Recuerdo que de niño mi abuela materna tenía una televisión en color de una marca que no había oído nunca. Era una Lavis, y no se cuántos años tendría en aquella época, pero ya unos cuantos.

Me decían que era una marca que fabricaba radios y televisores de muy buena calidad. Incidentalmente, en el pueblo había un servicio técnico oficial de Lavis del que aún recuerdo su cartel, lo que podría explicar como esa marca, llegó a un pueblo tan alejado y pequeño.

La calidad de la televisión de mi abuela, queda demostrada, porqué duró unos 20 años más desde aquello, algo inaudito en comparación con los productos de hoy en día. De hecho cuando se reemplazó por un nuevo televisor, seguía funcionando bien, con la salvedad que los botones de cambio de canal, saltaban al ser despulsados.

El caso es que cuando investigaba acerca de ELBE, aproveché para profundizar en Lavis.

Labelson (Laboratorio Electrónico) fue fundada en el año 1960 en Barcelona, y se dedicó inicialmente a la fabricación de receptores de radio basados en los novedosos transistores. A diferencia de muchas marcas españolas del momento, que operaban como licenciatarias de enseñas extranjeras, Lavis era producción totalmente propia.

Con el auge de de la televisión, Lavis se apuntaría al carro, cosechando un buen éxito de ventas, de nuevo gracias a su calidad.

En 1979 cerraría sus puertas como tal, integrándose en la japonesa Sharp, finalizando de esta forma una historia empresarial relativamente corta.