Etiquetado del calzado Made in Spain

Tras publicar el análisis de las Segarra Modelo 810, tuve la oportunidad de conversar con un comerciante minorista de zapatería que había leído el artículo.

Me contaba sorprendido, que él siempre había supuesto que las Paredes eran un calzado Made in Spain, porque a ellos les llegaban a su tienda muchas veces en cajas de cartón con la inscripción de Made in Spain. Unas cajas parecidas a estas, y que probablemente vosotros también habréis visto en alguna zapatería.



La explicación era sencilla. Si cogemos unas zapatillas de Paredes, veremos que ni en su caja de cartón, ni en las etiquetas, ni en ninguna parte de la zapatilla aparece el Fabricado en España. Ni si quiera en la página del producto en la web lo indican. En el caso de Calzados Paredes, o Pacal Shoes si lo preferís, si que tienen algunos modelos un tanto especiales, y más caros que se fabrican aquí, ese el el caso de las Paredes Competición, y entonces, viene especificado muy claro tanto en la zapatilla, como en la web.



En mis viejas Paredes Axel, la lengüeta indicaba un Made in PRC, o sea Made in China, pero en los modelos recientes, han decidido prescindir de indicar el país de fabricación. Exclusivas Yumas, nunca lo ha indicado, puesto que hace años que ya no fabrican nada aquí, así que ni las Yumas Malta ni las Yumas Maverick lo indican.

Es indicativo que hasta los propios fabricantes, o mejor dicho importadores, se avergonzasen de fabricar en China, y lo ocultasen a sus clientes. Aunque no es lo habitual, en China se pueden producir cosas también de calidad. Se trata de escoger a buenos proveedores, y sobre todo, hacer un buen control de calidad. Si la estrategia de la compañía, pasa por fabricar en Asia, es porque consideran que es lo mejor, y no deberían ocultarlo.

El problema, es que según las normativas de etiquetado vigentes en España (Real Decreto 928/1987, de 5 de junio, relativo al etiquetado de composición de los productos textiles), no es obligatorio indicar el país de fabricación. Es suficiente con indicar el CIF y la razón social del fabricante o importador.

Como es opcional, llegamos a situaciones como las etiquetas de los modelos recientes de J’hayber Pista, que sí se fabrican en España, no indiquen Made in Spain. Tendremos que fijarnos en otras partes del producto para encontrarlo, puesto que J’Hayber, en este caso fabricante, ha decidido voluntariamente ponerlo en la lengüenta. Modelos anteriores de las J’hayber Olimpo sí que lo indicaban.

En mi opinión, tanto para fabricantes como para consumidores es una ventaja conocer el país de procedencia de lo que compran, y pese a que la Unión Europea lleva varios años intentando hacerlo obligatorio, de momento sigue sin serlo.

Os lo contaba en el artículo de Hecho en España, si aparece un «Fabricado por» o un «Made in Spain», entonces estaremos seguros de que es un producto de aquí. En caso contrario, siempre nos quedará la duda.

Puedes acceder al Documento consolidado BOE-A-1987-16727 donde verás lo que es obligatorio cumplir y lo que no.



6 comentarios en “Etiquetado del calzado Made in Spain”

  1. Buenos días,

    Guti estoy de acuerdo con su frase «Aunque no es lo habitual, en China se pueden producir cosas también de calidad», conozco un par de marcas que aun siendo chinas su control de calidad es excelente, incluso con estándares europeos. Por poner un ejemplo FiiO, marca de origen chino de DAP (Digital Audio Player), dentro del sector de la audiofilía tiene muy buena fama. Yo tuve que hablar con el soporte Post-Venta de esta marca y la verdad es que un trato inmejorable.

    Por otro lado, os voy a contar una anécdota hace unos meses mi pareja y yo estuvimos en un centro comercial, en una zapatería buscando unos zapatos. Había de todo, los que mas me gustaron tanto a mi pareja como a mi eran unos zapatos en los que venia bien claro donde se fabricaba. Los zapatos eran de la marca Himalaya y ponía que estaban fabricados en España. Cabe decir que los acabe comprando.

    Personalmente estoy de acuerdo que en todos los productos no solo del sector textil venga su origen, ya que de esta manera el consumidor pueda estar informado.

    Gracias.

    Un saludo.

  2. Justamente Xabier P. Migoya. Se trata de ser lo más transparente ante el consumidor, y que sea él quien pueda tomar la decisión de compra más acertada según su parecer.

    Obviamente para ello, es necesaria información. Y así como en un calzado se indica que elementos del zapato son de piel, debería indicarse el país de fabricación.

    Muchas gracias por tu aporte con Himalaya. Nunca he tenido nada de esa marca, pero lo que he visto en tiendas me ha gustado. Esperemos que estén interesados en una review.

  3. sí, es indignante que ni los propios fabricantes quieran saber dónde se fabrican sus productos, y con todos los medios de que disponen traten de ocultarlo o, como en el caso de Paredes, encima engañar pretendiendo un «Made in Spain» que no es ni por asomo. Por cierto, hablando de Paredes, preciosas las Competición. Pero más indignante es que a nivel legal puedan hacerlo, y nadie les obligue a dar esa información, y sin embargo obliguen a cosas tan estúpidas como que informes a tus visitantes que tu web tiene cookies. Absurdo total. Son cosas que no tienen ningún sentido, fíjate: esa normativa es del 87, anda que no tuvieron tiempo de actualizarla. Sin embargo qué rápido y qué listos han sido en poner en marcha lo del canon digital, la ley antipiratería, etc. etc. etc. etc. Para lo que les interesa son rápidos como el rayo, para lo que no -porque así pueden seguir apoyando la industria China, dado el tratado España-China de comercio, les interesa para que vengan los millones chinos en inversión, así se han llevado las empresas que han comprado (Albo, Hidroeléctrica, Campofrío… ¿sigo?)-

    El problema de China no es que no fabriquen cosas de calidad, por supuesto que hacen algunas cosas -muy pocas- de calidad. El principal problema que creo gira en todo loque venga de China es que si compras un producto tienes un porcentaje elevadísimo de que éste sea de mala calidad, que de buena, y de que esté hecho con mano de obra esclava, que con mano de obra justa. Ese es el meollo, a mi entender (ya traté este tema en Duraderos, por cierto).

    «Si la estrategia de la compañía, pasa por fabricar en Asia, es porque consideran que es lo mejor, y no deberían ocultarlo.» Creo que pecas de inocencia en esa frase. Debería ser: «Si la estrategia de la compañía, pasa por fabricar en Asia, es porque consideran QUE ES LO MÁS BARATO, y no deberían ocultarlo». Porque en efecto es lo que la mayoría persigue, si buscasen lo mejor no fabricarían en China, fabricarían en Elche, como antes.

  4. Un comentario muy acertado bianamaran, y que demuestras varios fallos que hay. El primero es que no se indique el país de producción, algo que efectivamente debería ser obligatorio en cualquier producto. Pero es que podemos ir a más, y obligar a determinar de que país es originaria la materia prima principal.

    En los comestibles lo habréis visto muchas veces. «Naranjas Gutiérrez» (Valencia). Y luego: «Producto originario de Perú». Pues a eso me refiero. Un dato importante y que debería estar tremendamente claro para el consumidor. Ello debería aplicarse incluso a las marcas blancas, que digan que el productor es un CIF, es lamentable. Que en las etiquetas valga con indicar fabricante o distribuidor que son cosas totalmente distintas, lo mismo.

    Buen ejemplo el de Albo, y del que como adelantas, hay miles por desgracia.

  5. En efecto Guti, porque ocultar esa información tiene el único fin de pretender engañar al consumidor (si fuera proteger el producto o la marca, aún se entendería, pero no es así).

    También pienso (ya te lo comenté una vez) que los fabricantes se inventarán mil triquiñuelas para seguir ocultándolo (como el «Swiss Made» al «Movement Swiss» y pijadas así), pero si se quiere, se puede. Ejemplo lo tenemos en la propia Suiza y su control relojero que precisamente endurecen este año.

  6. Y mecanismos tienen bianamaran. No tenemos más que fijarnos en Hacienda. Ellos saben perfectamente donde se produce cada parte de un producto de consumo. O mejor dicho, saben lo que se produce aquí, y lo que se compra y vende fuera. Debe ser así para garantizar sus/nuestros impuestos. En cambio, no permiten que nosotros como consumidores dispongamos de esa información. De modo que no velan por nuestra satisfacción.

Deja un comentario