Cerradura Ezcurra DS-15

Como supongo que la mayoría de vosotros, no soy un experto ni en cerrajería, ni en seguridad física. Todo comenzó hace unos meses, cuando un vecino necesitó los servicios de un cerrajero. Cuando éste vio las cerraduras que teníamos instaladas, puso el grito en el cielo. Que era una cerradura poco segura, que se abría en unos segundos sin hacer ruido, y un largo etcétera. Pensé lo que muchos pensaríais, que es lo que dicen todos los cerrajeros para obtener más negocio, y que al fin y al cabo, toda medida de seguridad de puede romper, no existe la seguridad 100% fiable. Lo digo desde el punto de vista genérico, porque si bien mis conocimientos de cerrajería son nulos, bajo el prisma de la tecnología son bastante buenos.







Conservo las cajas de muchas cosas que tengo, así que busqué la de mi cerradura. Una Ezcurra DS-15, Made in Spain, con 6 pitones y doble anclaje. Además, con un cilindro de alta seguridad. Aquello tenía buena pinta. Por si acaso, accedí a la página web de la empresa (Ezcurra-Esko S.A.) que llevan más de 50 años en el negocio, y que se autodefinen por ofrecer cerraduras robustas, duraderas y resistentes. Textualmente lo siguiente:

Ezcurra-Esko, S.A. es una compañía independiente dedicada a proporcionar cerraduras mecánicas de seguridad para uso residencial. Nuestro largo historial de experiencia en la industria de la cerrajería, más de 50 años, nos permite ofrecer cerraduras Robustas, Duraderas y Resistentes aplicables en todo tipo de puertas.

Made in Spain. Ezcurra Distinta y Singular: fabricamos solo en España. Procedencia es un certificado de garantía; garantía que todo el proceso de elaboración se lleva a cabo únicamente en nuestras instalaciones de España. Nombrados por ello como Exportador Autorizado de la Unión Europea CE nº ES/20/0120/12.

Nuestra marca es Garantía de Calidad, con las mejores acreditaciones:


– Sistema Anti-Palanca Ezcurra: el más seguro sistema anti-intrusión.
– Certificación normas CE EN12209 (Mono-Punto) y PrEN15685 (Multi-Punto).
– Durabilidad, más de 50.000 ciclos testados.
– Sistema Gestión Calidad ISO 9001.
– Sistema propio de recubrimiento con una gran diversidad de acabados de gran dureza y alta resistencia corrosión.
– Cerraduras Ezcurra soportan el paso del tiempo con alta fiabilidad; han sido desarrolladas para que no se estropeen o deterioren en poco tiempo.



También hablaban de la cerradura DS-15, un portento por lo que pude entender:

En Ezcurra ponemos a la disposición de todos nuestros clientes una amplia selección de cilindros máxima seguridad. Un cilindro de seguridad para cada necesidad. Las características del modelo DS-15 de cilindro de alta seguridad son las siguientes:


– Cilindro de alta seguridad con perfil europeo.
– Protección frontal antitaladro por pasadores de acero templado.
– Perfil antiganzúa en entrada de llave.
– Cilindro de 6 pitones con doble anclaje, que alcanza elevadísimas cotas de seguridad y permite infinidad de combinaciones.
– Apto para toda clase de amaestramientos.
– Disponible con pomo.
– 5 llaves reversibles de latón cromado.
– Amplia gama de medidas y versiones: cilindros con pomo, medios cilindros, cilindros de doble embrague, etc.
– Fabricación automática en instalaciones de última tecnología, de gran precisión y seguridad.
– Acabados: latón, cromo brillo, cromo mate.



Efectivamente aquel cerrajero estaba equivocado, o tal vez quería sacar dinero de nuevos clientes. Internet no miente, por supuesto, y menos la página oficial de una empresa con tanta historia. Para un profano como era mi caso, la apariencia era de mucha seguridad, efectivamente. Desde el punto de vista del usuario de a pie, lo que más vemos es la llave. La mía se veía muy segura, con muchos pivotes y hendiduras, e incluso un número de serie en el reverso que daba mucha seguridad.



Así pasaron unas semanas, hasta que un día escuché hablar del bumping, y las cerraduras con sistema antibumping. Hay mucha información al respecto, así que para no perder el contexto, citaré sólo lo más evidente: El bumping es una técnica de apertura técnica ilícita, que es especialmente peligrosa por ser muy rápida, silenciosa, y no dejar rastros. Parte de una llave preparada previamente con las profundidades máximas del tallado de la llave y con ella se consigue el efecto físico deseado para esa apertura. Funciona como los juegos que son unas bolas colgadas de unos hilos; coges la última bola, la dejas caer, golpea al resto de las bolas y todas las bolas intermedias se quedan quietas y desplazándose únicamente la última. El bumping aplica el mismo principio: tenemos una llave cortada al máximo y todos los pines están chocando contra esta llave cortada al unísono, de manera que si aplicamos un golpe seco, se produce un impacto, que lanza los pitones de bloqueo, liberando simultáneamente todos los bloqueos. Los pines tienden a subir todos a la vez, el contrapitón salta, queda una cámara y la llave gira. Con un primer golpe se da una vuelta; con otro golpe, la segunda; y con el tercero, se abre la puerta.

Me quedé anonadado. No importaba que tuviéramos la llave echada con dos vueltas, la cerradura se podría abrir casi en el mismo tiempo que yo la abriera legítimamente con mi llave, y de hecho, sin hacer mucho más ruido. No me creía lo que leía, hasta que encontré este vídeo:

La grabación me dejó impresionado, aunque claro, requería una llave bumping para ejecutar la técnica. Seguro que no era nada fácil de encontrar, que estaría muy controlado… Pues para nada, no hay que ir ni a la red oscura, ni a vendedores extraños de Asia… Incluso en tiendas físicas españolas te la venden, y además muy baratas.



El Ezcurra DS-15 y también el Ezcurra DS-10 que a mi me engañaron, parece ser que engaño a la mayoría de cerrajeros también. Con un bombín o bombillo que cuesta menos de 30€, parece ser que alabado por su relación calidad-precio, lo instalaban en este gremio. Se dice que en las viviendas nuevas, su parque cubre cerca del 80%. Así que si ese es tu caso, probablemente tengas una Ezcurra. Hasta donde yo sé, todo tuvo poca transcendencia pública, yo mismo no me enteré de nada, lo cual es muy relevante si efectivamente tantas cerraduras son vulnerables. Lo que hizo la marca, en silencio, fue lanzar la versión DS-15 Antibumping, mantenía el mismo nombre de modelo, y como entre los profesionales ya había cosechado mala fama, finalmente decidieron actualizarlo con los K-20 y K-30.

La empresa española, aunque me duela, reaccionó tarde, y reaccionó mal. Es algo que no entiendo, porque en software, cuando se detecta una vulnerabilidad, se cataloga dentro del MITRE CVE, así todos están al tanto del problema, y es el fabricante el que informa a los usuarios, y los subsana. Los medios de comunicación siembran la alarma. Frases como «El nuevo Windows 10 de Microsoft, es vulnerable a ataques Spectre y Meltdown que pueden causar que un usuario malintencionado se adueñe de tu ordenador». En cambio si hablamos de bombines vulnerables, es como si no pasara nada, como si todo estuviera oculto. Os imagináis un titular tipo: «El bombín de alta seguridad DS-15 de Ezcurra, es vulnerable a ataques de bumping que pueden causar que un usuario malintencionado se adentre en tu casa». ¿No es acaso mucho más grave eso, que el acceso no autorizado a tu ordenador?. Es que al final, si son capaces de entrar en tu casa, pueden llevarse todo, incluso el ordenador físicamente, por mucho que ya no sea vulnerable a Spectre.

Me intento poner del lado de esta empresa guipuzcoana y pienso que quizás al ser un fallo físico, éste sea más difícil de corregir. Sigo sin explicarme que lo continúen vendiendo, que sigan comunicando afirmaciones falsas, y que no sean capaces de avisar a los afectados. Pero es que si vuelvo al mundo físico, me acuerdo del fallo del Mercedes Clase A en la prueba de alzado. Consistía en que si ibas a toda leche por un circuito de conos, el coche podía volcar. Causó gran revuelo y la marca debió aplicar ajustes para corregirlo. En efecto, era más grave que un coche volcase al pasar a elevada velocidad por unos conos, que una cerradura se pueda abrir en un tris tras.

Recordemos que Ezcurra-Esko ofrecían una «selección de cilindros máxima seguridad». Máxima seguridad significa invariablemente la más elevada. No dicen «buena seguridad» o «alta seguridad», sino máxima. Así que cuando veo que el DS15 / DS10 se sigue vendiendo, lo siguen teniendo en su web, no han corregido el problema, y ni siquiera son capaces de añadir una nota de advertencia al respecto, me indigno. Cuando veo que es una marca española y que fabrica aquí, además me entristezco.

Me he centrado en Ezcurra, porque he sido el afectado por ellas, pero con algo de documentación, vemos que es extensivo a las marcas más populares. Españolas como Lince (La Industrial Cerrajera, S.A.), MCM (mcm – Metalúrgica Cerrajera de Mondragón, S.A.), UCEM Sistemas de Seguridad (Grupo SECURIDEV), CISA (CISA Cerraduras S.A.), CVL (Sistemas Valle Leniz S.A.; alemanas como Tesa (ahora de Assa Abloy); italianas como Iseo (Iseo Serrature s.p.a.); o incluso las anteriormente españolas Azbe B. Zubía y Yale que se fusionaron como Yale-Azbe y pertenecen también a Assa Abloy.

La solución no es fácil, tampoco barata. Empieza con quebraderos de cabeza intentando encontrar a alguien que sepa de un tema que desconoces por completo. Un asunto en el que incluso las compañías aseguradoras te recomiendas profesionales que no son de los mejores. A partir de ahí, cambiar elementos que por supuesto ya no son de Ezcurra, y aprovechar el cambio para reforzar otras debilidades. Algo que no debería haber sido necesario, ni que mucho menos debería correr por cuenta exclusiva de los particulares afectados.

Durante el proceso, necesité tomar diferentes fotografías, hablar con gente, aprender, así que las aprovecho, y os las muestro a continuación:









11 comentarios en “Cerradura Ezcurra DS-15”

  1. Nada, como en otras tantas cosas, aquí no pasa nada. Y no seamos malpensados viendo ciertas coincidencias, que no nada malintencionado ni que insulte a la razón, por favor. Que somos humanos. Si todo es muy lógico.

    Por supuesto, también se habla demasiado. Demasiado. Consejitos, que algo se debe hacer, que si buena vecindad para que haya colaboración de necesitarlo… bla–bla–bla.

    Eso sí, «con misma lógica» que no te pille en casa, y al igual que «ciertas casualidades» en este mercado, industria de seguridad, pues igual que cualquiera por lo visto tiene esa «herramienta», pues tú tengas en tu casa una medida de seguridad pero saltándote las imposiciones y burocracia que no piden para otras «herramientas»… y que igual que entra un indeseable en tu casa reventando o trucando la cerradura, PORQUE EL TRUCO ESTÁ AHÍ, pues tú no te despiertes y ese no lo haga más. Bien sea por un acertado y oportuno bate, martillo o una sartén de 28 cm. que tengas al lado de la cama. Y no digamos si le descerrojas un par de cartuchos del .12 de una escopeta de cañones paralelos, legal, ilegal o alegal… porque oiga, como parece que en todo, también para esto «hay truco».

    Pero que no te pille en casa, ni tú apliques mismo principio «y truco» para conseguir una herramienta para legítima defensa de tu casa y que no saldrá jamás de ella. Que si pasa, como en casos que ya se han dado hasta en casa de un Policía Local, como poco así de entrada te piden 20-25 años de cárcel… mientras que la justicia «interpreta» qué pasó ahí. Porque «el truco» para tu legítima defensa y la de tu casa, los tuyos, la de un eventual vecino… ahí no vale. Grito en el cielo, máxima dureza… ¡y desde la misma Justicia! hacia el que (se) ha defendido. Encima.

    Pero ¿en estos casos tan flagrantes e insultantes? Bah, no pasa nada… Que todos somos humanos. Los maleantes de diversa índole y cacos también.

  2. Decepción, enorme decepción.

    Voy con regularidad a un gimnasio y, lógicamente, utilizo las taquillas que hay en los vestuarios para guardar ropa, útiles de higiene, toallas… y llaves de mi domicilio, documentación, tarjetas, dinero y teléfono móvil.

    Recientemente se registraron robos en las taquillas y el gimnasio no se hizo responsable.

    Hay dos tipos de taquilla: con cierre electrónico y con cierre por candado. Cuando supe de esos robos, dejé de utilizar la taquillas con cierre electrónico – sistema que nunca me entusiasmó – y pasé a utilizar las taquillas con cierre por candado.

    Compré un candado de la marca Lince. Me lo recomendaron en la ferretería en la que hago compras habitualmente. Hice caso de la recomendación porque en el pasado candados de procedencia china no me habían dejado satisfecho y porque Lince es una empresa de aquí.

    Algo caro el candado, sí, pero esperaba así aportar un poco a una empresa de aquí, también a un pequeño negocio que vende al público y llevarme un producto de calidad que dé cierta seguridad frente a robos en el gimnasio.

    Si lo que me he llevado es un producto de segunda, un candado que puede ser fácilmente violentado por un ladrón… pues para eso, en mi próxima compra me voy al made in China.

    La falta de honestidad de Ezcurra y, al parecer, de otras del ramo no me invita a ser optimista.

  3. Te entiendo y pienso como tu Alejandro. Soy consciente que las leyes deben modelar las situaciones excepcionales, pero en muchos casos, parece que estén del lado de los delincuentes más que de las víctimas. Al final los delincuentes son muy listos, y si saben que por robarte menos de 400€ no les pasa nada, pues eso harán. Además se correrá la voz, y el asunto irá a más. Es sentar un precedente.

    No quiere decir que esté en desacuerdo, entiendo que robar menos de 400€ (hurto), debe ser un delito más leve. Pero si ese delito implica que entran en tu casa cuando estás durmiendo, bueno, para mi eso es un agravante más que suficiente para tipificarlo de otro modo.

  4. Muy decepcionante un relojista. En cuanto a los candados no se decirte como de competitiva es Lince, probablemente mucho más que un candado chino, que a simple vista ya se nota lo endeble que es, aunque seguramente también, mucho menos de lo que debería.

    Me dedico a la tecnología y precisamente por eso sé lo enormemente complicado que es el software, y a su vez, lo limitados que son los presupuestos y los plazos. Al final a mayor complejidad y mayor presión, más debilidades. Debilidades que no suelen subsanarse, porque una cerradura electrónica como la de tu taquilla, probablemente no tenga a nadie asignado para hacerle el mantenimiento. Por eso estoy como tu, mejor algo mecánico, que sea más sencillo y que a su vez esté más probado, aunque no sea tan cómodo.

    Lo que si me explicaron es que estas empresas, aunque sean históricas y españolas, se están quedando atrás. El problema ha sido internet. Me explico, antiguamente los ladrones eran clanes reducidos que pasaban su vida intentando abrir cerraduras. Eran muy profesionales y especializados, pero eran pocos. Con esto llegó internet y ahora cualquiera puede aprender como abrir una cerradura vulnerable. Se juntaron personas de Europa del Este sin mucho que perder, y esa fue la combinación.

    Este tipo de industrias continuaron haciendo lo mismo que hacían hace 50 años, sin ser conscientes que ahora el nivel de amenaza, los malos, era mucho más amplia y contundente. Sin embargo eso dio la oportunidad a nuevas empresas españolas, como INN Solutions, que decidieron llenar el hueco que no llenaba Ezcurra, Lince o Tesa.

  5. Me tomado la molestia de ir a la página web de Lince y ver qué candado he comprado. Se trata de un Lince Serie 300 con llave de serreta.

    Desde mi desconocimiento de lo que es un candado más allá del concepto, creo que los 10 EUR que pagué son un precio razonable y que he hecho una buena compra.

    Dos características interesantes de este candado tienen que ver con las llaves. Una, que al ser de serreta se pueden copiar en cualquier establecimiento del ramo. Otra, que las llaves son de acero.

    Llevo usando el candado ya unos meses y hasta ahora no me ha dado ningún problema. El candado se ha llevado unos cuantos golpes debido a caídas y pese a ello sigue funcionado correctamente. Por otra parte, las llaves no se han oxidado a pesar de haber estado expuestas al sudor, al agua de la ducha y los vapores de la sauna con mucha frecuencia.

    Lo único que lamento es no haber comprado un candado de la serie 300P.

    Y por último, una idea que me ha venido a bote de pronto a la cabeza. ¿Es realmente una buena idea vender ciertos productos en hipermercados? Hablando de candados, al final el de Lince acaba en un expositor al lado de otro made in China, este último más barato y de mucha peor calidad. Ahora bien, quitando logotipos y demás, ambos candados externamente son iguales.

    ¿Cuál acabas comprando? Posiblemente el chino. ¿Sólo por precio? Quizás también por el contexto en el que te sumerge el hipermercado.

    Si vas al híper, lo haces con una idea de que el total de la compra no supere un máximo pre-fijado; punto para el candado más barato.

    Por otra parte, el expositor iguala a todos los candados hacia abajo: salvo que seas un entendido – por ser un profesional u otra razón -, el candado de calidad queda en la decisión de compra desposeído de los atributos que lo hacen superior: punto para el candado más barato.

    Y por últmo, lo que en realidad hacemos en el híper es una serie más o menos numerosa de pequeñas compras, dedicando un tiempo limitado a cada una de ellas. Así, en el proceso de decisión de compra hay poco tiempo para que otros candados de calidad opongan sus argumentos al del precio más bajo: otro punto para el candado más barato.

    Quizás ciertas compras no deban ser hechas en el hipermercado. Y no por ayudar al pequeño comercio, sino por puro egoísmo del consumidor. ¡La cantidad de candados de fabricación china que he tirado a la basura más pronto que tarde! Lo barato sale caro, y el híper induce a lo barato.

  6. Por lo que he ido averiguando un relojista, el tema es que la mayoría de fabricantes no se adscriben a ninguna normativa. Por ejemplo en cerraduras están las EN 12209 / EN 1125 que establecen unos mínimos a cumplir. Sin embargo, como no es obligatorio seguirlas, al final todo queda sin regular. Cuando en mi caso Ezcurra dice «máxima seguridad», no habla de ninguna metodología, ni tampoco hay ningún estándar detrás que lo apoye. Por tanto ellos podrán argumentar que hicieron una comparativa entre una cerradura china de 10 céntimos y la de ellos, resultando que la suya fue la más fuerte de las dos (de todas), y de ahí lo de máxima seguridad.

    En el caso de Lince, el 300P se incluye en la gama «Alta seguridad», pero no hay nadie que audite lo que eso quiere decir, y que lo contrasten sobre una base de mínimos. Por ejemplo si los comparas con los candados Abus Rock, verás que estos si cumplen una certificación la EN12320 que exige unas pruebas mínimas, un poco como el WR en los relojes, y que según ellas, lo clasifican como grado 5, es decir, seguridad extra.

    Verás que pese a todo mide unos mínimos, por ejemplo que al taladrarlo resista 4 minutos. Nos parece poco tiempo, pero es que el resto de marcas que no dicen que pruebas han superado, ni siquiera nos proporcionan esa información. Por otro lado, admito que certificarse en una norma ISO es tedioso, requiere mucha documentación, esfuerzo y dinero. Bien, en ese caso, que no se certifiquen, pero que digan que pruebas han pasado sus productos y cómo las han hecho.

    Aún así como me han dicho varios expertos, se trata de que estés más protegido que tu entorno. Si tu candado, pese a no ser una maravilla es mejor que los de alrededor, los amigos de lo ajeno irán a lo fácil, y a ti te dejarán tranquilo, tan fácil y cruel como eso. Claro que si en tu taquilla alguien te ha visto meter un iPhone Xs, pues puede que la cosa cambie.

  7. He seguido mirando la web de Lince, y me he encontrado con este modelo: Lince PLUS A-55/65. En este caso, sí que especifica como es de resistente:
    Grado de seguridad EN 4 y 5, según Norma Europea 12320

    Claro que vale 60€ que es 6 veces más caro que el tuyo, y 30 veces más caro que un chino. Todo no se puede tener.

  8. Estacion Telegrafica

    Muy buen reportaje, y muy completo. Como bien dices, Guti, no hay nada que te asegure 100% fiabilidad, menos en estos temas. Es como adquirir un antivirus – el mejor del mercado – y que te asegure que va a poder detectar el 100% de los virus. Pues sí, detectará el 100% (o cerca) de los existentes, pero si aparece uno nuevo, tendrás la misma protección que con el peor antivirus del mercado.

    Claro, irás más seguro, pero todo dependerá de que ese nuevo virus no te toque a ti. No sé si me explico. Con esto es lo mismo.

    Así que instálese usted una alarma, contrate un seguro de robo, instale una centralita directamente con la policía, cómprese un perro, váyase a vivir a un fortín… O aún mejor, instale su base en Venus.

    Y en el pueblo, que dejábamos las puertas de las casas abiertas… Los únicos que iban a robar eran los gatos, las viandas y tal. Tanta seguridad ahora, y van y te asaltan con una llave de botijo comprada en la tienda de la esquina. Da risa, si te paras a pensarlo.

  9. Quizás ese sea el problema Estacion Telegrafica. En pocas décadas hemos pasado de poder dejar las puertas abiertas, al miedo. Todo ha cambiado demasiado rápido, y la seguridad no se ha adaptado.
    Siguiendo tu ejemplo es como si siguiéramos usando antivirus para MS-DOS.

  10. En los candados, os digo una cosa tras ir viendo yo en tiempo para la bici que me compré. Que no es gran cosa, al revés… el caso es que sigo sin dejar la bici en la calle,

    ¿Y sabéis por qué? Porque en cadenas y candados, te prometan lo que te prometan, los que cumplen al menos que el mismo no pueda girar ninguno de sus dos extremos sobre sí mismo de haber logrado romper o cortar el otro, los cuentas con los dedos de una mano y te sobran dedos. En precio, o que por características no son los más versátiles, pues no los elijo. Aunque por precio fuera también lo de que te dura pues todas las bicis que pueda tener… pero aún así, es más candado que bici.

    Pero lo peor, y es a lo que voy, es que las pequeñas radiales portátiles que van a batería, han cambiado el escenario. Un candado de los anteriores, o el modelo justamente inferior, usándolo bien, sí, puede hacer que al caco que va con la cizalla de mano mediana o pequeña se va a por otro objetivo fácil y más descuidado en su anclado, más rápido. Si son de los que aún aseguran una bici curiosa con dos o tres cables de medio pelo que se cortan hasta con un cortafríos en ni un minuto, pues a por esa que se van antes que a ninguna.

    Pero es que hoy se dan casos en los que llegan, y en ni cinco minutos con radiales cortan varios candados y cadenas de acero cementado, llevándose un montón de bicicletas en una furgoneta en menos que nada. Y la herramienta ocupa y pesa menos, que la cizalla.
    Bueno, y yo digo cizalla, pero es que el candado que lo permite en tamaño, es acojonante lo que puede llegar a hacer un pequeño gato de coche.

    Y no quiero ser pájaro de mal agüero, pero como un día saquen una especie de cizalla mini para cortar, de hasta cierto tamaño, pero con otro eléctrico o que por un sistema de tornillos y palancas, empiece a mandar eso presión fácilmente para llevarse lo que sea sin más ruido que cuando pegue el latigazo lo que esté cortando… ¿qué candado aguanta eso? ¿Y qué fabricante ni normativa lo garantiza?

Deja un comentario