Tras haber estado con Xavier Vendrell de Kronos, hoy os traigo a este espacio a otro protagonista de primera línea en lo que a relojería española se refiere.

Me estoy refiriendo a Gilberto Salas el artífice detrás del WEC Design Bronze que reseñé hace unos días y que a mi modo de ver es un ilustre en el pequeño mundo de los relojes españoles.



Bienvenido a este espacio Gilberto. Como sabes llevo tiempo hablando con los protagonistas en cuanto a relojería nacional, y tú no podías faltar.
Gracias a ti Javier. Estoy encantado.

Te conocemos por tu trayectoria en EXTático desde 2006, pero pocos sabrán acerca del nuevo proyecto que emprendiste en 2015: WEC Design. Cuéntame cómo se te ocurrió.
Pensé en aprovechar el know-how que teníamos en EXTático para el diseño de relojes y así sacarle partido. Compramos la maquinaria para fabricar nuestros relojes y ofrecer ese servicio a terceros.

Sin embargo, hace muy poquito habéis lanzado el WEC Design Bronce que vendéis por internet al usuario final. ¿A qué se debe ese cambio de enfoque?
En realidad, no es un cambio de enfoque. Es más bien un aumento de servicios. El problema es que siendo una empresa tan especializada hay que buscar de alguna forma otro tipo de ingresos. A la vez es un escaparate de lo que podemos hacer, ya que, por los contratos de confidencialidad, la mayoría de las veces no podemos decir quiénes son nuestros clientes.

También ofrecemos la posibilidad de diseñar y fabricar packaging exclusivos y diseño web.

Viendo la detallada información que proporcionáis, personalmente me he dado cuenta de lo complejo que es fabricar un reloj. El bronce de la caja, un tipo de aluminio para la trasera y otro para la esfera… ¿Qué ha sido lo más complicado de ese proceso?
Al usar un centro de mecanizado de 3 ejes es muy importante fabricar los amarres para el material a mecanizar. Usamos en la primera operación un disco de 60mm al que posteriormente le damos la vuelta en el amarre individualizado. Con eso conseguimos unas tolerancias de 0.05mm en el eje Z e incluso menor en los otros ejes.

Creo que esto ha sido lo más complicado de idear, precisamente por lo específicos que son. Los hemos modelado en el ordenador con el Fusion 360 de Autodesk y luego desarrollar las trayectorias individualizadas por códigos G del CAM del mismo programa. Lo mismo ocurre con las diferentes partes del reloj.

Al respecto del modelo Bronce, me sorprende muchísimo que hayáis conseguido venderlo a sólo 69€. Mucho más económico que relojes de manufactura china y marca de moda. En cambio, el vuestro es un reloj de producción pequeña y artesanal, con buenos materiales y Made in Spain. ¿Cómo lo habéis conseguido?
Muy buena pregunta. Lo hemos conseguido disminuyendo mucho los tiempos de mecanizado En 30 minutos todas las partes pueden estar mecanizadas, El diseño se ideó con este fin, mejora los tiempos de mecanizado para poder terminar un reloj en el menor tiempo posible y mantener su valor de artesanía

¿Es cierto que salvo la maquinaria Miyota del WEC el resto está fabricado en España?
Nosotros hemos fabricado la caja, la tapa y la esfera.

He visto que por ejemplo la correa os la hacen en Valencia. ¿Qué partes del reloj son manufactura WEC y qué partes son de otros proveedores españoles?
Salvo la caja, la tapa y la esfera los demás elementos se han comprado a proveedores de fornituras en España.

Nosotros tenemos capacidad de hacer las demás piezas, pero es más económico comprarlas por catálogo (corona, cristal, agujas) a un proveedor de fornitura de aquí. El reloj se diseñó y desarrolló teniendo en cuenta estos elementos. Aún así, se puede decir que el reloj es un auténtico Made in Spain,

¿Por qué decidisteis que el bronce fuera la pieza que inaugurara vuestra tienda online? Es decir, el bronce es más fácil de trabajar y a la vez más exclusivo, pero no es un material que les guste a todos, acostumbrados al acero o al titanio.
Por eso mismo por la exclusividad. Hay muchos relojes en el mercado de acero o de aleación dentro de estos precios, pero ninguno de bronce a un precio tan competitivo. Para tener un reloj de bronce hay que ir a un precio mucho mayor y más caro.

Además de la poco común caja de bronce que hablábamos, otro elemento muy particular es la tapa trasera, de aluminio 7055. ¿Con tantas alergias, no es una apuesta demasiado arriesgada?
El aluminio 7075 no produce alergias de contacto, ya que no contiene níquel. En cambio, el acero 304 o 316 L sí las produce. Estamos hablando de un casi 13% de níquel para el acero 316 L y no digamos el acero 904 L, que usa una muy conocida marca de lujo, que alcanza hasta un 25% de níquel. Tanto contenido en níquel puede superar el umbral de tolerancia para la alergia con facilidad. A la larga no es solo el níquel del reloj, sino unos brackets de ortodoncia, una pulsera o cualquier utensilio de cocina que sea de estos tipos de acero y aumente el nivel de níquel en sangre. Muchas veces se piensa que es la correa la que produce el problema, pero puede ser la sensibilización al níquel, que ya ha sido superada por el usuario.

Seguimos teniendo muchas marcas nacionales, pero generalmente la producción no se hace aquí como es vuestro caso. ¿Crees que los consumidores valoran el Made in Spain como algo ventajoso?
Creo que se valora más en el exterior que en España. De todas formas, la crisis ha hecho bastante daño a este tipo de productos. Puede que aprecien el trabajo, pero la economía nacional afecta a la hora de darse un capricho. Sigo esperando que este tipo de producto se valore en un futuro próximo.

Entre los 69€ del WEC Bronce y los 1.200€ de los EXTático veo un salto abismal. Sería interesante completar la oferta intermedia. Pienso en relojes de 200€ a 500€. ¿Es algo que tengáis previsto?
El WEC es fácil de mecanizar, pero el Juntor o el Diver son mucho más complejos y necesitan mayor tiempo de mecanizado. El Juntor lleva siete componentes además de la corona y la correa de poliuretano que son fabricadas aquí. Aparte del anodizado en el caso del Juntor de aluminio. La correa en concreto empezamos a fabricarla en el taller, pero hicimos un molde de aluminio y las mandamos a fabricar a Ciudad Real.

El bisel del Diver es muy complejo de mecanizar y aquí en España solamente nosotros lo podemos hacer. Quizá alguna empresa muy especializada que por el coste del mecanizado nunca aceptaría este reto.

Con respecto a lo que propones del precio es una idea muy a tener en cuenta. De hecho, es muy fácil incorporar movimientos automáticos al WEC de bronce o de otro material, que estén dentro del umbral de precios que propones.

¿Cuál es vuestro perfil de cliente? Entiendo que tanto para EXT como para WEC son hombres que entienden de relojería. Que buscan una pieza poco conocida valorando sus cualidades intrínsecas más que su marca.
El perfil de clientes en WEC suelen ser start-ups que quieren fabricar una marca con precios muy bajos, que desgraciadamente solo es posible en China. En estos, casos nosotros realizamos la gestión con compañías asiáticas para dar un máximo de calidad y con garantías.

Luego se hallan los clientes que quieren realizar relojes de media o alta gama, pero son bastante pocos. Son los que quieren fabricar relojes hechos aquí en España, donde no se necesitan mínimos de 300 a 500 relojes.

En el caso del reloj de la tienda es unisex y nos lo han comprado hombres y mujeres por igual.

En EXTático el cliente es el que ya está cansado de relojes con un mismo diseño y quieren algo novedoso con buen precio y que no sean suizos. Suelen ser extranjeros en su mayoría por no decir el 100%.

Entiendo que no nos puedes decir para quiénes fabricáis, pero ¿Puedes decirnos la cantidad de relojes que salen de vuestro taller?
Tenemos la capacidad de fabricar hasta 3000 relojes al año más prototipos, pero estamos muy lejos de alcanzar esa producción.

¿Y cuáles son los modelos que más se venden?
El Juntor de aluminio azul y el de bronce. El Diver también tiene una buena aceptación.
Fuimos la primera empresa en el mundo que empleó elementos de impresión en 3D por sinterizado de metal por láser en el año 2011, como la esfera de acero en 316 L. Hicimos 6 piezas que vendimos exclusivamente en Singapur.

No es fácil emprender en España y seguro que ha sido muy difícil, pero también que habrás aprendido muchísimo. ¿Cuál ha sido vuestro mayor éxito? ¿Y vuestro mayor fracaso?
Ha sido y continúa siendo muy difícil. Nuestro mayor éxito ha sido el poder fabricar un reloj desde el papel, el diseño, el desarrollo, el renderizado, los planos, la simulación y los códigos para el mecanizado final. Todo lo he hecho yo mismo. Es el concepto del tecnoartesano.

Nuestro mayor fracaso es no haber podido continuar con la fabricación de nuestro movimiento. En su día alquilamos un programa exclusivo para la fabricación de movimientos, el Tellwatch. Nos hicimos los cursos correspondientes en Ginebra y aprendimos a utilizarlo muy bien. Pero la falta de recursos nos impidió seguir en ello.

Si te soy sincero de momento en WEC me falta un reloj mecánico (¿automático?, quizás con cristal de zafiro. Sé que a ti te gusta el remonte manual donde hay pocas opciones fiables a excepción de ETA y Sellita que disparan el precio. Pero lo cierto es que con la buena relación calidad-precio de los Miyota 9000 y los nuevos Ronda 100 me parecen unos excelentes candidatos sobre los habituales Miyota 82xx y Seiko NH3x. ¿Los ves factibles?
Sí por supuesto. El diseño del WEC permite fabricarlo con otro tipo de materiales, desde el Delrim, al acero incluso fibra de carbono o titanio con un movimiento automático como los que tú planteas. Y no es difícil hacerlo ya que tenemos los amarres y los códigos de mecanizar del WEC. Sobre el cristal de zafiro, mientras no sean espesores mayores de 1mm, es fácil de encontrarlo aquí en España.

Sobre el remonte manual. ¿Barajas la posibilidad de un reloj de bolsillo?
No la verdad que no, pero es una buena idea para tener en cuenta.

¿Qué reloj llevas ahora mismo y qué otros relojes tienes?
No me gusta llevar reloj desde que los fabrico, ya que es como llevarme el trabajo a casa. Antes sí que los usaba y todavía poseo una pequeña colección de buenos relojes.

¿Cuál sería tu marca modelo? ¿Esa que dirías que hace casi todo bien? Pienso que Christopher Ward salvando el tamaño es muy parecida a vosotros en cuanto a concepto.
Linde sin duda. Me encantan sus diseños tan vanguardistas y que no pasan de moda. También su capacidad de innovación. Su asociación para reducir el peso de los componentes en sus movimientos con la empresa Chronocode ha sido un gran reto.

En un mercado donde la mayoría de compañías hablan de buena calidad a buen precio. ¿Qué aporta WEC y EXT?
Tecnoartesanía. Es un concepto que se me ocurrió pensando en la simbiosis de dos modos de hacer las cosas. El primero es la tecnología de los softwares de última generación, para la fabricación de todo tipo de cosas como es el Fusión 360 de Autodesk. El segundo es la artesanía, donde su etimología original proviene de la palabra ars del sánscrito, hacer, actuar, mover y del griego techné producir cosas bellas. Por eso yo mismo me defino como un tecnoartesano. Algo parecido a lo que hace Hajime Asaoka pero salvando las distancias.

A veces pienso que con lo que ha evolucionado la técnica actual, es una pena que esa mejoría no se haya trasladado a los movimientos, que cuando son mecánicos son esencialmente iguales que antaño. ¿Te pasa lo mismo?
En esencia sí. Nosotros con el Tellwatch empezamos a diseñar movimientos donde los engranajes se sustituyeran por cadenas de transmisión, algo que propuso Tag Heuer con el Mónaco V10 para la carga automática. Luego solamente sustituimos los rubís por micro rodamientos. Pero bueno eso es agua pasada.

Una innovación que me parece interesante es la propuesta conjunta de HYT de fluidos e hidromecánica para su movimiento o el volante de carga infinita de un prototipo de una marca que vi en algún foro y que no he vuelto a encontrar más información.

Hace un tiempo hablabais que teníais la intención de crear el primer calibre mecánico fabricado en España en la actualidad. El denominado EXT Type 1. Decíais que es el único componente que faltaba para volver a tener una manufactura completa en nuestro país. Algo que a mí también me agradaría muchísimo. ¿Qué puedes decirnos de ese proyecto?
Este proyecto ahora está en stand-by. Desarrollamos un movimiento de carga manual con el software del Tellwatch, donde todas las piezas, salvo el volante y el sistema de raquetería estarían fabricadas en mi taller. Lamentablemente como ocurre con frecuencia, la falta de recursos hizo que el proyecto quedara estancado. Ojalá que pudiésemos retomarlo en un futuro nuevamente.

¿Qué planes de futuro puedes contarnos para WEC Design y para EXTático?
El plan de futuro inmediato es mantenernos en el mercado a la espera de que realmente la crisis remita y el mercado se anime a nivel mundial.

En la actualidad vamos a empezar una fuerte campaña de introducción en las redes sociales, ya que tanto tiempo invertido en la fabricación hemos dejado de lado este tema tan importante. No obstante tenemos más de 15.000 seguidores en EXTático en Facebook.

¿Cuál es tu opinión en cuanto al futuro de la relojería? ¿Seguiremos llevando reloj, o usaremos sólo el Smartphone? ¿Conquistarán los Smartwatches el mercado, o por el contrario el espíritu de rebeldía y volver a las raíces causarán un nuevo auge mecánico (¿que en parte ya está ocurriendo?
A muy largo plazo, creo que la relojería mecánica será cuestión de coleccionistas. Actualmente el Smartwatch está muy lejos de conseguir desbancar a la relojería mecánica y los datos lo indican. Pero a largo plazo, con la posibilidad de incorporar en el Smartwatch tableros háptico-holográficos de amplia dimensión puede que las cosas cambien. Apple y Samsung están en ello y ya poseen alguna patente.

Además, el avance de las nuevas tecnologías de impresión en 3D, permitirá que muchos usuarios puedan imprimir sus propios relojes en metal o cualquier otro material que se les antoje, eligiendo la placa base con todas las funciones que necesiten y con sus propios diseños. Incluso introducir algún movimiento mecánico en el reloj impreso por 3D.

Suena a ciencia ficción, pero también lo eran los teléfonos de muñeca de Dick Tracy.

¿Crees que algún día volveremos a tener una manufactura relojera en nuestro país como teníamos en los 50, 60 y 70?
Ojalá que fuese posible y nosotros formáramos parte de ello.

Y ahora una pregunta un tanto indiscreta. Por supuesto no estás obligado a responderla jeje. ¿Cómo termina un licenciado en medicina y cirugía especializado en estomatología, y doctor en filosofía construyendo relojes?
(Risas) Lo empecé por ocio. Tenía una muy buena colección de relojes y pensaba que me iba a resultar más barato crear un reloj con mi propia marca que seguir ampliándola. Me equivoqué de pleno.

Muchas gracias por esta entrevista. He aprendido muchísimo contigo. Admiro la facilidad que tienes de explicar aspectos tan técnicos y especializados de la relojería de una forma tan sencilla de comprender.
Pues muchas gracias, y por el cumplido. Sé que siempre se dice lo mismo, pero me ha gustado poder dar a conocer algunos de los entresijos detrás de esta industria.