Coronel Ignotus (José de Elola y Gutiérrez)

José de Elola y Gutiérrez, más conocido por su pseudónimo de Coronel Ignotus fue un militar, geógrafo, inventor, dramaturgo y escritor de ciencia ficción. Nació en Alcalá de Henares (Madrid) en el año 1859 y falleció en la misma localidad en 1933.

Un autor del que probablemente no hayas oído hablar nunca, y del que estoy seguro si se hubiera apellidado Bradbury o Rice Burroughs, habría cosechado fama mundial. Lamentablemente no ha sido así, y es difícil hasta encontrar información sobre Elola Gutiérrez en la web. Incluso la mayoría de sus obras están poco accesibles, pese a los esfuerzos de digitalización y conservación de la Biblioteca Digital Hispánica, el Instituto Geográfico Nacional o la Universidad Complutense de Madrid. Todos ellos, habiendo escaneado muchos de sus libros, pero en formato PDF, poco apto para la lectura en ebooks de hoy en día.

Junto a Bia-Namaran, se nos ocurrió la idea de editarlos en formato texto (TXT), el más simple de todos, pero que a su vez es apto para la lectura desde cualquier dispositivo.

Así comenzamos con El amor en el siglo cien, parte de la colección Biblioteca novelesco-científica. Admito que mi parte fue la más sencilla. Convertirlo de PDF a texto, y hacer algunos reemplazos y formatos automáticos para sanearlo. El trabajo verdaderamente duro lo hizo mi compañero, que además elaboró una portada para el mismo, y los convirtió a diferentes formatos.

El amor en en siglo C, nos habla ya en 1922 de criogenización, de televisión, y de telefonía móvil, apoyándose en los descubrimientos de genios de la época, como el también olvidado Torres Quevedo.

Os podéis hacer con esta nueva edición desde LibroBolsillo que lo tiene en PDF, RTF, MOBI y EPUB, o desde aquí (499 Kb. en formato TXT).

Si la fuera nos acompaña, continuaremos el trabajo con el resto de volúmenes de la colección novelesco-científica:
– I. De los Andes al cielo, primera etapa de Viajes planetarios en el siglo XXII (1921).
– II. Del océano a Venus, segunda etapa (1921).
– III. El mundo venusiano, tercera y última etapa (1921).
– IV. El mundo-luz, primera parte de La desterrada de la Tierra (1921).
– V. El mundo-sombra, segunda parte.
– VI. El amor en el siglo cien (1922).
– VII. Los vengadores, primer episodio de La mayor conquista (1922).
– VIII. Policía telegráfica, segundo episodio (1922).
– IX. Los modernos Prometeos, tercer y último episodio (1921).
– X. Los náufragos del glaciar, primera jornada de Tierras resucitadas (1923).
– XI. Ana Battori, segunda jornada (1923).
– XII. El guardián de la paz, tercera y última jornada.
– XIII. Las pistas del crimen, primer episodio de El crimen del rápido.
– XIV. La clave del crimen, segundo episodio.
– XV. La profecía de Don Jaume, primera etapa de Segundo viaje planetario (1926).
– XVI. El hijo de Sara, segunda etapa (1926).
– XVII. EI secreto de Sara, tercera y última etapa (1927).

Y más adelante tal vez, con el resto de su obra:
– Eugenia (1898).
– La prima Juana (1900).
– Bosquejos: novelas cortas, cuentos, leyendas e impresiones (1900).
– El crimen del rápido (1900).
– Corazones bravíos (1903).
– Cuentos estrafalarios de ayer y mañana (1913).
– El anzuelo roto (1914).
– El fin de la guerra (1915).
– Los náufragos del glaciar (1923).
– Ana Battori (1923).
– El guardián de la paz (1924).
– La desterrada de la tierra (1921).
– La desterrada de la tierra II (1921).
– Viajes planetarios en el siglo XXII (1921).

Espero que lo conservéis y lo disfrutéis, y si os apetece colaborar en las tareas de edición de los siguientes volúmenes, estaremos encantados.



8 comentarios en “Coronel Ignotus (José de Elola y Gutiérrez)”

  1. Gracias Guti.

    En efecto, cualquiera que nos quiera echar una mano será bienvenido, al fin y al cabo es una tarea que emprendemos por el bien de todos los amantes de la ciencia-ficción, y de la lectura en general, ya que es una lástima que uno de nuestros autores estrella del género esté tan abandonado y sea, a día de hoy, tan desconocido.

    A cambio (que no es poco) incluiremos el nombre del colaborador en los créditos, quedando su esfuerzo grabado para la posteridad junto a una obra (y sobre todo un autor) de tal magnitud.

    Como bien indicas, los textos José de Elola y Gutiérrez (AKA Coronel Ignoto) son premonitorios en muchos sentidos. Por ejemplo, en 1922 ya preveía la deshumanización de la sociedad, la llegada de la tecnologia, que haría que muchos perdieran sus valores. Anticipaba cosas como las parejas de hecho (que él llamaba «amigamiento»), algo inusual en su época (recordemos que en aquellos años aún tiraban muchas industrias de máquinas a vapor y carbón, y la sociedad -más todavía la europea- era enormemente tradicionalista), el calentamiento global, el elemento kripton (mucho antes de popularizarlo Superman con la kriptonita). Y anticipaba aparatos como el teléfono móvil (que el llamaba «telefoto sin hilos»), o las modas, con mujeres haciendo de «embajadoras de marca» cuando eso ni siquiera se sabía lo que era en la publicidad de la época. Era increible la visión que tenía este hombre.

    Tuvo un grandísimo éxito cuando salieron sus novelas (¡era plagiado incluso, y le copiaban otros autores párrados enteros!), por desgracia, e inexplicablemente, con el correr de los años cayó en el más absoluto olvido. Hoy algunas de sus novela son imposibles de encontrar, así que bien merece este esfuerzo para volver a ofrecer y divulgar algunos de sus títulos en formato electrónico para que los que no le conocen, y sean aficionados a la ciencia ficcion, puedan disfrutar tambien de su lectura.

    No solo entretenía, sino que instruía al lector en unos años en los que la información científica estaba muy restringida a entornos académicos. Las notas al pie de sus novelas eran impresionantes, extensísimas, con información de todo tipo -obviamente sobre todo tecnológica-, que aportaba muchísimo conocimiento extra al tema del que trataba, para formar al lector y ponerlo en situación. Por lo tanto no solo era escritor, era también lo que hoy se le llamaría un divulgador.

    Encima su vida no era de sillón en una oficina, y a pesar de tener una salud endeble viajó por muchos países (algo inusual en sus tiempos, aunque él tenía la ventaja de su oficio militar, como cartógrafo y geógrafo, si mal no recuerdo), y sabía ingles, por lo que podía acceder a mucha información técnica.

    Que sea tan desconocido en España y sin embargo la mayoría de gente sí conozca a Julio Verne o Emilio Salgari deja en evidencia claramente, una vez más, que todo lo que venga de fuera nos causa en España mucha mayor atracción -sin desmerecer a esos grandes autores que acabo de mencionar, por supuesto-, olvidando sin embargo a grandísimos escritores que tenemos también aquí. Una desgracia que, en cierta medida y con los medios con los que podemos contar, intentamos reducir ofreciendo estos títulos de José de Elola que han quedado olvidados en la noche de los tiempos de una forma tan injusta.

  2. Robinson Paul Molina Coronado

    Muy buen trabajo justo estaba pensando en que faltaban comentarios acerca de un autor de ficción y temas variados de divulgación histórica y científica, Asimov, pero según veo van a estar muy ocupados con este autor.

  3. Gracias Robinson Paul Molina Coronado. Parece que la iniciativa ha llegado justo en el momento perfecto. Espero poder publicar en breve el resto de novelas de José Elola Gutiérrez, al menos lo suficientemente pulidas como para ser legibles y para que si alguien se anima pueda ayudarnos en su corrección.

  4. Desconocía a este autor Guti, pero me voy a poner manos a la obra con su lectura porque me parece muy interesante…:) Me lo he imprimido en papel porque soy un antiguo jejej!

  5. Las lei en la biblioteca del colegio cuando era un niño. Ahora con casi 60 he llegado aqui buscandolas. Gracias por el trabajo. Enhorabuena.

Deja un comentario