A todo gas: Tokyo race, es drifting, coches import, y japonesas. No podía perderme el estreno.

Si al principio sorprendió la traducción de The Fast and the Furious, por A todo gas, traducir Tokyo drift, por Tokyo race, es todavía peor. Es sabido que el drifting tiene más que ver con el espectáculo, que con una carrera.

A nivel argumental, la historia flojea por muchos lados. Creo que intenta profundizar en tantos aspectos, que simplemente no alcanza con objetividad a ninguno de ellos. Por otro lado, no creo que haya ningún espectador que vaya a ver Tokyo race por su guión, por lo que se hace demasiado larga.

Muy a mi pesar, en los coches tuneados, desaparecen los neones, y los NO, se reducen casi a cero. Para compensarlo, introducen un poco de look yakuza, con telefonía móvil, lo que da una mezcla entre cool y marginalidad bastante interesante.

Las escenas de acción, y las persecuciones, están muy conseguidas. Más logradas si cabe que en las dos entregas anteriores. "Carreras de drifing" dentro de un aparcamiento, carreras por el centro de la ciudad con sus calles abarrotadas, y la final por una carretera de curvas cerradas.

La variedad de coches que se muestran, no es muy elevada, pero convencen en cuanto a apariencia. Volkswagen Golf, Volkswagen Touran, Dodge Charger, Dodge Viper, Ford Mustang, Nissan 350Z, Mazda RX-7, Mitsubishi Lancer, Honda S2000, …

El cameo final de Vin Diesel como Dominic Toretto, es una sorpresa agradable, que aporta una mínima continuidad a la saga.

El rigor automovilístico, es bajo. Incluso para neófitos como yo. Meter un motor Nissan dentro de un Mustang, roza lo sacrílego. Llevar un Evo para hacer drfting, es como dejarse ganar (prueba de ello es que para el rodaje, lo tuvieron que convertir en propulsión trasera). Jugárselo a una carrera por carreteras de curvas con coches sin tracción total, carece completamente de sentido. ¿Por qué no cogieron el Golf R32, o el Lancer Evo?

A pesar de todo, The fast and the furious: Tokyo drift; es una película que no puedes perderte si te gustan los coches, la estética japonesa, y el tuning. Pero no esperes mucho más de ella.