Entrevista a Gonzalo Gutiérrez-Colomer (Colomer & Sons)

Con el afán de daros a conocer de primera mano a los principales protagonistas en cuanto a la relojería en nuestro país, y tras haber estado con Gilberto Salas Abad de WEC Design, hoy hablamos con Gonzalo G – Colomer, máximo responsable de la marca Colomer de Colomer & Sons, y sobre la que hace unos días pudisteis leer la reseña del Classic Power Reserve.

Un hombre polifacético, con el que comparto la pasión automovilística, y por supuesto relojera.



Gonzalo, tu trayectoria profesional es muy curiosa, porque, aunque muchos no lo saben, empiezas como publicista y diría que, con bastante éxito hasta que, en 2006, decides hacerte empresario. ¿Qué ocurrió en aquel momento?
Efectivamente así es, después de 17 años en Agencias de publicidad se aprende mucho, sobre todo a desarrollar y vender productos, asunto que siempre me había atraído muchísimo. Llegó el día en que me sentí preparado para dar el salto al vacío y comenzar a tener ideas para mis propios negocios en vez de para los clientes que nos pagaban por ello y eso hice.

Entonces decides fundar “Gusto by Colomer” una marca de calzado que, como sabes es algo que también me apasiona y que pretende ofrecer lo que ahora ofrece Colomer & Sons, es decir zapatos de calidad a precios razonables.
No exactamente, comencé antes con los relojes que con los zapatos y después pensamos que sería bueno desarrollar una marca de buen “gusto” alrededor de otras prendas de ropa, zapatos, accesorios, etc. Pero nuestra pasión eran más los relojes que otra cosa y con el paso del tiempo estos fueron creciendo y fuimos dejando de lado la idea de “Gusto by Colomer”.

Además, compaginas C&S con la dirección de los restaurantes Bentley’s Burger y negocios en línea como yoquierounodeesos.com, happyfm.es o maitake.es ¿De dónde sacas el tiempo?
Es fácil, es una cuestión de concentración de esfuerzos, trabajo en equipo, ganas e ilusión y por supuesto muchas horas al día.

¿Y lo de los hijos en Colomer & Sons de dónde viene? Porque por lo que yo sé, la iniciativa comenzó junto a tu hermano Jaime.
Así fue y como ambos tenemos hijos nos pareció adecuado incluirlos en el nombre de la marca, al fin y al cabo, lo hemos creado para que perdure en el tiempo y alguno de ellos pueda seguir con el negocio.

Comienza entonces la trayectoria de Colomer & Sons, con piezas excelentes que aún recuerdo como el Attempore Silver que estuve a punto de comprarme, y que montaba un calibre automático suizo (de ETA), cristal de zafiro y todo ello a unos 350€. Pero también hacéis piezas “menos buenas” por decirlo así, que causan cierta polémica entre los entendidos. ¿Lo ves de ese modo?
No, ni mucho menos, nuestra filosofía es el “Lujo Accesible” y en ello trabajamos cada día, tenemos muchos clientes que no se pueden permitir comprar relojes de 400€ y a los que les gustaría tener uno de nuestra marca y para ellos los hacemos no peores sino más simples, movimientos de cuarzo japoneses por ejemplo, pero siempre con nuestros estándares de calidad y los 10 años de garantía. La verdad es que no trabajamos pensando en los expertos en relojería, trabajamos pensando en las necesidades de nuestros clientes que son de los que vivimos.

Llama mucho la atención que desde el principio ofrecierais una garantía de 10 años. Algo que ninguna relojera ofrecía en aquel momento, y que hasta donde yo sé, nadie ofrece tampoco actualmente. ¿Por qué esa apuesta? ¿Ahora que han transcurrido 10 años, salen los números con ese nivel de servicio?
Por supuesto que salen, teníamos que diferenciarnos de la competencia, una marca española nueva y joven que hacía relojes ya era una cosa rara cuando comenzamos hace 10 años y había que transmitir al cliente confianza. Podemos ofrecer esta garantía porque somos nosotros en nuestras oficinas quienes ensamblamos reloj a reloj con sumo cuidado y pasión y como sabemos lo que hacemos pues lo trasladamos nuevamente a nuestros clientes.

En 2016 dais un nuevo cambio de rumbo, y decidís ser pioneros apostando por el micromecenazgo desde Kickstarter para obtener los fondos necesarios para las nuevas creaciones. El salto de calidad se nota, abundan los cristales de zafiro, las maquinarias Miyota 9xxx, … ¿Cómo os disteis cuenta que hacía falta esa evolución de calidad, y porque decidisteis hacerlo desde Kickstarter en vez con un mecanismo más convencional?
La calidad siempre es importante y nosotros tenemos esa obsesión pero debe ir acompañada con el “Lujo accesible” y en este negocio hacen falta años para fabricar buenas piezas a buenos precios, las cantidades mínimas de fabricación por ejemplo de cajas son muy elevadas, los riesgos enormes y el dinero que debes adelantar para fabricar un reloj ni te cuento y es ahí donde decidimos dar el salto Internacional e intentar conseguir clientes fuera de España, ver como respiraban con una marca como la nuestra y el resultado está siendo magnifico la verdad. Los clientes nos apoyan y gracias a sus donaciones podemos hacer nuestros relojes y entregárselos a ellos a precios sin competencia.

Me gusta como lo estáis haciendo, además de Miyota 9100 que os decía antes y que me parece un calibre estupendo, y poco adoptado hoy en día o el cristal de zafiro, hemos visto que comenzáis con el titanio con el San Diego. Para mí el mejor material para relojería. No obstante, ha debido ser complicado encontrar socios que dominasen su tratamiento. ¿Verdad?
Es lo que te decía antes, lleva años aprender, hemos cometido errores, nos han engañado, en fin, hemos pasado por todo tipo de vicisitudes, esto no es fácil pero nuestras ganas son enormes y al final acabas encontrando los fabricantes de piezas adecuados para hacer cosas diferentes. El nuevo San Diego es un gran ejemplo de ello y está siendo un gran éxito de ventas.

La competencia es dura, y más para una pequeña firma como C&S. Además, con tanta saturación de relojes de moda, aportáis aire fresco ofreciendo diseño, pero también calidad y prestaciones. ¿Es una necesidad que demanda el mercado?
Nunca es fácil determinar que demanda el mercado, pero no cabe duda de que la gente quiere buenos relojes a buenos precios y sobre todo que haya alguien serio detrás por si pasa algo ya ahí siempre estamos nosotros.

Recientemente hemos visto vuestra nueva web que está también en inglés. ¿Qué tal está siendo la acogida fuera de España?
Fantástica la verdad y desde que hemos comenzado en Kickstarter más todavía, hoy vendemos ya en 35 países del mundo y seguimos creciendo.

¿Qué crees que aporta de diferente C&S sobre otras marcas?
Aportamos conceptos diferentes, nos gusta asociar nuestros relojes a hechos históricos como han sido los dos últimos tanto el Juan Sebastián Elcano como el San Diego, además difundimos la cultura española por el mundo y eso nos encanta.

¿Cómo es vuestro perfil de cliente?
Tenemos de todo, desde coleccionistas a clientes normales que ven nuestros diseños les gustan y adquieren alguna pieza, también vendemos mucho para regalo.

¿Cuál o cuáles dirías que son vuestros relojes más populares?
Por ahora los dos últimos el Juan Sebastián Elcano y el San Diego.

¿Cuántos relojes vendéis?
Jajajaja unos cuantos…

¿Qué reloj llevas ahora mismo y qué otros relojes tienes?
Me he dado cuenta desde el principiio que ya te has fijado en él. Ahora mismo llevo un Tourbillon con maquinaria Seagull que es una maravilla.



¿Cuál crees que ha sido el mayor acierto de Colomer & Sons? ¿Y el mayor fracaso?
El mayor acierto la internacionalización a través de Kickstarter y el mayor fracaso unos relojes que te podías hacer tu mismo que hicimos hace años.

Conociéndote creo que como yo te encantaría tener un reloj completamente Made in Spain. ¿Es una meta para Colomer & Sons?
Imposible por ahora, soy realista, es muy difícil sobre todo hacer una maquinaria propia. También me gustaría diseñar coches, pero se queda ahí en un sueño por ahora…

¿Qué planes de futuro puedes contarnos?
Pronto lanzaremos una línea nueva de relojes de cuarzo denominada “Serie Española” y enfocada a dar a conocer diferentes monumentos o construcciones de España y sobre las cuales nos hemos inspirado para realizar esta nueva colección.

¿Cuál es tu opinión en cuanto al futuro de la relojería? ¿Seguiremos llevando reloj, o usaremos sólo el Smartphone? ¿Conquistarán los relojes inteligentes el mercado, o por el contrario el espíritu de rebeldía y volver a las raíces causarán un nuevo auge mecánico (¿que en parte ya está ocurriendo?
Hay clientes para todo, lo importante es que cada uno siga su camino, haga las cosas bien, de calidad a buen precio y buen servicio post venta, seguro que así sobreviviremos todos.

¿Veremos algo diferente en C&S? Un reloj inteligente, o quizás relojes de bolsillo, de pared, …
Nunca digas nunca jamás…

¿Crees que algún día volveremos a tener una manufactura relojera en nuestro país como teníamos en los 50, 60 y 70?
Lo dudo mucho, es complicado, requiere mucho tiempo e inversión y hay que estar un poco loco para hacerlo, aunque desde luego a mí personalmente me encantaría, España es un país de emprendedores magnifico, el problema son las instituciones, las pocas ayudas.

Gracias Gonzalo por esta entrevista. Espero que los lectores os conozcan mucho mejor ahora, y que continúe esa trayectoria de éxito internacional y también nacional
Gracias a ti por interesarte en nuestra marca Javier, y un saludo a todos los lectores.

4 comentarios en “Entrevista a Gonzalo Gutiérrez-Colomer (Colomer & Sons)”

  1. Muy buena entrevista y muy buenas respuestas. Tienen relojes bonitos, como el Bramante, lástima que la mayoría sean de agujas y números en azul o en dorado, odio esos colores. El Bramante con números negros estaría chulo, aunque yo quitaría el cronógrafo, un cronógrafo en un mecánico no sirve de nada. Bueno, sí, para complicarte la vida 😀

    Lo que no me gusta de C&S, insisto, es el logo. No transmite nada, y puesto sobre la esfera del reloj parece que llevas un bicho aplastado. Claro que en eso yo no soy ningún entendido, ellos sabrán la razón.

    El señor Gonzalo tiene cara de simpático.

  2. Tienes razón en que un cronógrafo, no ya en un reloj mecánico sino en uno analógico tiene poca utilidad bianamaran, esencialmente saber que dispones de esa complicación, pero poco más.

    De logos y nombres es difícil opinar, sus motivos tendrán. A algunos les gustará y a otros no.

    Lo que si puedo decirte es que Gonzalo es un hombre muy amable y con mucha paciencia. Ha sido un gusto poder tratar con él durante estos trabajos.

  3. Escribo estas líneas para, simplemente, agradecerte por esta serie de entrevistas.

    ¿Habrá entrevista con Miguel Rodríguez, el factítum de Festina – Lotus? Eso sería el premio gordo.

  4. Desgraciadamente hay algunos grandes que quedaron en el tintero un relojista. Uno de ellos era en efecto Miguel Rodríguez de Festina Group, el grupo relojero más grande de nuestro país, desde donde me comunicaron que no realizan este tipo de entrevistas.

    El otro fue Miguel García dueño de la suiza Sellita, con los que me fue imposible ponerme en contacto. Además del recopilatorio de entrevistas y pruebas que tengo preparado (aún quedan más pruebas y entrevistas por venir), me has dado la idea de preparar un «Cómo se hizo», explicando los que dijeron que no y sus motivos, así como los que ni siquiera llegaron a responder.

Deja un comentario