';

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Después de la review del Glycine Airman SST-21 (GL0310) continuamos con la marca. En esta ocasión reseñando el que es su modelo más vendido, aunque no el más histórico. ¡Os presento al Glycine Combat Sub 42 (GL0189)!

La duda que surge es evidente: ¿Llegará a la excelencia del Airman SST-21 GL0310?

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD. 42mm de diámetro sin contar la corona. 10,6mm de alto
Corona Roscada de acero PVD
Esfera Blanca
Bisel Rotativo unidireccional de aluminio
Cristal Zafiro
Lume
Trasera Acero inoxidable roscada con recubrimiento PVD
Correa Cuero negro de 22mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua 20 ATM
Peso N/D
Movimiento Glycine GL224 (Base Sellita SW200-1). 26 rubís. 28.800 vph
Complicaciones Remonte manual, parada de segundero, carga bidireccional
Prestaciones 38h de reserva de marcha. +/-7 segundos por día
Origen Swiss Made
Garantía 2 años
PVP 1.100 CHF / 495€ (oferta 474$ -417€ al cambio-)
Distribuidor Glycine Watch SA / Glycine Stores Europe (Tandem Watch Group BV -TWG-) / eBay

Introducción

La historia de Glycine ya os la comenté en la review del Glycine Airman SST GL0310. En ella comencé con la fundación de Glycine SA en 1914, di unas pinceladas acerca de la génesis de los Airman lanzados en 1954 y los SST aparecidos en 1967.

Justamente ese año sería cuando aparece el Combat, es decir, los precursores de este Combat Sub que al igual que los Airman terminaría cosechando un notable éxito. Como se entiende por su diferente concepción, mientras que los Airman se extendieron entre los pilotos, tanto milicianos como civiles gracias a sus especificaciones militares que se caracterizaban por su robustez, legibilidad y las indicaciones de 24 horas en la esfera, aunque la esfera era de 12 horas.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Con diferentes versiones desde entonces, os vais a quedar anonadados con la cantidad de combinaciones que existen. La gama Combat se ofrece en tres variantes, sólo dentro de la Combat Sub y dentro de esta solamente en la de 42mm de acero tenemos las siguientes referencias: GL0189, GL0244, GL0094, GL0076, GL0077, GL0078, GL0079, GL0080, GL0081, GL0082, GL0083, GL0084, GL0085, GL0086, GL0087, GL0088, GL0089, GL0090, GL0091, GL0253, GL0171, GL0249, GL0092, GL0093, GL0173, GL0185, GL0271, GL0272, GL0273, GL0295. Difícil será que no encuentres un Combat o un Airman que no te guste.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Y a eso es a lo que iba, porque por gustarme me habría podido comprar cualquiera de estos: Airman 42 Double Twelve (GL0061), Airman 42 GMT (GL0067), Airman 42 (GL0069), Airman 42 (GL0142), Airman 42 (GL0061), Combat Sub 42 (GL0077), Combat (GL0124)

Finalmente quedándome con el Glycine Combat Sub 42 GL0189, un reloj con un aspecto muy táctico y que venía a completar mi colección de una manera diferente.

Presentación

Al estar comprado a un revendedor no oficial, se prescinde de la caja de embalar decorada en el interior que ya conocéis. Por lo demás es el mismo packaging, ya sabéis que Glycine lo usa en todos sus modelos, así que para no exterdeme lo pasaré bastante por encima. Lo primero que tenemos es la caja de cartón de color negro con la inscripción «Glycine since 1914» en letras blanco-plateados.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Dentro hay una caja de plástico mate con las las letras de la marca en color negro brillante, pero en esta versión negra del Combat parece como si estuviera hecha a su medida.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Nos deja ver un interior en símil piel también negro. Sencillo, pero bien hecho y suficiente.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Con la dotación incluyendo dos manuales de instrucciones, el correspondiente a los relojes de cuarzo y los automáticos, se confirma que es algo común y que siempre se entregan ambos. Se compaña por la tarjeta de garantía internacional sellada y válida por dos años, aunque prescinde de la gamuza de limpieza. Todo esto nos da una idea de los elementos que aporta la tienda/distribuidor de aquellos que proporciona la marca.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

El contenido de los manuales que también es común se vuelve a demostrar demasiado superficial. Lo podéis descargar en formato digital (2,7 MB. en formato PDF).

Diseño y construcción

La caja es de acero inoxidable 316L, toda ella con recubrimiento PVD negro cepillado en mate que le da un aspecto táctico excelente. Mide 42 milímetros de diámetro sin contar la corona, pero lo más especial es que es extremadamente plana: solamente 10,6 milímetros de grosor. No sólo eso, también la pronunciada curvatura de las asas hace que resulte cómodo en la muñeca, y que parezca todavía más fino. Es muy meritorio considerando la robustez que caracteriza a un reloj de base militar y que además nos garantiza una resistencia al agua de hasta 200 metros o 20 ATM.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

El bisel es rotativo unidireccional, con muescas de 60 clics que parece ser lo tradicional en los Combat Sub. El inserto es de aluminio anodizado, también en un color negro que no es ni brillante ni mate del todo. Queda bonito, pero merece una actualización en favor de la mucho más resistente cerámica. Los marcadores y los numerales son de color gris, también ni completamente brillantes ni totalmente mates, parecidos a los del Steinhart Ocean One Premium Blue Ceramic, sólo que en el caso del GLycine resultan ideales. Solemos verlos gris oscuro, sin desentonar con el conjunto, pero con buena luz ofrecen el contraste suficiente.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

La corona tiene el mismo acabado PVD negro, es roscada y va firmada por Glycine. Tiene el tamaño adecuado para poderse operar cómodamente, no así usando guantes en donde lo que más limita su operativa no es el tamaño más bien grande, sino las guardas o guardacorona que la rodean.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

El cristal de zafiro plano, no parece ser grueso porque ofrece una excelente transparencia, pero debe serlo para resistir la presión del agua. Lleva tratamiento AR (antirreflejo) en la cara interna, como debe ser. El cristal es algo a lo que le doy bastante importancia, si es plano, muy transparente, y con tratamiento antirreflejante en el interior como en este caso, lo considero perfecto.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

La esfera es de color blanco más bien mate. Resulta muy legible y funcional, y en mi opinión personal el contraste con el resto de elementos todos en negro le da un aspecto muy de operaciones especiales. Con la excepción de los aplicados para numerales de estilo arábigo y el logotipo de la marca, el resto de elementos van impresos en negro.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Las manecillas son de tipo pencil o lápiz, aunque complementadas por un círculo en la horaria y un rectángulo en la segundera. Son de contornos plateados en acabado cepillado, evitando así los reflejos excesivos, algo que va muy acorde con la función de este reloj combatiente en donde solamente la saeta segundera en rojo aporta un discreto colorido. Sin embargo pintadas en color negro habrían proporcionado un contraste mucho mejor, y además un «look» más interesante.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Cuenta con pintura luminiscente no radiactiva o lumeSwiss Super-LumiNova. No se indica el color, que puedo confirmar es C3 por su tono verdoso tanto de día como de noche, y tampoco se indica el grado. Su intensidad es excelente, algo que me sorprendió muy agradablemente. Ni los suizos suelen ser conocidos por aplicar lumes de alto rendimiento, ni hay demasiada superficie donde hacerlo. La duración es también muy buena, así que desestimaría el grado estándar y me inclinaría a que han usado el A o incluso el X1.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

La tapa trasera es a rosca, también en acero inoxidable recubierto por PVD, un detalle que me gusta, y en el que he visto otros relojes que escatiman montando la trasera convencional sin recubrimiento. El perímetro lleva grabadas las especificaciones básicas, pero agrega el nombre del modelo (GL 0189), además de un número de serie único (1010413), una costumbre que mantienen desde el año 1953. En la parte central vemos grabado el nombre «COMBAT», así como los dos delfines, un recurso introducido en tiempos relativamente recientes.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

La correa de 22mm de ancho en las asas es de cuero con un efecto en el exterior que reproduce el efecto «fibra de carbono», muy racing, pero que ni por apariencia ni por material va en consonancia con el reloj. Lo suyo hubiera sido la de caucho negra, pero la venden a nada menos que 75€. Tampoco entiendo porque no montaron el armis PVD como en el Combat Sub GL0079.

Tened cuidado porque algunas fuentes hablan de un ancho de 24mm, algo que al menos ahora no es cierto como refleja claramente el bajorrelienve en el reverso de la misma. Hay que reconocer que la hebilla también en negro mate es muy adecuada y de buena calidad, estando firmada por la marca.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

En mi caso la alternativa ha sido adquirir una correa de silicona negra con todos los detalles pavonados en Aliexpress a 14€, lo que le da practicidad, a la vez que mantiene la personalidad táctica del reloj. Por supuesto aprovechando la hebilla original.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

No se nos informa acerca del peso del conjunto. He procedido con mi balanza de precisión obteniendo 87 gramos. Una cifra ligera dada la robustez que en teoría ofrece el Combat.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Movimiento

Glycine equipa en sus relojes tres agujas usualmente el calibre Glycine GL224, una forma de rebautizar al Sellita SW 200-1. De hecho ese 224 tiene que ver con que al igual que en el Iron Annie Flight Control 51565, antes de la entrada en vigor de los cupos de Swatch Group y ETASA, montaban un 2824-2. Sin embargo no es un SW200 en grado básico, sino que han ido un poco más allá adoptándolo en el acabado Elaboré/Spécial, el mismo que usaba el Hanhart Pioneer One White y el Oris Aquis Date Upcycle bautizado como 733; ambos, relojes de mucho mayor precio.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Con esto ya vemos que su maquinaria vale la pena, y que está por encima de lo que acostumbramos a ver en esta franja de precios. Aunque es un calibre de sobras conocido, os recuerdo que cuenta con 26 rubís, oscila a 28.800 vph o 4 Hz. (alta frecuencia), y ofrece parada de segundero y remonte manual. Además, los Sellita Special son regulados en 3 posiciones (CH, 6H y 9H), garantizando un desfase medio diario de +/- 7 segundos/día y máximo de +/- 20 spd. La prueba de la verdad es la prueba del cronocomparador.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Visto cómo funcionó el SST-21 en grado elaboré/spécial esperaba obtener un buen rendimiento de este Glycine Combat 42 Sub, si bien considerando que para el Combat el acabado es solamente estándar, mis expectativas no imaginaban lo que iba a pasar. ¡Igualó sus cifras! Una precisión perfecta: 0 segundos por día. Ya sabéis que sólo los cronometro en una posición, la más habitual con la esfera hacia arriba, también conocida como CH (cadran en haute) y que eso solamente es un indicativo de cómo será su comportamiento en un entorno real, pero lo cierto es que ha ofrecido una marca imbatible, empatando con el mencionado Hanhart Pioneer, y seguido de cerca por el humilde Duward Elegance Tyylikas.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Os dejo con sus especificaciones técnicas (3,2 MB. en formato PDF) si queréis más detalles.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Sensaciones

De niño me encantaba la estética de los Heuer 1000 Professional, los TAG Heuer F1 y los tácticos Luminox, y tuve que terminar conformándome con un Casio MW-304, un reloj muy similar al actual Casio MRW-200H que tanto me gustaba. Aspecto diver, práctico y muy legible.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Es probable que la elección de mi primer reloj automático, el Seiko 5 Sports SNZF55 tuviera mucho que ver con eso, ya que era una pieza muy similar al MW304. Este Combat Sub podría ser su heredero, ya que incluso conserva el toque de la aguja segundera pintada de rojo.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Con los Casio G-Shock, incluso en los modelos más pequeños, tenemos grabada la idea que un reloj con orígenes militares debe ser un mazacote. Pero si nos fijamos en los Marathon o Benrus nos daremos cuenta que eran justo lo contrario. Tenían el tamaño adecuado para poderse ver bien, a la vez que ofrecían el tamaño más pequeño posibles para quedar menos expuestos ante roces y golpes. Un reloj con espíritu de combate, pero que pone claras sus ventajas en cada pequeña lucha diaria, incluyendo que gracias a su delgadez, permanece sin problemas bajo la ropa de abrigo de invierno.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Pese a sus 50mm de distancia entre asas (lug to lug), no resulta nada aparatoso, y gracias a sus formas se asienta adaptándose al contorno de la muñeca. No creo que se pueda pedir más. Un reloj robusto y duradero, cómodo y que en lo que a mi respecta me parece atractivo. Le daría un sobresaliente si no fuera por las manecillas que, deberían ser pavonadas o negras, porque el tema de la correa, es al final un mal menor.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

En cuanto a la sensación de calidad de un Invicta-Glycine contra un Glycine no puedo comparar directamente porque no tengo ningún Glycine de la época anterior, pero me parece que los cambios efectuados son son estrictamente para reducir costes ni calidad. Son cambios lógicos debidos a la dilatada vida del modelo y a los cambios de propietarios que han acarreado nuevos proveedores. Se juntan pequeños cambios en cuanto a construcción y diferentes materiales actualizados, como el lume que por lo que he visto en fotografías es francamente superior en las nuevas unidades.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Conclusiones

Hasta hace no mucho, antes de Invicta, se comparaba el posicionamiento de la marca con la de Alpina. Y es que si nos vamos a su modelo más directamente comparable, el Seastrong que con su calibre AL-525 es idéntico a este GL224 de Glycine, vemos que los precios oficiales son la mitad a favor de Glycine-Invicta. Y si ya nos vamos a los oficiosos, la diferencia aumenta. Por concepción el Luminox Navy Seal 0924 es también muy parecido, inclusive en su calibre (un SW 220, es decir, la versión day-date del SW 200), pero se ofrece a un PVP de 1.550€, más del triple que el Glycine. Un Victorinox I.N.O.X. Mechanical, también comparable, con un precio recomendado a partir de 795€ es también comparativamente mucho más caro.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Para que nos entendamos yo lo situaría a nivel de calidad entre Certina y Longines. Así que en el segmento de los 1.100 francos suizos que es el precio oficial, creo que este Combat Sub se defendería ante sus competidores, pero a poco más de 400€ los arrasa. Porque si lo pensamos, Glycine nos está dando un reloj Swiss Made de primer nivel a un precio todavía más económico que un Seiko Prospex SRPH13 o SRPE37 de tarifa.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

En cuanto a materiales y prestaciones, ya habéis visto que está a la par del Pioneer One, un reloj que pese a tener un precio muy competitivo para lo que ofrece, cuesta más del doble que este. Cuando ves que un reloj te llena por fuera y también por dentro, sientes una satisfacción muy difícil de describir.

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Suelo evitar las compras en Estados Unidos, exceptuando Bulova Tellaro o el F-84W a nivel económico suele no salir a cuenta. Con el suplemento de la gestión aduanera será habitualmente un tremendo palo, tanto en tiempo como en dinero. En mi caso recurrí a la tienda de eBay watchgooroo (antes Glycine-Direct) y gracias al envío Global Shipping todo fue abonado a priori y la llegada fue sin sorpresas.

▲ Más ▼ Menos
Estética táctica
Ajuste del calibre
Inserto del bisel de aluminio en vez de cerámico
Correa de cuero en vez de brazalete PVD o silicona

Valoración

Diseño 9
Materiales 7
Acabados 8
Rendimiento 8
Calibre 7
Prestaciones 10
Precio 7
MEDIA 8

Vídeos

Galería

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

Glycine Combat Sub 42 GL0189

26 comentarios en “Glycine Combat Sub 42 GL0189”

  1. John Izarrebeitia

    Me parecía un Casio MW-240 😀 Interesanet reloj, me gusta el contraste de la esfera blanca con el exterior negro.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es un gran reloj John Izarrebeitia. Te diría que de las mejores adquisiciones que he hecho. La verdad que era escéptico con Invicta, y de momento más que satisfechao.
    Sí, se parece mucho al MRW-200. De hecho si Casio hubiera sacado el solar (MRW-300) así, lo habría comprado.

  3. La verdad es que ese bisel en aluminio no me termina de convencer porque es un metal blando a parte de que se raya con mucha facilidad es mejor uno de cerámica por ejemplo. Otro de los aspectos que no me gustan es que si es un reloj de buceo lo suyo es que lleve armis o una de caucho pero bueno aunque esa de cuero negra tampoco le queda mal. Por todo lo demás esa esfera en beis o al menos así lo percibo mediante las fotos no le queda mal pero yo creo que un blanco puro le hubiera quedado de lujo. Por último decir que por todo lo demás es muy bonito y según veo no tiene la corona fantasma o como se llame

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estos Glycine Combat me han encantado Ricardo. Ahora a ver si me consigo el brazalete de acero PVD para ponérselo.

  5. Cesar José Maestre

    Esta muy chulo, ese negro le da un carácter muy oscuro, y bastante agresivo. Me mola ese enfoque muchas veces. Listo para una acción rápida y furtiva! En mi caso sería un ataque nocturno al refrigerador, pero nunca se sabe la verdad.
    Saludos y que lo disfrutes mucho! Acá en mi país se celebra el día de la mujer, así que si alguna dama está por estos lares, mis sinceras felicitaciones en su día. Son lo más valioso

  6. Muy bonito, me gusta mucho esta variante. Sin embargo me gustaría que hubiesen jugado con el contraste más allá del cuerpo y la esfera del reloj, quiero decir, mencionas las manecillas pero creo que aquí hay una intencionalidad marcada -al igual que en el bisel-, de que no destacara nada en la esfera aparte del segundero y el logo de la corona mural alada; el resultado es que en las fotos al menos me cuesta apreciar bien los numerales, quizá hubiera sido más práctico dotarlos de unos contornos más generosos, o por qué no, aplicarles la Super-LumiNova negra que vimos hace poco en el Minor que analizaste, si pudiera ser, en su grado mayor. En cualquier caso es una pieza muy hermosa, buen trabajo y muchas gracias por la review.

  7. Buenas noches amigos.

    Me parece una esfera muy clara, tal vez porque los numerales o índices al estar aplicados en lumen se vean claros. Pero supongo que en vivo si que se distinguen más.
    El resto del reloj me parece muy sincrónico.

    Que pasen buenas noches.

  8. Un muy buen reloj, del que destacaría su bajo grosor dada la resistencia al agua que declara (20 ATM).

    Y sin embargo, en el apartado estético no me gusta nada. En cambio, el Casio MRW-200H – un reloj parecido en este apartado a este Glycine Combat Sub 42 reseñado – me gusta en prácticamente todas sus variantes; tanto que tengo 5.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Totalmente de acuerdo Cesar José Maestre. En mi caso además de la incursión nocturna a la nevera, le daré uso en caminatas y alguna piscina en verano, pero poco más combate que ese. Lo bonito de estos relojes es lo que comentas de que siempre están preparados para todo, mucho más que sus propietarios.

    Aquí también lo era, si no estoy equivocado se trataba de un día Internacional, así que por extensión, mis felicitaciones también a las lectoras.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Los numerales se ven en vivo algo mejor de lo que muestran la mayoría de fotografías Jostma. Pero sí es cierto que el contraste no es algo en lo que Glycine ponga especial énfasis, lo cual es extraño en un reloj de combate, pero también en sus relojes de piloto. Creo que como Hamilton, se han inclinado más hacia la estética y el diseño.

    Pensé en la SuperLuminova negra también, pero no lo veo tan claro. Su brillo y su duración es inferior, y esta C3 es una maravilla. Pienso que la resolución hubiera sido tan sencilla como reforzar los contornos negros de los numerales para hacerlos algo más gruesos.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estás en lo cierto Sergi. En la realidad se ve mucho más contrastado, alguna de las fotografías lo muestran, aunque también es verdad que depende de la luminosidad. Con mucha luz natural la legibilidad es increíble. En la oscuridad gracias al lume también. Donde ya varía más es en un atardecer, que no es ni una cosa ni otra.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sí que lo es un relojista, y además a un precio muy competitivo. Es curioso que te guste el MRW-200 y en cambio este no, porque son bastante parecidos.
    Uyy, pues si tienes 5 MRW-200H me superas, yo «sólo» tengo dos Glycine Combat Sub, lo que me recuerda la review que tengo pendiente de hacer sobre el segundo.

  13. @Guti, te cambiaría mis 5 Casio MRW-200H por uno de tus Glycine Combat Sub, quién sabe, a lo mejor al final me acababa gustando y todo… lo malo es que no accedería, les tengo mucho cariño.

    La última parte de la broma es cierta: les tengo mucho cariño.

    Ahora en serio, el MRW-200H me parece uno de esos relojes de buceo de Casio que están infravalorados. Además de chulo, que por uno 25 EUR tengas un reloj de resina con una resistencia al agua de 10 ATM me parece un logro.

    Y quién sabe, a lo mejor algún día me animo a experimentar haciendo relume de agujas y esferas, y pruebo con alguno de mis MRW-200H. En ese caso creo que rechazaría semajante – y disparatado – cambio: ese reloj pasaría a tener algo de mí y me j*d*r** desprenderme de él.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    ¡un relojista, muy buena!
    Del MRW-200H es un gran reloj para su precio, los valores de Casio que todos admiramos.
    Yo voy a empezar con el lume también, pero sobre las cosas. Me he comprado pintura luminiscente de Aliexpress, y a ver qué se me ocurre decorar (no relojes de momento).

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    ¡Qué pequeño es el mundo Sergi! Primero porque sigo el canal de Relumer y hoy vi un vídeo suyo, aunque este no lo había visto. Pero lo que más me ha gustado es que este chaval es Angelo Cafazzo Maroto.

  16. Yo también veo los trabajos de Relumer y son muy interesantes. Yo tengo esa maravilla en mi colección (el Casio hda 600), y creo quedaría muy chévere con el lumen mostrado.
    Saludos Guti y lectores.

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Relumer es muy habilidoso y tiene gran experiencia en la materia RICARDO. Eso le permite poder disfrutar del relumeado que es su hobby, cosa que para cualquiera de nosotros requeriría una de tiempo y de dinero increíble comparativamente con el precio del reloj.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es falta de costumbre Kabe. Yo cuando oí hablar de la marca hace mucho tiempo me sonaba a nitroglicerina. Y es que glicina se parece mucho a glicerina.

  19. Pues dándole una vuelta a la cuestión de por qué me gusta el Casio MRW-200H y este Glycine Combat Sub no, me ha venido a la cabeza la cuestión de la correa.

    Una característica del diseño de los relojes de Casio en que en no pocos modelos hay una continuidad entre la caja y la correa. La correa se puede desmontar sin mayor problema, no obstante sin ella el reloj es algo distinto.

    El MRW-200H los primeros centímetros de la correa tras los pasadores son una prolongación de la caja; esto lo echo de menos en el Glycine Combat Sub, de ahí que no me acabe de convencer.

    Si Casio se quisiese un poco más, además del G-Shock sabría vender otras obras maestras del diseño industrial que ha creado. Este MRW-200H me parece una de ellas; otras son el MQ-24 o el lenguage de diseño de sus digitales.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Entiendo el detalle que dices un relojista, mi MW-304 cuando tenía correa era igual. Es una ventaja estética importante porque la correa queda integrada en la caja como si fuera una sola pieza. Además como en el MRW-200H ambos son casi del mismo material (plásticos), queda muy bien. Me imagino también lo hará más robusto a las caídas, y supongo que por eso lo montan.

    Para mi el problema que tiene es que entonces sólo puedes montarle correas específicas, y claro, visto lo visto con Casio eso es un problema.

  21. Increíble el resultado del cronocomparador. La aguja de las horas me gusta que hallan prescindido de la estrella, más zona luminosa y le da un toque distinto. El reloj en si en bonito aunque la correa no le pegue demasiado, efectivamente hay mejores opciones. Lo de relumeado, es una cosa que tengo en mente, sobre todo para mucho abuelillo que ya su lumen es de escasos segundos, ahora bien, ni se me para por la cabeza hacerlo yo, no se donde puedan hacerlo, y hacerlo bien.
    PD: Un relojista, no pongas casios baratos que me gusten, ya estoy tentado a añadir otro a la colección…

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El tema de la correa es incomprensible. Cierto que le queda muy bonita, pero no pega en nada con el carácter del reloj Lopatin. Afortunadamente está solucionado con un caucho completamente negro, y a la espera de hacerme con un brazalete de acero PVD.

    El relumeado es algo que yo he mirado y es caro. Por un lado los pigmentos son caros, pero por el otro es un proceso artesano que implica limpiar y pintar varias veces, además de tener que desmontar el reloj y volverlo a montar. Para que te hagas una idea son entre 50€ y 100€.

Deja un comentario