Cuando hablaba del Luch Monoaguja, Bia Namaran me sugería redactar un artículo explicando como leer la hora en un reloj monoaguja.

En cierta forma, lo consideraba tan intuitivo que ni siquiera me plantee la posibilidad de que fuera necesario. No obstante, he podido ir viendo como a pesar de su sencillez, sigue habiendo gente a la que se le plantean esas dudas, al menos antes de la compra de un reloj de esta índole, porque ya digo que una vez lo tenemos, es tan natural como leer la hora en un reloj analógico convencional.

Como en el mercado, contamos con una oferta mucho más grande de lo que cabría esperar, pues aparte del mencionado Luch, están MeisterSinger, Pita, Schauer, Botta Design, Defakto, Wancher, Nienaber Uhren, Karl Falk, Slow Watches, … Empezaré más o menos desde cero.

Los relojes de sólo una aguja, empezaron a ser populares en el siglo XVII y XVIII. El motivo no era más que su simplicidad. Una sóla aguja, es la menor complicación por antonomasia. No podemos pensar en simplificar más un reloj que de ese modo. Esta simplificación, redunda por tanto en una maquinaria mucho más sencilla de diseñar y fabricar

Por supuesto, a medida que avanzaba la experiencia y la técnica, se pudieron añadir agujas minuteras, luego segunderas, fechadores, días de la semana, y un largo etcétera.

En la actualidad, los monoaguja son una concesión filosófica y visual, pero que ya no se sustenta en un calibre más sencillo, pues la mayoría, equipan movimientos con al menos hora y minutos, pero eliminando las agujas innecesarias.

Podemos pensar en un reloj mono-aguja, como si fuera un reloj normal, al que se le han quitado todas las manecillas, dejando solamente la aguja horaria. Algo que no era baladí en los albores de la relojería personal.

La forma de leerlo es bien sencilla. Si ahora mismo llevas en la muñeca un reloj analógico, sólo tienes que prestar atención a la manecilla horaria. El mío me indica que son las 11:27, así que las horas, están colocadas casi en la mitad entre las 11 y las 12. Si estuvieran justo en el medio, serían las 11:30 exactamente. Si estuviera justo en las 11, serían las 11, y si estuviera justo a las, serían las 12.

Si generalizamos, y vemos que está cerca de las 11, serían las 11 y pico. Y si está cerca de las 12, serían las 12 menos algo.

Ahora fíjate en como es la esfera de mi Luch monoaguja, indicando esas 11:27:

Para hacernos más fácil la lectura, vemos que hay marcadores que además de las horas, nos dividen con una linea cada cuarto. Así entre las 11 y las 12, se nos marca 11:15, 11:30 y 11:45. Además, cada cuarto, está dividido en 3 partes, es decir, cada una son 5 minutos. Por ejemplo entre las 11:15 y las 11:30, tenemos 11:20 y 11:25.

Aquí es donde entra en juego la visibilidad del reloj, y sobre todo, tu agudeza visual de cerca. Cuando la aguja queda entre dos franjas de cinco minutos, tendrás que calcular en que región está. Es difícil determinar +/- 1 minuto, pero el rango de 2-3 minutos, se identifica fácilmente.