Los que vivimos el principio de la multimedia, recordamos como en los tiempos de DOS, intercambiábamos disquetes con imágenes de alta calidad, primero artísticas, y luego de otros tipos.

No existía todavía JPEG, que llegaría a principios de los 90, y no empezaría a popularizarse hasta algunos años después, de manera que nos conformábamos con el máximo de 256 colores basados en paleta que ofrecía GIF, y que para ser sinceros, ya nos parecían de calidad fotográfica.

Usábamos CSHOW (CompuShow), nacido en 1987, poco después de la primera versión del formato GIF, la 87a, y que iría evolucionando enormemente, dando soporte a 89a, y llegando hasta 1995.

Todas las imágenes que se compartían, tenían su origen en Compuserve, y llegaban a nuestras manos de un modo que me es imposible explicar, incluso ahora. Muchas eran simplemente imágenes de 8 colores, algunas de 16, otras de 32, 64, 128, pero la guinda eran las mencionadas de 256 (8 bits por píxel).

En aquellos equipos modestos, algunas nos asombraban con resoluciones de 640×400 o 640×480, que comprimidas en el eficiente para la época formato GIF, ocupaban varios cientos de Kb., y se decodificaban en algunos segundos. Sin embargo, las más populares eran 320×200, compatibles con gráficas MCGA y VGA, y que con algunas decenas de Kb. tenían suficiente. Además, al requerir solamente 64 Kb. una vez descomprimidas, hasta un equipo modesto era capaz de dibujarlas casi de inmediato.

Llegué a conservar del orden de 20 discos de 3,5 pulgadas con las más relevantes, y tuve amigos que tenían muchos más, así que recuerdo todavías las que más me impactaron: BALLOON, TIGER, CLOWN, BLUEYES, …

Claro que los tiempos han cambiado, y aunque son exactamente las originales, por motivos de eficiencia, las he convertido a PNG.