En 2006 cambié los ordenadores de sobremesa a medida por portátiles de gama baja. El motivo era sencillo. Cada vez me resulta más tediosa la investigación y la configuración de equipos a medida. Es cierto que puedes conseguir un PC adaptado a tus necesidades, invirtiendo dinero en donde de verdad lo necesitas, y ahorrándote un buen pico. Pero con la creciente oferta disponible en hardware, requiere mucho tiempo investigando. Si cuando empecé en esto con un Pentium II, no había más de unas docenas placas base, ahora habrá cientos o miles.

Los portátiles, son desde hace bastante tiempo equiparables a los sobremesa en cuanto a precio. Vienen ya montados de una forma bastante equilibrada, y si no se es muy exigente, podemos esperar a una oferta de derribo de Mediamarkt, El Corte Inglés, o Carrefour, y hacernos con uno. Tienen la ventaja de que consumen menos energía, y por tanto generan menos calor y son más silenciosos. Además, cuando lo necesites, te los puedes llevar de viaje.

Así empecé con el Compaq Presario V6710ES en 2007, que cambié por el Packard Bell EasyNote LM86-JN-380SP en 2011. Mi idea era continuar igual, reemplazándolo cada 3-4 años, por un nuevo modelo de gama baja, que me diera al menos el doble de rendimiento del anterior.

Me di cuenta, que el Packard Bell, por rendimiento, necesitaba ya un reemplazo, se notaba especialmente en el disco duro de 5400 rpm. Sin embargo, me frenaba el hecho de tener que instalar una nueva máquina. Ya sabéis, eliminar toda la basura del fabricante, instalar programas, migrar datos, etcétera. Algo que cada vez que lo pensaba, me hacía dejarlo para más adelante. Además, en portátiles actuales, los discos suelen seguir siendo de 5400rpm, que llevamos viendo desde hace más de 20 años. Apenas los hay que monten discos de 7200rpm, y si los quieres con SSD, tienes que prepararte a gastar unos 2.000€. Al final, descubrí los portátiles de MSI, unos equipos portátiles de gama alta, que rivalizan en cuanto a rendimiento con la mayoría de sobremesas (y los vencen), a un precio de gama media.

Tenía cierto recelo en cuanto a su calidad. No que estuviera mal construido, sino que estuviera demasiado “apretado” para ser un portátil. La verdad es que a quien vi que lo tenía, les pregunté, y todo fueron halagos. Finalmente opté por el MSI GE72 6QD Apache Pro, en PCComponentes por algo más de 1.179€. Cuando se presentó en 2015, como sucesor del MSI GE60 esta configuración rondaba los 1.700€.

Con su estética gamer, de discreto no tiene nada. No es algo que me moleste, pero tampoco lo valoro. Es como si sintiera que estoy gastando dinero en unos tunnings destinados a chavales de 18 años. Por el contrario, viene equipado con FreeDOS como sistema operativo, un detalle absurdo, que no será capaz de explotar ni un 10% del hardware, siendo Linux, una opción mucho más razonable. La idea es que no pagas una licencia OEM de Windows, y así el PVP final baja un poco. La ventaja añadida, es que aunque tengas que instalar tu mismo el sistema operativo, lo tendrás sin la basura del fabricante, y el contenido promocional tan habitual en equipos de marca nuevos. He comprobado que muchas veces es más rápido reinstalar, que ir eliminando Office de evaluación, Norton Antivirus, y toda la parafernalia que hayan querido incluir. Por supuesto en Micro-Star International, no son tontos, y ofrecen esos mismos equipos, o muy parecidos, con Windows 10 ya preinstalado, para los compradores que así lo prefieran.

A la hora de comprarlo, se agotó el stock del GE72 6QD-201XES, así que tuve que irme a por el GE72 6QD-615ES, exactamente el mismo modelo, pero con Windows 10, que salía a 1.299€. Había la opción del PE70 6QE-617ES Prestige a 1.249€, sin esa estética tuning, pero con grabadora de DVD en vez de Bluray/DVD y con un sistema de audio peor.

Me pareció elevado el sobreprecio de 120€ por una licencia de Windows, pero quería aprovechar las vacaciones para montarlos, y en otras tiendas estaba todavía más caro (FNAC: 1.399€; MediaMarkt: 1.317€). El precio de 1.299€, era idéntico en Life Informática, y en PCComponentes. Sólo Coolmod ofrecía 8€ menos. Mi opción estaba clara Life Informática, siempre he preferido las compras presenciales a las online, y así me ahorraba sus gastos de envío. Lamentablemente al personarme en la tienda física, estaba cerrados por vacaciones. Malas costumbres que seguimos teniendo en la atención al público. Total que lo adquirí en la primera opción, o sea PCComponentes. Acabo de mirarlo ahora, y los precios de Windows 10 en la tienda Microsoft, están totalmente fuera de mercado: 135€ para la Home, y 279€ para la Pro.

Después me di cuenta de que acerté, porque mi idea era poner Windows 10, desde una licencia de Windows 7 que tenía libre, pero parece que la activación con keys de 7, 8 y 8.1 fue algo por tiempo limitado y ya no es posible hacerlo.

La experiencia de compra no estuvo mal. Hice el pedido a las 10:37, a las 11:55 ya lo tenían embalado y preparado. A las 19:04, ya lo tenía la agencia (Redyser), y solicité la entrega al días siguiente entre las 13 y las 15. A las 13 me llamó la repartidora para confirmar que estaría en casa, y a las 13:20 me lo entregaba.

Tras la compra, me obsequiaron con 5,64€ para una compra. Es un buen detalle, y menos da una piedra. Al día siguiente, ya tenía el ordenador en casa a la hora convenida. O sea rapidísimo, y cómodo, incluyendo gastos de envío gratis en este modelo. En todo momento se podía consultar el estado en la web, y me mandaron emails con notificaciones de las etapas importantes. Lo malo, que cobran un 1% de comisión cuando se usa Paypal como método de pago… Parece mentira que a estas alturas, sigamos todavía así, cuando tiendas mucho menos tecnológicas, como Ferry’s o Carballo no repercuten esa comisión. Una hora después de realizar la compra, me notificaron que volverían a tener el 201XES en stock. Podían haberlo puesto en la web, como hacen con otros productos que esperan su reposición en 24/48 horas.

No busco un equipo para jugar, pero si es verdad que en Navidades, aprovecho para hacerlo, y que de vez en cuando le doy al Live for Speed, aunque cada vez menos. Busco algo que me de un buen rendimiento general durante unos cuantos años. Ya sea para editar este blog, trabajar en FileOptimizer u otros proyectos libres, y por supuesto ofimática e internet en general, además de puntualmente trabajar. Como digo, para todo ello es fundamental el disco duro, pero también la memoria y el procesador.

En este sentido vamos más que sobrados a tenor de sus especificaciones:
– Procesador Intel® Core i7-6700HQ (2.6 GHz hasta 3.5GHz, 6 MB) con refrigeración Cooler Boost 3. Chipset Intel HM170.
– Memoria RAM SK Hynix 16GB DDR4 2133MHz SODIMM (2x8GB).
– Disco duro Western Digital HGST HTS721010A9E63 1TB (7200 rpm S-ATA) + Toshiba THNSN 256 GB SSD (256GB *1 M.2 SATA3).
– Controlador gráfico Nvidia GeForce GTX 960M 2GB GDDR5.
– Pantalla LG Philips LP173WF4 17,3″ LED Full HD (1920 x 1080) 16:9 Anti-glare.
– Almacenamiento óptico Bluray / DVD Super Multi.
– Lector de Tarjetas 3 en 1 (SD, SDHC, MMC)
– LAN Atheros Killer 10/100/1000.
– WiFi 802.11 ac a/b/g/n + Bluetooth V4.0 mSATA.
– Conectividad: 1 x Mini Display Port, 1 x HDMI, 1 x Audio Combo (Jack micrófono / auricular), 1 x USB 2.0, 1 x USB 3.1, 2 x USB 3.0, 1 x RJ45.
– Teclado SteelSeries Full Color.
– Cámara de portátil HD (30 fps / 720p).
– Micrófono estéreo.
– Altavoces Dynaudio 2.1 (Audio Boost 2 y Nahimic).
– Batería 6 celdas Ion de litio 4730 mAh y 53Wh, y adaptador de corriente Chicony Technology de 120W.
– Dimensiones (Ancho x Profundidad x Altura) 419.9 x 287.8 x 29.8 x 32 mm.
– Peso 2.9 kg.

El empaquetado, es espectacular, una caja de cartón de embalar, precintada en fábrica por MSI, y dentro un agresivo maletín de cartón en color rojo, que contiene el equipo protegido en una bolsa negra, el cable de corriente, el transformador, y algunos pequeños manuales de inicio rápido, garantía y el modo de recuperación. Un detalle que me sigue gustando, es la tela para proteger el teclado, que tengo por costumbre dejar encima cuando no lo uso, para que no le entre polvo.

Lo encendemos, y confirmamos las malas noticias. Viene con una licencia OEM de Windows 10 Home para MSI, es lo que esperaba con ese precio. Pero es que además, me han metido la típica basura por la que el fabricante ingresa dinero a saber versiones de prueba de: Microsoft Office 2016 de Corel WinZIP 17.5 o de Symantec Norton Security 22. Éste último parece un spyware, te pregunta si estás seguro de desinstalarlo, que confirmes que no vas a quererlo instalar más porque borrará todos tus datos, e incluso te deja enviar comentarios al desarrollador. El único regalo que tiene, y de cuestionable calidad por cierto, es la versión completa de CyberLink PowerDVD 12. Pensaba que estas cosas ocurrían en equipos de perfil más bajo, y detinados a otro público, pero vamos que te lo encasquetan a la mínima que puedan.

Tenemos otras cosas, que aunque a algunos les parezcan útiles, no voy a necesitar: Micro-Star Boot Manager, Micro-Star Burn Recovery, Micro-Star Help Desk, Micro-Star Remind Manager, Micro-Star Sizing Options, Micro-Star Social Media Collection, Micro-Star SCM, Portrait MSI True Color, SplitemediaLabs XSplit Gamecaster, Intel Security Assist, Nahimic for MSI o SteelSeries Engine. En general un conjunto de inutilidades varias, bien porque son tareas que ya hace el propio Windows, sin necesidad de programas separados, bien porque en mi caso no necesito. Para más inri, algunas contienen ventanas que no se pueden ni cerrar ni mover, y que se ponen siempre en primer plano, impidiéndonos configurar el equipo. Un infierno.

Por si el desastre fuera poco, toda esta morralla la instalan en el preciado SSD, en vez de en el disco duro mecánico. Aunque al menos, la partición de recuperación (F3), si la han metido en la D. Qué desastre estos ingenieros taiwaneses… Al poco rato, empiezo a perder la paciencia desinstalando programas, y veo que el equipo tampoco quedará bien, así que mejor hacer una restauración completa de Windows. Tal vez hubiera sido mejor una reinstalación, pero me preocupaba poder perder la licencia OEM incluida, y por la que había pagado.

Al proceder con la restauración, ¡nueva sorpresa!, todas las aplicaciones que no quería, y cuando digo todas, son todas, han reaparecido. La gente de MSI ha puesto mucho cuidado en personalizar la imagen de restauración de Windows para que desgraciadamente, todo vuelva a estar como si nada hubiera pasado. Ahora entiendo porque le tienen reservado 20Gb de de disco. Me armo de paciencia, y voy quitando todas una a una, y limpiando sus archivos a mano.

Finalmente tras 6 o 7 horas, lo tengo a mi gusto con mi software básico instalado (Visual Studio, Office, y Adobe CC), luego vendrán el resto. Como me sentía inútil, aproveché para ir restaurando el viejo equipo, y así dejarlo usable también. Fue una forma de aprovechar el tiempo. Lo siguiente que quedará es restaurar la copia de seguridad de mis archivos con Robocopy.

Después del chasco, vamos a lo bueno, que es el propio ordenador. Con un hardware a lo bestia, el rendimiento es lo que uno podría esperar. Si bien he leído por ahí de gente que esperaba algo más de tanto hierro. En mi caso, estoy más que satisfecho con su velocidad. Con 4 núcleos, 8 hilos, mucha memoria, y un disco SSD, todo va suave como la seda. Más aún estando el equipo limpio. Arranca rápido, abre los programas con agilidad, … No se le puede pedir más. No vayas a pensar, que eso quiere decir que Visual Studio 2015 Update 3 se instalará completo en 5 minutos. Como mucho, piensa en media hora en vez de una hora. Trabajando con normalidad, puede que haga más ruido que un modelo de gama baja, o puede que no. Hay que pensar que al ir más suelto, todo se fuerza menos, y ocurre que a veces, este i7-6700 ruja menos que mi viejo i3-380. Pero si no se le exprime con juegos que machaquen CPU y GPU, no molesta. Al menos en verano, el calor, si que se nota más en el reposamuñecas, en especial en la parte izquierda.

El teclado tiene 2 botones hardware, justo al lado del de encendido/apagado. Hardware me refiero a que van directamente cableados, y no requieren controladores, ni sistema operativo. El primero es el de Cooler Boost, que pone los ventiladores a tope para desalojar el calor extra cuando queramos, y el otro de SSE, que permite quitar la iluminación LED de las teclas, reducirla a la mitad, o ponerla al completo. Relacionado con el teclado, he observado que algunas teclas tienen posiciones un tanto extrañas. El motivo es que han dado mayor tamaño a algunas teclas que otras. Por ejemplo el ENTER, no es tan alta como en otros, la tecla Windows está en el lado derecho en vez en en el izquierdo, y hay que habituarse. Igual que ocurre con < y > no están al lado de las mayúsculas izquierdas, sino a la derecha de la barra espaciadora. Supongo que han preferido dar prioridad a un SHIFT de tamaño completo, en vez de mini como en otros portátiles, pero que cuesta acostumbrarse. Por lo demás, aparenta mucha calidad y durabilidad, pese a ser un puro Made in China.

El Touchpad de generosas dimensiones, es una delicia de usar, de los más cómodos que he probado. Y la pantalla LED de 17,3 pulgadas, sencillamente alucinante. Muy nítida, muy buen contraste, y resolución Full HD, que en ese tamaño, es lo ideal, sin tener que ir cambiando DPI ni tamaños de fuentes. El sonido es muy bueno para ser un portátil, con un pequeño woofer en la parte inferior.

La batería, dura un máximo de 3 horas, si le damos un uso continuado pero tranquilo. A día de hoy es poco, pero no me parece relevante para aquellos que se decidan por este modelo. Es como decir, que es grande y pesado. Pues sí, lo es, pero ¿es precisamente lo que querías no? Un defecto aquí, que está oculto en la información oficial, es que la batería no se puede quitar. Se puede, pero está dentro de la carcasa. Es una pena, porque en este tipo de sistemas, la batería suele ser innecesaria el 90% del tiempo, y es una pena que se vaya desgastando. Por no hablar del pequeño extra en cuanto a consumo energético, y calor disipado que ello general.

Un portátil de altas prestaciones, a un precio cercano al que cuesta por ejemplo un Sony Vaio de gama media, y similar al de un sobremesa. Pero como habéis visto, mi consejo es optar por el GE72 6QD-201XES en vez del GE72 6QD-615ES, adquirir una licencia de Windows 10 Home que no sea OEM, y que puedas utilizar donde quieras, y ahorrarte todo el software endosado.