Maximum Compression, ha inagurado un nuevo apartado en su web con hechos curiosos. El que más me ha llamado la atención es un archivo GZ que al descomprimirse, vuelve a dar el mismo fichero. Proceso que se puede repetir hasta el infinito o hasta que nos cansemos (lo que antes ocurra).

La pequeña joya, creada por Caspian Maclean la podéis descargar aquí (210 bytes en formato GZ).