Cuando compré la Creative Sound Blaster Play 2, aproveché para comprar un pendrive que estaba de oferta. No es que necesitase ninguno, de momento tengo bastante con mi Kingston de 32 Gb. con conectividad USB 3.0, pero al ver los Verbatim Store ‘N’ Go Pinstripe con conexión USB 3 de 128 Gb. de capacidad a 20€, no lo pude resistir.

Por cierto que no recomiendo en absoluto los Verbatim Pinstripe, porque aunque indican que la conexión es USB 3.0, su rendimiento es muy bajo, como podemos encontrar en la web oficial:
– Velocidad de lectura: Hasta 12 Mb/s.
– Velocidad de escritura: Hasta 5 Mb/s.

Como véis, una velocidad del orden de 5 veces inferior a la de otros pendrives que tengo (Kingston, Toshiba TDK) y que no indican en ningún sitio. Eso explica porqué costaba lo menos incluso que memorias USB de la mitad de capacidad.

Tras este inciso, a lo que iba, es que me sorprendió una cosa que sí indicaba, que la retención de datos, era de 10 años, como podéis leer a continuación: Data Retention 10 Years.

Es decir, que Verbatim estima con este dispositivo (aunque no garantiza, pues eso sólo cubre los dos primeros años), que la información puede estar almacenada un máximo de 10 años. No dicen si los pronósticos indican que tras 10 años desde su fabricación dejará de ser capaz de leer datos, o bien que si los refrescamos, por ejemplo eliminando todo, y volviendo a grabar lo mismo se mantendrían.

Lo cierto es que 10 años es bastante menos de lo que duran las fotografías reveladas, y mucho menos que los negativos de las mismas. Es incluso menos del tiempo en el que un folio escrito con estilográfica seguirá siendo legible. Es también inferior a lo que han durado muchos de mis discos de 3 1/2. Por supuesto menos que las cintas de cassette del Spectrum, mucha de las cuales aún puedo usar, ya fueran originales o copias. Si lo comparo con dispositivos más modernos, es menos que lo que me han durado los CD, CD-ROM y DVD, ya fuera regrabables o no.

Con cada vez más recuerdos, y material de uso diario en digital, me siento preocupado por ello. Porque lo que se, es que de verdad duran esos 10 años, o al menos no tengo ningún USB que me haya durado más. No hablo de perderlos, sino de quedar totalmente inutilizables, como aquellos disquettes sin marca de antaño. La siguiente es una captura de pantalla, al intentar recuperar mi pendrive Sony de 16 Gb. realizando un formateo completo. ¿Pensábais que el Error en pista 0 era cosa del pasado?