Hace un par de años, os describía mis sensaciones contradictorias con la Inoxcrom Prime de Inoxcrom (Inoxgrup).

Desde hace muchos años soy entusiasta de la marca Inoxcrom, y tenía muchas ganas de probar una Vista, Mistral o Arc, que me dejaran un buen sabor de boca.

Decidí ir a lo seguro, y apostar por la Arc Collection Mava, una evolución de la Arc, con mayor cuidado de los detalles. Pertenece a la gama gama top, y aunque nos ofrece bolígrafo y roller, la elección debía ser una pluma estilográfica, la referencia 51038.



Está disponible en colores azul (Royale), negro (Carbone), y plateado (Mava). Dudaba entre las dos últimas, quedándome al final por el modelo en acabado metálico. La denominación Mava, es un homenaje a Industrial MAVA, siglas del fundador Manuel Vaqué, y que era la denominación utilizada por Inoxcrom hasta 1961.

Todas las ARCcollection, se presentan en el clásico estuche de Inoxcrom, que denominan E-Premium, y que cumple sobradamente con su cometido, causando una buena impresión. En esta versión, el cartón que lo recubre, tiene el indicativo MAVA. Un detalle que habría estado muy bien, sería incluir un pequeño folleto explicándonos el concepto del producto y de la gama, un poco como su prima la IXC Noir.



Lo que más destaca es su construcción, totalmente en acero inoxidable. El cuerpo o tubo, es de acero pulido, y con triángulos grabados por láser, que hacen que el metal tenga dos acabados bien distintos. Es precioso, elegante, a la par que original. A muchos usuarios no les suele gustar que el agarre sea metálico, dicen que pierde grip. Personalmente sí me gusta, es la zona que más desgaste sufre, y no lo encuentro deslizante para nada.



El capuchón es a presión, sabéis que es una característica que no me gusta, y cuando hablamos de una pluma que cuesta 31,00€, empieza a ser justificable que sea roscado, sencillamente por cuestión de durabilidad. Entiendo que quien compra una pluma, o cualquier dispositivo de escritura no fungible, uno de los atributos que busca, es precisamente la duración, que le acompañe por muchos años, y que pueda consumir muchas recargas, o como este caso, cartuchos de tinta para estilográfica de tipo internacional o estándar. El labio del capuchón, tiene sobre fondo brillante la inscripción de INOXCROM SPAIN, que le queda muy bien. Sin embargo, no vemos por ningún sitio el Made in, y nos quedamos sin saber si verdaderamente es de aquí. En el cuerpo caben dos cartuchos de tinta de 38mm, lo cual es muy práctico.



Tiene 13,8cm de longitud, y pesa 31g, que es lo que podríamos esperar viendo su construcción. Sin el capuchón se reduce a solamente 20g, así que es ideal para el uso que le voy a dar en el trabajo, donde a veces debo escribir bastante. La pinza o clip es curvado o arqueado, y es precisamente el motivo de pertenecer a la colección Arc. Por su parte, el plumín es de acero, y tiene unos grabados que le dan mayor empaque, no hay información sobre su grosor, que parece ser de tipo medio (M).



A la hora de escribir, es satisfactoria, ¡por fin!. A diferencia de la Prime, el plumín se desliza con suavidad por el papel. Mantiene el flujo de tinta correcto, y aunque no es muy gruesa, se agarra sin problemas. La sensación del capuchón es mucho más agradable, al menos psicológicamente, con un clic que suena robusto. Si optamos por postearla, ya no lo resulta tanto. El peso se incrementa notablemente, y el labio rozará de tanto en tanto en la mano.



Es cierto que cuesta casi el doble que la Prime, pero a mi modo de ver lo compensa con creces. Si vas a gastarte 17,60€ en una estilográfica, puedes gastarte 31€, e ir a por esta Arc Collection Mava, que es mucho más suave, y con mejores sensaciones en todos los sentidos. El problema al que se enfrenta Inoxcrom, es que en esta gama de precios, empezamos a encontrarnos con mucha competencia, y por tanto, con muchas alternativas.