A muchos el proceso de desfragmentar un disquete les puede parece lejano, o incluso desconocido.

Allá a finales de los 80, con la utilidad Compress, incluida entre otras en PC-Tools de Central Point Software, me proporcionaba las herramientas necesarias para desfragmentar mis disquetes, tanto de 3,5 pulgadas como de 5,25 pulgadas.

Los candidatos eran aquellos discos flexibles que sufrían mucho trasiego de archivos, y que precisamente por ese hecho, requerían un rendimiento óptimo. Eran sobre todo discos que contenían programas escritos por mi cuanto todavía no disponía de ningún disco duro, en su mayoría en GW-BASIC, y posteriormente en Turbo BASIC, Quick BASIC y PowerBasic.

Por supuesto, no se libraban de este proceso, los discos de arranque, ya fuera primero MS-DOS, como luego DR-DOS, con mucho trasiego de archivos a consecuencia de actualizaciones, y ajustes regulares.

Después vendrían los tiempos de Turbo Assembler, y ahí, además de Compress, contaba con PC-Cache, un software de caché de discos en memoria, también de CPS, que destinando 256 Kb. de memoria, hacía virtualmente inexistentes las lecturas y escrituras a floppy, a la hora de ensamblar con TASM, y enlazar con TLINK.

Los tiempos avanzaban, y a principio de los 90, las Utilidades Norton, en su versión 4.5, reemplazaron casi para todo, salvo por el propio PC-Tools, a las herramientas de Central Point. En ellas se incluía Norton Speed Disk, igual de eficaz que Compress, algo más lento, pero también más atractivo. Y es de justicia reconocer, que en aquellos días, la apariencia también contaba.

Como Speed Disk, hacía lo propio con los mismos entornos que ya usaba, pero sumando Turbo Pascal, ya tenía disco duro, pero muchos de ellos los creaba en mi “tiempo libre” de la universidad, que por variados motivos, obligaban a compilar sobre discos flexibles.

La desfragmentación de disquetes, seguiría acompañándome con los discos de arranque Novell Netware para la universidad, etc.

A día de hoy, y a pesar que sigo usando puntualmente DOS, no recuerdo la última vez que desfragmenté un disquete, ni siquiera un pendrive USB, y es que las cosas, han cambiado bastante.