Os explicaba en La ineficiencia de Correos Postal Exprés, el fracaso de Correos como empresa gestora de envíos. Para no extenderme con la explicación, sólo deciros que contraté Correos Postal Exprés para hacer un envío de documentación necesaria para un visado. El Consulado Español, exige que sea documentación original, no sirven las copias ni las fotocopias. Entre ella se encuentra la Carta de Invitación para Extranjeros. La carta de invitación para extranjeros, es un documento que emite la Dirección General de la Policía, y que entre otras cosas, necesita lo siguiente: original y copia del certificado de empadronamiento con menos de 3 meses de antigüedad; y original y copia del contrato de alquiler o escritura de tu vivienda. O sea, que si como me ha ocurrido, Correos extravía ese sobre, o bien no llega a tiempo a su destinatario, entonces vas a perder bastante dinero y muchísimo tiempo.

El pasado 29 de mayo de 2017, deposité en la sucursal de Correos de mi barrio, un sobre con destino a República Dominicana, conteniendo importando documentación original, necesaria para el centro de visados de Santo Domingo del Consulado de España. El servicio de Postal Exprés, garantizaba una entrega, en un máximo de 6 días laborables, pero que como visteis, en realidad tardó más del doble (13 días laborables). Así que ni siquiera fueron capaces de garantizar el plazo prometido.

Debido a su falta de seguimiento, proactividad, e información, en la que tardaron 15 días en darme una respuesta sobre el estado del envío, una vez que reclamé, y de todas las promesas incumplidas, me vi obligado a desechar ese envío, y realizar otro con otra agencia de transporte.

Implicó realizar de nuevo todos los trámites, por lo que para hacerlo constar, he inventariado todo el trabajo perdido debido a ese envío que nunca llegó, y que posteriormente he tenido que repetir, por supuesto con otra compañía. El perjuicio, es grande económicamente, los trámites no son baratos, pero lo es más aún en cuanto a tiempo y desplazamientos. Un dinero, y un tiempo que he perdido, pues posteriormente tuve que repetir nuevamente todos el proceso, y que arroja 467,7€, desglosados en 19 horas invertidas, y en 179,9€ desembolsados, de la manera siguiente:



La metodología es la siguiente:
Tarea: El proceso que ha sido necesario realizar.
Tiempo (H): El tiempo invertido para realizar ese proceso. Si era presencial, se incluye el transporte de ida y vuelta.
Tiempo (€): El tiempo convertido en euros, en base a horas perdidas de trabajo que me descontarían de salario, o como en mi caso, que luego habrá que recuperar.
Coste (€): Coste directo de esa tarea, cuando es por ejemplo una compra o un pago.
Descripción: Información adicional sobre la tarea.

El transporte usado, es que medio de locomoción habitual, el transporte público. Podría haber egoísta, y considerar que eran taxis, o vehículo privado. Todas las gestiones, han usado medios de mi propiedad como conexión a internet, o la telefonía, que he omitido del inventario, al considerar que son gastos fijos, que de otro modo también habría tenido. Del mismo modo, he omitido explícitamente los gastos por uso de dispositivos informáticos de mi propiedad, al considerarlos negligibles. Tampoco se incluye ninguna compensación por daños psicológicos, pues el nerviosismo, la tensión, y el dolor de cabeza ocasional, no me ha impedido hacer mi vida personal y laboral habitual. Ni tampoco incluye una posible indeminación debida al robo de información confidencial, íntima o personal, por parte de alguien que haya encontrado o hurtado el sobre, pues no estoy capacitado para valorarla.

Solamente para la carta de invitación, imaginaros lo que ha representado tenerme que desplazar 4 veces a la comisaría de policía, y guardando turno cada vez …



No sólo es tiempo sentado tranquilamente esperando. Es también mucha tensión y muchos nervios, pero también largas caminatas de un lado para otro, y preguntando aquí y allá, como mi buena Xiaomi Miband tiene registrada.



Si te parece poco, súmale a eso que Correos tiene proactividad nula, todo lo tienes que iniciar tu. Si quieres saber qué ha pasado, debes quejarte, ir haciendo seguimiento de tu envío. Si te dicen que te contactarán por email o teléfono, no te fíes, no lo hacen.

Y lo que duele, es el agravio comparativo, cuando todas esas situaciones, ocurren en paralelo con envíos de compañías en las que puedes confiar y que dan la talla, como DHL, con actualizaciones cada pocos minutos. Las comparaciones son odiosas, verdad que sí, ¿señores de Correos?





Pese a contar con la correspondiente queja en la Organización de Consumidores y Usuario (OCU), en la hoja de reclamaciones oficial de la Generalitat de Catalunya, y varias quejas internas en Correos, tanto sobre el envío, como el servicio, no creo que nada cambie. Así que por tu bien, espero que hayas leído todo esto. Y recuerda: no uses Correos, no confíes en Postal Exprés, porque Correos no es fiable.