Probablemente nunca hayas oído hablar del Theremin, también conocido como Терменвокс, Thereminvox, Termenvox o ætérfono, sin embargo, éste invento pasa por ser el primer instrumento musical de la historia, creado en 1919, mucho antes que en 1963 Robert Moog inventara el primer sintetizador de sonido.

Si eres aficionado a las películas de ciencia-ficción y terror de serie B, seguramente habrás oído su sonido en innumerables ocasiones, la mayoría en películas de los años 1940 y 1950, como Ultimátum a la Tierra, que usaban el Theremin por su sonido etéreo, espacial, y de otro mundo, para acrecentar la tensión de la escena.

Su presentación en sociedad, causó gran impacto, no tanto por su revolucionaria tecnología para la época, sino porque se controlaba el tono y el volumen sin necesidad de tocarlo físicamente. Es decir, las manos del intérprete se movían entorno a dos barras metálicas, que alteraban su campo magnético, y generaban el sonido. A día de hoy, sigue siendo el único instrumento musical que se toca sin tocarlo, valga la redundancia.

Fue usado por virtuosos que a pesar de las limitaciones propias del invento, eran capaces de exprimir sus posibilidades, pero también como notas en segundo plano, en por ejemplo Good vibrations de los Beach Boys.

Lev Sergeyevich Termen (Ле́в Серге́евич Терме́н), traducido al español como Leon Theremin nacido en San Petersburgo en 1896, hizo historia por sus inventos que combinaban la electricidad como el sonido, siendo el más destacado el theremin que os mencionaba.

Usaban el mismo principio la alarma por detección de movimiento (1920); Televisión electro-mecánica (1925); el Terpsitone donde el sonido se modulaba usando los movimientos del bailarín (1932); el violonchelo electrónico (1930); un teclado para el Theremin (1930); el Ritmicón una caja de ritmos electrónica (1931); un precursor del micrófono por láser que usaba rayos infrarrojos (1945); …

Gracias a ese micrófono, pasó a formar parte de las filas del NKVD, que luego el KGB, llegando en esta parte a nublarse bastante los aspectos de su vida. Fallecería en 1993, habiendo visto de primera mano la revolución de la música electrónica.

Si deseas conocer algo más de su historia, te recomiendo que veas la película-documental Theremin, an Electronic Oddysey.