Wilkinson Sword Premium Classic Set

Hace menos de un año Wilkinson Sword decidió sacar su gama premium de afeitado clásico. Eran productos que habíamos visto en otros países, aunque sin esa denominación desde al menos 2009, pero que no habían llegado a generalizarse. La idea de la compañía americana era ofrecer una maquinilla clásica que complementara por arriba a la asequible y aclamada Wilkinson Classic.

La Wilkinson Premium Classic se ofrece en dos presentaciones, un conjunto o set, y el más habitual lote de maquinilla con cuchillas, ambos a precios muy competitivos. El conjunto que es el que protagoniza este artículo (Wilkinson Sword Premium Classic Set) se vende originalmente en el Reíno Unido como Wilkinson Sword Premium Classic Gift Set. Digo esto, porque la palabra gift, o sea regalo, ya explica un poco sus pretensiones. Como iremos viendo, es un lote aparente y económico, más que de excelente calidad. Sin embargo, y para sorpresa de los de Wilkinson, más que venderse como regalo, ha cosechado éxito como una forma de iniciarse en el afeitado clásico. El motivo es bien sencillo, incluye todo lo que necesitas para empezar (maquinilla, cinco cuchillas un jabón en tarro y una brocha), todo de una buena calidad y por menos de 25€.



Presentación

La presentación es muy buena, llamando la atención en los lineales de los supermercados donde se vende (Alcampo, El Corte Inglés, …). Es una de las ventajas de Wilkinson, que su distribución es tan amplia que cualquiera puede adquirirlos sin recurrir a tiendas especializadas. Que el lote sea atractivo, es como decía otro de sus puntos fuerte. Se trata de que lo veas, que te llame la atención, y que por su precio te lo lleves a casa por impulso.







Maquinilla

La maquinilla tiene peine cerrado y cierre de mariposa. Wilkinson es ideal para comenzar en el afeitado tradicional porque es poco agresiva y muy suave. El mango es de acero inoxidable y el cabezal de zamak. Funciona bien, es realmente poco agresiva, así que su uso no es particularmente placentero, pero esa característica la hace ideal para llevar de viaje. Cuando no estás en tu casa, tampoco tienes ni el tiempo ni los productos para un afeitado óptimo, así que una rasuradora amable como la Wilkinson Premium Classic tiene mucha utilidad.

En la red encontramos, como siempre ocurre, opiniones opuestas. Como yo la veo no es excelente, ni pésima. Una maquinilla que está muy bien para su precio de unos 15€, y que cumple sobradamente su cometido. No deja de ser una Weishi 9306-P remarcada por Wilkinson. Se suele encontrar por unos 10€, así que no tiene un mal precio teniendo en cuenta que la multinacional inglesa es la que da la garantía y realiza los controles de calidad. No es tampoco nada sorprendente, la reconocida Classic Negra, no deja de ser una india Treet Platinum.









Cuchillas

Las cuchillas son también más bien normalitas. Bastante suaves, no demasiado afiladas, no demasiado longevas, y tampoco especialmente baratas (1,5€ las 5 unidades). Nuevamente su punto fuerte es que se pueden comprar en casi cualquier sitio. Como visteis en análisis de cuchillas de doble filo, las hay mejores, pero estas son suficientes.

Brocha

La brocha es muy normalita, algo comprensible dado que se vende a menos de 6€. El pelo es sintético, bastante áspero. No es lo más agradable del mundo, pero es duradera y suficiente para empezar. Con lo que decía del viaje, también va perfecta para llevarla en el neceser sin preocuparse demasiado de si se doblan las cerdas, o si se maltrata.



Jabón

Trae una buena cantidad (125g) que sale por unos 6€. La presentación está cuidada y huele muy bien. Pero su eficacia es más bien justita. Lo dicho, que vale para empezar.



El lote de afeitado clásico me ha gustado, a un precio casi increíble tenemos todo lo que hace falta para afeitarse de manera clásica. No importa que sea un regalo, como maquinilla de viaje, o como primera maquinilla. No es brillante, pero mucho mejor de lo que uno podría esperar.

Hubiera estado bien un estuche o bolsita que además nos permitiera llevar todas las piezas juntas. Causaría mejor impresión como regalo, y mejoraría la utilidad como kit de viaje.

4 comentarios en “Wilkinson Sword Premium Classic Set”

  1. El mango es muy bonito. A mí es a lo primero que se me fueron los ojos. Cuando vi que decían alegremente por ahí «maquinilla de acero inoxidable» ya me hice ilusiones las justas.
    Pero yo todavía no he logrado verla en persona por ahí. Ni en Alcampo, ni en Carrefour, ni en droguerías, ni en ECI.

    Del jabón de Wilkinson ya he leído que es gustito, pero que a algunos les cumple. Pero sobre todo coincidiendo en eso, en que huelen muy bien, tanto este como el de barrita. Difícil de ver también, lo que abundan son los botes de gel presurizados, que no me hace mucho chiste ese formato, ni los botes o tubos de crema de similar tamaño. El caso es que no descarto probarlos. Porque tengo dos barritas sólo en uso según me apetece, el de La Hoja que no sé si por las sales minerales o qué, pero en verano lo estoy usando poco, noto que me pica un pelín al enjuagar, oye… debe ser por las sales minerales y la época, poros más abiertos por el calor… porque en primavera cuando volví a afeitarme y lo compré no me pasaba. Así que al que le estoy dando una caña impresionante es a la barrita LEA, que ya la llevo por la mitad aproximadamente, y eso que la estrené por finales de mayo casi junio.

    Pero lo dicho, que tan sólo por lo que he leído de aromas, y que no es un jabón caro, no descarto probar los de Wilkinson si los veo por ahí. Tampoco algún Palmolive, más si es mentolado (aunque sea el tubo de crema, que es más o menos como el de un dentrífico, no muy grande). Pero tampoco es fácil de encontrar sus productos en tienda física por mi zona, no sé si es que ya no existen o que por aquí sus ventas no acompañan.

    Estoy muy por ir probando jabones de andar por casa conforme me vaya quedando con una sola barrita en uso. Y de acceso fácil en tienda fácil preferiblemente. Pero salvo la barrita dade LEA y de La Toja y una o dos de sus cremas, lo demás sigue copado por geles Gillette, Wilkinson y Williams. Pensados sobre todo para las «muchihojas».

    La brocha me gusta. Y tengo cosa de probar alguna sintética accesible, si es suave o se termina suavizando. Pero ya eres el segundo o el tercero que dice que le resulta pinchona esta brocha. Pero como he leído que suelen espumar con más facilidad, no tiran de bicho para su fabricación, y también opiniones de que suele ser suave, pues me llama. Me va bien la Omega típica de cerda actual, y hasta que esta no reviente no vendrá otra, pero aunque me va bien la noto más recia que la vieja de cerda que venía usando desde ni me acuerdo. Y la verdad, noto hasta que me sobra brocha. Por eso creo que igual una sintética más bien suave, e incluso que tire a pequeña igual me va mejor.

    Las hojas Wilkinson sí, duran relativamente poco, que sumado a que son 5 cuchillas por cartucho a cerca de 5 euros que se suele ver en tiendas y grandes superficies, pues no es para tirar mucho de ellas. La que gasté en la Classic 6-7 afeitados, y dando los dos últimos un poco de aquella manera. No es que estuviera la hoja tan mal, pero como se une a lo suave que es la maquinilla, pues noté rápido que eso ya no iba como en los primeros 3 afeitados. Tengo aún cuatro en una caja más otra que compré, las iré probando en las otras maquinillas para comparar. Salvo sorpresa, no creo que las vuelva a comprar salvo apuro (y para eso están más cerca las del Mercadona).

    A la de la Filomatic Barber FiloC Classic le saqué creo que fueron 8-9, que no está nada mal siendo una de las cuchillas de Dorco. A la Persona del Mercadona que probé y estrené en la misma FiloC, también, 9 o 10 creo que fueron. Ya resultaban incómodas todas ellas en ese último, sin llegar a hacer daño, pero se notaba en unas más que en otras.

    La cuchilla de la Beter de 3 piezas (con misma referencia 02002 de siempre y mismo cabezal que Rimei y Vie-Long 10000R) hoy me ha dado el 12º uso con dos pasadas a favor con una lateral en cuello… va suave, suave, mientras no la metiera en contrapelo desde el octavo uso (con esta maquinilla no lo necesito). Pero sigue afeitando y apurando bastante bien, jeje. Para mí esta maquinilla Beter, toda de zamak eso sí, en cómo afeita y rinde supera de largo a la Wilkinson. Casi la dobla en precio con sólo una cuchilla de cortesía, no cubre los laterales de la cuchilla como sí la Wilki (ese detalle sí me gusta mucho, que sólo deja asomar los filos de la cuchilla), pero ese cabezal estilo G-Tech es una joyita lo bien que funciona. Si le encontrara un mango baratito y apañao, algo más grande y largo y menos clásico de aspecto que le fuera a la mía, yo digo que es la AS-D2 de los pobres. Y me quedo tan ancho jajajajaja.

  2. No sólo el mango Alejandro. Todo el conjunto es muy bonito, es su punto fuerte. Luego, pues es más bien normalito, aunque por el precio que tiene está muy bien. Creo que es el producto ideal para adentrarse en el afeitado clásico. Por mucho que se diga, ninguno de sus elementos es malo. Naturalmente no son excelentes, tampoco lo esperas por ese precio. El fallo es que la distribución es mucho peor que la Wilkinson Classic negra.

  3. Wilkinson ha salido ganando con la desastrosa campaña publicitaria de Gillette y en el fondo me alegro porque la gran Wilkinson siempre ha sido una marca injustamente tratada de segundona.

Deja un comentario