Creo que Risky Woods fue el último juego de PC que homenajeé aquí, y de eso hace casi una década. Hoy vamos a hablar de Cuerpo Rompe Bolas o C.R.B. para abreviar.

Estamos a principio de 1990, los PC han avanzado y la mayoría de títulos comerciales con capaces de representar 256 colores en pantalla usando el modo VGA/MCGA a 320×200. En los salones recreativos pega fuerte Pang / Buster Bros (1989) de Mitchell Corporation, y en mi caso, su sucesor el Super Pang / Super Buster Bros (1990) también de Mitchell me tiene cautivado.



En casa no puedo disfrutar de Pang, porque no hay una versión para PC. Si que hubo una para Spectrum, el Pang (1990) de Arc Developments / Ocean Software pero yo ya tenía un PC y apenas usaba el Spectrum.

Entonces en 1993 aparece un curioso desarrollo, el mencionado Cuerpo Rompe Bolas que escriben unos estudiantes de instituto sin experiencia profesional alguna. Lo empiezan en 1992 y lo lanzan al año siguiente. Se trata de Pedro Francisco Hernández Mayor, Gregorio Ortiz Fernández y Antonio José Ortiz Fernández, éste último encargado del aspecto gráfico. Contaban entre 15 y 18 años cuando lo escribieron, y lo firmaron como KRONOS en Tirso de Molina 17, 4º L Molina de Segura 30500 Murcia.



La introducción del juego a modo de instrucciones no era original, pero tampoco lo era en la mayoría de títulos comerciales: “Perteneces al C.R.B. (Cuerpo Rompe Bolas), un equipo fundado con un único objetivo: destruir todos los G.H.F.E. (Gases Hediondos de Forma Esférica) que han invadido la tierra, provinientes de la nebulosa Orión. Para ello, deberéis trasladaros de ciudad en ciudad, comenzando por Sevilla, haciendo uso de las múltiples armas que han sido puestas a vuestra disposición. No hay tiempo que perder, el mundo está en vuestras manos“.



Deciden usar Turbo Pascal 6.0 y comprimen el ejecutable con LZEXE. El juego ocupa apenas 500 KB. (700 KB si descomprimimos el ejecutable), o sea entra en un disquete de 3,5 pulgadas de doble densidad, y se distribuye de manera oficiosa como freeware, o sea gratuitamente.



No recuerdo como me llegó a mi, pero fue con el tráfico de disquetes de la época. Parece ser que el título saltó a la fama al ser incluido con los discos de la revista PC Manía Magazine Número 6.





La industria del shareware proliferaba, y surgieron oportunistas como Shareware Magazine que vendían el juego, teóricamente pagando solamente el soporte y el coste de manipulación como vemos en el número 9 de febrero de 1994 de la revista SuperPC en que se anunciaba a 600 pesetas (3,6€ al cambio o unos 6€ contando el IPC) más 300 pesetas de gastos de envío.





Tiempo después descubrí que en realidad Cuerpo Rompe Bolas (C.R.B.) no fue el primer clon de Pang para PC, en realidad Shè bō (射波) conocido también como (Dinosaur Balls) desarrollado por Onwa apareció antes (1992). Técnicamente estaba algo más logrado que CRB. Estaba escrito en Turbo C++ 1.0, sin embargo ocupaba casi 2 MB, mucho en aquella época, demasiado incluso para un disquete de 1,44 MB. En aquella época, para China no era tan fácil exportar a otros países, ni siquiera software, y nunca llegué a ver ese título en su época.



CRB era un juego gráficamente muy atractivo, además era español, y ellos lo mostraban con orgullo, usando fondos de monumentos relevantes de nuestro país. El rendimiento era bueno, y en un 8086 a 8 Mhz que eran sus requisitos mínimos se podía jugar, al menos en el modo de un jugador. Dinosaur Balls era mejor en ese aspecto, y cargaba mucho más rápido, y permitía jugar simultáneamente con dos jugadores. Los requisitos reales para el juego, vendrían a ser un 286 a 12 o 16 Mhz.

Algunas características eran admirables. Soportaba ratón para el manejo de los menús, el control por joystick o redefinir las teclas por defecto.

Era un juego tan adictivo como el original, y con una calidad totalmente profesional. Algo que entendemos todos los que intentamos desarrollar un juego con más o menos pretensiones. Era mejorable claro, por ejemplo el sonido sólo soportaba altavoz interno. Es cierto que las tarjetas de sonido Sound Blaster o Gravis Ultrasound no estaban ampliamente difundidas, pero Adlib era casi el estándar.

Parece ser que tiempo después en KRONOS siguieron desarrollando, esta vez sobre Symantec C++ y llegaron a crear un proyecto en 3D. Sin embargo el grupo acabó separándose. En la actualidad Pedro-Francisco Hernández Mayor junto a su hermano José Hernández Mayor son propietarios de la tienda online Zoom Informática S.L.



Como hice con Herbie de Rafael García González, intenté seguir el hilo hasta encontrar a Pedro Fco. Hernández Mayor, y puedo anticiparos que en breve publicaré una interesante entrevista con él. Sin lugar a dudas, un bonito aporte para el recuerdo, y un merecido homenaje al desarrollo de software español en la época de DOS.