Proseguimos con la industria relojera española desde este espacio dedicado a las entrevistas a sus protagonistas.

Estuvimos con Goyo López de Diloy, y hoy está con nosotros David Ramírez, el CEO de la firma Tempore Lux.

Hola David, bienvenido a este espacio dedicado a los protagonistas de marcas relojeras de nuestro país. Es un placer tenerte aquí.
Hola Javier, el placer es mío, agradezco mucho la oportunidad que das a los proyectos y micro marcas de relojería de nuestro país para darse a conocer.



Tienes el honor de ser la incorporación más reciente. Quiero decir que en Tempore Lux, aún estáis con la campaña de micromecenazgo, y vuestro primer modelo, el V One (Vintage One), aún está en fase de prototipo. ¿Qué tal es esto de estar empezando todo?
Pues la verdad que es un proyecto fascinante, llevaba muchos años trabajando en el mundo de la relojería, pero tener la oportunidad de crear mi propia marca de relojes y diseñar la primera serie V ONE ha sido un sueño hecho realidad. Aunque como bien dices es un proyecto en fase de prototipo y la forma de validarlo pasa por una campaña de crowdfunding en Kickstarter que estamos preparando en estos momentos, la cual se iniciara en septiembre.

Ya que hablamos de inicios, cuéntanos un poco la génesis de Tempore Lux. Empezasteis a andar en 2016, pero explícanos un poco… ¿De dónde vienes? ¿Cómo se te ocurrió la idea de fabricar un nuevo reloj?

Voy a intentar no extenderme mucho, ya que las historias siempre son muy largas. Desde niño siempre me han gustado los relojes, recuerdo esos primeros Casio de los años 80’s tan avanzados a su época, ¡Los pioneros de los smartwatches! pero sobre todo los relojes que más me fascinaban eran los de marcas míticas como Seiko, Omega o Rolex, estas marcas me han influenciado mucho.

Pasaron los años y en 2005 vi la oportunidad de comprar y vender algunos relojes por internet para sacarme un dinerillo compaginándolo con mi trabajo de entonces, así que me puse a vender relojes SEIKO en eBay. Lo que empezó siendo un hobby que me permitía sacarme un extra, se convirtió en mi profesión. Fue en 2010 cuando decidí dejar mi trabajo en el sector de las telecomunicaciones y dedicarme por completo a mi pasión, los relojes.

Seguí trabajando unos años con eBay, Amazon y otros marketplaces internacionales y también cree mi propia web de venta de relojes, que ofrecía más marcas y ampliando mi experiencia en el sector.

En 2015 sentía que necesitaba dar un cambio de rumbo en mi carrera profesional, la venta de relojes se me hacía muy monótona. Además, cada vez había más competencia en internet y resultaba más difícil vivir solamenet de eso. Con esta pequeña crisis surgió un fuerte deseo en mi interior: Crear mi propia marca de relojes, diseñar y fabricar mis propios relojes. La idea me llenó de esa ilusión que estaba perdiendo y supuso el siguiente paso evolutivo en mi profesión.

Así que con muchas ideas en la cabeza en 2016 decidí cambiar y ponerme manos a la obra, contacté con un equipo de diseño especializado en relojería y empezamos a trabajar en el primer reloj Tempore Lux, la serie VINTAGE ONE AUTOMATIC.

¿Qué crees que puede aportar Tempore Lux y el V One que actualmente no tengamos actualmente?
Tempore Lux nace con la idea de ofrecer relojes de la más alta calidad posible, pero a un precio asequible, en mi experiencia en el mundo de la relojería, salvo algunas excepciones, me he encontrado con un gran desequilibrio entre el dinero que pagas por un reloj de marca y la calidad que recibes en éste. Esto es debido principalmente a que desde que la marca fabrica un reloj hasta que llega al cliente final pasa por muchos intermediarios que se llevan su parte, distribuidores internacionales, locales, retailers, marketplace, relojerías etc… Además de las costosas campañas de marketing que hacen las marcas.

Mi intención es hacer una distribución directa de Tempore Lux al cliente final. Eliminando a todos los intermediarios conseguimos un enorme ahorro para los clientes, y sobre todo, que ellos puedan llevarse un reloj de alta calidad a un precio justo.

Tempore Lux es una locución latina, que debo decir que habéis escogido muy bien. Tiempo de luz, que yo interpreto como aportar algo nuevo en el mundo del tiempo. ¿Es así?
Efectivamente, Tempore Lux esta en latín y su significado sería Tiempo de Luz. Estuve dándole muchas vueltas al nombre y quería que tuviera una connotación positiva, para mi tiempo de luz es lo que ya estamos viendo y nos depara el futuro de la relojería, el gran auge de la relojería independiente en el mundo que poco a poco y gracias a internet, se va abriendo camino y aportando un poco la luz a este sector tan oscurecido por el monopolio que tienen las grandes marcas de relojes desde hace muchas décadas.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? Este Vintage One, lo veo un poco una reinterpretación de los relojes de buceo de los 60 y los 70, tipo Doxa.
La serie VINTAGE ONE, está inspirada en los relojes diver de los años 60 y 70, el reloj está diseñado y construido con mucho mimo, mi inspiración principal ha venido de la mano de SEIKO, si es cierto que tiene aires de DOXA y de algunas otras marcas, pero después de tantos años vendiendo SEIKO y mi gran pasión por esta marca es la que más ha influido en esta primera serie.

Yo diría también que un reloj de buceo, es algo que va como anillo al dedo a vuestra ubicación mallorquina. ¿Lo tuvisteis claro desde el principio?
Si algo ha influido, con esta maravillosa isla rodeada de mar, pero principalmente ha sido porque mi estilo de reloj favorito son los diver.

Sé que ha habido gente que ha estado probando los prototipos, y hablan bastante bien de él. ¿Qué es lo que suelen comentar?
Lo primero que les sorprende es la calidad, he cuidado mucho la selección de materiales para que fueran de la más alta calidad posible, pero también el diseño les encanta esa fusión del reloj vintage con el reloj moderno está gustando mucho.

Tempore Lux es un proyecto de fusión, lo viejo y lo nuevo, no solo encajonarse en todo vintage con todas las piezas y calibres de la época, y dejar de lado la última tecnología en relojería.

¿Y a ti que te parece el resultado?
Estoy muy satisfecho del resultado final, después de finalizar el diseño había que buscar una fábrica que pudiera ofrecer el alto nivel de calidad que pedíamos, pero finalmente y tras varias descartadas, encontramos una empresa con sede en Hong Kong para fabricar los relojes, esta empresa fabrica para marcas de relojes de gran prestigio internacional, gracias sus estándares de calidad muy elevados

¿En qué parte del proceso estáis involucrados? ¿Solamente el concepto, o también el diseño, la fabricación o el ensamblaje?
Se puede decir que, en todo, en el diseño, contacto con la fábrica, proveedores etc…

¿A quién os dirigís como consumidores? Obviamente es un reloj masculino. Pero pensáis en ¿buceadores profesionales? ¿En entusiastas de los relojes? ¿En gente de la calle que quiere un reloj diferente?
El público es masculino, la caja es grande de 44mm, pero principalmente está enfocado para personas que busquen un reloj de alta calidad y buen diseño a buen precio.
El reloj es un diver de altas prestaciones, pero no quiero que solo sirva para buceadores profesionales, mi idea en la serie V ONE es que sean relojes todo terreno que te sirvan tanto para el submarinismo y deportes extremos, como para salir a cenar a un lujoso restaurante simplemente cambiando el brazalete por la correa, gracias al sistema que llevan incorporado de cambio de correa fácil.



Nuestra filosofía se puede apreciar en la serie V ONE EXCLUSIVE con la combinación de tonos en oro/oro rosa, esto lo convierte en un reloj más elegante y de lujo.

Tú también eres un gran aficionado a los relojes y la relojería. ¿Es cierto? Pienso que es algo clave a la hora de dedicarse a este negocio. Es decir, debes amar lo que haces, y poderte poner en la piel del resto de aficionados.
Sí, soy un gran amante de la relojería, lo deje todo en su día para dedicarme en cuerpo y alma a esta profesión, y pienso que es lo mejor que he hecho en mi vida.

¿Dirías que te adaptas a lo que crees que quiere la gente, no sé, en conversaciones con amigos, en foros, etcétera, o más bien te dedicas a hacer lo que a ti te gusta digan lo que digan?
Principalmente hago los relojes como a mí me gustan, pero también creo que es importante la validación de la gente que los va a comprar, en mi experiencia de años vendiendo relojes también se si gustarán o no, así que no creo que me aventure a hacer diseños extravagantes.

El otro día Angelo de Trigalux me decía que la diferencia entre él y otras marcas es que para él hacer relojes era un hobby. Algo que también me contó Rafael García de Smith & Smoorcer, por ejemplo. Supongo que eso te permite ponerle un cariño especial en lo que haces, ¿verdad?
Efectivamente esa es la clave, es un hobby y es mi pasión, me puedo tirar horas trabajando en el proyecto Tempore Lux y para mí es como si pasaran minutos.

¿Qué ha sido lo más complicado del V One y de Tempore Lux?
Lo más complicado fue encontrar una fábrica que tuviera los altos niveles de calidad que exige un reloj driver como el V ONE, pero finalmente la encontramos.

¿Qué planes tenéis de cara a futuro?
Soy realista, para que el proyecto Tempore Lux sea una realidad primero necesitamos que sea validado por las personas que nos den su apoyo a través de la campaña de crowdfunding de Kickstarter, después seguir trabajando en más diseños y convertirnos en un micro Brand de relojes española.

Ahora mismo estoy trabajando en la versión del V ONE con cronógrafo y en mente también tengo un Racing estilo Vintage, mi idea es ir poco a poco incorporando más relojes al catálogo Tempore Lux y trabajar también mucho las ediciones limitadas con materiales de titanio o bronce con calibres suizos de Sellita y STP (Swiss Technology Production).

¿Qué es lo que más te motiva de Tempore Lux?
Me motiva todo, el poder crear mis propios relojes es algo fascinante, me siento muy afortunado de hacer lo que hago.

Si tuvieras que poner una micro-marca que sea tu referente, o que te guste, ¿Cuál dirías? En cierta forma, tenéis bastante en común con Marc & Sons y con Trigalux.
Si las conocía, pero no me he fijado en ninguna de ellas a la hora de crear Tempore Lux, simplemente he cogido una idea y la he dado forma, pero si me das a elegir me quedo con Trigalux, tiene relojes realmente buenos, además es la que más encaja con mi filosofía de relojes de gran calidad a precios muy competitivos, un ejemplo a seguir desde luego, ¡además son de aquí!

¿Qué reloj llevas ahora mismo puesto? ¿Qué otros relojes tienes?
Ahora mismo llevo puesto uno de los primeros prototipos de la serie V ONE BLACK, estoy enamorado de él, además es único, ya que tiene una diferencia con los que se fabricaran, y es que tiene las agujas en color rojo.

Tengo relojes SEIKO y CASIO de todo tipo, me encantan los Omega y Rolex, pero aún no me he podido dar el lujo de comprar alguna de esas maravillas, aunque con SEIKO sacio mi sed.



Siempre que sale a colación un reloj instrumento como un es el V One, muchos opinan que como herramienta debería ser de cuarzo, más preciso y fácil de mantener. En cambio, siempre habéis defendido los relojes mecánicos. Algo que lo que coincido con vosotros. ¿Es algo aislado debido al aire Vintage del V, o vais a seguir así, centrándoos en mecánicos?
Apuesto por el reloj mecánico, el reloj de cuarzo puede ser más exacto y fácil de mantener, cambiar la pila y ya está, pero nunca tendrán la belleza de los movimientos mecánicos trabajando, una autentica obra de arte que enamora a primera vista, por eso no es de extrañar que sea principalmente el movimiento elegido por las grandes firmas de relojes de alta gama en todo el mundo, y por supuesto es el que mayormente montaremos en nuestros relojes Tempore Lux.

Tenéis algo muy interesante y que es difícil de ver en esas gamas de precio. El bisel de cerámica, que es sin lugar a dudas francamente superior a los de aluminio o de acero. Creo que un poco como el cristal de zafiro ha conquistado la relojería con la cerámica ocurrirá lo mismo. ¿Supongo que tú también lo crees, y por eso habéis apostado por este material, ¿verdad?
Sí, algunas personas prefieren el bisel de acero o aluminio y otras les gusta más el cerámico, es cuestión de gustos, al igual que tu pienso que el cerámico es superior en calidad, en los prototipos que hicimos de la serie V ONE probamos los tres, y nos quedamos con el cerámico le da un aspecto increíble al reloj, más exclusivo. Además, los biseles cerámicos hoy en día son muy duros y resistentes a arañazos.

Otro aspecto en el que creo que destacáis es en el hermetismo. Un reloj resistente al agua 30 ATM o 300M no es algo que encontremos a menudo. Los que conocemos un poco este mundo, sabemos que hay una gran diferencia de costes entre por ejemplo un 200M y vuestro 300M. ¿Por qué no conformarse con 20 ATM, si al final, pocos usuarios lo utilizarán verdaderamente en el buceo?
Mi idea era hacer un reloj diver estilo vintage para el buceo profesional, creo que con 200M nos quedábamos un poco cortos para un reloj diver de hecho estuve viendo opciones de estanco hasta 500M, pero el precio se disparaba, así que pensamos que la opción de 300M era la ideal. Sé que la mayoría de la gente que lo compre no lo usará para el buceo, por ese motivo le dimos ese toque de elegancia para el uso a diario o para las ocasiones más especiales, pero nuestros clientes tendrán la seguridad de haber adquirido un reloj de altas prestaciones construido con una calidad excepcional.

Con esos materiales, el precio de campaña de 249€ me parece muy acertado. Sin embargo, el PVP normal de 399€, va a contar ya con mucha competencia. ¿Crees que lo vale?
Se ha ajustado al máximo el precio que ofreceremos a los primeros mecenas que compren un reloj en Kickstarter, como muestra de nuestro más profundo agradecimiento por apoyarnos en el proyecto Tempore Lux.

El precio del reloj sube mucho cuando metes materiales de altísima calidad, además un reloj diver tiene que tener unos estándares muy altos de construcción y resistencia a condiciones extremas, todo eso incrementa el precio final. También es cierto que no es lo mismo un presupuesto para fabricar 600 relojes que 60.000, si conseguimos validar el proyecto y fabricar muchísimas unidades de la serie V ONE conseguiremos mejores precios de los proveedores y ese descuento permitirá bajar los precios oficiales.

¿Siguiendo con los materiales, veremos cajas y brazaletes de titanio en un futuro?
Si, ya he estado testando algunos materiales como el bronce y el titanio para nuestros relojes y tengo clarísimo que haremos ediciones limitadas con ellos montando calibres mecánicos suizos, es uno de mis proyectos a corto plazo.

¿Cómo ves la industria relojera actualmente?
Pues la veo un futuro muy esperanzador con el gran auge de la relojería independiente, están saliendo proyectos a nivel internacional con relojes realmente bien diseñados y construidos, sobre todo con precios que se ajustan más a la realidad, no como nos tienen acostumbrados las grandes marcas de relojes con precios infladísimos cuando después el producto final que ofrecen se puede vender por muchísimo menos y todavía ganarían una fortuna.

Creo que empresas de crowdfunding como Kickstarter y Indiegogo están influyendo mucho en este cambio en el sector. Tradicionalmente, diseñar, fabricar y comercializar un reloj como el V ONE requeriría de grandes sumas de dinero y riesgos que estaban solo al alcance de unos pocos y gracias al crowdfunding tienes la oportunidad de ver si tu producto es bueno y funciona, sin los riesgos del sistema clásico, todo gracias a la colaboración con cientos o miles de personas podemos hacer que nuestras ideas y sueños se hagan realidad.

Pese a la popularización de los smartphones, la mayoría de gente sigue llevando reloj. Las opciones nunca fueron tan amplias como hoy en día. ¿Cómo ves el futuro de la relojería?
Me encanta la tecnología, para mí el Smartphone ha sido el invento más alucinante de lo que llevamos de siglo, pero creo que nunca la tecnología podrá con la relojería tradicional, los relojes son obras de arte atemporales.



¿Piensas que algún día volveremos a tener una manufactura relojera en nuestro país como teníamos en los 50, 60 y 70, o es algo impensable ya?
Me encantaría que así fuera, pero pienso que China hará que esto sea algo muy difícil.

Muchas gracias por tu tiempo David. Y espero que me tengas en cuenta para una reseña cuando tengáis el V One terminado.
Muchas gracias a ti, ha sido un placer y por supuesto que te guardaré una de las primeros unidades V ONE AUTOMATIC que fabriquemos.