Después de hablaros del Casio CA-53W, hoy le toca el turno a otro clásico desconocido, el Casio A159W-N1DF.

En apariencia, nada lo diferencia de cualquier otro reloj Casio de modernillos, un retro con armis de acero, cristal de plexyglás y caja de resina pintada.



Como os explicaba en los retro de Casio, es un modelo que está en el mercado desde 1989, y que monta el módulo 593, igual que los A-158W, A-163W y A-164W, o sus hermanos de resina negra los F-91W y W-59.

Entonces, ¿qué tiene este modelo para ser especial? Pues muy sencillo, es de los pocos relojes Casio, que aún son Made in Japan y es el más económico de todos. A diferencia del F-84W, que pese a ser un producto destinado al mercado japonés, estaba fabricado en Tailandia, el A159W-N1DF, está manufacturado en Japón, lo mismo que el GW-5000.

Sin embargo, mientras que con el GW-5000, hablamos de 400€ al cambio, en este son 29€ en eBay, o sea, 5€ más barato que el PVP un convencional A158WEA o un A168WA. Como todos sabemos, los precios recomendados de Casio, son demasiado holgados, eso nos permite que habitualmente los podamos conseguir con un descuento importante, y que muchas veces, llega casi a la mitad.

Hay que ser un poco precavidos, porque existen bastantes falsificaciones, como ya viéramos con el F-91W, y el AL-180. Pero además, coexistieron en el mercado dos versiones, las hechas en Japón A159W-N1DF (inscripción Japan DH), y las hechas en China A159W-1D, A159WGEA-1EF (inscripciones Made in China DH).

En vez de venir en el habitual blister de acetato transparente con detalles en azul de estos Casio Collection, viene en una bolsita de terciopelo azul marino, con el logogipo de Casio bordado en plateado, similar al Alpha Moonwatch, pero aunque con buena apariencia, más fino, y menos exquisito. Desconocía el motivo de este empaquetado distinto, porque nunca antes lo había visto, y no me cuadraba que los modelos para Japón fueran diferentes en ese sentido, puesto que el F-84W, venía también en blister. Así que recurrí una vez más a los grandes conocedores de ZonaCasio. Parece ser que esas fundas, Casio las ofrece a parte, a veces regaladas al hacer pedidos y otras a un coste bajo. Se utilizan para empaquetar relojes que los mayoristas compran en lote (bulk) en vez de individualmente, y que resultan más económicos, pues vienen en paquetes de 10 o 50 unidades, metidos en bolsitas transparentes.





Ya veis que objetivamente no tiene nada de especial. Ni los acabados superan a los ya de por si buenos de sus versiones Made in China, ni los materiales son mejores que los de las variantes más baratas. Una pieza, que solamente interesa a entendidos y coleccionistas, motivo por el cual, incluso en Japón ha quedado descatalogada.



Puesto que casi doblaba el precio recomendado comparado con los otros modelos, y renunciando estoicamente a que pudiera tener una caja de acero, en vez de resina cromada, al menos dotarlo de cristal mineral en vez de plexyglás, le habría dado una ventaja palpable.



Tristemente, nos corrobora que ni siquiera a Casio le interesa fabricar en Japón, que lo que persigue es la máxima rentabilidad. Producir en las instalaciones más baratas posibles, y vender al precio más caro que puedan. Nada que ver con la Casio que todos recordamos, y añoramos.