Tras la interesante Entrevista a Rubén Pérez Rubio de Unyber Watches, hoy os traigo una entrevista fallida, la correspondiente a la marca Nowley de la mano de José María Martí de Industrial Martí de Relojería.

Como podéis imaginaros, la logística de una entrevista de este tipo es algo bastante complejo, en especial para un medio amateur como es el caso. La tarea empieza intentando contactar con las personas responsables, y poco a poco ir gestionando el proceso. Éste requiere habitualmente varias citas o conversaciones previas que terminan con un esquema de la entrevista. No hay mucha diferencia si es presencial o a distancia, la dinámica es bastante parecida en ambas situaciones.

En este caso, y tras haber localizado el contacto de la persona encargada de la comunicación en la marca, que llamaré Ana, me confirmó que la idea le parecía interesante. Os sorprendería la buena acogida que tienen este tipo de iniciativas en las marcas, porque en realidad, ayudan a que sean más conocidas por el público, en cierta forma es publicidad gratuita.

Tras unas semanas con las preguntas, y en diferentes conversaciones, me respondieron que denegaban la entrevista. Las preguntas eran demasiado personales, y podían dar información a la competencia. Un jarro de agua fría, y trabajo perdido. Ocurre que el esquema de la entrevista es muy similar al que he usado con otros protagonistas, y siendo sinceros, la respuesta me sorprendió.

La considero una oportunidad perdida, Nowley, junto a Potens y el resto de marcas de Industrial Martí son unos clásicos en mi ciudad, algo que me apetecía conocer en mayor profundidad, y darlo a conocer. Una apuesta más por la relojería española. Por supuesto son muy libres de rechazarla, sus motivos tendrán. En todo caso, me parecen unos motivos injustificados, que probablemente demuestran un arraigo excesivo con el pasado, o una falta de compresión de los nuevos medios. Una entrevista fallida, que os voy a dejar en blanco a continuación para que juzguéis vosotros mismos.

Continuando con la sesión de entrevistas a los máximos responsables de relojeras españolas, hoy estoy con José María Martí Roca de Industrial Martí de Relojería, la compañía que actualmente produce las marcas Nowley y Potens entre otras.

José María, sé que eres una persona muy ocupada, así que, ante todo agradecerte tu tiempo en esta entrevista.

Empecemos por los orígenes, porque en algunos sitios he leído que se remontan a 1951 y en otros a 1954. ¿Nos lo podrías aclarar?

Si no estoy equivocado la fundó tu padre José María ¿es así?

Por tanto, Nowley, así como el resto de marcas dentro de Industrial Martí de Relojería sigue siendo una empresa familiar.

Sin duda es una larga historia de más de 60 años. Estáis entre los grandes en ese sentido en cuanto a relojería española. Debe ser un orgullo para vosotros.

La mayoría de relojeras españolas nacieron como Industrial Martí, reparando relojes, luego vendiendo otras marcas, y finalmente fabricando los suyos propios. Sin embargo, vosotros sois los únicos que mantenéis esa fuerza en la reparación y las fornituras. Me imagino que os aporta una gran ventaja ser conocedores de la técnica relojera, puesto que al final Nowley y Potens se benefician de todo ello. ¿Verdad?

Potens, una marca también vuestra la adquiristeis en 1998, sin embargo, Nowley es una creación propia. ¿De dónde surgió esa necesidad?

Novestel y Michel Herbelin también eran marcas en vuestro portafolio, pero la primera parece abandonada y la segunda está independizada. ¿Podrías explicarme por qué?

Nowley es una marca que suena a extranjera. ¿Es algo intencionado? ¿Creéis que os beneficia esa percepción?

En cuanto a Potens creo que hicisteis algo muy bonito. Rescatar una marca que tuvo gran impacto en nuestro país durante los años 40 a 60 para darle una nueva vida. Curiosamente Potens era suiza. Como sonaba muy a marca de aquí, quizás por el catalán, la gente pensaba que era española.

Y hablando de extranjero. ¿Podrías aclararme lo que es Nowley France en Perpignán?

¿Qué crees que aporta de diferente Nowley sobre otras marcas?

Vuestro catálogo me parece muy peculiar. Apostáis por los relojes de bolsillo que no son de uso mayoritario, y por los modelos digitales que es una tecnología que me encanta pero que no es muy popular. ¿Por qué?

Tal y como yo lo veo la evolución de los digitales son los relojes inteligentes. ¿Tenéis previsto entrar en ese segmento?

En cambio, no tenéis ningún modelo mecánico, un tipo de reloj que a los amantes de la relojería más tradicional nos encanta ¿Es por algo en particular, o porque preferís dejarlo para Potens?

Es que pienso que en la colección Classic o Vintage, un mecánico sería el complemento perfecto, y con los ajustados precios de Nowley, podría abrir un nuevo abanico de posibilidades.

¿En cuanto al precio, no teméis correr el riesgo de que el público pueda pensar que económico significa de poca calidad?

¿Cuál es vuestro perfil de cliente?

¿Cuál o cuáles dirías que son vuestros relojes más populares?

¿Cuántos relojes vendéis?

¿A nivel de negocio, consideras como más importante las fornituras de Industrial Martí, o los relojes completos de Nowley, Potens, …?

¿Qué reloj llevas ahora mismo y qué otros relojes tienes?

Siempre he pensado que con la buena base en cuanto a fornitura que tenéis, sería bonito tener un reloj completamente Made in Spain, obviamente salvo el calibre. ¿Es algo que os motiva?

¿Qué planes de futuro puedes contarnos para Potens y Nowley?

Muy interesante… ¿Y veremos el nacimiento de alguna marca nueva de vuestra mano?

¿Cuál es tu opinión en cuanto al futuro de la relojería? ¿Seguiremos llevando reloj, o usaremos sólo el Smartphone? ¿Conquistarán los relojes inteligentes el mercado, o por el contrario el espíritu de rebeldía y volver a las raíces causarán un nuevo auge mecánico (¿que en parte ya está ocurriendo?

¿Crees que algún día volveremos a tener una manufactura relojera en nuestro país como teníamos en los 50, 60 y 70?

Ha sido un gusto conocerte un poco más José María. Personalmente has saciado todas las dudas que tenía sobre vosotros. Espero que a los lectores también, y que sea un medio ideal para que os deis a conocer aún más.

Como comentaba al principio, después de mucho insistir hasta lograr el contacto con la marca conseguí el contacto de Ana, la responsable de la comunicación. Como siempre hago, me documenté, busqué referencias, y creé una entrevista que siguiendo mi tónica y mi estilo, intentara no repetir las mismas preguntas de siempre. La entrevista quedó en el limbo, así que tras más insistencia por mi parte, conseguí estas respuestas por WhatsApp:



Vosotros mismos opinaréis si son cosas que se pueden o no se pueden decir, y si habéis visto alguna pregunta de índole personal. Desgraciadamente, la última frase es sentenciadora. ¡Y es que ellos son así!