Cómo empezar con el afeitado clásico

Los que lo hemos probado, comprobamos que es francamente superior, es más económico, irrita menos, apura más, mantiene ese encanto de antaño y es más sostenible. Sus pegas son, que el afeitado requiere algo más de tiempo, espacio, instrumentos específicos, y sobre todo práctica.

Así que os voy a contar un poco como creo yo que sería la mejor forma de iniciarse. Os recomendaría empezar con una brocha y una barra de jabón, que sustituya a tu actual espuma o crema de afeitar. A modo de iniciación, una brocha y un jabón te costarán aproximadamente lo mismo que un bote de espuma. En cambio te durarán muchísimo más.

Jabón
Tienes la marca Lea con su segunda marca Bea, en Mercadona están por ejemplo a menos de 1,5€, de buena calidad y fabricado aquí.

Algo mejor a mi parecer, el de La Toja, que cuesta poco más de 2€, y se encuentra en El Corte Inglés o Hipercor. En esa misma gama tendrías Speick o Nivea. Otras marcas algo más difíciles de conseguir son Santa María Novella, Martin de Candre, Tabac, …

Brochas
Puedes empezar con dos productos de aquí. La más asequible es la brocha Casalfe en Hipercor, a menos de 3 euros. Wilkinson las ofrece a partir de 5€, por ejemplo en Carrefour, y algo superiores, las Vie-Long, que están en El Corte Inglés a partir de 9€.

La variedad es grande Omega, Semogue, Culmak, Edwin Jagger, y modelos más exclusivos como las Kent, Simpson, o Plisson.

No es necesario de momento un recipiente para hacer espuma, simplemente humedeces la cara, aplicas el jabón con la barra, y luego con la brocha la mueves en círculos durante 30 segundos hasta que se cree una espuma consistente. Más adelante tu decidirás si prefieres un bol, pero de momento no te compliques.

En mi caso empecé con una Culmak de 7€ y ahora uso una Vie-Long de 15€, ambas compradas en Amazon

Lo que diferencia a una brocha de otra, es principalmente su pelo. De más económico a más caro, pueden ser sintéticos, de cerda, de caballo o de tejón. Las de tejón son consideradas las de mayor calidad, pero quiero recalcar que su fabricación requiere el sacrificio del animal, algo prohibido en muchos países, lo que causa que la mayoría de pelo de este animal venga de China.

El material del mango influye en el precio y las sensaciones, pero no su eficacia: plástico, madera, asta, …

Hasta aquí, has remplazado tu espuma por una brocha y un jabón, que te pueden haber costado menos de 5 euros en total. La brocha si se cuida bien, te durará uno o dos años, y el jabón dependiendo de la frecuencia de tu afeitado varios meses. Sin duda ya estás empezando a disfrutar de sus ventajas con el ahorro económico y de materiales, a pesar de que sigas con tu cuchilla habitual.

Sigue de este modo un tiempo, y cuando veas que te encaja, pasa al siguiente paso.

Masajes
Probablemente uses un after-shave actualmente, lo más fácil es que sea de una marca de moda, que tiene más de marketing que de experiencia en el afeitado. Los masajes suelen tener una base alcohólica que se encargan de proporcionar frescor con su evaporación y desinfectar, así como algunos componentes cicatrizantes para los cortes.

Mi preferido es Floïd mentolado y vigoroso, que tienes en su presentación de 150 ml a 5,5€ en Mercadona, y la de 400 ml a 12€ en El Corte Inglés, pero cuando busco un toque más clásico, opto por Brummel que está a 12€ el envase de 500 ml en muchas perfumerías de barrio, o Varón Dandy a 12€ el del litro en La Balear. Todos ellos con su encanto de frasco de cristal.

Otras opciones serían La Toja, Myrsol, Proraso, Williams, Nivea, Trumpers, o D.R. Harris

De momento tus hábitos no han cambiado demasiado, así que ahora te toca dar el paso de cambiar de maquinilla.

Maquinilla
El afeitado tradicional utiliza lo que se denominan maquinillas de seguridad, un invento de Gillete de finales de 1800. Puedes empezar por la Wilkinson Classic de plástico, que por menos de 5 euros en El Corte Inglés, incluye 5 hojas de recambio.

La otra opción es que vayas directamente a por un modelo que te guste, aunque sea algo más caro. No te voy a engañar, es diferente a las multi-hojas que conoces, y tendrá cierta curva de aprendizaje, por lo que cuanto más motivado estés para cambiar, mejor. Yo he escogido la Merkur 41N, una réplica de la Gillette Safety Razor de 1904, que puedes conseguir por 20€ en Amazon.

Por 10€, las nacionales Vie-Long , están francamente bien también, o las más caras Edwin Jagger, Parker o Mühle. A priori te recomiendo huir de las asiáticas económicas tales como Weishi o Ming Shi.

Lo que debes saber de ellas, es que todas equipan el mismo tipo de cuchilla, las que se denominan cuchillas de doble filo, es decir independientemente de la marca de tu maquinilla, podrás montarle cualquier marca de cuchilla.

Las maquinillas son normalmente de latón o acero, al que se le aplica una capa niquelada, cromada o dorada para hacerla más atractiva, y evitar su oxidación. Los modelos construidos enteramente en acero inoxidable, son mucho más caras y empiezan en los 60€.

Se clasifican dependiendo de si son de peine abierto o cerrado. Las primeras generalmente apuran más, y es más fácil cortarse con ellas durante el afeitado, y las de peine cerrado justo lo contrario. Para iniciarse se recomiendan las de peine cerrado, sin embargo dependiendo de como sea tu piel y tu barba, puede que llegues a cortarte también con una de peine cerrado, o que éstas apuren lo mismo que de peine abierto.

Lo siguiente a tener en cuenta es su forma de apertura, las básicas son de 2/3 piezas, es decir, desenroscas el mango, y te permite colocar una nueva hoja en el cabezal. Las hay de mariposa, donde el cabezal abre directamente. Más cómodas estas últimas para cambiar la cuchilla, y algo más caras.

Cuchillas
Este tipo de cuchillas se llaman de doble filo. Lo que diferencia unas cuchillas de otras son lo afiladas que están, y su durabilidad. Todo depende de la calidad del acero inoxidable con el que están hechas, el tipo de recubrimiento que tienen, y el proceso de fabricación.

Las Personna de Mercadona son una gama media que por 2€, ofrecen 10 cuchillas. Para mi las mejores son las Gillette Bleue Extra, que en La Balear cuestan 4€ el paquete de 5 unidades.

Las más afiladas, apuran más en menos pasadas, pero hacen más fácil cortarse. En este grupo estarían por ejemplo las Feather, o las Gillete.

La marca y modelo ideal, de nuevo dependerá de tu tipo de piel, y de tu tipo de barba. No es lo mismo una piel sensible con barba dura y muy poblada, que una piel fuerte con poca barba.

Simplemente empieza, y ves probando diferentes modelos que se ajusten lo mejor posible a ti.

Ya te decía que puedes montar cualquier cuchilla de doble filo en cualquier maquinilla de seguridad, pero lo que debes saber es que durarán menos que una multi-hojas, al tener que hacer más esfuerzo, y es por ello que cuestan una fracción comparadas con ellas.

Llegados a este punto, ya tienes tu hábito de afeitado totalmente reemplazado, y es cuando puedes añadir cosas que antes no conocías.

Loción
Las lociones, cremas y aceites de preafeitado, preparan la piel, y ablandan el pelo. Recomiendo la emulsión Myrsol (para antes y después del afeitado), en frasco de cristal de 180 ml a 12€.

Pero puedes probar también Floïd, La Toja, Williams o Proraso.

Astringentes
Si eres de los que fácilmente te cortas, como es mi caso, los astringentes ayudarán a parar el sangrado. Puedes empezar con una piedra de alumbre natural, o usar un lápiz cortasangre como el Vie-Long o de Taylor of Old Bond Street por 4€.

15 comentarios en “Cómo empezar con el afeitado clásico”

  1. Justo estoy escaso ya de espuma, y tengo pensado comprar la crema y la brocha (la wilkinson es la única que he visto en Mercadona o Carrefour). A ver que tal. Un saludo

  2. Hola Guti! Después de varios afeitados, puedo afirmar que la la crema Lea y el masaje Floid superan de largo a la espuma de afeitar y al after shave de massimo duti. Sorprende lo rápido que hace espuma la brocha wilkinson comprada en Carrefour. El próximo paso será pasar de la Gilette Fusion a la tradicional. A ver que tal. Un saludo y gracias por la información.

  3. Me alegro de tu experiencia tan satisfactoria elias. Gracias por compartirlas.

    Ahora ya has dado el primer paso, así que como dices, lo siguiente es sustituir la multihojas por una maquinilla de seguridad clásica. El cambio puede que también te guste, o puede que no.

    En todo caso, ya has descubierto la crema Lea y el impesionante Floid, y es algo que ya tienes como mejora.

  4. Cuatro recambios de Pro Glide me quedan por gastar. Cuatro. Y me quedo con la Contour (que le encontré recambios, lo dije el otro día en otro artículo, aunque eran Contour Plus II, los de la banda suavizante… estoy por preservar un par de hojas o tres de las que tengo ahora mismo que son las Contour a secas).

    Pero la usaré contadas veces por placer, y procurando no quedarme sin cuchillas, porque tienen algo que a mí me incordia un poco, y es que son más delicadas para limpiar. Se le acumula el pelillo con mucha más facilidad. Y esa es una ventaja que sí tiene la multihojas, que es más fácil y rápido aclarar y dejar prácticamente limpios los espacios entre hojas.

    Mi idea es seguir probando la maquinilla clásica con la Gillete sementera y adquirir alguna más para más batalla (de las que pueda ver en persona), y ser esa la que más use cuando me afeite. Estoy por probar las cuchillas del Mercadona, las Personna. Y para batalla, me atrae probar la Wilkinson si no me lanzo por la Beter que por lo que dices es más agresiva y no sé si me conviene. La Gillette graduada al 3 es muy suave y me vale, al abrir al 4 ya me di algún corte sin importancia… me da que hasta aún abriendo al 4, es bastante suave esa maquinilla de mariposa y peine cerrado. Y parece que es lo que más me conviene y me funciona estupendamente.

    Brochas tengo vistas dos. Una que es la de toda la vida hasta en barberías, de Alba. Y una italiana, que lo que me ha llamado la atención es que viene con un soporte para dejar la brocha colgada boca abajo. Pero se me antoja carilla, 12 euros y pico.
    Lo que no me llama mucho es lo de pelo de tejón y marta. Esos bichos hay que cazarlos. Mira que para el pelo, que al mío le va el cepillo, me gusta el de jabalí pero bueno, a los jabalís más o menos los cazan de todas formas, se controla estable la población y también es come (y comen sus entornos rurales). Pero lo de cazar los otros animales por el pelo no me atrae mucho.

    La italiana no sé de qué está hecha, pero parece suave y muy abierta. Pero joer, 12 euros y pico por el soporte y el color mono del mango (naranja). Que con la Alba creo que me apaño, y por 2 y euros y pico más de una botellita de cava, con el alambre de seguro del tapón de la botella me apaño un soporte para largo tiempo la mas de fácil. xD

    La que yo tengo desde hace unos tiene un poco cascado el mango, pero está más tiesa que la escobilla del water. xD La cogí el otro día para probarla, y aunque la remojé un rato en el agua caliente, eso no había manera, escupía espuma en todas direcciones en cuanto la presionaba y movía un poco por la cara, y casi pinchando con los pelos. xD

  5. La mayoría de brochas baratas son sintéticas, algunas de cerdo (de ahí el nombre cerda). En todas las brochas, salvo las de caballo, se debe sacrificar el animal para hacer la brocha. En el caso del cerdo, puede estar justificado porque nos lo comemos, pero efectivamente en el caso del tejón, el más cotizado, me parece una crueldad.

    Por fortuna las sintéticas son duras, secan rápido y masajean muy bien. Ideales para barbas duras. En caso de barbas blandas, las de caballo. A éstos, se les corta la cola y la crin, un proceso que por higiene para ellos es necesario con cierta periodicidad.

  6. Pues ese detalle lo miraré cuando vaya a comprarla. De los caballos sí lo sabía, que les recortan las crines para fabricar diversos útiles.

    Pero al tejón o a la marta, es que tienen que cazarlos sólo para eso, No queda otra. Como los visones. Y no me gusta ni un pelo.

    A cerdo y jabalíes (en temporada de cacería) pues al menos es que el animal va a servir de alimento como lo principal. Y ya puestos se aprovecha todo al máximo. Como la piel en vestuario mientras es de origen bovino, ovino o carprino aprovechando la piel de reses destinadas a alimentación.

  7. Alejandro, estoy totalmente de acuerdo en tu forma de pensar. Matar un animal sólo por su pelo o cualquier otra cosa me parece de un egoísmo tremendo. Sacrificarlo para comértelo tampoco me agrada, pero al fin y al cabo me gusta la carne y lo acepto. No hay un sustituto de la carne por lo que le doy un pase. Sin embargo al pelo y la piel hay otras opciones. Como tu dices, si la piel proviene al menos de animales que han muerto para ser comidos, pues es una forma de aprovecharlo.

    Es cierto que los tejones y las martas provienen de criaderos. No se cazan, se sacrifican como en una granja. Eso lo hace algo más justo que matarlos siendo salvajes, pero no quita que siga siendo una crueldad y hasta cierto punto un capricho.

  8. Creo que los dos cortecitos que me di en la primera prueba con la maquinilla clásica fue por apretar demasiado inconscientemente, y no por abrir la cuchilla hasta el 3, si no por apretar aún en el 2.

    Ya llevo varios en los que me la paso entre el 3 y al 4 a veces, y ni un corte salvo que haya por ahí algún granito casi invisible. Y me apura bastante bien en una o dos pasadas a favor del pelo (no soy amigo de pasar a contrapelo).
    No tengo la piel demasiado sensible, pues sí que con la eléctrica o cuando las multihojas ya están pidiendo cambio, al final del cuello a veces me avisa la piel sonrosándose. Ya he visto que con la maquinilla clásica eso no me pasa. Pase dos, tres o cuatro veces. Antes incluso me sonrosa antes la Contour (y eso que sólo es doble hoja) si tengo que pasar cuatro veces o alguna más.

    En fin, que aquí me quedo. Ya le tengo perdido el miedo a las cuchillas de doble filo (que no el respeto).

    Como ya dije, más o menos vi el daño que tenía uno de los peines de la Gillette «Super Adjustable» de 1973 (ya averigüé el modelo concreto, anda que se partieron la cabeza… como ha ido degenerando la cosa…). En alguna caída recibiría el mal golpe en uno de los dos peines, en lo que sería desde el peine hacia el cabezal. Vamos, que apenas se veía la deformación. La pude corregir sin apenas marcarla con un par de alicates de punta fina, y está usadle por ambos lados.
    De momento la cuchilla que tiene puesta, una Gillette Platinum creo, aún tira y cumple. Parece bastante afilada y suave (o quizás es síntoma de que va camino de desgaste, pero de momento no da tironcitos, así que va). Y tengo una cajita de Personna de recambios para probar.

    Pero busco al menos otra para uso más diario si quiero y reservar esta. Y de lo que he visto, se me ha metido entre ceja y ceja la Wilkinson Classic. No sé, me ha gustado en general. No descarto pillar también la Beter por lo de apoyar a lo nacional… ya veremos. Pero la Wilkinson me gusta. Y como viene con 5 hojas del fabricante, pues otra para probar por poco precio. Y sin entrar en buscar por ahí NOS ni segunda mano, no sé, me hace gracia que sea la forma fácil de tener la pareja de la competencia a mi Gillette ajustable «made in USA». 🙂

    Estoy pensando en acelerar el proceso de deshacerme de las multihojas (las Pro Glide de 4 y 5 hojas en mi caso). Como la maquinilla en sí está el caucho azul de su mango que da asquito y no la renovaré, estoy pensando en mandarla con el soporte al contenedor amarillo. E ir gastando los recambios con el accesorio de la Gillette-Braun Styler.

  9. La mayoría de gente que me cuenta sus experiencias con el afeitado clásico queda satisfecha con la experiencia. Creo que es una vuelta a los orígenes, al control, a la sostenibilidad, y por supuesto en contra del marketing masivo.

    La sensación que describes es lógica, una cuchilla de doble filo es sólo una cuchilla, así que rasura menos que una de varias hojas. En cierta forma cuando una de doble filo da una pasada, una Gillette de 5 cuchillas da 5 pasadas. Irrita más por tanto. Con la práctica, tu mismo lo has experimentado, eres capaz de lograr un mejor afeitado con pocas pasadas, así que no sólo desgastas menos la piel, sino que además apuras más.

    El problema inicial es el de apretar demasiado. Es cuestión de darse cuenta como has hecho, y ya no te volverá a ocurrir. Te has hecho con la sensibilidad, así que ahora ya para siempre.

    Por lo que he vivido y me explican muchos usuarios, lo peor es que el afeitado con maquinilla clásica requiere más tiempo. Con la práctica se mejora también, y aunque nunca acabará siendo tan veloz como una multihojas, la diferencia no será tanta.

    Las cuchillas Gillette Platinum son buenísimas. Muy afiladas y suaves a la vez, muy duraderas, y fáciles de conseguir en tiendas. El problema es su precio, las compraba en El Corte Inglés y 5 cuchillas costaban cerca de 5€. Lo que es muy sorprendente es como incluso la propia Gillette las oculta. Hablan de ellas en su web para América Latina, ya he comentado que países menos pudientes que el nuestro practican el afeitado clásico, pero en Europa, USA y así, prefieren endiñarnos sus mil-hojas.

    Gillette Latinoamérica: CUCHILLA DE DOBLE FILO PLATINUM-PLUS® DE GILLETTE®

    La Wilkinson es una maquinilla que sin parecerlo es muy duradera. Por el precio que tiene yo te recomiendo comprarla, porque casi las cuchillas ya lo compensan. En mi opinión es demasiado suave, pero ya que estás retomando el afeitado clásico, es una forma de ir ganando control poco a poco. No soy partidario de que compres la Wilkinson y la Beter a la vez. Compra una, úsala una temporada, descubre lo que te gusta y lo que no, y a partir de ahí decide tu nueva compra. Te lo digo porque si descubres que te gusta la suavidad de la Wilkinson Classic, la Better no sería una buena opción.

  10. Hombre, la verdad es que uno novato, lo es sólo en uso de las maquinillas de hojas de doble filo. Uno ya se venía afeitando desde hace más de 20 años tranquilamente.

    La verdad, no noto que tarde más en el afeitado que con las multihojas (me refiero a las de 3 hojas y más, las más habituales hoy). Si tardo un poco más, es si uso la brocha. Si no… es que más o menos igual si no hasta menos. Una vez ya pillé que mejor afeitar al 3-4 de mi Gillette graduable, yo paso la maquinilla igual que la Contour o las Mach 3 Turbo que tuve, y veo que apura igual o mejor a una única pasada, sin apretar.

    Pero como me di dos cortecitos (vamos, de los que ni notas, tampoco alarmo) lo achaco a que quizás porque inconscientemente en algún cambio de ángulo presioné de más o quizás desplacé longitudinalmente. Eso me ha pasado alguna vez también con la Contour de doble hoja, que son afiladísimas también y algo mas agresivas de posición que estas maquinillas de doble filo de peine cerrado no demadiado agresivas.

    Yo ahora estoy cambiando estilo, y decidí renovar barba desde las patillas (para dejármelas otra vez). Y lo que vengo haciendo que es sobre todo perfilar un poco mejillas, bajo la nariz un poco (no todo, me dejé bigote… que lo tengo casi rubio dorado, siendo castaño claro… xDDD) y zona de cuello, que es donde si tenía que pasar de más, con las multihojas me llegaban a hacer sonrosar un poco la piel unos minutos… cosa que estoy viendo que con las de doble filo de peine cerrado no me pasa.

    Es lo que me tiene escamado. que con las multihojas de 3, 4 y 5, tenía que pasar bastante más veces en algún que otro afeitado. Y con la clásica una vez probada, siendo un filo el que te pasas, paso 1, 2 o 3, y en dirección del pelo, nada de a contrapelo, y afeitado, con la piel tan fresca.

    Yo es que jamás me dio por probarla. Mira que hace años y años que la veía en el mueble del baño, de mi padre. Pero como no recuerdo verlo nunca usarla, y a mí me daba mucho respeto las hojas de doble filo (por lo que sé que cortan, de otros útiles como los rascavidrios), pues nada, empecé a afeitarme con o más habitual. Las desechables de doble hoja, y de ahí a la Contour (no recuerdo si llegué a probar una Gillette II que tuvo mi padre, quizás también). Y de ahí ya a relativamente pocos años me regalaron un día aquella Mach 3 Turbo «Ferrari Edition» roja, y al tiempo cayó la Pro Glide y la Styler (con cabezal Pro Glide también).

    Y ahora veo que con la clásica maquinilla de seguridad, la Gillette 109 Super Adjustable del ’73, hasta perfilo mejor lo poco que requiero. Y que si arrancaba desde un punto de patillas con más o menos barba hasta con la Pro Glide en primera pasada, y se dejaba mucho pelo, esta en un grado de ajuste aún tirando a suave como el 3-4, poso, inicio la pasada igual, deslizando sin apretar, sin tensar la piel siquiera, Y AFEITA.

    Si la llego a probar hace 20 años… lo que dije en otra vez, me quedo con estas maquinillas, y la Contour para algo más o cuando apetezca.

    De la Wilkinson leo buena cosa. Y como quiero reservar y cuidar esta joyita heredada y con cicatriz, la buscaré, a ver qué tal. Me da que tiene que ser muy similar a esta Gillette en el 3-4 donde más la uso, o que incluso la supere. Por lo que vale, creo que me merece la pena. Y no creo que las cuchillas que trae sea tan malas como dicen algunas opiniones… yo que no soy muy tiquismiquis con las hojas y que además suelen durarme mas de lo normal, seguro se gana un adepto más conmigo.

  11. En los dos casos es afeitarse Alejandro, aunque en mi caso, tuve cierta curva de aprendizaje cuando pasé de las Match 3 a las clásicas. Una vez le pillé el truco, me di cuenta que era más placentero porque tenías más control sobre el afeitado. Tu decides cuantas veces quieres pasar la cuchilla. Te da juego en ser menos exhaustivo en partes delicadas, y en otras más resistentes buscar el apurado. Incluso un día puedes afeitarte rápido con una o dos pasadas, y otras, dedicarte un buen rato a buscar el apurado perfecto.

    Estoy contigo, ojalá hubiera descubierto el afeitado clásico cuando empecé a afeitarme. Yo se lo vi a mi abuelo, y sí, las cuchillas de doble filo daban la impresión de que te fueran a degollar. Nada más lejos de la realidad.

  12. Hoy mismo he visto la Wilkinson Classic, y ya ha caído (6,49€ en un Alcampo). No la he podido estrenar porque aún no me toca afeitado, pero la he abierto en casa y comparado con la Gillette 109 y no está nada mal aún siendo de plástico. Da buena sensación. Le he montado la cuchilla que tenía montada en la Gillette para comparar, y viene a ser como la Gillette 109 graduada al 5 o así. Pero al ser los peines como 1 mm. o algo más largos desde donde llega el filo de la hoja, pues claro, de ahí me imagino la fama que tiene esta clásica baratija de ser suave y muy recomendable (además de resultona).

    Las mismas cuchillas que trae, en paquete de 5 eso sí, carillas sueltas. A 4,20 y algo creo que me ha salido. He pillado un paquetito más, y ya con el que trae, más las 10 Personna ya tengo para una temporada probando con ambas maquinillas.

    Mañana por la noche o pasado mañana la pruebo.

  13. Pues lo dicho hace unos días. ¡Yo tenía que haber probado estas maquinillas de doble filo hace 20 años! xD

    De vuelta de trabajar, unas compras rápidas, caminata, me ducho antes de cenar y la he estrenado. Me he afeitado en plan ligero a ver qué tal ya que leo que es tan resultona pero siendo muy permisiva… y así es. En pocas pasaditas, en 5-10 minutos si he tardado todo lo más, afeitado y con apurado sobrado (en mi caso no necesito ni soy muy amigo del contrapelo). Va bien la Wilkinson… pero es un poco más fina la Gillette 109 clásica. Pero vamos, me ha encantado. Lo que sí que al ser de plástico cuesta un poco más dejarla reluciente tras el afeitado, pero bueno… me ha gustado para lo que la quería, para afeitados rápidos, de día a día o casi.

    Nada de irritación, a pesar de que como siempre tengo mala costumbre de si hay que dar una o dos pasadas de retoque sin jabón (pero con la piel lubricada y resbalosa, vamos que algo de capa hay, eso sí) las doy. Tenía al final del cuello un ligero bulatito casi inapreciable de un granito que me había salido estos días… pero nada, no hubo susto. La Wilkinson se ha llevado lo que se tenía que llevar, el pelo. Y bastante bien, notándose un pelón más áspera que la Gillette con la Platinum que aún le dura, pero vamos… yo la he notado fina. No tan mala como la ponen algunas opiniones.

    Aún sin daños visuales no me fío, me enjuago y me he echado una gatita de un tubo de bálsamo de la Toja que tengo aún… nada, ni un escorzorcillo ni nada.

    Vamos, no he manejado maquinillas de hoja de doble filo en la vida, pero como si las hubiera manejado… Veremos cuando las pruebe con hojas más económicas y a la mano, como las Personna normales que compré. De momento las Wilkinson no me desagradan, pero claro, rondan los 4 euros aprox. el paquete de 5. Caras, como las Gillette.
    Vi el blister de 2 cajas de BIC a menos de 2 euros, y otra de marca blanca de Alcampo, que no sé como me irían… pero no quiero acaparar.

    Además, que como me haga con una tira de cuero, y pruebe a dar unas pasadas con una hoja ya gastada a ver si vuelve a ser aceptable y funcional… tengo hojas para una buena temporada. Como me apaño con no demasiadas pasadas, me suelen durar bastante de siempre.

    La Wilkinson Classic me ha parecido en hojas de doble de filo, tan buena como la mejor de las desechables de doble hoja que todos habremos probado alguna vez. Y muy agrabable de usar.

    ¡Ah! He visto la brocha naranja que me llamó la atención que venía con soporte. Al final resulta que es una Omega 80256, de pelo de gorrino (o de gorrina, a saber). Por menos de 9 euros, la he comprado, que la mía está ya en las últimas. Parece un poco más suave de pelo que la mía (que también es de cerda), de la que no recuerdo la marca, así que creo que me irá mejor. Pero esa no la he estrenado aún.

  14. Creo que en todas las disciplinas es fácil caer en el sibaritismo Alejandro. Y el afeitado clásico no es una excepción. La Wilkinson Classic, con lo que cuesta, todos sabemos que no será una maquinilla de las mejores. Sin embargo como tu también has verificado, sorprende en cuanto a su suavidad, lo bien que funciona, y el peso que tiene la barra metálica dentro del plástico para darle estabilidad. Es sorprendentemente duradera, aunque el plástico nos indique lo contrario. Siempre la he defendido como la maquinilla clásica ideal para iniciarse en el afeitado tradicional.

    Las cuchillas Personna están muy bien también. Me gustan más que las Wilkinson de hecho. No sólo por ser más baratas, sino que duran algo más y son más afiladas. Menos suaves también. En las cuchillas yo soy bastante quisquilloso, pero al final la diferencia de una a otra son detalles. Es decir, es muy pequeña.

Deja un comentario