¿Cómo envejecen unas J’Hayber?

Desde 2012 decidí que las J’Hayber Aventura Olimpo serían mi calzado habitual. No es por el romanticismo de ser de los pocos modelos de zapatillas deportivas que se fabrican aquí, ni por el ir contracorriente con el hecho en España.

En estos años, he comparado que su calidad, está fuera de toda duda. Y es que si nos referimos a la gama Olimpos de J’hayber, nos hacemos con unas deportivas Made in Spain, de calidad, y sobre todo muy duraderas. Da igual que optemos por las New Pista, Aventura Olimpo, las Olimpia, las New Olimpo, o las Aventura Atenas, cumpliendo con su fama de antaño, te durarán hasta que te canses (si es que lo haces alguna vez).

Nunca he visto un artículo que nos hable acerca de cómo llevan el paso del tiempo las zapatillas, por dónde se rompen, y cuáles son su puntos débiles. Así que os cuento que estas zapatillas, las compré en agosto de 2014. Fueron mi segundo par de New Olimpo. Cuentan con algo más de dos años entonces. Me duraron en óptimas condiciones más de un año y medio de uso urbano casi diario, tanto en verano, como en invierno, en seco, y con lluvia.

¿Cómo envejecen unas J'Hayber?

En ese momento, empezó a romperse la espuma del forro de la caña trasera. Ya he comentado alguna vez, que no es un fallo propiamente de las J’hayber Aventura Olimpo, sino que por mi forma de caminar, es algo que acaba castigando a la mayoría de zapatillas deportivas que uso. Con otras zapatillas, lo normal es que en menos de un año con ese tipo de uso, deba reemplazarlas, así que en cierta forma, estas J’hayber, me han dado como mínimo medio año más.

En vez de tirarlas, las reservé para los paseos de fin de semana con la perra, que pese a lo que pudiera parecer por su tamaño, recibieron una segunda ronda de caña. Haciendo una estimación de su uso, he calculado lo siguiente:

– Cerca de 25 meses de uso (y subiendo).
– Más de 3.000 horas puestas.
– Unos 1.100 km recorridos.
– Aproximadamente 1,5 millones de pasos caminados.
– Cerca de 63.000 calorías quemadas.

Aquí podemos ver, lo que os comentaba del relleno de la caña trasera. La tela del forro se ha desgastado debido al roce con el talón al caminar, y empieza a aparecer la espuma interior:

¿Cómo envejecen unas J'Hayber?

No es un problema grave, ni que sacrifique la comodidad. Solamente es estéticamente desagradable. Cabe esperar que a medida que la espuma se salga del todo, empezarán a ir molestando, o incluso a destrozar los calcetines. Vemos también como los laterales de la suela de caucho inyectado, están empezando a abrirse. Es la parte donde se flexiona la zapatilla, por lo que sufre una indudable fatiga. De momento no va a mayores. Solamente que si nos fijamos con el pie doblado, veremos como parece que se está despegando.

¿Cómo envejecen unas J'Hayber?

Por lo demás ya podéis ver, que el cuero externo está en un perfecto estado a pesar del uso y las inclemencias. Un trapo húmedo vale para limpiarlas, y de vez en cuando, algo de desodorante para calzado en su interior. La puntera está en buenas condiciones, y la suela, a pesar de su buen agarre, apenas se ha desgastado.

Mis problemas con otras zapatillas, han ido desde suelas que se despegan, a suelas con desgaste prematuro por alguna parte (típicamente en la parte interna del talón), plantillas que se despegan en las primera semanas, etcétera.

Ahora llevo ya algo más de medio año con las nuevas Aventura Olimpo negras, las terceras, que espero se comporten al menos igual de bien que éstas. Entre tanto, con las New Pista, de una confección y construcción casi igual, quiero comprobar que tal aguanta la suciedad su color blanco, y sobre todo la suela, que dicen que acaba amarilleando.

64 comentarios en “¿Cómo envejecen unas J’Hayber?”

  1. Joder esto es un análisis con cariño. Felicidades Javier. Me das envidia por querer algo con tanta profundidad. Voy e ver si puedo vivir tu experiencia

  2. Nada que una buena tienda de arreglos de calzado por muy poco dinero no pueda arreglar. Yo he arreglado botas de monte que me costaron 130€ y después de más de 1 año de uso intensivo (todos los días en el trabajo, y para ir a la calle el resto del tiempo) estaban destrozadas. 20€ me costó el arreglo de todo (plantillas nuevas incluidas). En vez de tirarlas y comprar nuevas.
    Las New Pista, New Olimpo y New Atenas me encantan. Son muy chulas y con un aire retro…y no sólo parecen como todo lo que se hacía antes, que se hacía para durar. Es que realmente todo el mundo coincide en su durabilidad y comodidad. Otros productos de éxito bajan la calidad por el mismo precio y a vivir de las rentas.
    Un saludo!

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias por tu comentario Jon. Dices algo muy interesante, y que parece olvidado hoy en día. Las cosas se pueden reparar, y repararlas, es más barato y sostenible que tirarlas.

    Claro que para que ello ocurra, el producto en cuestión debe ser reparable. Unas buenas botas de montaña, donde los elementos van cosidos, lo son. Unas zapatillas deportivas Nike, donde el tejido es plástico, y va pegado, no lo son. Esto, debería darnos una idea también sobre lo que debemos comprar y lo que no.

  4. Está claro. La mayoría de calzado es de una calidad bastante mala y las suelas van pegadas en la mayoría del calzado, lo que hace que se despegue. Las J’Hayber es una sola pieza. La suela va inyectada por calor al resto de la zapatilla. Aparte de que están hechas con piel de bovino y no polipiel (que es plástico) y encima hechas en España. Qué más se puede pedir? Hoy me he comprado mis primeras J’Haybe y estoy contentísimo.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me alegra mucho Jon. Yo también soy un gran fan de las J’hayber Olimpo. Los modelos modernos, ya tampoco son lo mismo. Estas en lo cierto, no se puede pedir más. Precio razonable, hechas en piel, Made in Spain, y con suela inyectada. Todo el que las prueba, repite.

  6. Después de probarlas con lluvia puedo decir, que nunca he tenido un calzado que no resbalara en lluvia. Algunos más, otros menos, pero todos. Incluso botas de monte con suela «antideslizante» resbalaban. Estas J’Hayber New Pista no resbalan nada de nada. Es una pasada como agarran cuesta abajo en aceras con baldosas muy resbaladizas cuando llueve. Muy contento de momento con mis primeras J’Hayber. Creo que me he enamorado de esta marca de zapatillas.

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Testimonios como el tuyo Jon, son los que animan a seguir escribiendo de productos españoles poco conocidos, y de excelente calidad. Esperemos que a J’hayber también le sirve.

    Ojo que no todo J’hayber es Made in Spain ni de esa calidad. Esencialmente la gama Olimpo y poco más. Te lo digo para que cuando repitas marca, que estoy seguro que lo harás no te equivoques.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Puedes estar tranquilo entonces Jon. ¡Con las Atenas, aciertas seguro! (igual que con las Olimpo, Olimpia y Pista).
    Por cierto, si quieres, puedes leer el reportaje que le hice a las New Pista.

  9. Yo llevo usando Olimpo y New Olimpo diariamente desde el año 1990. Me duran varios años (3 mínimo). Su final siempre es el mismo: se raja la suela en la linea donde se dobla al caminar o al ponerse de cuclillas. La aleta bajo los cordones también pierde elasticidad y acaba con cortes, pero no es un problema mayor. Básicamente la suela es su talón de Aquiles. No sé si se podrá pegar con algún adhesivo, o si se podrá refundir para soldarse. He probado con aire caliente a 240°C y no da resultado. Se reblandece pero no se fusiona entre si. Estéticamente, la parte blanca de la suela amarillea rápidamente con la exposición al sol o al aire. Aún con su defecto a largo plazo, la suela gruesa y mullida es un salvavidas para las articulaciones al caminar.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias por tu mensaje Chungalin y bienvenido. Me imagino que a cada uno se nos rompen de una forma en particular. Dependiendo de nuestra pisada, del uso que le demos etcétera. En lo que si coincido contigo es en sus cualidades. Una suela que amortigua muy bien, protegiendo así las articulaciones, y que además ofrece mucho agarre en cualquier condición, y una excelente resistencia y duración. ¡Ya quisiera otro calzado poder aguantar tres años!

    No quiero dejar pasar la oportunidad de recordar su anchura, mayor de lo normal que los hace cómodas de poner, quitar, y llevar.

  11. Muy buenas, gracias por tu espléndido análisis Guti, coincido al 100% con lo dicho acerca de las Hayber, eso si, la calidad para nada comparable la de las Olympo con respecto al resto, en el caso de las fabricadas fuera puedo dar fe a mi me duraron un suspiro, cuando digo un suspiro me refiero a menos de 1 año, sobre los 10-11 meses, no se el modelo, eran de tipo skate y adquirí 2 pares en un Carrefour, los dos pares reventaron por el mismo sitio, puntera abierta y suela totalmente rajada y despegada sin embargo las Olympo compradas en una zapatería especializada en calzado de montaña (aquí es habitual las lleven los abuelillos en sus subidas al monte), esas, con más tiempo, aguantarpn, creo las jubilé con unos 4 años debido a que se rajó efectivamente la suela por la zona de flexión, debido al trabajo me solía ppner de cuclillas a menudo mientras repataba, eso si no me las quitaba. En marcas españolas yo soy muy fiel a marcas como Bestard para botas de monte, Fortun, que tengo unas de unos… 10 años? y ahí siguen y Segarra, los modelos Paraka y tactical de durabilidad y resistencia más propia de tanques, te animo a probarlas Guti, cualquiera de ellas, muy buena opción en calidad/precio. Volviendo a las deportivas deportivas tuve varias «Yelos» era una marca española, alguien sabe si echaron la persiana? Hace muchísimo no las veo, un abrazo y gracias por tus artículos Guti.

  12. Las Fortun que te comentaba he averiguado modelo, serían en calzado de montaña lo que las Olympo a las deportivas, Fortun 425-20 es la referencia del modelo, enteramente en piel, comodísimas y la suela no resbala en lluvia, yo no se, pero el Vibram a mi al menos en lluvia y baldosa patina que da gusto o tengo mala suerte con el compuesto o… no lo se, estas en cambio me las pongo sin dudarlo en cuanto llueve y en Bilbao… llueve, precio sobre los 25 euros…

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Julian. Estoy de acuerdo, J’hayber suele hacer cosas de buena calidad, pero pese a ello, no son comparables a las Made in Spain. Claro que los precios tampoco son los mismos. En todo caso, es de las pocas marcas que sigue apostando por la fabricación nacional, al menos en parte. Espero que el mercado les siga apoyando, y vayan a más.

    Con Segarra tengo muy buenas experiencias también, incluso el precio es muy razonable. A Bestard los tengo pendientes, a ver si se animan, y hago alguna reseña.

    Fortun no los conocía, me los apunto.

  14. El Caballero Negro

    Hola tocayo… una pregunta….
    ¿Que tal aguanta la humedad la piel de las Jayber?
    Yo llevo ya unos cuantos años (muchos jajaja) usando Paredes y encuanto llega el mal tiempo y llueve el cuero de la puntera empieza a pelarse y acaban feisimas viendoseles todo el serraje…
    He pensado varias veces en pillarme unas Jayber pero siempre me tira para atras la diferencia de precio, ya que las Paredes las ha traido al mercadillo de donde vivo toda la vida un señor que las coge en la fabrica de Arnedo y las trae bien baratas

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Hola El Caballero Negro. Las J’hayber aguantan el agua mucho mejor que las Paredes. Yo las uso también cuando llueve, aunque en Barcelona no es algo que ocurre muy a menudo. Quiero decir, que aguantan igual que aguanta un buen zapato de cuero, pero a fin de cuentas es piel, y no es algo que les beneficie.

  16. El Caballero Negro

    No importa soy amante del cepillo y la grasa de caballo para cuidar mi calzado jajajaj (luego brillan como zapatitos de charol) con darles un repaso 1 o 2 veces a la semana cuando hace mal tiempo quedan bastante protegidas…
    Pero claro si se cuartea como el de las Paredes ya poco se puede hacer…
    Pues muchas gracias me has convencido…decidido… cuando acabe el verano me pillare unas Jayber y aver que tal me aguantan

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    ¡Anda El Caballero Negro, otro aficionado al calzado clásico como yo. Y mira que no es en absoluto habitual que te gusten los zapatos tradicionales y sus cuidados y también las deportivas. Pues bienvenido tocayo.

  18. Hola compañeros,

    Yo las llevo usando desde los últimos ’80 y no tengo intención de cambiar a estas alturas a pesar de su gran defecto que por alguna razón no existía antes de mediados de los ’90 y que suena a alguna cuestión técnica, química, de normativa o tal vez de obsolescencia programada: Sí, el compuesto de la suela se degrada a los 3-5 años perdiendo su elasticidad y generando rajas trnasversales por la simple flexión de la zapatilla, y que llega a perder trozos enteros de la suela, y resultando también peligroso al principio pues de no advertirse puedes estar andando y plegarse la suela por una de las rajas.

    Quien las usa con cierta intensidad a diario le parecerá razonable que aguanten 3 años sin este problema, pero los que tenemos varios modelos y algunos los usamos esporádicamente es muy desagradable ver que sólo por el paso del tiempo, no por el uso, y estando todo el resto perfecto, la suela se descompone y cae a pedazos teniendo que tirar los zapatos por esto pues no son reparables.

    Hablé en su día con el fabricante, que alguna vez me ha enviado regalos de merchandising como buen cliente que soy ;-), pero no admiten el problema y es una lástima; es cierto que la solución parece pasar por un componente químico en la mezcla de la suela que encarecería el producto como unos 10 euros por par pero estaría justificado en muchos casos o al menos dejar que el cliente decida un modelo u otro.

    Por cierto que justo ahora me toca tirar 2 pares, han aparecido las rajas y no es agradable tirar algo que salvo las suelas rajadas, están completamente bien y que podrían seguir usándose otros 4 años.

    Desconozco si este problema se produce en marcas reconocidas extranjeras pero en las zapatillas que he tenido de otras marcas jamás me ocurrió, admitiendo que eran suelas más incómodas, pero es que en las Paredes, que también vengo usando décadas y que son de menor calidad en otros muchos aspectos, las suelas siguen intactas tras 6 años.

    En fin, estaría bien una fusión entre Paredes y J’hayber, de ahí saldría mi zapatilla ideal.

  19. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Justo ese problema me pasó con unas Olimpo negras Jose. En mi caso tenían mucho uso, casi diario, así que pensé que era sencillamente desgaste y fatiga. Lo que comentas de degradación en el caucho sería un problema grave. Sobre todo porque ocurre con el paso del tiempo. Así que si esas zapatillas digamos que llevan 1 año en la tienda, les resta vida cuando las compramos. No tenía constancia de esa información, pero me parece muy interesante.

    Bienvenido.

  20. Gracias Javier, un placer participar por aquí.

    Ya que comentas el caso de tus Olimpo y das en el blanco con el comentario que haces sobre el tiempo que puedan llevar en la tienda en el momento de comprarlas te ampliaré con datos cómo me di cuenta del problema de las suelas en los ’90:

    Por entonces era nuestra madre la que a mi hermano y a mí nos compraba los J’Hayber en la conocida tienda de Sevilla Deportes Hermanos Crespo, en la calle Condes de Bustillo de Triana. En una ocasión nos llevamos tres pares, dos eran para mí, no recuerdo los modelos exactos pero eran las típicas blancas con rayas azules, en zapatilla y en bota que usaba para jugar a baloncesto; qué contentos salimos de allí, nos había puesto un precio excepcional porque se le habían quedado en el almacen unos tres años y quería sacar todos los modelos antiguos para traer los nuevos.

    Por supuesto que estaban nuevos, inmaculados, pero no pasaron ni tres meses cuando los tres pares se rajaron por las suelas y como era de esperar mi madre fue a reclamar, de buen rollo, pues había confianza de tiempo atrás y siempre se portó bien, pero la sorpresa fue que actuó como la persona más insensible del mundo, ni garantía porque estaban descatalogados ¡!, ni compensación, ni explicación.

    Fue la última vez que compramos allí y lo de las rajas en las suelas algo que no se olvidaría así como así, y durante algunos años me pregunté si Crespo sabía del problema de las suelas o le pilló justo el cambio de compuesto y le avisaron de que se quitara de encima todo lo antiguo que conservara antes de que se les rajaran sin sacarlos de las cajas.

    Tras confirmar a lo largo del tiempo la realidad del problema de las suelas procuré siempre averiguar el año de fabricación por el código del modelo, cosa en la que pocos se fijan, y así garantizarme que me durarían al menos cuatro años… y así ha venido siendo hasta hoy.

    Lo que me ha pasado ahora, en estos días, es que sólo contaba con dos pares, unos Olimpia negros con velcro (51189-1-2017) con un uso de en torno a una vez por semana y unos AVT. Olimpo Marino A. Negro (51139-181-2017), con uso muy esporádico, tal vez un par de días al mes, y resulta que de una semana para otra aparecen ambos con sus rajas, y claro, estas casualidades además de inoportunas dan mucha rabia… pero nada a tirar mientras tanto de los Paredes para el mismo fin aunque no cumplen igual.

    La culpa fue mía, comprar varios pares en la misma fecha es arriesgarse a que se rajen igualmente en la misma fecha, preferible ir de año en año o cada dos años para que no caígan todos a la vez.

    Otro tema más que interesante y preocupante es la versión “pirata” de los J’Hayber, de lo que os comentaré ahora en otro post.

  21. – ¿Los J’Hayber “piratas”? –

    He visto preocupación en algunos compañeros que han escrito en otras entradas en relación a lo que publicaba sobre la caducidad de las suelas de los modelos “clásicos” u “Olimpos” como ahora los llama J’Hayber, y es lógico pues es “obsolescencia programada”, como una sentencia de muerte del zapato que además no empieza a contar cuando los compramos sino desde que salen de fábrica, y puede ser complicado saber cuánto tiempo pasan en tal o cual tienda hasta que acaban en nuestras manos, o mejor dicho en nuestros pies.

    Por mi larga experiencia la media hasta que se rajan las suelas es de cuatro años por lo que muy posiblemente su vida útil sea algo superior si contamos el tiempo que pasan en fábrica, en la distribución y en las tiendas minoristas, cosa que no podemos controlar salvo a groso modo en años cuando cambian los modelos, como cuando sacan un color nuevo; sin embargo hay modelos que siguen igual durante años y años y hay que afinar mucho con detalles, códigos, etc. Personalmente conseguí ya hace bastantes años tratar sólo con un intermediario con la fábrica, el representante del que precisamente J’Hayber me informó y puso en contacto.

    Incluso así es lógico que después de décadas que no hacen nada por corregir el problema uno acabe buscando alternativas, especialmente si son más baratas pues el precio ya no nos parecerá tan interesante cuando acabamos mirando la suela de nuestros J’Hayber cada vez que nos los vamos a calzar, a sabiendas que cualquier día nos encontraremos con las fatídicas rajas.

    Y como la verdad es que a quienes nos gustan y funcionan estos zapatos mientras sus suelas no se descomponen lo que quisiéramos es unos los más parecidos pero sin este problema o al menos más baratos si también lo padecen.

    Así encontré la marca T-Man, fabricados en China y distribuidos en España por Calzados JAM, ubicados en Elche al igual que J’Hayber. En concreto los modelos New Zeur, que casi es un juego de palabras con Zeus y New Olimpo, no es que sean parecidos, es que son verdaderos plagios y para ello basta mirar el dibujo de las suelas. Esto también hace suponer que tendrán el mismo problema, y tal vez otros derivados de una posible menor calidad, o no, pues aunque valen la mitad que los J’Hayber puede deberse simplemente a que en China es más barato fabricar. ¿Os imagináis que se les hubiera ocurrido además no usar el compuesto de poliuretano de J’Hayber y las suelas no se rajasen?

    Por ahora no los he probado, pero para que podáis juzgar aquí tenéis los enlaces al distribuidor y una de las varias tiendas en las que se venden:
    – Calzados JAM: https://www.calzadosjam.es/marcas/79/T-MAN
    – Zapato Ideal: https://www.zapatoideal.com/es/25_t-man

    Desde luego da que pensar y hace que nos preguntemos si es que ya J’Hayber fabrica todo en China y los chinos en cuestión se la juegan y sacan producciones con marca “pirata” a sus espaldas, lo que es un consabido riesgo de fabricar allí, les ha pasado a montones de marcas de renombre, no sólo con marcas “piratas” sino directamente falsificados, al fin y al cabo los fabrican ellos por lo que tienen todo lo necesario para hacerlo, ya sea igual, peor, o incluso mejor.

    Me puse en contacto con Calzados JAM y me dicen algunas cosas muy llamativas que reproduzco casi literalmente a continuación:

    • Afirman desconocer dónde está fabricando actualmente J’Hayber los modelos equivalentes.

    • Sobre la similitud o plagio apuntan: “No sé si tendrán o necesitarán alguna licencia de J’Hayber, pero no creo que sean una falsificación, para eso tendrían que usar su marca o sus patentes.”, y ciertamente falsificación lo que se dice falsificación no lo son, no pone J’Hayber por ninguna parte, pero me parece muy fuerte la respuesta, juzguen ustedes si no es plagio caso de que detrás no esté J’Hayber ni haya concedido licencias.

    • En cuanto a las suelas, del compuesto empleado: “No sabría decirle qué tipo de material usan para las suelas”; y en cuanto al problema de las rajas: “Nosotros apenas tenemos devoluciones por defectos de fabricación y diría que por la degradación de la suela no hemos tenido ninguna.”

    Con respecto a J’Hayber no puedo adelantar nada pues estoy pendiente de que vuelvan a contactar conmigo, que espero lo hagan pues algo deberían decir en todo este asunto, tanto el de esta marca china ciertamente sospechosa, como sobre si siguen fabricando en España, y si han hecho algo o lo van a hacer por fin para corregir el defecto de fábrica y verdadero vicio oculto, con el que salen todas las suelas de sus modelos “clásicos”, pues no hablamos de desgaste por el uso sino de inestabilidad del compuesto empleado que deriva sí o sí en la degradación de las suelas poniendo fecha de caducidad, de la que no se informa, al producto en su totalidad al no ser reparable.

    La verdad es que me cuesta entender esta actitud de J’Hayber, han tenido décadas para solucionarlo o al menos sacar un modelo sin este grave defecto, con el precio que corresponda, que seguro lo valdría, y más cuando tienen zapatos con materiales sin esta caducidad programada, de hecho yo tengo sandalias antiguas con las suelas intactas, bueno y hay quien tiene deportivas de otras marcas de cuando eran niños de recuerdo… sin rajas en las suelas.

    Y es que además la suela de J’Hayber, lo que es la última capa, como puede verse perfectamente cuando se rajan, y enviaría fotos si se pudiera por aquí, tiene apenas 4 milímetros antes de desgaste alguno, y sin contar que en las ranuras que conforman el dibujo, donde se nos meten piedrecillas, ese espesor se reduce a sólo un milímetro; y nada tiene que ver esta capa final de la suela con la siguiente, de mayor espesor en el talón que la hace tan cómoda y amortigua tan bien chinos e irregularidades del terreno, y que aguanta los años sin problema.

    ¿Será que alguien se hartó de las suelas rajadas y sacó una versión corregida y de bajo coste? Estaría bien que alguien que los haya probado nos comentara su experiencia.

    En fin, esperemos tener buenas noticias y respuestas satisfactorias y coherentes de J’Hayber, o sintiéndolo mucho abandono el barco o me paso al bando pirata ;-), pues por mucho que me gusten los J’Hayber no justifica dejarnos tomar el pelo de esta manera, que mejor no hacer cuentas y ver qué me salió la broma de tener que renovar cada 3 o 4 años los zapatos, pues me da que de haber comprado zapatos de verdad buenos y más caros, me habrían salido más baratos. Y desde luego prefiero lo hecho en la tierra, pero también antes un extranjero honrado que se preocupa por sus productos y sus clientes que un paisano que te engaña una y otra vez.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Partiendo de que a diferencia de ti, a mi desde Calzados JAM ni siquiera me han respondido, ya de entrada no les tengo mucha confianza Jose.

    Como tu, he visto esos modelos en escaparates, y me han parecido una copia descarada. Evidentemente no es una falsificación porque no llevan su marca, pero demuestra la poca capacidad de innovación que tienen. En JAM tienen zapatos fabricados en España, pero han optado por fabricar estas deportivas en China. Sus precios si no recuerdo mal eran como la mitad de los de J’hayber. Nunca me arriesgué a probar esos T Man New Zeur, y viendo que ellos tampoco tenían interés en que lo hiciera supuse que serían basura y algo que ocultar.

    Si el compuesto de la suela es mejor en JAM, sólo se me ocurre que debido a que en China no hay ninguna restricción medioambiental allí puedan producirlo y aquí no, pero ciertamente sería muy interesante poder tener una comparativa.

    Te agradezco mucho las respuestas de JAM, aunque me da la impresión que no saben demasiado (podría ser teniendo en cuenta que no fabrican ellos), o que prefieren no decir nada para evitar problemas legales.

  23. – La causa del problema de las suelas –

    Hola de nuevo

    Finalmente me han respondido de J’Hayber y esta vez no sólo admiten el problema de las suelas sino que dan una clara explicación de su causa.

    Antes de ello confirman que siguen fabricando sus modelos clásicos en la planta de Elche, y con los mismos procesos de fabricación de hace 40 años.

    Y en cuanto a la explicación reproduzco literalmente:

    “Las suelas de todos estos modelos de la familia Olimpos (Atenas, Olimpo, Aventura, Match, etc) están hechas de poliuretano inyectado. Este material hace que se pueda construir una horma ancha sobre una base dura y confortable, pero las propiedades del poliuretano “caducan” pasados 2 a 5 años desde la producción de la zapatilla por hidrolisis, si tiene poco uso o está guardado durante mucho tiempo, momento a partir del cual se inicia su descomposición.“

    Me sorprendió no haber sabido de este inconveniente del material que luego he podido ver afecta a numerosas marcas que lo emplean, pero antes de seguir con la cuestión me parece muy conveniente que esta explicación inicial no lleve a engaños pues podría interpretarse que si se usan más los zapatos o no permanecen mucho tiempo almacenados el problema de las suelas no se presentará.

    NO, el problema aparecerá sí o sí, y aunque después de más de 3 décadas usándolos no me cabe duda alguna, es muy esclarecedor lo que os comentaba de los dos pares que se me rajaron hace unas semanas, con una sincronía asombrosa, es decir detecté las rajas el mismo día , lo que significa que aparecieron con muy poca diferencia de tiempo pues al poco de aparecer las rajas es inevitable que en algún momento al pisar se pliegue ligeramente la suela por donde está rota y lo notes fácilmente, especialmente si ya has pasado por esto muchas veces. Ambos pares son de la misma fecha pero en cambio uno de ellos lo habré usado como 5 veces más que el otro.

    A propósito, me percato de que he usado más el que tiene velcro en lugar de cordones y no es casualidad, es mucho más cómodo y rápido ponerlos y quitarlos, además de que prácticamente no pierden propiedades con el uso y permiten aplicar diferente apriete en cada uno de los cierres. Estaría bien que todos los modelos tuvieran esta opción.

    Continúan con las explicaciones y me refieren lo que la propia industria química les informa:

    “La Hidrolisis es un fenómeno que se presenta en los poliuretanos a base de poliéster en las que se genera una separación de las cadenas del poliéster en el caso de un almacenamiento prolongado, humedad elevada y/o condiciones de altas temperaturas. La consecuencia es una reducción de las propiedades de la resistencia mecánica del material: tracción, desgarro, resistencia a la abrasión y resistencia a la flexión. Esto acaba suponiendo que se “desmigue” o se deshaga la suela. Los desarrollos más recientes han hecho posible incrementar la vida útil del poliuretano de 5-7 años.”

    Aunque insisten en que se trata de un “calzado de continuidad” y recomiendan darle uso y no almacenarlo, las evidencias son las evidencias y el factor uso no parece relevante para la suela aunque sí por el contrario y lógicamente para el desgaste general.

    Desde luego la cuestión de cómo los almacenamos y en definitiva los protegemos de la humedad y el calor podría llevarnos a volvernos maniáticos y jamás dejarlos sobre el suelo cuando nos los quitamos y tal vez poner junto a ellos un montón de bolsitas de esas antihumedad, ja ja; pero ya os digo que habiendo vivido muchos años en un lugar con temperaturas que superan fácilmente los 35ºC y más del 70% de humedad, con uso frecuentemente en tierra mojada, y posteriormente y también por muchos años en otro lugar bien diferente con temperaturas que rara vez sobrepasan los 25ºC y humedad habitual de en torno al 50%, sin uso ninguno en superficies mojadas, el resultado es exactamente el mismo.

    Asimismo afirman que responden con una “garantía de 5 años, siempre que sea por defecto de fabricación”, pero claro ¿Es un defecto de fabricación emplear un material que se degrada rápidamente justamente tras ese periodo de garantía?

    Añaden: “Sentimos mucho si este hecho hace que no pueda almacenar sus zapatillas a modo de coleccionista, pero nuestros modelos están concebidos en los años 80, época en la que lo común era tener un único calzado, de calidad, para usos intensivos y prolongados. El uso habitual de nuestras zapatillas hace que se conserven en mejor estado hasta que se aburra de usarlas, incluso antes de que se deterioren. “

    Bueno, lo de aburrirme de usarlas no ha sucedido hasta la fecha, y lo de que se concibieran en los ’80 no es excusa para mejorar el producto y adaptarse a los tiempos al menos en la calidad y durabilidad del compuesto de las suelas, que podemos estar orgullosos del diseño, el confort, las prestaciones o el emblema de los 80 que calzamos pero no de que se nos deshagan a los pocos años cuando menos lo esperemos, que en alguna ocasión me dejé una buena loncha de la suela en cierto lugar público, que obviamente recogí y tiré a la papelera… no es plato de buen gusto.

    Es en cualquier caso de admirar la honestidad en la respuesta de J’Hayber, hasta el punto que me recomiendan “compre un único modelo como calzado habitual”, curioso ¿verdad? Yo dispuesto a comprar 2 o 3 pares, disfrutar de varios modelos para diferentes fines u ocasiones, y sin duda muy conveniente para los ingresos del fabricante, por ejemplo para mejorar sus productos, pero eso es lo que hay.

    Ya me metí en bastantes negocios en mi vida pero no va a ser en la fabricación de zapatos a estas alturas, por lo que tras interesarme e indagar de cómo está el mercado y la tecnología en cuanto a suelas de deportivos he sugerido a J’Hayber fervientemente que desarrollen una línea, o aunque sea un modelo de Olimpo con suela al menos tan duradera como el resto del zapato.

    En cuanto a materiales no hay que ir muy lejos y el caucho en formulaciones no sintéticas puede ser casi eterno; también está la alternativa del TPU (poliuretano termoplástico), o incluso un compuesto del mismo proveedor, la compañía química Dow, que hace años el también fabricante español Chiruca adoptó en sustitución del poliuretano clásico, el llamado poliuretano X-TRA, que asegura no es afectado por la hidrólisis como podéis ver en este vídeo de 2015:
    https://www.youtube.com/watch?v=Lv2bYFtbPms

    No sé si les haré caso en lo de comprar un solo par, me temo que soy reincidente y por lo pronto ya encargué el primero; Sí, la marca J’Hayber seguirá caminando conmigo si quieren acompañarme, lo que ojalá sea por muchos años, y si hay suerte con modelos con los que de verdad estar tranquilos, seguros y orgullosos.

    Añadir que personalmente me da igual todo eso de los 80, si elijo J’Hayber, los Olimpos o clásicos, es porque en mi opinión son los mejores zapatos, al menos mientras las suelas no se hacen notar, los más polivalentes, prácticos, cómodos, para jugar al tenis, baloncesto, pedalear o pasear, y que permiten no tener que recurrir a calzado especializado salvo en situaciones bastante específicas, como senderismo de cierta dificultad para evitar resbalones o mismamente la playa, donde las chanclas se me antojan más apropiadas ;-).

    Eso sí, solamente por curiosidad también probaré los “J’Hayber piratas”, que de entrada recomiendo no comprar, pero antes de hablar sobre ellos me parece apropiado saber si además de plagios son o no una versión de mala calidad, comodidad o durabilidad, incluyendo las suelas.

    Saludos a todos.

  24. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco Jose que nos hagas llegar toda la información que te han proporcionado en J’hayber, realmente muy útil y esclarecedora. Además de muy transparente por su parte, lo cual como bien indicas, es de una gran honestidad que cada vez se ve menos.

    Estoy familiarizado con el PU debido a las correas de reloj, y todo lo que te dicen me encaja. Una bolsita desecante sería de gran ayuda, está claro. La pregunta es ¿por qué entonces no la incluyen en las cajas?

    Es cierto que en los 80 solíamos tener un calzado de diario y ya está. Ahora no es así, y los efectos se notan más. Recuerdo J’haybers que duraban 5 años de uso continuado, pero es claro, no adolecían del problema de poliuretano debido a que ese era el tiempo máximo. También creo que hoy en día sin apenas stocks la rotación es más rápida, es decir, los productos pasan mucho menos tiempo almacenados. Sin embargo en los 80, yo creo que era fácil que unas J’hayber, al menos de una talla en concreto se pasasen 2 años en el almacén de una zapataría. ¿Por qué no se dañaban entonces?

    Me parece que la marca tiende a mirar para otro lado, muy a nuestro pesar. Además de la bolsita desecante que sería muy útil, ¿porque no ponen en cada par o en cada caja la fecha de fabricación? Estoy seguro que si lo pusieran en la caja, much ¿o porque no advierten de la vida limitada del PU? Son opciones que están en su mano, y que no aplican.

    Mi teoría, y voy a ser crítico, es que J’hayber quiere que las Olimpo sean buenas, que justifiquen sus 60€, pero no quieren que sean excelentes porque de serlo, se venderían más dejando de venderse los modelos de China. Sé que siguen fabricando en Elche como te confirman, y creo que la capacidad de producción allí es límitada, les sería imposible fabricar todo lo que venden. Así que guardan las selectas para Elche que son las que pueden hacer y el resto para Asia.

  25. Yo de momento puedo hablar mal de las J’hayber que son «Made in China». Un par de «Casual» que compré por probar el verano pasado, me duraron el doble que las Yumas Aaron del año anterior. Pero vamos, caminando mucho menos (por la pandemia) al final en 3-4 meses, ya estaba el dibujo de la suela desgastado y rajándose.

    Mi anterior par de Olimpo negras tuvieron trote diario y anduvieron kilómetros, pero a punta pala. Me duraron 5 años. A ese tiempo, ya empezaba a ponerse mínimamente lisa alguna parte de la pisada por delante (por donde doblamos), y a formarse alguna grieta, más el lógico acolchado interno de alguna zona que ya cedía. Pero me pareció normal… y ya digo, tuvieron mucho trote.

    De momento mi último par (que puestas las tengo) las estrené en octubre del año pasado, unas New Pista, las uso casi a diario, y de momento tienen pinta de seguir la misma senda que las anteriores Olimpo.

  26. Buenos días Javier, Alejandro, José y resto de amigos.
    Yo, como he comentado alguna vez, por motivos de aficiones (run y trail) adquiero un total de tres pares de zapatillas técnicas al año. A lo cual los outlets me ayudan en función de patear. Las espumas (goma EVA, BOOST -adidas, puma-, Zoom (nike), Gel (Acics), ARN (brooks)…) tienen una vida limitada de amortiguación 800 km según peso. No las jubilo, sino que pasan a mi equipación de trabajo (ja ja ja).
    Con esto quiero decir que no hay zapatilla indestructible tanto en prestaciones como en estructura. Las suelas y su amortiguación están limitadas. Las Adam Smith me duran uno o dos años, las perforo por el Upper (tengo el dedo gordo del pie que no flexiona). Creo, en mi humilde opinión, que hay que diferenciar entre suela (lo que está en contacto con el suelo) y lo que es la amortiguación.
    Las suelas se pasan si no las gastan y cristalizan; también pierden el dibujo y por último se «rajan». Es así por desgracia no ha suela que dure más de 5 años.

    Esta es mi experiencia por si ayuda a alguien.

  27. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Al contrario Sergi. Tu testimonio es muy interesante. Es algo que no se ha mencionado, pero efectivamente le efectividad en cuanto a la amortización se reduce por la simple fatiga mecánica. Es decir, a base de ir amortiguando se va volviendo menos efectivo. El problema del PU es distinto, porque degenera aunque no se usen, algo que es un problema para aficionados y coleccionistas y que me parece que desde J’hayber hacen poco por reducir o por aclarar. Por eso me sorprendió la respuesta que le dieron a Jose, porque eran oficiales y a la vez muy transparentes.

  28. – No es difícil mejorar –

    Sí, Javier, está claro que es sencillo mejorar estos zapatos, lo más difícil realmente ya está hecho y probado durante décadas, y no tiene sentido limitar las ventas, cosa que si se pretendiera siempre puede hacerse mediante el precio una vez mejorado el producto.

    Buenas sugerencias mientras tanto las conocidas bolsitas secantes e informar del año de fabricación, hay quien lo hace incorporando un símbolo de reloj de arena en las suelas con el año correspondiente.

    Efectivamente, Sergi, hay que distinguir suela y amortiguación, de hecho hablo de las suelas, las que tocan el suelo, las que se rajan; no he entrado en la capa de amortiguación pues nunca me dieron problemas a pesar de que si no me equivoco es un material similar pero con mayor expansión o espumado, y que ahora puedo observar en los zapatos rajados pues tengo acceso directo a este material a través de las rajas, comprobando que responden perfectamente a la compresión. Tal vez no se degrada al mismo ritmo al no estar expuesto.

    Seguir utilizando los zapatos con las suelas rajadas, cosa que he hecho más de una vez, es peligroso, conviene tenerlo en cuenta, no sólo porque un pliegue de la suela en descomposición puede hacerte tropezar, sino porque la capa de amortiguación no protege suficientemente ante cosas como piedras afiladas, clavos, superficies metálicas delgadas (como pletinas verticales, rejas, algunas alcantarillas, puentes metálicos…) etc., y lo digo por experiencia.

    Claro que hay suelas que duran más de 5 años, y más de 10, y de 20, yo tengo unos cuantos zapatos que lo demuestran, incluyendo por supuesto botas militares. Sin embargo con materiales con cierta flexibilidad parece más complicado llegar a estas edades, aun así dispongo de sandalias con suela flexible con más de 10 años, chanclas de goma con al menos 9, y zapatillas de andar por casa que debe andar por los 15 con una curiosa suela, muy flexible y ligera que parece como una especie de corcho elástico.

    Y bueno, materiales con aguante, lo llevamos todos en nuestros coches ¿no? Obviamente no vamos a andar 20.000 Km al año ni soportaran las suelas toneladas de peso, altas temperaturas o rozamiento y colisiones con piedras a altas velocidades; pero si algo conocéis de neumáticos basta hacer sencillos cálculos para comprender que este mismo material sería una fantástica y barata solución; prescindiendo de mallas metálicas, laterales, etc. y usando únicamente una o dos lonas o capas de una rueda de 135/70-13 de menos de 20€ saldrían al menos 5 pares de suelas. El propio neumático puede conservarse sin mayores problemas hasta 10 años antes de usarse por primera vez, y dado que tampoco andar exige lo que rodar con un motor de explosión, durarán mínimo mínimo otros 15 años…

    En realidad no es difícil encontrar coches con neumáticos de hace más de 15 años, cosa que puede comprobarse en el código DOT que llevan marcado, siendo las dos últimas cifras las del año de fabricación, que figuran obligatoriamente a pesar de que no tienen a nivel legal fecha de caducidad.

    Además esto no es ningún invento, es práctica habitual en ciertos países con menos recursos que la gente recurra a fabricarse zapatos con neumáticos usados, como en la India, y según cuentan duran bastante más de lo que duran nuestros queridos J’Hayber.

    No sé el zapatero de vuestro barrio pero por el mío mejor no presentarse con los J’Hayber rajados y un neumático para que te hagan el arreglo, ja ja; ojalá la marca de la antorcha dé un paso firme mejorando las suelas y por fin salga de los 80 para empezar con buen pie en los 20 del tercer milenio.

    Un saludo compañeros.

  29. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy interesante tu planteamiento con los neumáticos Jose, y algo que también he pensado en alguna ocasión. Cuando veo el pavimento de muchos parques infantiles, hecho a base de virutas de neumáticos desechados. Resisten el rozamiento de los niños, la intemperie, y duran muchos años. Químicamente no se decir las diferencias, eso alguien versado en el tema tendría que aclararlas, pero al final los neumáticos son una base de caucho sintético, al igual que la suela de las Olimpo. Tal vez escoger el PU no fuera la mejor alternativa. Puede que fuese lo único que había en los 80. En todo caso, esperemos que este comentario llegue al departamento de calidad de la marca y su equipo de I+D+i se ponga en marcha.

  30. Buenas tardes Javier y D. José.
    Con vuestro permiso me sumo a las opiniones.
    Es cierto lo que dices Javier, de hecho, existe una curiosa y fructífera relación entre la producción de suela y las zapatillas de correr (gama media alta) ver enlace. He provado las suelas continental de Adidas y las de michelín de Mizuno… eso si estamos hablando de zapatillas de temporada no inferior a 90 euros. En mi opinión las continental de adidas… aún así ocurre una especie de cristalización (que ya comenté).

    Otra cosa, con perdón por ir al tema de relojes, ¿por qué casio no ha buscado bezels -carcasas- de estas marcas de neumáticos? Imaginaos un bezel michelín, pirelli… con un buena resistencia.

    Buenas tardes amigos.
    https://www.runnea.com/articulos/running-news/2020/03/marcas-neumaticos-aterrizan-pies-corredores-4742/

  31. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sergi eso me da más ganas de indagar sobre la composición de los neumáticos. Duraderos, con agarre y resistentes. Efectivamente parecen ideales para la suela de unas zapatillas deportivas y para sustituir la resina de biseles de G-Shock. Por los precios que dan me imagino que su problema es de coste, pero al menos indican que solución la hay.

  32. ¡Hola!

    Todos los días se aprende algo, gracias Sergi por la info y el enlace, pues a raíz de ello no pude dejar de indagar sobre las suelas desarrolladas por los grandes de los neumáticos, y vaya vaya, ciertamente interesante.

    Compruebo en el caso de Continental, e imagino que para el resto es igual, se trata de una línea más de negocio, no se trata de algo cerrado con unas cuantas marcas de zapatillas, por lo que cualquier fabricante de zapatos podría incorporarlas si así lo decide…

    Uff, unas J’Hayber con suelas Continental… se me pone la piel de gallina sólo de pensarlo, ja ja ja, ¿Para cuándo, por favor? Me da igual el precio… creo que se me fue la cabeza con todo esto 😉 que ya estaba pensando en ponerme en contacto con Continental para luego tratarlo con J’Hayber… …

    En fin, que como vuelva a llamar a J’Hayber me van a mandar a paseo; lo mismo podéis intentarlo alguno de vosotros, je je.

    Javier, estaré atento a tu bitácora por si un día salta la noticia.

    Cuidaros compañeros.

  33. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Jose. Me encantaría que fuera así, de manera que descuida, porque en cuanto eso pase, estaré entre los primeros en darlo a conocer. Por lo que explicaba Sergi, si unas Adidas se venden con esa suela a 90€, más o menos equiparando con J’hayber unas Olimpo con esa suela estarían por los 80€. No me parece exagerado teniendo en cuenta que las normales cuestan 60€ y se consiguen por unos 50€. Podríamos hacernos con esas J’hayber Olimpo x Continental por unos 70€, cosa que yo pagaría con gusto, y creo que muchos de nosotros, tu incluido, también.

    Indagando un poco (Neumáticos “Made in Spain” en Motor.es), preferiría que la suela viniera de Bridgestone o de Michelin. Made in Spain completo.

  34. Buenos días y gracias por valorar mis aportaciones.

    Falta mencionar a la madre de las suelas duraderas, aunque es cierto que sólo las he visto en botas y zapatillas de montaña, las suelas Vibram (italianas). De hecho Segarra en su gama top de montaña monta estas suelas. Contras pues en mojado no agarran del todo bien, duración alta (si comparamos con JH). Las suelas de Joma, tampoco están mal tuve unas Hispalis (las top de la marca) y estaban bien; problema, que yo soy de outlet y con empeño consigo buenas zapatillas a mitad de precio.
    Que cosas son interesantes: cuando veis diferentes colores de la suela y la amortiguación (media suela) tenéis que saber que son diferents compuestos o densidades del mismo material.

    https://www.shedmarks.es/blog/vibram-suelas-antideslizantes-y-de-maxima-traccion-con-mas-de-siete-decadas-de-historia/

    Buenos días amigos . Ojala unas J H con unas michelín o vibram; pero lo dudo ja ja ja ja

  35. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Sergi. Ahora soy yo el que aprende. La suela Vibram pensaba (sin ningún tipo de fundamento), que era española, quizás por lo que dices de que la llevan algunas Segarra. Sé que los de J’hayber me leen de tanto en tanto, a ver si llegado el momento al menos nos escuchan.

  36. Buenas amigos,

    Finalmente envié correo-e al departamento de comunicación de J’Hayber, que me parecía quizá excesivo otra llamada más, además es probable que por esta vía logre alcanzar más fácilmente el destino perseguido.

    Conozco las Vibram, lo que no sabía es del vínculo en su origen con Pirelli, está claro que no hemos inventado nada, ja ja, el problema más bien ha sido el alejarse de esta lógica alianza entre fabricantes de zapatillas y neumáticos.

    Pues eso, que ya están tardando, unas J’Hayber Ultra Olimpia Michelin o tal vez unas Aventura Vibram 😀 …, podría ser un auténtico pelotazo, se matan varios pájaros de un tiro: innovación y evolución de la obra maestra de los 80, inmejorable gancho comercial, prestaciones, durabilidad, y por ende poder hacerse con varios pares para distintos usos sin la pesadilla de la caducidad de las suelas, aparte de poderlos conservar e incluso usar eventualmente a modo de coleccionismo una vez superaron su vida útil, que nada es eterno.

    Por cierto, ¿qué opinión os merece el cierre de velcro? Inicialmente yo era reacio, había tenido hacía tiempo alguna mala experiencia con otra marca y por otro lado incluso los Paredes del momento, también los actuales, dejan bastante que desear en los cierres en cuanto a ajuste, desgaste y estética.

    Con J’Hayber empecé por probarlos en un par pensado para uso diario pero no para deporte, y me sorprendieron gratamente, así que experimenté con baloncesto y ping-pong, también con la bici (cicloturismo) y todo fue perfecto, ni rastro de eso que me decían de que se aflojan, no sujetan bien, no enganchan con el tiempo, etc., etc.

    En cuanto a su envejecimiento yo diría que está a la altura del resto del zapato (sin contar la suela).

    Es más, hace ya un buen número de años que prefiero el velcro en el deporte, es el cierre elegido en mis Shjimano para ciclismo y también para los de senderismo, entre otras cosas por poder aplicar diferente ajuste o fuerza de apriete en cada uno de los cierres, cosa muy difícil de hacer con cordones, bueno, y por supuesto, la comodidad y rapidez al ponérselos y quitárselos, que esto también cuenta ;-).

    Yo diría que el principal problema en este sentido es que no es fácil encontrar esta opción en el modelo de zapatillas elegidas, cosa que también ocurre con J’Hayber pues actualmente que yo sepa sólo lo incorporan en los Olimpia.

    También está la opción sin cordones ni velcro de los J’Hayber Elástico, que no he probado y tal vez sea interesante en uso “tranquilo”, es decir como zapato de diario y actividad de poco más que andar o conducir; pero los elásticos son un elemento que suele fallar a corto plazo en muchas prendas, y en este caso sin poder regularlos independientemente dudo que resulten apropiados para uso deportivo.

    ¡Buen fin de semana!

  37. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Jose. A ver si te responden a ese email. Sería estupendo que escucharan la sugerencia y al menos considerasen su viabilidad. A priori me parece una combinación estupenda. Para ser sinceros con el velcro tengo prejuicios, lo recuerdo de cuando era niño y quizás por eso no me guste. En J’hayber tiendo a verlo en gente mayor que tiene una movilidad reducida, es mucho más cómodo abrir y cerrar un velcro que unos cordones. Sin embargo yo soy de los que tiene la mala costumbre de ponerse y quitar el calzado sin soltar los cordones. Me gusta llevarlos algo holgados, y eso me lo permite. El problema es que con esa «manía», que conozco a más gente que la practica, terminas dañando el interior del calzado en la parte interior trasera.

    Sí que pude ver esas Olimpo Velcro (Olimpia) en una zapatería. La sensación del velcro fue buena, agarraba bien y firme. No como otros velcros que mencionas que ya estando nuevos se nota que les falta fuera. Luego a poco que se usen y se vaya desgastando la parte de pelitos, pierden aún más.

    Los Elastico me parece que no tuvieron demasiado éxito comercial y por eso los estaban liquidando. No digo que fuera mala solución, pero no debió cuajar. A mí si me encajaba, y ese sistema sí que ni siquiera pude llegarlo a probar en una zapatería. Pero me atrae mucho la idea. Creo que ocurrió algo parecido con la plantilla Confort.

    En todo caso, se nota que J’hayber no para de probar cosas, y eso es bueno, aunque luego el mercado no las acepte tan bien como parecería.

    Que tengas un buen finde, y si puedes disfruta de tus J’hayber.

  38. Buenos dias Javier y D. José.
    Los aportes que hacen son muy buenos. Yo he probado varios tipos de sujección en zapatillas técnicas de montaña (trail) y correr. La tendencia en las gamas medias altas es unir el upper (empeine) con la lengueta y la coordenera únicamente hace función de sujeción superior (normalmente este tipo sujección viene con una talonera más elevada de lo normal). Por lo que hace al velcro no lo he probado, pero en principio tendría una resitencia buena (el velcro fue un invento de las expediciones espaciales). Ahora está la cuestión, cómo atamos las zapatillas, os paso un enlaze donde explica como pasar los cordones en función del pie o lesiones que podemos tener.
    https://www.youtube.com/watch?v=a9GaJsOznTM
    PD. el video es largo, pero te dice como atar las zapatillas según el tipo de pie.

    Feliz sábado caluroso…

  39. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    He visto el video enterito Sergi. Jamás hubiera dicho que unos cordones daban tanto de sí, nunca mejor dicho. Y es que muchas veces lo que nos falta es conocimiento, porque ya ves que un cordón es algo bastante simple. Pues yo sólo conocía dos formas de atarlos.

  40. – J’Hayber responde –

    Antes de nada y a colación de vuestros comentarios:

    Javier, esa manía de quitarse los zapatos sin desatar cordones también la he tenido yo, y más grave también, con las New Atenas era ya directamente usarlas sin atar, ja ja, pero lógicamente no para hacer deporte. Creo que tiene mucho que ver con el engorro que supone atar bien los cordones…

    Y es que queda claro que atarlos bien no es cualquier cosa ni se hace en tres segundos como bien queda claro en el curioso vídeo que nos indica Sergi y que también he visto enterito. Eso sí, me quedo más tranquilo, creía que era un poco raro con esto pues llegué a usar dos cordones por zapato justo para aplicar distinta fuerza en la parte inferior y superior.

    Personalmente la conclusión con este asunto es que si con el sistema tradicional de acordonado paralelo simétrico no me funcionan bien los zapatos el problema es de éstos y no del acordonado; lo que no tiene que valer para los demás, cada cual tiene los pies diferentes.

    En este sentido unas zapatillas de trekking de Decathlon del pasado año tenían un encordado bastante peculiar en X (cruzados), sustituyen los dos ojales centrales por dos trabillas más separadas de lo que lo estarían los ojales, y también tiene una trabilla en el frontal entre los dos ojales más próximos a los dedos y otra en la lengüeta. La cosa es que no debí conseguir una buena regulación y acabé con las uñas negras tras un sendero bastante técnico y con fuertes bajadas… Ahora lo tengo en configuración paralela y sin pasar por las trabillas de la lengüeta e inferior, y no me hace gracia cómo queda, que no me importa pongan esas trabillas en mitad de la ojetera pero no es necesario eliminar el correspondiente par de ojales.

    Lo fácil que me resulta ahora en cambio con los Shimano de ciclismo (con calas), 3 velcros, el inferior lo dejo en su posición pero sin hacer fuerza, que no tiene sentido martirizar los dedos ni dificultar la flexión; el del medio va bastante apretado, impidiendo el baile del pie en el zapato y poder hacer fuerza como es el caso de las subidas de pie tirando de los pedales; y el superior va apretado pero con suavidad, para que no moleste en la flexión del pie… y sí, es cosa de 3 segundos el ajustarlos :-), y completamente fiables … imagínate que se sale el pie al tirar del pedal yendo de pie en la bici…

    En esto de los velcros, uno malo podrá ser además peligroso, y uno bueno mejor que los cordones, al menos esa es mi experiencia, y el de J’Hayber parece bastante bueno aunque claro está no lo he sometido a pruebas como las de ciclismo por razones obvias.

    Ahora sí, quería comentaros que J’Hayber ha contestado a mis sugerencias, bueno, debería decir a nuestras sugerencias, y al menos quería compartir lo principal del contenido de la respuesta.

    Agradecen el interés por mejorar los productos y el pequeño estudio de mercado que les aporté, haciendo extensivo el agradecimiento a otros usuarios… será que lleva razón Javier y leen este blog de vez en cuando, je je.

    Quien escribe es la directora de comunicación y marketing y dice (reproduzco literalmente) en uno de sus párrafos:

    “Quiero confirmarte que he pasado tus correos a los responsables de producto de J’Hayber y también a la Dirección General de nuestra empresa para que tomen en consideración la preocupación de los usuarios, así como posibles soluciones a plantear.”

    Posteriormente añade:

    “Espero que algún día en un futuro próximo podamos tener buenas noticias con novedades como las que nos planteas.”

    Cuesta no ilusionarse ¿no? Seguramente lo principal es que están abiertos a escuchar y les preocupa la opinión de los usuarios, que además en este caso sólo supone beneficios para todos. Sinceramente me conformaría con que desapareciera el problema de la caducidad de las suelas, pero vaya, poder elegir unos Olimpos con X-TRA, Vibram o Michelin con opción de triple velcro sería tremendo 😀

    Por ahora toca tener paciencia, pero ojalá sea una realidad más pronto que tarde.

    Saludos compañeros!

  41. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    De nuevo Jose tengo que agradecerte mucho la actualización. Es gratificante ver como nuestras sugerencias son al menos escuchadas por la marca, algo que dice muy en su favor y que la mayoría mandan a la papelera directamente. Sé que las cosas no son tan fáciles como se ven en la cabeza, y que el cambio de suela será complicado a nivel de ingeniería, diseño y sobre todo planta de fabricación. Pero también creo que el resultado valdrá la pena y que la mayoría estamos dispuestos a gastar algo más si es aún más duradero.

    En cuanto a los cordones, todos somos vagos por naturaleza, y es curioso porque al final se ha impuesto el calzado deportivo con ese tipo de cierre en detrimento de los mucho más cómodos de calzar mocasines de antaño. A veces vamos marcha atrás.

  42. Buenas noches Javier y José. Pues si que son mirados mis paisanos de Elx. Pero la verdad es que dudo que lleven a buen termino una edición especial de new Olimpo. La verdad que se que les ha ido bien en Pádel y ropa street wear, pero en calzado con los outlets lo tienen crudito, una lastima yo de ellos invertiría en las new olimpo más en publicidad, hay cuarentones que ni saben que aún se fabrican. Volvería a sacar los pantalones de tactel o alguna cosa de los ochenta ( antes de que acabemos en la asilo).
    Ja ja ja.

    Buenas noches amigos.

  43. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Desgraciadamente estoy de acuerdo contigo Sergi. La mayoría de empresas van al beneficio a corto plazo. Es cierto, el pádel está de moda, J’hayber fueron de los primeros en apoyarlo, y les debe ir bastante bien. Claro que el pádel durará lo que dure. ¿Alguien recuerda todavía el squash? Pues a eso me refiero… En cambio la calidad y la durabilidad si que son características que perduran en el tiempo, claro que su coste, hacer que duren y sean buenas es mucho más elevado que pagar a un figurín del pádel para que lo luzca.

    Mi esperanza es que las Olimpo está muy bien posicionadas, sólo les falta lo que mencionamos, corregir el problema de la suela y darles más difusión.

  44. Vaya, como va evolucionando este hilo (ya deberíamos llamarlo así ¿no?)

    Muy buena noticia tras el esfuerzo e interés de Jose, me alegro de cómo han respondido desde J’hayber. Qué menos, pues lo que les ha aportado no es moco de pavo, tiene toda su lógica, y al final sugiere un posible avance y mejora para mayor calidad y robustez para uno de los productos estrella y más longevos de la marca (además que de producción nacional aún hoy manteniendo que todo ello también viene de ahí) como son las Olimpo y demás modelos que comparten esa suela mítica y horma.

    Ya lo he comentado varias veces: a mí, que simplemente me dio por andar, y que desde hace años un par o dos se llevan un trote diario, no me parece ni medio normal el desgaste y deterioro grave y generalizado que dan las suelas de muchísimos calzados (no me refiero sólo a J’hayber que en algunos que he probado de su gama, también) de estar puestos todo el santo día, y «cuando se podía» caminatas a diario: en cosas cotidianas, en trabajo, o sencillamente que en tiempo libre cada día me escapo a simplemente caminar sin rumbo y me zampo tranquilamente alrededor de 6-12 kilómetros urbanitas y de parque fácilmente. Con pares más caros (y más caros que las Olimpo) y más baratos, pues en alguna de esas alternativas probé a volver a usar botas y probé con un par de pares de senderismo, un par de botas de piel clásicas de montaña (que de nuevo, jamás llegué a destrozar ninguna de crío y chaval) y algún par de botines más elegantes (que me costaron todavía recuerdo alrededor de 100 euros, con suela cosida y tal y cual)… y en vez de encontrarme más robustez y duración especialmente de la suela, me vi que les hice lo mismo, en dos o tres meses sin suela. Literal.

    Todo ello con un uso que no considero que sea un maltrato de calzado ni deportivo intenso, y menos hasta para calzados que te venden como deportivo, para ello, para aguantar incluso pisar campo, pedregales, andar por riscos haciendo la cabra, o para eso, para darles caña haciendo deporte. Yo no recuerdo cuando sí les daba un uso más cafre y bestia de niño a muchísimo calzado, haber dejado en 2-3 meses lisas y hasta rajándose ni siquiera el calzado de zapatillas de fútbol sala de diversas marcas que se hicieron tan populares por su comodidad, ni de muchas Kelme, algunas J’hayber, Alpe, Fila (qué recuerdo, cuando hasta en Hipercor por 3.500-5.000 pelas pillabas pares estupendos en piel y que había que «desechar» porque se te quedaban pequeños, no por roturas ni desgaste grave)… y entonces hacíamos el cafre en la calle, en solares de tierra, piedras y gravilla, no digamos frenando derrapando con los pies en las bicis, o esas pachangas de fútbol o baloncesto en pistas lisas con alto agarre para baloncesto y fútbol sala.
    Pues que desde hace años que añadí a mi costumbre el gusanillo de caminar mucho más de lo que hacía, y narices, que vi que probara lo que probara, y sin ser de andar arrastrando los pies, y que me veía que eso, que en 2-3 meses, suelas rajándose o sin dibujo y con un agarre ya muy precario en interiores, y en algunos modelos hasta roturas en otras partes de la horma que hacen más que pensar.
    Hasta que un día en una zapatería del barrio me fijo en que aún estaban «las J’hayber de toda la vida» en el escaparate arriba del todo hacia una esquina (junto a unas Paredes), y al verlas de cerca eran las Olimpo (negras) y hechas en España, y con todo ese aire de calidad que tenían esas zapatillas que todos recordaremos de nuestra época de niños y que eran MUY EFECTIVAS, pero además INDESTRUCTIBLES. Que eso, que seguro que a muchos con más de un par nos dio coraje que se nos quedaran pequeñas y no poder seguir usando ese par sólo por eso.
    Y descubrir que fueron el único tipo de calzado hasta hoy, que con mi uso, no sólo es comodísimo si no que encima con un poco de cuido y mimo normal, pues me duró casi seis años. Es que la diferencia es notoriamente grande.

    Respecto a los cordones yo sí soy de ajustarme bien el zapato, y siempre soltar y aflojar para sacar y meter el pie sin problema alguno. Eso también aumenta mucho la durabilidad sobre todo del acolchado interior y especialmente del talón. Y a la larga, supongo que también de lo demás. De velcro algún calzado tuve de uno de esos pares «hechos para caminar» que no iba mal, pero podían haber ido mejor si no fuera por lo que decís Jose y Guti, que tenían una longitud de velcro tirando a corta, lo que no me permitía ajustar un poco más en la tira baja, y a la par tenía que ajustar un poco de más en la tira superior en el empeine para poder abrocharla con cierta seguridad, porque si no se quedaba mordiendo con media cinta del velcro.

    Por eso me decidí a comprar un par de las J’hayber de serraje con velcro que creo que voy a estrenar ya en breves, a ver qué tal las siento y qué me parecen. Que las New Pista que estrené y compré a la par en octubre ya se merecen al menos un relevo, y aprovecho así para darles un repaso de limpieza algo más a fondo a su interior y una hidratación a toda la piel exterior, lavado de cordones, limpieza de la suela… para que estén de nuevo casi nuevas para seguir dando guerra. Que ya van dos rachas de días de calor más típico para agosto, y para eso las compré las marrones de serraje, para esta época, que ya comprobé con un par marca «nisupu» que tenía con sus años que me resultaron mucho más frescas y agradables para el verano de lo que me imaginaba, y también lo fueron durante buena parte del otoño.

    A diferencia de SERGI, creo que J’hayber no debería fliparse con la publicidad en exceso, a contrario de lo que dicen que funciona y que hay que hacer. Quizás idear algún anuncio chulo, sin recurrir a estrellitas e ingenioso e informativo, para algún tramo en televisión (sin bombardear) y para más uso en Internet… pero por lo que yo he visto, J’hayber debe incidir más en su distribución e información. Que se vean más en las zapaterías y sus escaparates, especialmente en las de verdad, en las de barrio. En la que yo los compro, las venden de toda la vida, y las tienen y mantienen una buena presencia, pero casi toda ella es de los modelos de suela «tiesa» y poco flexible y «made in China» a 35-45 euros, como el par de las Casual que probé el verano pasado. Cuando fui a por las New Pista que las tenían en el escaparate en una esquina en alto junto a unas New Olimpo (blancas) y Aventura Olimpo (negras) junto a las Paredes clásicas (pero made in China como sabéis) y pregunté si me podían pedir las que vi en la web oficial de J’hayber en serraje y con velcro… ¡que no las conocían! Pero literal. NO LAS CONOCÍAN. Cuando tocaron el tema, que me las podían pedir (pero me tenía que quedar el par… ojo con esa condición, no sé si del distribuidor o de ellas), las recibieron y las vieron, se quedaron alucinadas las dos zapateras. Vieron que es un modelo que podrían vender muy bien, que tenía su público de lo más variopinto, igual que quienes van pues eso, «a por las J’hayber».

    La distribución en España NO SE CUIDA. Y lo digo en general, es generalizado. Lo estoy comprobando desde hace años, y en este año y sobre todo durante el confinamiento y más restricciones, más se notó. En este asunto, en papelería… y mientras se descuida, que no lo dude nadie, otras marcas y fabricantes, no necesariamente con más calidad pero sí de países vecinos europeos que sí llevan más variedad de productos pues pasa la potencial clientela por escaparates o cuando recorre los mostradores y estanterías… y ven esa variedad, y que cosas entran y qué nuevas entran… Pues esto en la manufactura nacional, es sangrante lo generalizado que está. Mientras, los importadores españoles que simplemente remarcan productos chinos y asiáticos, inundando a paletadas, pero no significando ello que la gente arrase con esa cantidad de género, ojo, que hay mucha más gente de la que parece que sabe lo que busca y lo que quiere… y se encuentran con que les tienen que decir que el viajante y comercial que llevaba a esa casa y sus productos no aparece desde hace meses o dice que no hay nada o traen de otras manufacturas.

    Algunas extranjeras también están queriendo desviarse sólo a la distribución web (mala cosa) y están perdiendo presencia que no se explican ni el personal de las tiendas, cuando han tenido un cuido en distribución y variedad de productos, pero de toda la vida (y hablo por ejemplo de Pelikan), y tienen que decir los mismos establecimientos al que va preguntando por ellos porque allí se encontraban o pedían sin problemas que no saben nada del comercial y viajante que los trabajaba desde hace meses, o que el viajante que los lleva dice que es él el que no sabe nada del fabricante fulano o mengano o que le dan largas. Otro gran error. Y de mientras por ejemplo, como digo, copando espacio y visibilidad una mierda (porque lo son) de productos de baja calidad y venta al peso y meramente remarcados.

    Las manufacturas y fábricas se tienen que poder serias en mi opinión y reestudiar de verdad su mercado, clientela potencial y recobrar el pulso. En Internet es bueno que lo tengan, muy bien (especialmente mínimo en información y mejor atención al cliente o curiosos). Pero el pulso en la vida real en la calle lo han estado perdiendo durante años… y la gente y clientela está ahí. Y eso, no se lo dicen ni realmente lo saben a quiénes les paguen una buena morterada de pasta por expertos y efectivo estudio comercial con mucho posicionamiento y anglicismos «tope-powah-chupiguays», pero que no saben más que apretar teclas delante de una pantalla y no tienen ni puta idea de la sangría que tienen a pie de calle porque sencillamente no están y porque los que lo saben y patean desde hace décadas, son otros.

    En zapatería, hablando de industria nacional, parece que otros como Joma, Paredes y Yumas (aunque estas dos fabriquen en China), los de Kalfu (deberían revisar el diseño de su novedosa suela de sus calzados cómodos y para caminar… ceden y rompen cosa mala por el ahuecamiento que hace la suela en la zona donde cargamos el talón, poco se puede caminar con ellas, una pena) lo siguen manteniendo. Kelme, ahí andan pero como el Guadiana, desaparecen y aparecen tímidamente sin avisar brevemente…

    En papelería y algo de bellas artes, en papelerías y librerías de siempre y que además durante este último año INCLUSO HAN SUBIDO EN SU CLIENTELA E INTERÉS, la cosa es también sangrante. Pero sangrante, de verdad. Y están equivocándose ojo, hasta grandes como Pelikan que no faltaban en ellas nunca. Mientras que ocupan gustosamente su lugar y sin problemas, por ejemplo, Faber Castell, o aún más Pilot, o aparecen Tombow y Sakura (que eran menos vistos), Mitsubishi Uniball (otro Guadiana por mi zona), o inunda en visibilidad y presencia (aunque ni de coña la gente arrasa con sus productos) una mierda de mala calidad y remarcada como los «Bismarck» o «MP». Mientras que industria nacional pues parece que InoxGroup más o menos mantiene su presencia discreta, Milan crece (además con muchos productos accesorios y alternativos pero curiosos y de aparente buena calidad), otros como Molin parece que ni se dejan ver y se han quedado en bazares y poco más (aunque también me da que remarcan mucho, y tampoco cuidan que se vean gamas enteras de sus productos)…

    Siguen pasando los años, y sigue habiendo a pie de calle momentos en los que la gente habla y se pregunta «¿Pero esto cómo puede ser? ¿En qué están pensando?» Luego hay que escuchar hablar a algunos durante años; y haciéndolo además como portavoces de empresarios; perlas como que el problema «es de los de abajo» porque «si los costes, la baja productividad» y/o el histórico, falso y sangrante «es que no se quiere trabajar», acompañado todo por supuesto por el que «se valora al personal y proactividad, el grandísimo capital humano de toda empresa» por supuesto… bueno, pues tras décadas, y llegando a día de hoy a situaciones como las que se están viendo cuando la gente ha ido a buscar o a pedir esto o aquello a los locales dónde nunca han faltado, ¿quiénes no están trabajando y siendo productivos y haciendo todo eso que decían? ¿Toda esa morralla de mucha menor calidad que inunda en visibilidad todo, pero que a todas luces se ve que la gente no arrasa con ese género (que se tira meses o más expuesto el mismo modelo) eso es productivo y respalda un trabajo bien hecho quizás??? Y lo más sangrante como digo, que en muchas ocasiones, no es ni culpa del proveedor del local y viajante que es el de siempre y que trabajaba con todo… y que si ciertas marcas quisieran, pues las seguiría pudiendo trabajar y servir sin problemas.

    A ver todos esos que se han estado llevando los sueldazos crudos desde puestos de poder en ejecutivas y empresas durante algunas décadas, o desde la era de internet aprendiéndose un rollo anglosajón muy bien aprendido pero poco productivo… qué han estado realmente haciendo y produciendo, cuidando, etc.

  45. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En cuanto a la durabilidad del calzado, justamente lo comentábamos hace un tiempo Alejandro. Los pavimentos ahora son mucho más abrasivos que antes, así que la resistencia que hacen las suelas es mucho más elevada. Quizás antes valía la pena una suela blanda para tener agarre en aquellos suelos de entonces, sobre todo en mojado. Pero ahora no suele haber problemas. Lo cual me lleva a la «maravilla de la técnica», porque las suelas de las Olimpo, no solamente son de las que más agarran en seco y en mojado, sino además de las que más resistencia tienen al desgaste, algo que parece imposible de combinar, ¡pero ellos lo han hecho! Lástima lo de que el caucho degenere con el tiempo, aunque no se use.

    Ya nos contarás a ver que tal esas J’hayber de velcro. En cuanto al serraje he tenido tres modelos, con cordones todas ellas, y no sólo son muy bonitos, sino que además muy duraderos y sufridos. El serraje se nota mucho al principio con suciedad y roces, pero luego rápidamente se iguala y ya permanenecen así para siempre.

    De la distribución y los comercios de barrio, es triste pero estoy de acuerdo. Se quejan de la crisis, pero la mayoría ofrecen lo mismo que todos: Nike, Adidas… Si ofreces lo mismo que la mayoría no te diferencias, y difícilmente te comprarán porque Amazon siempre será más barato. Pero es eso, formación, diferenciar, posicionar y dar aquellas cosas que no se encuentran tan fácilmente. Las Paredes Estrella o Ecology, aún siendo Made in China, se parecen bastante a las Olimpo. No son ni de lejos lo mismo, pero son cómodas, y si se encuentran por 25€ como las he visto en algunos sitios en oferta, aunque su PVP sean 40€, no es mala compra.

  46. – Prueba de los T-Man, los J’Hayber “piratas” –

    Hola de nuevo,

    Pues sí, esto empieza a ser el mayor foro de J’Hayber en la red 😉

    Pienso que si J’Hayber de verdad se toma tan en serio sus productos como nos los tomamos los usuarios, sacará esa edición de Olimpos con suelas especiales, pues es más querer que otra cosa. No supone una gran inversión cambiar una suela por otra, la actual se hace con un tipo de máquinas en concreto, por lo que en el peor de los casos supone añadir una nueva máquina, e ir ampliando infraestructura si la cosa funciona; el riesgo es bajo, o muy bajo, y fácil de controlar.

    Muy de acuerdo con casi todo lo que expone Alejandro además de sentirme muy identificado… Lo de derrapar con la bici en mi caso llegó a ser literalmente frenar con los J’Hayber pues metía el pie sobre la rueda delantera contra la horquilla, que por supuesto tenía quitado el guardabarros, bueno y los frenos, y en la rueda trasera igual, vaya que las suelas eran las zapatas de freno, y claro que acabaron desgastadas y rotas, pero ahora me parece increíble que con ese uso aguantaran un año…

    Y como es muy cierto que no podía disponer uno de varios pares en aquellos tiempos a las J’Hayber lo mismo les tocaba parqué que hormigón descarnado donde mejor no caerse, tierra o fango; hasta me las dejaba puestas si había que cruzar un arroyo o bañarse en algún lugar no muy recomendable como ciertos embalses…

    Sí, la distribución es la clave, y cuando se consigue encontrar un establecimiento que tiene algo de la marca tampoco es garantía de que te pidan lo que quieres. De manera que hace ya un montón de años lo que hice fue contactar con el representante de la marca, que me facilitaron desde J’Hayber, y seguir con esa tienda de confianza por la que te aseguras llegue lo que pides, sin que haya estado guardado años, y además a un precio fantástico por ser cliente habitual. Es por esto que personalmente no me planteo los Outlet, me saldrían más caros y lo normal es que acumulasen ya algún año.

    Me temo que muchas tiendas, de todo tipo de artículos, tienen buena “culpa” tanto del “desmesurado” auge de internet como de su propia decadencia. Antes solían tener casi de todo y de lo que no tenían lo pedían, ahora lo habitual es que te digan que eso “no lo trabajan”, o si hay que traer que te tienes que quedar no con el artículo sino con los 10 que trae la caja… Como ejemplo algo tan simple como un tipo concreto de tornillo en acero inoxidable las ferreterías en general ya no se molestan ni en mirar para traerlos, aunque les pidas una tonelada, pero en Aliexpress los tienes en la cantidad que necesites, diez veces más barato y sin gastos de envío, y hasta en alguna ocasión llegan antes que cuando lo pide la tienda local, a lo que hay que añadir que puede que sean los mismos tornillos que venden ellos y que también puedes conseguir marcas que son garantía, aunque eso sí, conviene saber distinguir falsificaciones…

    Hoy día casi todo se ha orientado a vender lo que tienen, lo que quieren y lo que les interesa, y mi impresión es que ya no es el cliente el que manda porque el mercado está dominado por unas cuantas cadenas o un puñado de distribuidores; lo vemos incluso en la alimentación y con marcas importantes, sólo como ejemplo aquí los Mercadona no venden Danone de sabores, los de toda la vida, ¿curioso no? Y pasa con muchas otras cosas, así que toca buscarse la vida, peregrinar por varios establecimientos para hacer las compras y por supuesto recurrir a internet, pues es a lo que nos obligan si no queremos someternos únicamente a sus particulares intereses.

    Hablaba de distinguir falsificaciones en vendedores de China, pero no hay que ir tan lejos, falsificaciones, o mejor dicho “plagios”, los tenemos aquí, y de los productos de esta marca española que lleva ahí desde 1972, J’Hayber: Los T-Man, pues eso diríamos de cualquier producto copiado de otro e indistinguible salvo por la marca o el logo, ya que es obvio que su intención es llegar al público de la marca imitada sin hacer un desarrollo propio, y por supuesto sin permiso legal para ello.

    Quien los suministra en España no es precisamente un chino desaprensivo, es otra marca española, también asentada en Elche, y curiosamente desde 1973, Calzados Selquir (web), como figura impreso en la base de la caja de los T-Man.

    En cualquier caso debo aclarar que esta es mi opinión en base a dos cuestiones: Primero que J’Hayber no reconoce haber licenciado sus Olimpos y segundo, el distribuidor Calzados JAM me dijo por escrito que no necesitan permiso alguno ya que no es una falsificación al tener marca diferente.

    Aclaro asimismo que no es que se parezcan, es que cosas como el dibujo de la suela, es exactamente el mismo, cada línea, cada figura, el número de elementos, todo, salvo la marca claro. Si queréis fotos puedo aportarlas, bastaría indicarme cómo publicarlas.

    Pus sí, ya me llegaron mis J’Hayber Olimpia y también los “J’Hayber piratas”, los T-Man Zeus, sí “Zeus”, que no “Zeur” como figuraba en alguna tienda online… ¿También casualidad la relación entre Olimpo y Zeus? Alguien por ahí además de pillo tiene sentido del humor…

    Las compré en ZapatoIdeal por 24’90€ y vienen a ser el modelo equivalente a las de serraje con velcro, en particular en color gris. Pero como actualmente no tengo este modelo de J’Hjayber las he comparado con las nuevas Olimpia en negro, también con velcro.

    Antes de compartir mis impresiones debo aclarar que únicamente he comprado los T-Man por curiosidad o “interés científico”, especialmente en lo relativo a la suela, pues al margen de las consideraciones éticas, que las hay, las Olimpia originales me han costado sólo unos pocos euros más que las “pirata”, por lo que en ningún caso justificaría la elección el exiguo ahorro económico, por no decir que el llevar usando J’Hayber por décadas, y a pesar de la duración de las suelas, no obedece a ninguna cuestión económica.

    Ahora sí, os comento, aunque trataré de ser breve:

    Antes de probarlos se aprecian ya algunas diferencias en el T-Man:

    El lateral de la suela (la mediasuela) es ligeramente más dura, aunque presenta menor resistencia a la flexión.

    Los velcros son significativamente más cortos, al estilo de las Paredes.

    Las Lengüetas tienen menor acolchado aunque es mayor que en las Paredes.

    El dibujo de las suelas, como adelantaba: exacto.

    Ahora ya calzando un zapato de cada marca en sendos pies, lo primero que se deja notar es el agarre de la suela, pues mientras cerraba los velcros el T-Man se resbaló y el J’Hayber no, así que lo probé en este sentido a consciencia, teniendo en cuenta que ambas suelas están nuevas e impecables y el suelo limpio: El J’Hayber es una pasada, inamovible, como si se hubiera quedado pegado a la baldosa; el otro puede moverse arrastrando el pie sin necesidad de levantarlo del suelo ni disminuir la presión.

    Las J’Hayber son algo más altas, posiblemente por mayor tamaño de la mediasuela, lo que implicaría mayor amortiguación, cosa que efectivamente llega a apreciarse.

    En lo que no hay duda es en la comodidad, J’Hayber las supera ampliamente, se adapta perfectamente al pie y no se mueven, es una sensación que aprecio mucho, y no me gusta nada que los zapatos me recuerden que están ahí, porque se muevan, me presionen alguna parte, me dificulten dar el paso o lo que sea; en este sentido los T-Man están bastante conseguidos, se notan pero tampoco “molestan”, de hecho los Paredes en comparación no dejan de gritar “aquí estamos”.

    En resumen, los Olimpia cómodos y eficaces como de costumbre, que es por lo que los llevo comprando una y otra vez a pesar de la caducidad de sus suelas, que lo mismo ahora tienen mayor durabilidad como comentaban desde la marca.

    Pero ciertamente me intriga el tema de las suelas de los T-Man, el tacto y la adherencia diferentes sugieren que tal vez se trate de otro compuesto distinto al de los J’Hayber, por lo que cabe preguntarse sobre su durabilidad, para lo que habrá que esperar… y no sabemos cuánto. Si por casualidad resulta que duran más espero que para entonces ya estén las Olimpia Michelín, ja ja, para no frustrarme demasiado…

    Para finalizar decir que no sólo no hay comparación, las J’Hayber siguen siendo algo único por mucho que traten de copiarlas, cosa que ocurre con todos los grandes, tampoco es una opción la versión “pirata” por la escasa diferencia de precio que puede conseguirse, y sobre todo porque fomentar estas prácticas siempre irá en última instancia contra nosotros pues llevará a que con el tiempo no podamos contar ni con la copia ni con el original.

    Saludos!

  47. Buenas noches Javier y Juan.
    La mayoría del calzado español ochentero eran inspiraciones de modelos que en Europa estaban consolidados. Por ejemplo las paredes quini eran las Adam Smith… hasta J Hayber tiene su inspiración las Adidas Rod Laver. Esa es mi teoría sin confirmar; esto quiere decir que son malas. NO de hecho las Rod Laver modernas que me compré eran (porque me las cargué) eran malas tirando a malísimas.

    Ahora bien, si usted dice que las T-Man son una copia mala, usted que tiene conocimiento de causa y si dice que por pocos euros tienes las Olimpo, pues yo aconsejaría que fueran a por las olimpo; porque tiene un valor dilatado en el tiempo.

    Buenas noches amigos.

    https://www.adidas.es/zapatilla-rod-laver/G99863.html?af_channel=Shopping_Search&af_reengagement_window=30d&c=GS-OPT-ES-Best_Performers&cm_mmc=AdieSEM_PLA_Google-_-GS-OPT-ES-Best_Performers-_-NEW%20Best%20Performing%20Products%20-%20single%20ad%20group-_-PRODUCT_GROUP&cm_mmca1=ES&cm_mmca2=&ds_agid=58700006641160725&gclid=Cj0KCQjw6NmHBhD2ARIsAI3hrM1oTMv6BBG_inYnh50iSSoqxU4746aS3LpPSwibrusd4I46ElY9gqMaAsrVEALw_wcB&gclsrc=aw.ds&is_retargeting=true&pid=googleadwords_temp

  48. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Jose, no tengo palabras para agradecerte tu exhaustivo comentario. En cuanto a las T-Man siempre tuve ganas de hacer lo que tu has hecho. Comprarme unas y compararlas. A priori ocurre lo que comentas, en apariencia son idénticas, son de piel, y el precio en tienda es menor de 30€. Pensaba que las fabricaban para Calzados JAM, no tenía ni idea que en realidad son de Calzados Selquir y que luego las distribuye JAM. ¡Cuánta gente implicada! Las fabrica alguien en China, se las manda al Selquir, y Selquir se las pasa a JAM… Un descontrol y un absurdo.

    Tampoco me explico el motivo de hacerlas en China, Calzados Selquir dicen ser fabricantes, obviamente es falso, al menos con las T-Man Zeus. Calzados JAM tiene muchos modelos Made in Spain. Quizás les compensaría dar el salto y fabricarlas aquí.

    Que Selquir diga que no tienen porque rendir explicaciones lo respeto, pero creo que J’hayber debería pedírselas. Una cosa es hacer un modelo parecido como las Paredes Estrella/Ecology y otro una descarada copia. Si te puedo pedir un favor me gustaría que nos mantuvieras al tanto acerca de como van envejeciendo esas Zeus, el diferente compuesto de suela me deja intrigado. Quizás a costa de menos agarre sea más duradero.

    Te he mandado un email para que puedas hacerme llegar las fotografías y así las incluyo aquí.

  49. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Sergi. Con tu testimonio de las Adidas Rod Laver desmontas mi teoría y mi experiencia. Confirmado que Adidas y Nike también producen modelos malos entonces. Pues la verdad que para eso, nos quedamos con Joma que al menos la empresa es de aquí y los precios más baratos.

    En cuanto a diseños creo que eran los comienzos del calzado deportivo. Estaba todo por descubrir y digamos que los modelos eran bastante simplificados. Si vemos las Stan Smith, las All Star… Eran realmente simples. Quiero decir que tampoco es que se pudiera hacer algo demasiado diferente, por ello las Paredes Competición se parecían a las Adidas Stan Smith, y las John Smith 412 se parecen a las Converse All Star. Sin embargo J’Hayber sí que parece que innovó con sus Antorcha, las precursoras de las Olimpo, lo mismo que ocurrió con las algo posteriores Yumas Galaxia.

  50. Buenos días Javier, Juan y resto de amigos de las JH.
    Incluso las galaxia me recuerdan a las easy Rider 78, que a su vez se parecen a las Cortez (Nike) que son copia de la madre de todas las zapatillas las Tyger O japonesas.
    Marca españolas de nivel técnico ( investigando, ya que no tenía ni idea) fueron las de tu ciudad las MATES… Calzado que aún se hace de forma artesanal a precio que supera los 100 euritos.
    Como me gustaría ver a una persona de alto nivel público con esta joya de nuestra historia.
    Y con las j h tambien y en la muñeca un Kronos.
    Que pasen un buen día.

  51. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Las MATES me llaman mucho la atención. Se les nota calidad, y encima el encanto de ser de Barcelona. Sólo espero que se les de mejor la confección artesanal de calzado que el responder emails, porque al menos conmigo, ni me respondieron, otros que se unen al club.

    No conocía la historia de las Onitsuka Tiger. Muy interesante, y viendo los precios, aunque las clásicas tienen un PVP de 100€, están rebajadas a 63€, Muy tentadoras…

  52. Gracias por contestar Javier….
    Las Tyger son las actuales acics. Son conocidas porq las llevaba Bruce Lee en sus películas.
    Ahora, lo de la comunicación de nuestras empresas deportivas dista mucho del aprobado justito. Con el auge outfit y outdoor están perdiendo una oportunidad de oro.
    En su día les salvo el calzado de seguridad/laboral y las botas caza/montaña.

    Bueno Javier a ver si tenemos suerte y se animan nuestras empresas.

  53. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es una buena observación. Si no hubiera sido por el calzado de seguridad (Paredes y J’hayber) o el de montaña (Paredes) y añado pádel (J’Hayber). Pero ciertamente deben seguir avanzando y reposicionarse.

  54. – Entre la inspiración y la estafa –

    Buenas tardes a todos,

    Ni que decir tiene que un zapato siempre se parecerá a otro zapato pero hay toda una gradación entre el arte del diseño más la profesionalidad de la fabricación y la estafa de hacer creer al usuario que compra algo que no compra. Esto no es óbice para que lo que adquirió la víctima de la estafa pueda ser de mayor calidad que lo que pretendía comprar, y no por ello dejará de ser estafado.

    Es por esto que conviene distinguir entre falsificación, plagio y todo lo demás.

    La falsificación se distingue por pretender engañar al cliente haciéndole creer que compra el original en lugar de una más o menos lograda imitación. En este caso el número de preceptos legales que se infringen es el más cuantioso, así como sus consecuencias e implicaciones, incluyendo fácilmente ser constitutivas de delito.

    El plagio no pretende engañar al cliente sino ofrecerle un producto lo más similar al original haciendo saber que no es el original, pero sin la legitimidad de poderlo hacer. Difícilmente se estará estafando a priori al cliente pero seguro se están vulnerando un buen número de derechos protegidos como patentes, marcas, propiedad intelectual e industrial, tasas, impuestos, etc.

    Luego está todo lo demás, al menos siempre que se respete la legislación aplicable, se trate de versiones, adaptaciones, mejoras, copias parciales, reinterpretaciones, inspiraciones, diseños originales, innovaciones, etc., etc., cada cual con sus peculiaridades conceptuales y legales.

    Es por todo esto que el zapato como concepto, como prenda de vestir, no puede ser propiedad intelectual o industrial de nadie, mientras que su sistema de cierre, sus logotipos o sus materiales, son aspectos, entre muchos otros, sujetos a regulación en diferentes normas legales.

    Que la copia sea mejor que el original no la hace legal ni más valiosa, y esto creo que se entiende fácilmente con un ejemplo pictórico: Existen no pocos artistas que han hecho sus propios girasoles emulando al reconocido Van Gogh, y según muchos entendidos no es difícil mejorar al original, pero evidentemente algo vale en esta sociedad y su mercado quién empuñó los pinceles, dejando en la más absoluta irrelevancia que la copia de tal o cual desconocido tenga mejores pigmentos y ejecución.

    No es ilegal hacer versiones cumpliendo las leyes que sean de aplicación, tampoco inspirarse o incluso copiar hasta cierto punto, como ocurre por ejemplo con la música, claro que se pueden hacer versiones de canciones existentes, tanto idénticas como que casi no se parezcan en nada, cosa que está regulado y tiene sus requisitos e implicaciones, se pueden copiar un determinado número de compases, por ejemplo, y no más, y precisamente esos pocos compases no son susceptibles de registro como propiedad intelectual.

    Ahora bien, una copia, presuntamente ilegal, como las Zeus, y en general todo lo que obedezca a esta estrategia, es muy improbable que sea de mayor calidad y valor que el original ya que se parte de vulnerar leyes para conseguir beneficios y principalmente ofreciendo un precio más bajo como argumento de venta diferenciador, de hecho en los T-Man en ningún lado pone que sean mejor en nada con respecto a los originales, lo que se destaca es su precio, que al menos de forma oficial está por debajo de la mitad de los J’Hayber.

    Tampoco me hacen falta más argumentos teniéndolos en mis manos y comprobando los aspectos que al menos en el corto plazo más valoro: Comodidad y funcionalidad, con los que el original supera ampliamente a la copia.

    Luego está ese otro aspecto que viene siendo hilo conductor de este “foro”, la durabilidad, y en concreto la de las suelas, porque del resto me atrevo ya a prever que J’Hayber volverá a ser ganador. Si las suelas de los Zeus duran más y el resto de los materiales aguanta, pues de otro modo de nada serviría, sólo sería una demostración de lo que ya sabemos, el defecto actual de los Olimpo, la caducidad de las suelas por la hidrólisis del poliuretano, y que está en la mano del fabricante solucionar, que también nos consta que es consciente de ello, pues hay soluciones, y además sin renunciar al agarre que sin duda le falta al Zeus.

    Sí, ya trataré de informar en su momento de cómo envejecen los Zeus y especialmente sus suelas.

    Viéndolo de cerca yo diría que el diseño de la suela del Zeus se ha sacado mediante molde de la de J’Hayber, es decir no se han utilizado los mismos moldes ni copias exactas de ellos, lo que se evidencia en su menor definición y precisión en líneas y contornos. Hay indicios de que el compuesto es diferente, lo cual no es lo mismo que decir mejor, incluso podría ser también poliuretano pero de menor calidad.

    Cuando se hace un producto mejor que el de la competencia, el vendedor, si no es demasiado torpe en su negocio, resaltará esas bondades y ventajas; esto no ocurre en el Zeus, por lo que siendo T-Man una marca totalmente desconocida y sin reconocimiento en los medios generalistas ni en el ámbito especializado, se hace incuestionable que el producto va dirigido al comprador de J’Hayber, sin pretender engañarlo, pues no lo hace pasar por un J’Hayber original, ya sea para hacerse con parte de su mercado o con esa otra que por capacidad económica no accede a los originales. Claro que también estará ahí el típico vendedor que afirme que son los mismos o hechos por la misma fábrica, o lo que sea con tal de vender…

    Soy conocedor en alguna medida de la “guerra” de las marcas de deportivos por hacerse con la mayor tajada del gran mercado mundial en este sector, lo que supone para mucha gente que un determinado modelo se lo ponga tal o cual deportista o famosillo, las modas, el volverse locos por coger lo que más gusta de la competencia e incorporarlo en el modelo propio, etc., etc. También algo sé por cuestiones que no vienen al caso sobre la Ley de Marcas, por lo que no he sido ajeno a las vicisitudes de J’Hayber en cuestiones legales en este sentido.

    Puede que a muchos pueda sorprender la similitud entre el dibujo de la suela del Adidas Rod Laver y los Olimpos de J’Hayber, y sería un buen ejemplo para analizar y comprender las cuestiones legales en este sentido pero no voy a aburrir con detalles técnicos y legales, baste decir que lo que está claro es que los diseños y consiguientes moldes tienen diferencias significativas.

    Más interesante es desde luego el tema de las tres bandas laterales, que los más veteranos recordaréis; a mí me fastidió bastante que J’Hayber hiciera de la banda central la consabida metamorfosis, por lo que me interesé en el tema, y años después, como decía por mi relación con la mencionada Ley, llegué al convencimiento personal de que J’Hayber llevaba razón y no tenía por qué haber quitado su tercera banda.

    Así, fue, en el año 91 y a causa de demanda de Adidas contra J’Hayber, se le prohibió el uso de las tres bandas paralelas, y a pesar de que recurrió repetidamente con argumentos que considero acertados, en 1994 se ratificó definitivamente. Dicho sea de paso J’Hayber fue bastante “hábil” y aunque en realidad sólo hay dos bandas en sus zapatos da la impresión de que sean tres al situar el logo entre ambas rodeado por un rectángulo del mismo color que las bandas ;-).

    Aunque se puede profundizar en la cuestión extensamente quizás lo más sencillo de entender para el público en general es que no se pueden registrar logotipos que sean cosas tan generalistas que no tengan entidad suficiente para considerarse algo a proteger, y en mi opinión eso ocurre con tres líneas paralelas, sean del grosor que sean; otra cosa es la modificación de estas bandas con distinta longitud cada una y final truncado situadas a modo de “colina” sobre la marca Adidas, que sin duda identifica mejor a la compañía, y por supuesto las tres hojas, su particular “trébol” no lo confundiríamos con ninguna otra marca.

    En el caso de J’Hayber no se trataba de que su logo fuera similar, sino de que un elemento, considerado dibujo industrial de sus productos teóricamente podría llegar a confundir al público interesado con la otra marca, Adidas, cosa que verdaderamente me parece imposible, J’Hayber siempre dejó clara su firma, tanto con su marca como con su logo.

    Quien tenga interés en los detalles del último intento de J’Hayber por ganar la batalla legal a Adidas puede leer la sentencia en este enlace:
    https://vlex.es/vid/-202722963

    Pero mira por donde parece que tenía razón, y no hace tanto, en 2019, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció que el mencionado logo de las 3 bandas paralelas de Adidas no es suficientemente distintivo o identificativo por lo que pueden usarlo las demás marcas. Podéis leer la noticia en diversos medios, aquí va un enlace de ABC:
    https://www.abc.es/economia/abci-adidas-pierde-exclusividad-logotipo-tres-barras-paralelas-201906200926_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

    Esto quiere decir que hoy por hoy y si J’Hayber quisiera podría volver a emplear sus originarias 3 bandas… uy que ya empiezo a imaginarme el diseño de las Olimpia Michelin 😉

    Hasta pronto!

  55. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias por las fotografías Jose. Son muy ilustrativas, y te confirmo que la suela rajada es exactamente lo mismo que luego me ocurrió a mi, y diría que incluso en la misma zona, obviamente es donde más fatiga tiene ya que es donde el material flexa.

    Me encanta que este espacio se haya convertido en un lugar de encuentro para los amantes de J’hayber. Tu llevas años siendo fiel a la marca, más que yo, y habrás podido comparar como ha ido cambiando todo. Hace 10 años, casi nadie conocía la marca, y ahora poco a poco se va extendiendo. Si no recuerdo mal fui el primero en hablar públicamente, precisamente en este blog acerca de J’hayber, así que algo habré aportado. Lo que llama la atención es que este tipo de iniciativas, en plan «club», sea algo que deba impulsarlo alguien como yo, o alguien como tu, y no la propia marca. Como a menudo digo, todos los que han probado unas J’hayber Olimpo al final repiten, la cosa es fácil por tanto, se trata de que las prueben.

    Para ello sólo hay que darlas a conocer, que comunicar sus virtudes. Pero es lo que decimos, no lo hacen demasiado bien.

    Sería alucinante lo que dices. Las dos-tres franjas de J’hayber, la nueva suela… Es algo que me ilusiona, aunque temo que si ocurre, irá muy despacio.

  56. Buenos días Javier y José
    Gracias por las explicaciones desconfía que Adidas hubiere iniciado un proceso contra JH.
    Se poco de estos procesos, pero me imagino que es un tema extraordinariamente complejo. Madre mía si tienen faena con las copias de las Adam Smith.

    A mi las Adidas se me despegó la media suela del lateral la suela me aguanto bien…. Tampoco les di un uso criminal.
    Creo que tiene razón Guti es por la tensión, el resto de la suela la veo bien sin desgaste en zona de talón ni rozadoras en la punta ¿ Como descargais (entráis en el paso): talón puente punta o puente punta?… Otra pregunta ¿ Os pasa lo mismo (desgasta meta tarso) en otro tipo de zapatillas con un drop ( altura) más bajita?. Porq las JH tienen un drop elevado.
    Buenos días y gracias por la lección de derecho de patentes.
    Me gusta un montón la entrada ….

  57. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    A mi en las J’hayber si que se me desgasta algo más de lo normal la parte del tacón Sergi. Quiero decir que se desgasta más que otras partes de la suela, porque si comparo ese desgaste con el de otras zapatillas, las J’hayber desgastan mucho menos. El peor ejemplo son las de suela blanda en donde el tacón no me dura casi nada.

  58. En mi caso nada más con ver el muy alto brillo que tienen las suelas de esas «KK-Man», ya sé que el agarre no será muy de fiar. Y esa sería mi impresión de verlas en persona.
    Gracias por todo el interés, Jose. Queda más que patente que no merece la pena.
    Yo tengo aún dos pares de J’Hayber por estrenar, tanto las New Olimpo blancas (que es que me da cosa estrenarlas, tan blancas y relucientes que se ven, os lo juro) como las Olimpia marrones en herraje con velcro (las «Atolón con velcro» como las llamo yo), que tengo previsto estrenar en este mes de agosto que entra. Vamos, dentro de nada.

    Ya pillé unas buenas plantillas para tenerlas preparadas, entre otras cosas tras leer a Jose. Si me resultan ya de por sí cómodas las Olimpo y cía con si acaso una mera plantilla transpirable y sobre todo antibacteriana y antiolores (y así ya son dos además de la original de por sí), a ver cómo me van tanto con las PALC de gel que probaré primero con las «Atolón», como con las La Piel Deporte Deluxe (estas hay que recortarlas para adaptarlas, que son más del estilo más transpirables y anti cosas).

    Por cierto, ambas plantillas son fabricadas en España, bien clarito que lo lucen en sus empaquetados (y al menos La Piel tienen web, lapiel punto es). Y se encuentran a coste muy razonable y económico en mi caso en una cadena de supermercados adscritos al Grupo IFA. Las PALC que son de aspecto más sintético y hasta sideral xD, muy blancas con perfiles morados en contraste, con las zonas de mayor acolchado y de transpiración bien marcadas. Me costaron si no recuerdo mal alrededor de los 5 euros (no llegaron). Las otras creo recordar que fue algo menos, casi 4 euros, tienen un aspecto más clásico, más de tela y del aspecto de las carbón activo, azulonas con una trama de decoración con anagramas de diversas prácticas deportivas. Ambas son lavables y por tanto salvo que las destrocemos por lo que sea o que tengan ya su tiempo, reutilizables.

  59. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Poco a poco me he ido dando cuenta también de la comodidad extra que aportan unas plantillas decentes Alejandro. No hace falta irse a las de 10€, en mi caso en verano unas más bien finas, antiolor y transpirables son lo mejor. En invierno algunas de gel con amortigüación extra y mayor fijación del pie me encantan. Gracias por el aporte de PALC CHEMICAL, les echaré un vistazo. Yo suelo comprar las plantillas en Mercadona y son de origen portugués, no está mal, pero prefiero españolas, claro.

  60. Muy buenas compañeros,

    Sobre las New Zeus puedo ya decir que son bastante menos cómodas que las Olimpia, ajustan peor lo que da esa sensación de “llevar zapatos”, no se integran como si formaran parte de uno, y además la amortiguación es significativamente inferior, notándose más las irregularidades del terreno.

    Un aspecto a destacar es el peso, 370 gr frente a los 490 de los Olimpia, o sea casi un 25% menos, pero claro, visto lo visto, no tiene mucho mérito un menor peso cuando es a falta de material, de características y prestaciones; en otras palabras, no son comparables pues sólo tiene sentido comparar a igualdad de características, aparte de que nada sirve un zapato ligero si no cumple en aspectos más importantes.

    Efectivamente como apunta Alejandro el aspecto brillante del material de la suela es otro indicio claro de ser un compuesto diferente; recuerdo que esto mismo me llamó la atención en los Paredes recién sacados de la caja.

    Por cierto que tampoco he estrenado aún los nuevos Olimpia pues me quedé sin plantillas. Sí, también soy de los que pone doble plantilla, la original más una adicional para mayor comodidad, ajuste y de paso evitar el mal olor. Imagino que con plantillas también ganará algo el T-Man, pero es lo que es, una copia de bajo coste del J’Hayber que en ningún caso usaría para deporte.

    En mi caso las plantillas cumplen también con otro fin, evitar dañar las originales, pues con el uso les acabo haciendo un agujero en el centro del talón, así que cuando ocurre reemplazo la plantilla adicional y ya está, conservando la original en perfecto estado.

    Las que yo uso son las conocidas Devor-olor zapatillas, las azules, aunque la caja es naranja y verde y pone “calzado sport”. Son las que mejor resultado me dan, habiendo probado ya unas cuantas, y me suelen salir por algo menos de 6 euros.

    Tengo entendido, o al menos eso afirman ellos, que se fabrican en España a pesar de pertenecer a la empresa noruega Orkia pues desde hace más de 35 años tienen filial española, Orkia Cederroth, en Barcelona, que igualmente fabrican otras marcas como la también conocida Salvelox, de tiritas.

    Bueno, pues eso, que me da que más de uno estrenamos J’Hayber en agosto 🙂

    Buen fin de semana!

  61. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias por la actualización Jose. Cuando Alejandro observó lo de la suela brillante, algo que había pasado desapercibido para mi, en seguida la comparé con la de las Paredes Ecology/Estrella. Es una suela que no se quiebra con el paso del tiempo, a diferencia de la de J’hayber, pero que por otro lado tiene un agarre bastante justo en seco, y bastante malo en mojado, nada que ver con el de las Olimpo.

    El tema del peso confirma lo que tu ya adelantabas, el diseño es casi igual externamente, pero han recortado en lo que no se ve, lo que redunda en peor calidad y comodidad.

    Que pases tu también un buen fin de semana, y a ser posible, que disfrutes de tus J’hayber.

Deja un comentario