';

El nuevo Floïd de Ludovico Martelli

Desde mis inicios en el afeitado clásico, el masaje para después del Floïd Genuino (mentolado y vigoroso) ha sido mi producto de cabecera y nunca ha faltado en mi armario. Tanto es así que poco a poco he ido haciendo acopio de Floid y a día de hoy tengo reservas más que sobradas.

Eso no quita que sintiera bastante preocupación cuando en 2020 transcendía que la empresa italiana Ludovico Martelli (dueños entre otras marcas de Proraso o Sapone del Mugello), se había hecho cargo de la marca española Floïd.

La mágica loción alcohólica nacida en la Barcelona de 1932, por aquel entonces de la mano de Haugrom Cientifical propiedad de Joan Baptista Cendrós i Carbonell, como explicaba en Epsilon Blue Mediterranean, pasó a lo largo de su vida por diferentes propietarios, empezando por su renacimiento en 2011 de la mano de la multinacional española Henry Colomer/Colomer Beauty/The Colomer Group, luego en 2013 por Revlon y posteriormente por Beautyge. Ninguno de ellos supieron revitalizarlo en cuanto a ventas, irónicamente sus efectos en la piel no pudieron ser reproducidos en el mercado. El producto había desaparecido de los lineales de Mercadona y Carrefour, mis grandes superficies de referencia, pero también de comercios más pequeños y especializados como Clarel o incluso Druni. Los de Ludovico Martelli S.r.l. ya producían su adaptación de Floid en Italia, la llamada Floid The Genuine Italian, y en nuestro país, el Floïd se siempre, con el mismo empaquetado también lo estuvieron haciendo ellos hasta 2021. Así que parecía que «nuestro» Floid se iba a quedar en tierras fiorentinas, explicando el tomor que sentía.

Hace un tiempo paseando por El Corte Inglés me topé en la sección de afeitado con el «nuevo» Floïd. Algunos días después lo encontré también en su hermano Hipercor. Inicialmente sentí una gran alegría al ver que Floïd volvía a las estanterías, un producto histórico y legendario que regresaba para regocijo de todos sus amantes. La segunda sensación fue más amarga y nostálgica, un producto español, que se fabricaba en España y que estaba bien considerado en otros países, no había logrado ser rentable o interesante en España, pero sí lo iba a ser en Italia.

Tenía lógica, los de Martelli, aprovechaban su experiencia y su cadena de distribución existente, básicamente con Proraso, para devolvernos nuestro Floïd, aunque ahora fabricado en Italia. Es esencialmente el mismo producto, aunque con un

Lo primero que me llamó la atención fue su packaging, más moderno y minimalista que el anterior, aunque también menos llamativo y menos reconocible. Tiene unas dimensiones algo más compactas, más práctico, y hay que reconocer que explota muy bien la historia del producto y su esencia vintage.

Por ejemplo la parte de atrás nos evoca a una historia algo más detallada, remitiéndonos incluso a la barcelonesa Calle Consell de Cent donde se originó todo. Si bien extraoficialmente el producto se concibió 4 años antes, en 1928 en la Calle Rocafort). Hay que notar también que ahora lleva dos etiquetas, un incremento de coste que debe ser despreciable y les permite mejorar el branding, pese a que el anterior sistema de verlo a través del frasco tuviera su encanto.

Lo segundo que noté fue la subida de precio hasta unos 7€ el envase de 150ml y 19€ el de 400ml (anteriormente costaba unos 5€ y 14€ respectivamente); no es algo abismal, pero se nota. Esas diferencias no son las más importantes, puesto que falta un detalle importante. Ya no hay ninguna leyenda que haga referencia a «Vigoroso» ni a «Suave», lo que parece indicar que este va a ser el único Floïd, en principio algo a medio camino entre ambas variantes. Ni tan intenso como el vigoroso, ni tan ligero como el suave.

Dicho lo cual, al extraer el botellín, exactamente igual al español que conocíamos salvo por sus etiquetas, percibimos que es de un color anaranjado más oscuro. La coloración artificial está pensada para reforzar nuestras ideas preconcebidas. Y estas sólo pueden ser dos: O bien es un producto mucho más fuerte, con mas cuerpo que el anterior; o bien es algo más dulzón, un poco al estilo del Myrsol F. Extra.

La composición con ligeros cambios, tampoco nos da ningún indicio. Es a la hora de olerlo que tenemos una primera idea. El aroma tiene reminiscencias del Floïd Fuerte, pero con un perfume que aunque identificable es más suave. Huele más a alcohol y a almizcle y menos a Floid y a mentol. Creo que han querido hacer algo más para todos los gustos, menos de «macho Ibérico», y seguramente por eso su esencia es menos duradera, dejando un suave rastro que casi parece floral.

Al aplicarlo queda evidente que hay mucho menos mentol, al menos en menor cantidad que en el Vigoroso que era el que usaba. Eso hace que aunque en invierno la sensación refrescante pueda ser adecuada, en verano se perciba como escasa, haciendo notar en un principio una mayor proporción alcohólica. A los pocos segundos, se va homogeneizando, y hay que admitir que empieza a parecerse bastante al Floid de toda la vida. A partir de los 4-5 minutos de la aplicación las cosas vuelven a cambiar, sin apenas rastro de la reconocible fragancia de Floïd, reemplazado por algo casi completamente nuevo, aunque no tanto como con el Floïd Black.

Entiendo que si se quería conquistar un mercado mucho más amplio, el reto no era fácil. Debía hacerse un producto menos personal, y más amable con todos. Eliminar el «Suave» y el «Vigoroso» es algo a lo que no le veo sentido, pero que hacía las cosas mucho más difíciles, ya que ahora hay que contentar a los más intensos y a los más delicados.

Admito que aunque no está del todo mal, me ha decepcionado ligeramente, al menos en mis partes más románticas. Al menos, y dentro de lo que cabe, no se han aprovechado de la marca para hacer un producto minoritario y a precio de lujo como hacen otras, y sigue siendo más o menos algo al alcance de cualquier bolsillo (sobre todo con su larga duración), pero quizás por orgullo patrio creo que no han logrado superar el original. Tiene cosas muy bien hechas, como el respeto a su supuesta historia, o el hecho de haberlo salvado de la muerte.

Pienso que la cosa mejoraría mucho si volvieran al doble enfoque de suave y vigoroso. Algo que pudiera radicalizar las dos versiones como casi siempre en la historia de Floid ha ocurrido. Mis mejores deseos a Proraso, que espero que les vaya tan bien con nuestro Floïd que finalmente se decidan a relanzar también el Floid Blue.

26 comentarios en “El nuevo Floïd de Ludovico Martelli”

  1. Buenas tardes. No sabía lo de Floid. Una lastima que ya no sea nuestra. A mí me gustaba, aunque soy fiel de hace años de Aqua Velva, de Williams. Lo que noto, es que en estos productos a medida que pasa el tiempo, los fabricantes los hacen más volátiles y con fragancias menos intensas.

  2. Para mí como ya he comentado en el otro hilo: un fracaso. No me gusta la sensación ni como huele y encima me da alergia y ya he dejado de usarlo y ahora estoy esperando que me llegué el Brummel para probar.
    QUIERO mi Floid de siempre, el Vigoroso. Ya que desde que lo descubrí hace como una década creo, se había convertido en mi after de cabecera y también para un amigo mío. También he probado el Black y me ha resultado bastante agradable pero siempre he vuelto al Vigoroso
    Estoy buscando alternativas. A ver de momento que tal me va a ir con el Brummel.
    Pero no creo que hay nada para mí como lo que fue el FLOID Masaje Vigoroso.
    Si me habría enterado antes a lo mejor habría hecho algo de acopio pero aún así tarde o temprano hay que buscar alternativas.

    Que descanse en paz, que todo tiene su fin.
    Voy a llorar….

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que al final son prejuicios o gustos sociales Xiquet de l’horta. A muchos le hablas de Varón Dandy, Floid o Brummel y te dicen que es de viejos. Luego lo huelen, y te dicen, ahh, pues está bien. Así que lo de suavizarlo, es una forma de conseguir más mercado. ¿El problema? Que el producto pierde personalidad. No me parece mal que hagan variantes más volátiles, podría ser un Floid Fresh o un Aqua Velva Fresh, una variante en la gama, pero manteniendo la original.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy contigo SoriN. Este Floïd está concebido para aprovechar la historia del legendario producto, pero no se parece en nada al original. Lo veo como un Floid Suave con un aroma distinto, tal y como dices como si fuera un Floid Black que esté bien o esté mal, nada tiene que ver con el Floid Genuino. Y es que precisamente se llamaba genuino por algo. Vamos, que los de Martelli podrían haber lanzado este nuevo Floid como eso, el nuevo Floid, un Floid Red, o un Floid Fresh, pero no como un Floid original. Puestos a cambiar formulaciones, podrían haber reeditado también el Floid Blue.

    Brummel es un after que a mi me gusta, uno de mis favoritos junto al Varón Dandy y las versiones recientes de Floid Blue. Pero no tiene nada que ver con el Floid que conoces. Si quieres algo que se le parezca un poco al Floid Mentolado y Vigoroso tienes el Myrsol F-Extra.

  5. El Floid lo usaba mi padre, en mi caso con las fragancias de base alcohólica no puedo, son muy desagradables en la piel. Por fortuna todo esto ha avanzado mucho y hay alternativas mucho mejores que esos mejungues. Y si quieres mentol, pilla Proraso (del mismo fabricante, por cierto):
    https://www.farmaciacalabria.com/producto/proraso-loci-n-after-shave-con-alcohol-con-aceite-de-eucalipto-y-mentol-100ml-l-nea-refrescante-

    También está la Korsarz polaca

  6. Siempre me han gustado las fragancias clásicas. Además, ese contraste de persona relativamente joven oliendo a colonia de abuelo, nos da un toque interesante. Las fragancias actuales, las percibo insulsas, sin personalidad y artificiales. Sobre todo desde que Gaultier puso de moda Le Malé, con su olor a papel cuché, como las revistas nuevas, que todos los demás se han dedicado a imitar de una o otra forma, incluso marcas blancas. Toda fragancia actual huele a revista nueva.

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo es que a Proraso le tengo manía Timekeeper. Compré un gel cortasangre y me vino seca, fui a devolverla, me dieron otra, y a la semana seca de nuevo… Seguro que la mayoría de sus productos son buenos, pero me defraudaron y prefiero no repetir. En cuanto al mentol, tan fácil como hacerte con unos cristalitos y te «enriquecen» cualquier fragancia, yo lo hago de tanto en tanto con Varon Dany, aquí lo conté: https://www.javiergutierrezchamorro.com/masaje-varon-dandy-mentolado/

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me pasa exactamente como a ti Xiquet de l’horta. Además que llevas algo que a todo el mundo le suena, pero que nadie reconoce. Para mi es el aroma del viejo caballero, algo atemporal y que da igual que la gente catalogue como de abuelo. Peor son muchas de las fragancias nuevas que sólo son publicidad.

    Creo que ese espíritu de los perfumen de antaño es de las cosas que vale la pena mantener. Hoy en día la mayoría de coches son iguales, casi todos los relojes o smartphones se parecen. En cambio tener fragancias que los años 40, o incluso 80 que aún puedes comprar, es algo admirable. Os va a sonar cutre, pero tengo pendiente hacerme con un Vorago de los 90, en alguna perfumería lo he visto a buen precio, así que tras el Jacq’s que me compré hace poco, puede ser un buen aporte.

  9. Buenas noches amigos de la bitácora.
    Triste historia Javier lo de Floïd siempre me ha parecido una de las fragancias más interesantes del mercado.
    Sobre Brumel (que es la que utilizo) no tiene nada que ver con Floïd de hecho es más parecida a Aqua Velva.
    Para los que no puedan con la concentración alcohólica de los masajes pues LEA 3 en 1 (simplemente impresionante a un eurillo).
    Para los de masajes yo utilizo actualmente tengo en rotación: Crosman, El del Mercadona de Algas, uno croata, Brumel… la verdad que me gustan todos.
    Tengo pendiente probar el nuevo del lidl a ver como se comporta.

    Que pasen una plácida noche.

  10. Yo ese Proraso lo he probado y vuelto a probar en más ocasiones en el pasado y siempre he vuelto a FLOID M.V .
    Para mí es superior y punto
    Voy a echarle un vistazo a ese Myrsol y a esos trucos de echar mentol. Varón D nunca he probado. Pues en el futuro iré probando a ver con cuál me voy a quedar. Lo que si he probado hace mucho fue Aqua Velva que ni me acuerdo pero lo que recuerdo que era bastante inferior a MV. Por otro lado ya soy un poco abuelo, jejeje, ya estoy a los 50.

  11. Me parece muy triste que una marca española con tanta historia acabe fagocitada, en manos extranjeras, y tengamos que dar las gracias por salvarla de la desaparición. Dicho lo cual, no me extraña el desenlace final, basta ver el nivel exhibido en la publicidad que gastaban en su última etapa, parece una burda imitación del enfoque utilizado por la marca Old Spice, pero causando más grima que gracia; deberíamos aprender más del interés y el diseño de los italianos; en este caso -aparte del nuevo packaging que ellos sabrán-, se han enfocado en acentuar el reclamo de la historia, de una forma ciertamente superficial más que en el respeto por la esencia del producto, pero esa prioridad en la imagen es el estilo que los define, les ha funcionado, y con todo demuestran poner más cuidado en el producto que el país que ha renunciado al mismo.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Mano de santo el bálsamo 3 en 1 para los que no les gusta la base alcohólica Sergi. Buen apunte el after de Crossmen, otro que gracias a tu recomendación uso, y aunque como after no es ninguna maravilla, su aroma me encanta. Así que recomiendo más la colonia.

    Ya nos contarás a ver que tal el del Lidl.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El tema del mentol yo tampoco lo había probado SoriN. En aquella época apenas había información, pero con mi miniproceso, verás que la cosa es fácil. Lo más complicado es conseguir la esencia, y no es barata. Pero una vez la tiene, dura muchísimo. Es una forma de darle personalidad a cualquier after.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy de acuerdo en todo lo que dices Jostma. Me resulta increíble que un grupo líder como era Colomer Group fuera incapaz de dar un marketing que estuviera a la altura del producto, y que los italianos, con un producto mucho peor, sí que lo hayan logrado.

  15. He comentado en el trabajo lo de la publicidad última de Floid, y hemos concretado dos ideas, que les pilló el toro y no captaron la evolución social. Porque hasta la gente tradicional se va adaptando a los nuevos roles y usos del entorno. Y por otro tan importante, que muchas veces es la mujer la que compra o regala estos productos.
    Vamos que malgastaron el dinero de la publicidad.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues de ahí habéis sacado algo que para nada era evidente y que tiene mucho sentido Sergio. Y es que son las mujeres las que suelen comprar ese tipo de productos. Obviamente si tu eres un clásico, un caballero de la vieja escuela, el Floid de antes, el verdaderamente genuino no causa impacto. Mientras que el de ahora sí.

    Gran descubrimiento el ver cómo una fórmula a mi modo de ver peor en la nueva versión, seguramente tendrá más éxito debido al empaquetado y al marketing…

  17. Yo no entiendo que haya tanto hombre que permita que su pareja le compre artículos como el after shave. Para mí es algo personal, depende del día – alterno entre Varón Dandy, el que venden en Mercadona, Cosmia y el bálsamo de LEA – y no tolero que una mujer me mande, perdón, sugiera, que me ponga este u otro.

    El Varón Dandy, por otra parte, para mí ganó enteros cuando me enteré que muchas mujeres lo detestan. Complacerlas demasiado es un error, no lo aprecian.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    La cosa es que los entendidos/frikis no somos el cliente tipo o el cliente mayoritario un relojista. Mi familia, amigos y allegados que me conocen, saben que estoy lleno de manías y exigencias, así que lo último que me pueden regalar es un reloj, algo de afeitado o una pluma estilográfica. Son cosas que prefiero hacerme yo mismo como autorregalo.

    Pero creo que la gente de a pie, la que no es tan aficionada, considera las fragancias y los afters como un buen regalo. Creo que junto a un libro es el regalo más habitual, y ahí si que la pareja o el regalador se fijan mucho en la imagen que da el producto.

    Por ejemplo, no soy de marcas deportivas, así que nadie me habría regalado un Adidas Digital Two pensando que no me encaja, sin embargo sí lo hace, porque no lo veo como Adidas, sino como un reloj digital de calidad. En cambio podrían haber pensado en regalarme un Jaguar o un Roamer de cuarzo, relojes de cierto precio que podrían encajarme, pero que no lo hacen en absoluto.

  19. Este articulo y comentarios me han traído muchos recuerdos olfativos, ya que Varón Dan Dandy y Brummel son los after/ colonias de mi abuelo y padre respectivamente.
    La verdad que nunca he probado con ninguna loción, suelo usar una crema de biotherm cuando me acuerdo que ya es bastante, por suerte mi piel no es muy exquisita y no se irrita (ni cuando me afeito con prisas con cuchilla y sin espuma).

  20. El after es uno de los elementos del proceso de rasurado facial que pueden cerrar un afeitado redondo.
    Yo particularmente siempre suelo ir en la búsqueda. No obstante, no hay que olvidar que su presencia y duración olfativa es muy muy limitada. También utilizo el agua de avena del mercadona cuando tengo uno poco de irritación (sea afeitado, practicar deporte, sol en verano) y la sensación de hidratado es maravillosa, después me meto un after cremoso o directamente el masaje.
    Intento ser muy cuidadoso con mi cara, así que utilizo cremas, tónicos y jabones. Os cuento mi experiencia:
    Jabones faciales: Chico siempre más caras así que a por el jabón facial de mujer (pieles mixtas y apañado). Me regalaron un potecito de shisheido hombre (sobre 20 euros) y el del lidl de mujer le da 120 patadas… más que nada porque por el precio de uno, tienes para 15 botes (es decir sobre 10 años). Loreal carbón activo tmb es muy bueno (precio 4/7 euros). La del mercadona de mujer también es muy buena (es una botellita verde).
    Cremitas: no me gusta la del mercadona cara y pringosa (esta la masculina).. antes tenían una maravillosa fluida con protector solar por 3 eurillos pero ya no la venden. En lidl también las han quitado (en el que voy), así que tiro de la crema 24 horas de mujer del lidl (de lujo, perfecta sin brillos y nada pringosa) precio 3 eurillo.
    Tónico: forma parte de la limpieza… en este caso utilizo agua micelar del mercadona o del lidl, el mercadona tiene uno de botellita rosa que es bueno, pero casi siempre utilizo el agua de avena.

    Pañito de algodón de rizo: importante no secarse la cara con cualquier cosa, tengo mi toallita facial y que sea blanca (para limpiarla con lejía). Me pillé una del lidl (toallita de bidet) y me va genial.

    Que empiece la crítica…. Tengo soriaris y rosácea por el estrés así que….
    Que pasen un buen día
    Viva la hispanidad ese proceso cultural de más de 500 años y que forma parte de la historia mundial.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues si no lo has hecho todavía Lopatin, hazte con un frasquito de cualquiera de ellos. Aunque sólo sea para usarlo como ambientador te traerá recuerdos y sensaciones enormemente agradables.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Agua de avena Sergi, ni lo había pensado. Tomo nota de la recomendación. Por cierto que ayer caí en el Ikiru que me recomendaste. La primera vez no me gustó su aroma, demasiado moderno. Pero es cierto que a medida que se suaviza tras la primera media hora o así resulta muy agradable. Acertaste. Ahh, y el frasquito para los 8€ que cuesta, muy logrado.

    Sobre el precio de las cremas masculinas vs las femeninas yo también lo he percibido, pero como no entiendo de ellas ni soy usuario usual (si tras un día de campo o playa), suponía que las de chico sería más buenas. ¿Qué explicación tendrá la diferencia de precio? ¿Que las femeninas al producirse más las pueden vender más baratas? ¿Que las mujeres son más entendidas y entonces no están dispuestas a pagar tanto?

  23. Buenas tardes Javier y resto de amigos.
    Se llama tasa rosa (incremento por género femenino) y azul (por género masculino).. es un sobreprecio que nos hacen pagar en función del género. Un ejemplo claro es el sector textil, la ropa estándar (llamase zara, md, marcas blancas corte inglés, cortefiel…) estamos hablando de un 10-20 %
    https://www.elmundo.es/yodona/moda/2022/07/15/62cd4e1421efa03d7b8b45bd.html
    En las zapatillas podrías alucinar… estamos hablando de porcentajes de hasta el 40 % del PVP. Pues eso pasa en las cremitas y demás cosas de higiene masculina… que nos meten un palo de padre señor mío por pertenecer al género masculino.
    He consultado mucho y eso de que la piel del hombre es diferente a la mujer y cosas por el estilo, siendo cierto no es del todo correcto. Al final no afecta a la reacción de meter un químico a la misma ya que actúa sobre el exceso de grasa, la hidratación de la misma,.. Indiferentemente a que el exceso de grasa sea de royo hormal… Eso me dijo mi farmaceutica Esther, de hecho cito «si te receta el dermatólogo una crema para la soriasis (entiendase cara) no hay diferencia para hombre y mujer».

    Que pasen un buen día y perdón por el palo…

  24. Esta claro que muchas veces los precios se ponen no en relación al coste, sino por cuestiones de posicionamiento o marketing.
    Nosotros nos dimos cuenta que la crema solar de críos en el Mercadona era más barata que la de adultos.vy el factor es el mismo.

  25. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Cada día se aprende algo Sergi. Gracias por la clase. Jamás escuché lo de tasa rosa y tasa azul, y resulta sorprendente la cantidad de cosas que desconocemos, incluso en casos como el mío, que sin llegar a tu nivel, si que considero que estoy algo más formado de la media.

  26. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Otro caso peculiar y sorprendente Sergio. Y eso que habitualmente es al revés, que los productos infantiles suelen ser más caros. Aquí me imagino que entra el posicionamiento, y a Mercadona le interesaba destacarse en ese segmento frente a los competidores.

Deja un comentario