No me explico como es posible que tras tanto tiempo con el blog, no haya dedicado nunca un artículo dedicado a AMD (American Micro Devices), así que ¡aquí está este para solucionarlo!

AMD se fundó en 1969 con miembros procedentes de Fairchild Semiconductor. Empezó desarrollando procesadores, para continuar fabricando memoria RAM (1975), tarjetas gráficas (2006).

Su éxito comenzaría con un clon del 8080 de Intel, y no dejaría de ser una premonición de futuros desarrollos de la empresa, ya que en 1982 acordarían con Intel ser fabricantes de sus diseños 8088 y 8086 que se acabaría extendiendo hasta el 286. La cancelación de ese acuerdo en 1986, fue la que propició que se retomara la trayectoria original.

Así en 1991 se presentan su 386, que posteriormente, y por motivos legales pasaría a llamarse Am386, obtenido en base a una combinación de conocimiento del 286 y anteriores de Intel; tareas de ingeniería inversa; y ciertas mejoras sobre el diseño original. Indudablemente el 386 de AMD fue un éxito, no solamente era más económico que el de Intel, sino que además era más veloz. Guardo bellísimos recuerdos de sus 386 DX-40, cuando Intel contaba como mucho con los 386-DX33, para aquellos que buscaban un ordenador fiable.

La historia siguió por esa linea, en 1993 con los Am486, que aunque con algunos meses de retraso sobre Intel, volvía a ofrecer más rendimiento que los i486.

En 1995 aparece una nueva generación, los K5, esta vez compatibles con Intel Pentium, pero sin compartir diseño, vendiéndose a precios relativamente bajos, pero sin igualar en rendimiento a su competidos. Lo mismo ocurriría en 1996 con los K6 (K6, K6-II, K6-III), que tomaba la base del Nx686 de la recién adquirida NexGen, pero no llegaba a igualar las prestaciones de los Pentium II o Pentium III. Así que quedó relegado a las gamas más económicas, que por entonces luchaban con Pentium y Pentium MMX.

En 1999, aparece el K7 (Athlon y Ahtlon XP), esta vez acompañado de placas propias, incompatibles con las de Intel por razones legales. Gracias a sus innovaciones, y al usar el bus de Alpha vuelve a retomar la cabeza, venciendo a los Pentium IV de Intel en rendimiento, y por supuesto precio.

En 2003 se presenta la familia K8 (Athon64), que se adelanta a Intel tanto en rendimiento comparativo con los todavía Pentium IV, como también en estandarizar y soportar el juego de instrucciones de 64 bits x86-64, que luego sería implementado por su competidor llamándolo EM64. En 2005, se empieza a comercializar el Athlon64 X2, la versión mejorada y multicore del Athlon64, cuando Intel todavía no ha lanzado sus Core Duo.

En 2006 comprarían ATI, para meterse de lleno en el negocio de tarjetas gráficas, aunque sin lograr hasta día de hoy una ventaja en el precio/rendimiento con Nvidia, como tendrían con Intel.

El K10 (Athlon II) viene en 2007, para intentar luchar contra el elevado rendimiento del Core y Core 2, pero esta vez no lo logra, y solo consiguen adelantarse en cuanto al número de cores, pero con peor rendimiento, y consumo. Como de costumbre, mantienen los precios más bajos.

Mis gustos personales, siempre han apuntado a AMD, en cuanto a relación precio/prestaciones, prueba de ello es que todos mis ordenadores de sobremesa han ido equipados por procesadores de ese fabricante. Sin embargo en portátiles, donde consumo y temperatura son un condicionante, he seguido con Intel.