Después de hablaros de mi nuevo MSI Apache Pro GE72 6QD, decidí comprar un nuevo ratón para el nuevo equipo. Y por supuesto, elegí el mismo modelo que ya tenía, el Logitech M100. Mientras el antiguo, era blanco, el nuevo es gris oscuro casi negro.

Desde que lo recuerdo, me ha gustado la marca Logitech, quizás por la excelente calidad que brindaban sus productos en aquellos primeros años 90, o quizás por ser de origen suizo, en vez de asiático o americano como la gran mayoría. Con el tiempo, los precios fueron bajando, mientras que la calidad también lo hacía, obviamente, pero no en la misma proporción. Podemos verlo de modo parecido al Casio W-720, que si bien fue reduciendo calidad, y materiales, también lo hizo en mayor medida su precio.

Hoy en día los productos de Logitech, tienen gamas verdaderamente asequibles. Algo más caros que Genius o Targus, pero a veces, hasta más económicos que los de Microsoft. Por supuesto siguen estando en la gama alta, para que quien desee gastarse los cuartos, lo pueda hacer a gusto.

En mi caso, cansado de ratones baratos, que cuando no se encallaba el botón, se ponía pegajosa su superficie, o el sensor dejaba de funcionar, descubrí los Logitech, y decidí invertir en ellos. Ya digo que pese a ser básicos, por aquella época no eran baratos. Comprobé que efectivamente eran resistentes y duraderos, así que continué con la marca, eligiendo siempre modelos ópticos y con cable.

Cuando Logitech se hizo con Labtec, y la posicionaron como una segunda marca, más económica, pero de la misma calidad, me hice un gran fan. Sin embargo, hace ya tiempo que no veo sus productos en las tiendas.

A estos mouse, no les había prestado demasiada atención, pero siempre habían estado allí acompañándome día a día, como aquellas vajillas Duralex, que cumplían, pero a las que no se les prestaba mucha atención.

Lo que os muestro a continuación es mi antiguo M100, la versión en blanco, y que debí adquirir hace 6 o 7 años. Este ratoncito, ha compartido su cable USB, con 2 portátiles distintos a lo largo del tiempo, y ahí sigue, en perfecto estado, y como un jovencito. La versión negra, es el mismo modelo, pero que acabo de comprar para mi nuevo portátil. Visto lo visto, seguirá estando ahí cuando el portátil que ahora lo ha adoptado con tanto cariño, se jubile.

De hecho este M100, fue lanzado al mercado en el año 2010, un ratón, ahora de gama baja, pero que hereda muchas de las virtudes de aquellos Optical Mouse V2 y Optical Mouse. El sensor es óptico y no láser como en el M150 (LS1), pero ciertamente se pueden encontrar a poco más de 10€, o sea, casi la mitad que el M150.

No hay mucho más que comentar de este ratón, tiene 1000dpi, y como casi todo en la actualidad, hasta lo suizo, es Made in China.