Ya vimos en relojes radiocontrolados el funcionamiento a nivel teórico de la sincronización horaria por emisión de ondas de radio. En esta ocasión, haremos un repaso algo más práctico, basándonos en la experiencia de mis relojes radiocontrolados, en mi ubicación de Barcelona.

Hay varios factores que afectan la recepción de la señal, y por ende, las posibilidades que tenemos para que el reloj sincronice:

Distancia desde la estación: Cuanto más distantes estemos de la estación emisora peor intensidad de señal tendremos. En mi caso me separan 1100 Km de Mainfligen, que es bastante, por lo que la intensidad de la señal suele ser baja o media.

Presencia de interferencias: Las interferencias electromagnéticas atenúan y corrompen la señal, lo que redunda en una peor capacidad de sincronización. Es por este motivo, que las sincronizaciones automáticas se programan en horario de madrugada donde todo está más tranquilo. También debilitan la señal las ondas electromagnéticas cercanas al reloj, como móviles, routers WiFi, etc, así que se recomienda dejarlos alejados de ellos.

Visibilidad: De un modo similar, si estamos cubiertos de edificios altos, o montañas, la señal tendrá una recepción más difícil.

Orientación: Pese a que las señales que usan los relojes radiocontrolados no son direccionales, si que es cierto que orientar la antena del reloj (en algunos modelos situada a las 12, en otros a la 9, …) hacia la dirección de la estación, o en nuestro caso, al menos hacia el norte, ayuda a la correcta recepción. No debemos olvidar enfocar el receptor hacia el cielo.

Ubicación del reloj: Es importante que esté colocado sobre una superficie que no haga rebotar las ondas recibidas, y por tanto las distorsione. Idealmente una mesa de madera o plástico, evitando las metálicas.

Diseño del reloj: La calidad, y tamaño de la antena de recepción interna son una gran influencia, lo que explica porqué algunos modelos logran sincronizar con más frecuencia que otros. En este sentido, el tamaño del receptor incluye, por lo que no es de extrañar que el más eficaz sea un reloj de pared. Lo vemos claramente con la diferencia del Citizen Pilot, donde la antena amplificadora externa, le resulta de gran ayuda.

Climatología: La climatología tiene influencia en la propagación de las ondas, así que en casos de cielos cubiertos, lluvias, o tormentas, la sincronización será más complicada.

Como orientación, he medido el porcentaje de días que ha sincronizado exitosamente cada uno de mis relojes DCF, con los siguientes resultados.
Casio GW-6900: 85%.
Casio GW-M5610: 85%.
Casio MTG-930: 80%.
Citizen Promaster Pilot Radiocontrolado AS2020: 75%.
Citizen Promaster Pilot Radiocontrolado AS2020 con antena RCW/SU-3: 95%.
Grundig Sonoclock 790 / GKR3000: 90%.
Technoline WS 8009: 95%.
Technoline WS 8112: 85%.

Actualizado a sábado 31 de agosto de 2013. 09:17:
Tras 10 días de vacaciones en un pueblo de Ciudad Real, que dista casi 1700 Km de las estación alemana, he comprobado que mi MTG-930 ha sincronizado diariamente el 100% de las veces. Ello me lleva a pensar, que la distancia no es tan relevante como pensaba inicialmente, teniendo mayor influencia las interferencias, ya sean artificiales, como de índole geográfica.