Las vacaciones de Navidad son para mi tiempo de ocio con coches, aunque desde Need for Speed Shift que no escribo de ellos, si que jugué y terminé también Need for Speed Most Wanted. El caso es que el último Need for Speed: Rivals, ni llegué a probarlo, y este 2014, parece que no habrá lanzamiento, así que tenía que buscar otro pasatiempo de carreras de coches en casa.

Desde que era un adolescente que no jugaba a Scalextric, bueno, lo que ahora se llama slot. El caso es que me acostumbré a escalas pequeñas como la de TCR, y tampoco tengo mucho espacio disponible, de manera que mis opciones se reducían a la escala 1:43.

Reconozco que 1:24 resulta espectacular, y que para 1:32 hay gran variedad de opciones donde elegir en cuanto a coches pistas y accesorios, pero que necesitan un espacio inicial elevado, de al menos 3 m2, y que crece exponencialmente a medida que añadimos más pista, pudiendo llegar hasta más de 50 m2 para una reproducción del circuito de Spa Francorchamps (194 Kb. en formato PDF).

No es el caso de 1:43, pues las únicas alternativas existentes son Carrera Go!!!, Scalextric Compact, Kyosho Dslot43 y Carrera Digital 143, pero a cambio parten de un mínimo de 1,2 m2, y que con 5 m2 se pueden trazar pistas muy interesantes.

Tiré hacia la alemana Carrera, me ofrecía en Go!!!, un punto de entrada muy asequible en cuanto a pistas, coches y accesorios. No en vano, empecé con Speed up!, que sale a menos de 40€.

Carrera, ahora en manos austriacas, me preocupaba un poco por las diversas quiebras que ha tenido a lo largo de sus historia. Sin embargo, Scalextric, ahora en manos de Educa Borràs, está en una situación parecida con tantos cambios de manos. Quizás Scalextric, por nuestra historia, a pesar de no ser español, me atraía más, pero lo cierto es que resultaba algo más caro también, y con menos disponibilidad de expansión de momento.

En cuanto a calidad, quizás Compact sea algo mejor, aunque fabrique también en China como Go!!!, pero la diferencia no es grande. Así que lo que inclinó la balanza hacia Carrera, fue que podía conservar las pistas si algún día evolucionaba abandonaba el control analógico, y pasaba a 143 digital, pues de momento, es la única plataforma digital disponible a escala 1:43 de precios razonables. Dslot43, son la punta de lanza en cuanto a analógico 1/43, muy bien hechos, rápidos, pero los más caros del lote, y particularmente diferentes de conseguir en España.

Por supuesto, destinando dinero, y sobre todo teniendo espacio suficiente, algo que hoy día es en realidad mucho más caro, habría optado por la calidad nacional de Ninco Digital a escala 1:32.

Lanzada en 2001 como una gama para niños, en su uso adulto puede que eche para atrás. Primero con obstáculos poco racing, y más de juego como el looping, el puente basculante, o las licencias tipo Transformers, Cars o Las Tortugas Ninja. Es fácil de superar, optando por un conjunto más conservador. Eso si, todos incluyen su correspondiente licencia, ya sea de F1 o de rallys.

Es por lo demás el sistema tradicional con el que jugábamos de pequeño, con dos carriles por los que cada uno circula un coche. Si queremos hasta 3 coches, o poder cambiar de carril en los tramos a tal efecto, tendremos que actualizar a digital.

Y desgraciadamente, si queremos un coche obstáculo, hasta 6 coches corriendo, o la interesantísima simulación de consumo de combustible, deberemos irnos a la escala 1:32. Una pena que haya que elegir entre espacio y prestaciones.

Resulta sencillo de montar, y el imán ofrece un buen compromiso entre velocidad de paso, y posibilidad que los coches se salgan, es decir, importa la habilidad y la práctica igual que con sus hermanos de mayor tamaño. A la hora de desmontarlo, se debe ir con cuidado, porque es fácil romper las lengüetas de plástico que hacen de empalme entre cada tramo.

Las pistas y los coches tienen una buena calidad aparente, aunque es pronto para juzgar su durabilidad. El juego es divertido, tanto en solitario, como especialmente con contrincantes.

Las posibilidades de expansión son buenas, escalando hasta trazados de 15 metros de recorrido, que bien diseñados, caben en un área de 2 m X 1 m.

Sea como fuere, Carrera Go!!!, cumple con mis expectativas de tamaño reducido, y precio asequible. De hecho, no a mucho tardar, planeo ampliarlo con la Ampliación 1 (16€); el puente (23€); la rotonda (21€) o la curva con guardarailes (11€). Incluso juntarlo con un circuito entero tipo Con Just rally! (39€).

Si lo comparamos con los 200 euros de un Ninco Analógico 1:32, los 300 euros de un Scalextric Digital System, o los 400 euros de un Carrera Digital 124 veremos que en realidad no es tan caro. Además en estas escalas pequeñas, los coches son más resistentes a los golpes y las salidas de pista, lo cual es un plus.

Por norma general, los coches analógicos son más o menos compatibles entre todas las marcas para una escala dada, es decir, sobre Carrera Go, pueden ir coches de SCX Compact y viceversa, del mismo modo que en la escala más grande pueden ir SCX, Ninco, Superslot, …

En el caso que decida pasar al sistema digital, toda la inversión en pistas se mantiene, de hecho son idénticas las de Go que las de digital 143. El resto, incluyendo los coches si que es distinto, así que prefiero no invertir demasiado en vehículos por el momento.

Si eres manitas, cosa que no es mi caso, es posible empalmar pistas de Go y Compact, o pistas de Carrera, Scalextric, Ninco, etc. Incluso es posible convertir coches de analógico a digital, o de un sistema digital a otro. Los más virgueros, hasta han logrado conectar una centralita de Carrera Digital 131 en un Carrera Digital 143, contando así con aceleración y frenada configurable, hasta 6 coches en pista, …