Después de algunos análisis de estilográficas Inoxcrom, hoy hablaré de la Prime, la primera pluma que tengo de Inoxcrom Cooperativa (Inoxgrup).

Se trata de la Inoxcrom Prime, una pluma estilográfica que la marca engloba dentro de su Colección Premium, junto a las Vista o Mistral, y que a priori parece un apelativo un poco exagerado.

Ya habéis podido leer en publicaciones anteriores, que Inoxgrup, fabrica la mayoría de sus productos fuera su factoría de Barcelona, en realidad, fuera de Europa también. Y aunque su idea, es poco a poco, ir trasladando la producción aquí, lo cierto es que de momento, salvo los recambios de tinta, el resto viene de fuera, incluyendo esta Inoxgrup Prime.

Se presenta en una caja de cartón de color negro, que sin ser nada del otro mundo, es de las mejores presentaciones que he visto en estilográficas de este precio.

El cuerpo es de metal, con un lacado sólido en colores, negro, rojo, violeta, verde o azul. Este último fue mi elección, y debo resaltar que tiene una tonalidad que me encanta. Si no te gustan las plumas, está también en bolígrafo y en roller.

La sensación al cogerla, es parecida a la de la Muji MOMA, o sea, un cuerpo ligeramente delgado, y tirando a pesado. El agarre, del mismo material y color del cuerpo, no es lo más ergonómico a la hora de escribir, porque resulta más deslizante de lo deseable. Sobre todo, si lo sumamos a los otros dos motivos (peso total algo elevedo, y diámetro escaso).

Otra cosa que no me gusta, es el capuchón a presión, con un tacto demasiado suave a la hora de encajarlo. Da la sensación como si se fuera a desgastar de manera prematura.

Pero vamos a lo importante, que es su escritura. El plumín escribe bien, con un trazo similar a de las IXC, de trazo M (Medio), que deja una cantidad de tinta adecuada para la mayoría de usuarios y usos. La suavidad sin ser mala, podría ser mejor. Dónde si aprecio que le falta, es en la fluidez, especialmente en trazos rápidos, donde el trazo pierde continuidad, como le ocurría a la STYB Compact.

La adquirí a unos 17€, un precio en el que la Prime tiene mucha competencia, y para ser justos, no ser un producto local, a diferencia de las de Inoxcrom Internacional, no le beneficia. Podemos desembolsar 5€ más, y hacernos con una Faber-Castell Basic, mucho más aparente, y francamente superior, o incluso ahorrarnos dinero yendo a por una Schneider Voice o una Online Academy, que ofrecen una mejor escritura, a pesar de tener peores sensaciones.

Lo que si me parecen muy buenos, y merecen una mención especial gracias a su relación calidad-precio insuperable, son los cartuchos internacionales de tinta Inoxcrom, que me encanta como escriben, virtualmente son idénticos a los IXC Basix, pero aún algo más económicos (2,25€ me costaron las 5 cajitas con 30 unidades). Por si fuera poco, éstos si que son verdaderamente Made in Spain. A ver si desde La Cooperativa me leen, y deciden ampliar la gama cromática, que azul real y negro, están muy bien, pero también nos gusta cambiar y disponer de verde, turquesa, rojo, rosa, … Si al final, otros fabricantes como Waterman, Online o Pelikan pueden, ¿por qué no Inoxcrom?

Una buena pluma, si la tuviéramos a la mitad de su precio, o si se produjera en las instalaciones de Barcelona. Por lo demás, casi nada nuevo en este modelo. En realidad, me quedo con ganas de probar la Curvy, de la línea económica Inoxcrom Office, que a 3€ la unidad (o 26€ las 12 unidades), promulga un precio imbatible, con un diseño que me parece bien conseguido.