para mi la cosa es que son más bonitos, pero también más caros y difíciles de leer. Al final depende del tipo de reloj, si preferimos estética o funcionalidad. En este Vario, creo que tienes razón, el abombado está justificado, refuerza ese carácter vintage.

  4. Gracias Sergi. Es una marca casi desconocida por aquí, pero que hace las cosas bien. La trama geométrica supongo que será prensada, porque es metal, como el resto de la esfera. Es una conjetura, porque no lo puedo asegurar.

    En cuanto al fondo de la esfera, no he abierto el reloj. Me da la impresión que son dos piezas, no sé si quedarán unidas por presión o troqueles, o pegadas. Esto último, es menos probable, porque debería ser un adhesivo para metal.

    Feliz fin de semana para ti también.

  5. ¿Unidas a presión? ¿Pegadas? Vaya como estamos… Creo que salta a la vista que la trasera es a láser:
    https://laser504.com/wp-content/uploads/2018/06/aonLQRqfyEC.jpg

    Telita en troquel…, vamos, si estampas eso en troquel… No sé, ¿puede hacerse con ese detalle? Menuda máquina de troquelado, jeje.

    Por cierto, el reloj es muy bonito, pero para estar inspirado en el empire state, es una pena que se hayan quedado en el exterior y no hayan usado los mismos números del edificio, por ejemplo:
    https://image.shutterstock.com/image-photo/new-york-march-2013-empire-600w-155994659.jpg

    Cierto que tienen un sutil aire, pero en el reloj son demasiado refinados. No me parece mucho art decó, ese estilo sí lo tenía el Justina, por ejemplo, que vimos también por aquí. En este Vario me parece demasiado forzado, no sé. Me suena con un cierto estilo setentero, de hecho, y si no fuera por el Zigurat a su espalda, me decantaría más por el Westin Peachtree:
    http://www.circulobellasartes.com/revistaminerva/articulo.php?id=212

    La forma de los números, el estilo del frontal… Tiene más de ese estilo setentero que del Empire. Bajo mi punto de vista claro.

  6. Claro. Es que, afortunadamente hoy en día, abombados hacen muchos, no son ya solo los antiguos que eran notablemente abombados y de resina o «pichiglás». Y visto lo que me costó mi Festina, que lo tiene mineral, pero de los que son ligeramente abombados, como el de algún otro reloj que también has mostrado por el blog, pues le da su toque sin exagerado y por eso quedar demasiado encasillado en el pasado, se ve estupendamente, y corroboro que no por ello se lleva más cebollazos ni está ni siquiera marcado por ello.

    A este reloj, una versión o opción de un cristal así, no le habría venido de más. Y seguro que por una diferencia, qué sé yo, ¿de 20 o 30 euros? mucha gente lo preferiría. Quizás se lo han puesto plano por la inspiración en el Empire State, tan rectilíneo él… pero bueno, no olvidemos que hay un rascacielos neoyorquino más Art-Decó que él, que tiene sus líneas curvitas y abombadas en sus líneas y cúspide: el edificio Chrysler.

  7. Esta es la clase de reloj que me gusta mas, (hablo de analógicos, pues si de digitales se trata no cambio a los Casio) el estilo sencillo pero bien hecho me encantan de estos relojes, el hecho de no tener fechador me fascina aun mas, el corazón de este bebe es made in Japan, o sea, que no hay problema!!, como decia ALF, chulisimo reloj, la industria suiza debe estar alerta con esta clase de relojes. Felicidades por esta lectura y saludos a todos.

  8. El Justina era muy bonito, y le quedaba muy bien ese estilo con el fechador abajo. Incluso creo que habría mejorado bastante si le hubieran puesto más números y menos índices.

    Para mí este Vario tiene un aspecto muy setentero, muy de la vieja escuela, vamos. Ojo, que no estoy diciendo con ello que sea feo, su estética es chula.

  9. Pues siguiendo los comentarios he visto de pasada las fotos y me he fijado en otro detalle que no sé si será casualidad (en caso de que las agujas sean diseño estándar), o intencionado: la aguja de las horas, viene a ser como la silueta del Empire State, con la antena, en una perspectiva similar a la del grabado de la trasera, pero no viéndolo desde arriba, si no desde una de las esquinas y a distancia.

    Ahora lo que me estoy comiendo la cabeza es si de ser así, la aguja minutera tiene también alguna otra relación pero de algo que aprecie más un arquitecto más puesto en el tema o un neoyorquino amante de su arquitectura. Como algo quizás de formas de algún tramo de la antena o de algún otro detalle del edificio.

Deja un comentario