Después de haber estado con Gilberto Salas de WEC Design, no podía faltar en este espacio una cobertura especial a la que es la revista digital en relojería Casio más leída de nuestro país. Estoy hablando de ZonaCasio, que debe estar también en las primeras posiciones en cuanto a relojería en general.

Mi relación con ZonaCasio siempre ha sido especial, así que habiendo conocido en profundidad relojes españoles, marcas españolas y tiendas de relojería españolas, me quedaba pendiente las revistas relojeras españolas, donde por supuestos ZonaCasio tiene un lugar destacado. Así que hoy estoy con Bianamaran fundador de la web zonacasio.com y uno de sus editores principales.



Bienvenido a este espacio Bianamaran. Estoy muy contento de que hayas accedido a esta entrevista y que la gente conozca más acerca de Zona Casio.
Yo no he accedido a la entrevista, tú me obligaste, jeje. No, en serio, no me merezco estar en tu espacio ni mucho menos una entrevista, pero te agradezco que creas que merezco el tiempo de hacerla, así que espero estar a la altura de lo que tú y tus lectores esperan de mí.

ZonaCasio apareció un 13 de agosto de 2011, obviamente aprovechaste el período vacacional para ponerlo en marcha. Pero conociéndote estoy seguro que le habías estado dando vueltas algún tiempo. ¿Cómo surgió la idea?
ZonaCasio apareció mucho antes, el 13 de agosto (no sabía que había sido un 13, es curioso, pero es un número que me gusta mucho, así que gracias por recordármelo) fue simple curiosidad, lo que ocurre que decidí ponerle el nombre de ZonaCasio ese día, pero antes había estado algún tiempo probando con blogs de modelos específicos de Casio, hasta que me dije a mí mismo que por qué no hacer uno genérico de toda la marca, y así fue. La principal razón era porque, en los otros blogs, el “material” se acababa pronto y me encontraba con no tener mucho de qué hablar, obviamente si hablas de un único modelo, exceptuando cuando Casio lance versiones, pues no habrá mucho que poner como novedad. Sin embargo, al hablar de Casio como marca, que es tan grande y con tantos modelos y variaciones, pues te da muchísima más flexibilidad.

Por necesidades -y peticiones- con el tiempo el blog de relojería se acabó convirtiendo un poco en blog “general” de Casio, y así es que somos de los pocos en España que tocamos lanzamientos de calculadoras, instrumentos electrónicos o diccionarios digitales, entre otros productos, en los cuales Casio también es líder en la península, como tú muy bien sabes. Pero lógicamente nuestras temáticas principales siguen siendo los relojes, que es la pasión que ambos compartimos.

¿De dónde viene tu pasión por Casio?
Mi pasión por Casio parte de mi pasión por los digitales. En realidad, son los digitales los que me atraen muchísimo, y cuando hablo de digitales me refiero a los digitales “clásicos” de toda la vida, o sea: a los modelos con segmentos o dot matrix, pero no a estos últimos smartwatches que están tan de moda.

Al ser Casio prácticamente la única marca con variedad numerosa y “decente” en relojes digitales, uno llevó inevitablemente a lo otro.

¿Cómo se lleva lo de ser el medio más leído en cuanto a relojes Casio en español? Imagino que la responsabilidad que tienes con tu público a veces debe resultar abrumadora…
El medio más leído de relojería en España obviamente no es ZonaCasio, más que nada porque hay foros y páginas especializadas mucho más potentes y con más recursos que nosotros. Sí lo somos en cuanto a productos de Casio, y también lógicamente en relojes de esa marca. Aún así, modestia aparte, solo hace falta una mínima búsqueda por Google o cualquier buscador en internet para darse cuenta que cualquiera que busque alguna noticia sobre lo último de relojería, tendrá que pasar por ZonaCasio casi inevitablemente. Pocos -o ninguno- hay que estén tan encima de la actualidad como nosotros, y además con reportajes muchas veces extensos o especiales muy cuidados y con muchísima información, hasta el punto de servir en ocasiones como referencia a páginas del extranjero.

Teniendo tanta difusión, imagino que desde la propia Casio os leerán.
Menos Casio Japón (que no lo sé, probablemente por cuestiones de idioma), soy consciente que nos leen desde muchas partes del mundo muchas de las filiales de Casio, desde Casio México o Casio USA, pasando por Casio Rusia o Casio Australia. Tiene mucho mérito para una página en español que resulte tan valiosa para los diferentes distribuidores de la propia Casio.

También nos leen un sinfín de tiendas, hasta el punto que muchas de ellas “simulan” nuestros nombres para vender, o reproducen artículos y descripciones enteras en sus páginas de ventas. No voy a mencionar cuales, no me importa, al fin y al cabo, es información pública, pero a veces se aprovechan de nuestro trabajo y ni siquiera nos ponen un link o citan la fuente.

Con más de 3.000 artículos publicados, que se dice pronto, es evidente el esfuerzo y la constancia que requiere su edición. Son muchos los medios que empiezan pisando fuerte, y poco a poco van desinflándose hasta quedar abandonados. Me alegra que en ZC no haya ocurrido, aunque sé que ha habido momentos en que te lo has planteado. ¿Por qué? ¿Qué te incitó a continuar tu labor?
Varias veces estuve tentado (y algunas lo llevé a cabo) de cerrar ZonaCasio, por diferentes motivos (la mayoría por cabreos míos), pero fueron los propios lectores quienes me “obligaban” a continuar. Al principio escribía en el blog porque me gustaba, pero luego es un poco dar un servicio a los demás que ves que les es realmente útil. Lo veo normal: cuando un medio se vuelve medianamente grande o, como lo llaman ahora, “influyente”, deja un poco de estar en tus manos y de pertenecerte, y pertenece un poco a todos los que lo leen y lo visitan y, por supuesto, también a los que lo difunden y colaboran. Al final es cierto que tienes el control sobre la publicación, pero no tienes el control sobre su propiedad, porque ZonaCasio pertenece un poco a todos los que usan o les gusta Casio. Nunca me lo planteé “acabar” así, pero es inevitable y no me molesta, y aunque es verdad que escribo para mí, en un gran número de ocasiones escribo para que quienes nos visitan puedan encontrar información nueva. Si lo hiciera solo por mí como al principio, probablemente sería mucho más monotemático, no hablaría de algunos modelos que tengo que hablar, ni haría algunos artículos sobre noticias de actualidad que a veces hago. Pero soy consciente de que hay que tenerlo, y que la actualidad hay que ofrecerla.

Además de Zonacasio.com, has sido el artífice de otras publicaciones en el sector de la relojería (Revista Relojes), Relojes Digitales) pero al final sólo ZonaCasio ha tenido ese impulso. ¿Cómo lo interpretas?
Por falta de tiempo y ganas. Relojes Digitales me interesaba mucho, pero al final si te paras a pensar, los relojes digitales existentes son muy pocos, y hay poco movimiento y novedad al respecto, así que sería acabar hablando de Casio. Revista Relojes fue mi intento por extender la filosofía de ZonaCasio al resto del mercado, pero no me duele admitir, y hay que reconocerlo con humildad, que es mucho trabajo. No he sido capaz, y aunque RevistaRelojes lo mantengo, no es ni por asomo lo que yo querría que fuese ese blog. Pero es lo que hay, al menos de momento.

¿Qué más proyectos llevas además de RR y RD?
Muchos, jeje. Creo que tú te puedes hacer una idea y podría empezar y no parar, pero como me gusta escribir, la mayoría de mi tiempo libre lo dedico a eso, principalmente relatos cortos, que es en donde me encuentro más a gusto. Pero los blogs, si quieres llevarlos medianamente bien, llevan muchísimo tiempo, Guti, tú sabes muy bien de lo que hablo: las horas que no se ven pero que están ahí y hay que invertir para hacer fotos, prepararlas, redactar los artículos, repasarlos, corregirlos, arreglarlos, buscar la información, las fuentes, y luego prepararlo todo para subirlo. Por fortuna soy programador y tengo herramientas que me ayudan mucho a ello, pero aún así es muchísimo tiempo para, a veces, un post que se lee en menos de dos o tres minutos.

Hay gente que no lo sabe, y cuando se ponen a organizar una publicación de estas y empiezan a darse cuenta de todo el trabajo que hay detrás pues o acaban poniendo dos frases y una foto “de cualquier lado”, o lo abandonan, porque ven que no compensa. Y no hablemos ya si quieres probar productos, o hacer entrevistas… Por eso hace mucho que no se publican entrevistas en ZonaCasio, ¡es abrumador! Hay gente que te dice que otros medios lo hacen, pero olvidan que en los medios más “fuertes” tienen una plantilla, un departamento de redacción, otro especializado en fotografía…, aquí somos unos pocos “y tira para adelante como puedas”, y, por si fuera poco, lo haces todo prácticamente gratis (bueno, gratis, para qué nos vamos a engañar), y encima siempre está “el gracioso” que entra y te agrede o va por ahí criticando tu trabajo sin tener ni puñetera idea. En ZonaCasio hemos sufrido mucho de ese tipo de “trolls”, pero es el precio que hay que pagar cuando se empieza a ser popular y a ser conocido, qué se va a hacer.

¿Alguna vez has pensado en ZonaCitizen o algo similar?
Muchas, pero las marcas no ayudan en nada. Es decir, no quiero que “me ayuden” en plan “te pagamos un hosting decente y el dominio, y así encima de escribir pues no gastas nada”, que, si fuera eso, ya sería algo, pero es que además te ponen inconvenientes, muchas son como si no les interesase que se hable de ellas o que la gente sepa “la verdad” y eches abajo la imagen “mentirosa” (porque así es, es imagen falsa) que quieren dar e inspirar en sus campañas de marketing.

Y mira que ZonaCitizen me agradaría -uno de mis primeros digitales fue Citizen-, pero me hace gracia solo de pensar en el tipo de distribuidor que hay de Citizen en España, con Citizen no podría ni publicar una foto, porque no es que no quieran, es que no les interesa. Y Seiko otro tanto de lo mismo. Exceptuando algunas marcas que sí suelen ser más “accesibles”, como Swatch o Nixon, del resto es un “fumadero de opio” en donde mejor ni meterse. La gente no sabe cómo está la relojería en España, ni los “tejemanejes” que hay tras bambalinas, porque si lo supieran muchos se llevarían las manos a la cabeza. Casio es una de las pocas que, a mi modo de ver, es lo más honesta y lo más accesible para el consumidor, y no lo digo porque tenga un blog de Casio, sino que tengo un blog de Casio precisamente porque en Casio, si bien no me facilitan las cosas, tampoco me las dificultan. En el resto de marcas no solo no te facilitan nada, sino que, si te pueden complicar más tu trabajo, lo hacen. ¡Qué diferencia con el mundo del motor, por ejemplo, en donde toda la información hacia los medios de comunicación está tan cercana y es tan fácil de obtener!

¿Qué destacarías como mayor éxito de ZonaCasio??
El haber pervivido durante tantos años. En serio, es muy difícil sostener una publicación así y a ese ritmo, y encima de un mismo tema. Por otro lado, mi mayor alegría en ZonaCasio es el trato con las personas, especialmente algunos de sus embajadores, que ves que en realidad valoran tu trabajo. Guardo muy gratos recuerdos de Tere Abumohor y Víctor Gálvez, embajadores para Chile de Baby-G y G-Shock respectivamente, unas personas que a pesar de su éxito y fama son muy humanas, incluso cuando venían a Europa me contactaban para quedar con ellos. De Enrique Iglesias, que mucha gente no lo sabe, pero es muy fan de G-Shock, cuyo Club de Fans oficial se interesó por nuestros artículos y reportajes y nos escribió directamente, y eso en una estrella como él pues no es fácil de lograr. Y si hablamos de personas fantásticas cómo no mencionar a Miquel Silvestre, del que pudimos publicar una entrevista y fue lo más sencillo y fácil que te puedas imaginar, fue un lujo: “tú me envías la entrevista, la respondo, listo y andando”, sin más ni más, no como en otras ocasiones que tenías que andar suplicando y rogando aquí y allá a personas que iban de súper-estrellas. También los podcasts (pocos, pero fueron una gran ilusión que quería ver realidad, por mi pasión por la radio), en donde tuvimos ocasión de contar con gente tan importante en Casio como el mismo David Zuazua de Casio España, Jokerblue (el mayor coleccionista de Marlin del mundo, y es español, además), Adan (que es toda una eminencia de G-Shock a nivel mundial) o tú mismo. Y, por supuesto, los especiales, que incluso pudimos distribuir en formato libro, algo impensable hace no tanto y que siempre quería realizar, porque es lo que a mí me hubiese gustado encontrar de Casio en una publicación como ZonaCasio, es decir: libros y material con mucha y buena lectura, y con mucha información. Por desgracia no es todo lo que hubiésemos querido hacer, pero al menos es algo.

¿Y cómo mayor fracaso?
El mayor fracaso es no poder llevar a ZonaCasio a un nuevo nivel. Siempre hablé de hosting propio y un formato decente tipo magazine, pero no solo eso: me encantaría un programa de televisión al estilo “Top Gear” pero con modelos de G-Shock, pruebas extremas, opiniones, debates… Eso es un sueño que yo creo no se podrá realizar. Es una pena. En Japón tienen un programa de radio de G-Shock, donde ponen música y demás, algo así también me encantaría, pero en España no veo que haya mucho interés por parte de la marca en hacerlo, y sin el apoyo de Casio es imposible.

Casio ha cambiado mucho en estos últimos 30 o 40 años, quizás movida por los cambios en la relojería en general. Me da la impresión que ha abandonado su forma de ser y su carisma. Es decir, apuesta por los relojes analógicos y la moda, cuando tal y como yo lo veo, su esencia siempre fue la tecnología.
Casio ha cambiado porque la gente ha cambiado. Pienso que, si siguieran fabricando lo mismo que antes, venderían, pero no sobrevivirían. Hemos hablado muchas veces de esto, a mí me encantan los Marlin o los HD antiguos, pero hoy la mayoría de gente no aprecia eso, tienen un reloj para lucir y para adornar su muñeca, así de simple. Es cierto que podrían hacer esos Marlin o HD a la par que fabrican esos otros modelos, pero la razón de por qué no lo hacen solo ellos la saben, nosotros, junto con todos los aficionados, llevamos años clamando al unísono por eso, y Casio no parece interesarse.

En las entrevistas siempre me fijo en el reloj que lleva puesto el entrevistado. En tu caso sabía que sería el Casio CPA-100 como he podido comprobar viendo tu muñeca. Así que voy a transformar la pregunta en otra: ¿Por qué el CPA?
Es el mejor módulo de Collection de Casio en la actualidad. Sabes que me gustan especialmente los Collection por todo lo que representan, y para mí, dentro de los Collection, la cúspide sería un DataBank. Hablaba antes de Marlin y HD, pero en los ochenta Casio tenía también DataBank asombrosos, lo mismo que tenía solares impresionantes. Nada de eso existe hoy. El CPA-100 me encanta porque tiene un poco de los reflejos de todo aquello, con un módulo muy completo pero muy fácil de usar -una vez configurado, claro, esa es otra-, y con pila de gran duración. Además, sus dígitos se ven estupendamente -por su tamaño-, algo que los que tenemos ciertos problemas visuales, o los que han llegado a una cierta edad, aprecian mucho.



¿Cuántos relojes tienes y cuáles?
Llegué a tener muchos, pero ahora tengo pocos. Especialmente “importantes” para mí son el W-26 y el W-24, ambos los tengo. El VCL-100, por representar a una Casio de aquella época en la que asombraba con su tecnología, imaginémonos: un reloj que podía “capturar” las ondas de radio y decirte cuándo recibías una llamada, sin conectarse a nada, ¡asombroso! Además, con tapa trasera de resina -que me encanta-. Y una monstruosa pila, zona dot-matrix, animaciones, vibración…, vamos, lo mejor de la Casio del momento. No lo uso porque es muy complejo, de hecho tiene tantos pulsadores que si me preguntases ahora para qué sirven, no sabría ni cambiar de pantalla con él.

También tengo algunos old-school por ahí, de las F series, que son las más humildes y para mí las más atractivas, un AE-1200 que me encanta por su estilo, un AE-1300 por su combinación de colores tan característica en Casio, negra y amarilla, y un MQ-24 que es para mí muy especial, al ser el reloj de mi madre. Tengo algunos otros pero vamos, tampoco son grandes piezas, solo me he quedado y conservo los que para mí tienen algún significado.

Si tuvieras que escoger un reloj de Casio de toda su historia ¿cuál sería?
Es una pregunta muy difícil, porque a pesar de contar Casio con muchos modelos, bajo mi punto de vista aún no han hecho el reloj perfecto. Ése sería -o se acercaría mucho- al DB-200, pero con caja de metal, pila de larga duración, y sonido de los pulsadores desactivable.

Ahora bien, si tuviera -y pudiera- elegir uno, sin lugar a dudas el TW-7100. Que Casio no pueda hacer un reloj así hoy, y sí pudiera hacerlo en los ochenta, es incomprensible totalmente y no hay quien lo entienda.

Y de los modelos actuales, ¿si sólo pudieras tener uno?
Tienen digitales muy bonitos hoy, así que me estás poniendo en otro aprieto. Pero si solo pudiera elegir uno elegiría el que tengo, el CPA-100, por todo lo que ofrece y lo que representa. Es cierto que no es el mejor reloj, pero con ese uno no echa en falta nada de lo que pudieran tener el resto, obviamente no es un GWF-D1000 ni un GPR-B1000, pero por 50 € no hay nada mejor de ninguna marca en el mercado, y esa es la esencia de Casio de siempre, y la que todos queremos ver renacer y ofrecer. Además, con opción de armis para no preocuparte nada más que de cambiarle la pila cada siete años. Es un modelo descomunal de Casio, lástima que no hayan optado por ofrecer una variante en horario canónico.

Me da la impresión que los amantes de Casio estamos envejeciendo. Es decir, sus usuarios fieles seguimos siendo en general hombres de 30 a 50 años, que tuvieron un Casio digital como uno de sus primeros relojes de niños. Las nuevas generaciones que compran Casio creo que se guían por la moda y las tendencias, y no por la marca. Compradores que hoy llevan un Casio GA-110 y mañana llevarán un Michael Kors. ¿Lo ves como una amenaza?
Y sin embargo las tendencias regresan: en los automóviles, en las zapatillas, incluso en los peinados… Yo creo que el problema no es la gente, al final el consumidor es enormemente influenciable. El problema es que Casio no sabe vender la rica y buena historia que tienen, ese es el problema. Y a veces incluso pareciera que, en lugar de venderla, la malvenden, o más bien la estropean o se avergüenzan de su pasado, un pasado envidiable que en cualquiera otra marca estarían dando saltos de alegría por poder explotar, ellos reniegan de sí mismos, al menos en parte y en relojería, porque en diccionarios electrónicos y calculadoras lo están haciendo muy bien.

¿Piensas que los nuevos lanzamientos en forma del GPR-1000 o GWM-B5000 nos van a traer de vuelta a la Casio que creemos que hace falta?
El GMW-B5000 no nos engañemos: es para hacer caja. Así de simple. El primero supongo que te referirás al GPR-B1000, un reloj que todos esperábamos en Casio pero que llega tarde, y encima invertido, pero al menos lo han lanzado. Esperemos que pronto lo enriquezcan ofreciendo más variantes y versiones en positivo, y que no se tiren tanto “a la parra” con los precios, o acabarán estropeando las buenas sensaciones que a todos nos produce ese asombroso modelo.

Sé que me lees regularmente, y habrás visto que aunque no he abandonado a Casio como marca, sus relojes cada vez me despiertan menos interés. Me atraen ambos modelos, pero para mí todavía les falta algo. Me he dado cuenta que sigo disfrutando de los Collection digitales de la serie F y la W. Creo que son los que más me llenan de todo el catálogo. Pero ¿sabes una cosa? Cada vez me siento más identificado por sus calculadoras. Es como si hubieran llenado el hueco que dejaron los relojes. ¿Te pasa lo mismo?
Te despiertan muy poco interés y quizá por eso seas tan crítico con ellos. A veces a los usuarios y clientes de Casio, sobre todo los más antiguos, nos pasa como a los aficionados al fútbol: que todos creemos ser mejor que el entrenador de nuestro equipo, y que podríamos hacerlo mejor que él, sin saber lo que pasa en casa. En el caso de la firma nipona, ellos puede que quieran hacer muchas cosas, incluso las que nosotros tanto les pedimos, pero llevan años con el agua al cuello y siendo “estrujados” (por decirlo gráficamente) por los inversionistas, a los cuales les importa un pito Frogman, Tough-Solar o tecnología de “La guerra de las galaxias”, lo que quieren es que al final de cada ejercicio les llenen los bolsillos, y empujan a veces a Casio contra sus mismos intereses en aras de conseguir dinero al más corto plazo posible. Su nuevo presidente dijo que iba a acabar con esa forma de hacer las cosas, a ver si es verdad.

Respecto a las calculadoras sabes que comparto tu opinión, pero creo que también ahí tienen más libertad y, por otra parte, el mercado no ha cambiado tanto, aunque obviamente se ha notado la llegada de los teléfonos móviles y smartphones. No obstante, también tienen sus debilidades, ya no vemos aquellos asombrosos Databank, por ejemplo, en calculadora, aunque a cambio tenemos estas fenomenales Classwiz con pilas “normales”, así que un poco se compensa.

Hace un tiempo hablábamos y me reconocías mi “visión” al aventurar las ventajas del cristal de zafiro. No sólo era Casio quien renegaba de él, sino Seiko y otros, que finalmente han admitido su error, y apuestan por las ventajas de ese material cuando el precio lo permite. ¿No te parece que están demasiado empecinados en lo mismo?
Tengo que reconocer que yo tampoco pensaba que iban a recurrir al zafiro, y que en su lugar habrían optado por otras alternativas como Gorilla Glass, habida cuenta que quieren dar esa sensación (o esa imagen) de revolución tecnológica con sus nuevos conceptos híbridos de materiales (G-Steel) o alpha-gel, pero sin embargo eligieron finalmente el zafiro, que es algo más propio de la relojería más tradicionalista. Supongo que es una consecuencia más de esa manía de inclinarse por lo analógico frente a lo digital de la que hablábamos antes. En cualquier caso, a mí no me molesta, pero el problema nos viene encima cuando te das cuenta que por un cristal de zafiro que cuesta cien euros, te piden trescientos, y eso ya es más difícil de explicar. Quizá si en su lugar usaran Gorilla Glass, ya no podrían irse a esos precios, así que volvemos a la explicación que comentaba antes, de tener que contentar a inversionistas y sacar dinero de algún lado.

Para Casio está muy difícil satisfacer a todos: inversores, clientes antiguos, clientes nuevos, modas, público elitista y exigente, y encima querer codearse con Seiko o Citizen que no tienen ni la mitad de la variedad que pueden -o podían- ofrecer en Casio y que, además, juegan con ventaja al tener calibres mecánicos y haber adquirido marcas suizas. Deben tener un “cacao mental” tremendo, no me gustaría ser uno de sus ejecutivos, porque acabaría perdiendo el norte o la cabeza.

Siguiendo con el tema de empeñarse en lo mismo tenemos el gran misterio. ¿Por qué no hay relojes digitales con caja de acero en la marca? ¿Crees que el público no los demanda? ¿Piensas que Casio ha perdido la capacidad de producirlos? ¿O es simplemente que están tan ciegos que prefieren no verlo?
El público lleva tiempo -llevamos tiempo- pidiéndolo, creo que la razón es porque nadie los tiene, no hay un competidor claro, es cierto que Nixon y algunas más tienen modelos digitales de metal, pero sabes muy bien que en módulo no son competencia para Casio bajo ninguna circunstancia, y que, a ese precio, y con ese módulo, ningún cliente con dos dedos de frente se los compraría. Así que Casio puede respirar tranquilo, al menos de momento, porque no hay un digital con un buen módulo “recubierto” por metal. Si Seiko (o Citizen) lo hicieran un día, arrasarían en el mercado, y a Casio se le hundiría el edificio junto con todos sus G-Shock. Pero no hay miedo: a Citizen no le interesa esas cosas, viven muy bien tal como están y con la gente peleándose por sus Eco Drive que ellos fabrican como caramelos.

Compartimos nuestra debilidad por el titanio, un material muy interesante en la relojería, no por su sibaritismo, sino por sus cualidades intrínsecas. Dudo que haya un material mejor. Citizen lo ha potenciado mucho, en cambio para Casio es algo aislado. Yo diría que incluso menos común que hace una década con los MR-G. ¿Qué opinas?
Pues sí, el titanio es la mejor opción por encima de resinas, y también por encima de cualquier otro metal. Casio tenía fabulosos modelos con este material, sin ir más lejos los DB-100 y DB-101 de los cuales fui poseedor (además, de ambos), y no veas lo que los echo de menos. Antes tenían incluso modelos Collection con este material (no enteros, pero sí con tapa trasera y armis en titanio), ahora pareciera como si el titanio fuera de nuevo un metal estratégico y en Casio hubiesen acabado sus reservas. O eso, o las máquinas que tenían para trabajar con titanio se les han estropeado. El hecho es que por un reloj de titanio que antes podías adquirir por un par de cientos de euros, hoy te piden más de mil (ahí están los MR-G, por ejemplo), y eso si lo encuentras, porque en digital no hay opción (bueno, tienen algún G-Shock, pero solo en su trasera de este metal). Es otro más de esos aspectos inauditos que hoy vemos en Casio, y que nadie se explica. Supongo que todo tiene que ver con ahorrar costes, y obtener los beneficios lo más pronto posible. Es el mundo que nos ha tocado vivir, no hay otra.

Recientemente publicabais que incluso el CEO de Casio (Kazuhiro Kashio) manifestaba su preocupación por la evolución de la marca. ¿Crees que se ha enfrentado a otras crisis parecidas en el pasado?
Sí, Casio ha tenido varias crisis importantes, sobre todo en los noventa, tras los años de gloria de los setenta y ochenta. Recordarás que hasta G-Shock estuvo a punto de desaparecer. Pero han sobrevivido apostando por lo que son. Hoy se lleva mucho eso de “reinventarse”, “re-estructurarse”, “ahorrar costes”, “redistribuir y aprovechar tus sinergias”, al final cierran fábricas y solo quedan oficinas, toda la producción se externaliza, y buscas vender caro y comprar barato -hablo de comprar porque al final dejan de ser productores para ser eso, simples compradores a los chinos de módulos, cajas y armis-. No sé, Casio aún no ha llegado a un punto de no retorno, y creo que su actual presidente no lo va a permitir, pero si siguen así al final conseguirán adelantar lo mismo que intentan evitar: que la gente deje de pensar en Casio en productos buenos y baratos, y cambie su idea a productos malos y caros. Así no puedes enfrentarte a Seiko. Así no puedes enfrentarte a Suunto. Así no puedes enfrentarte a nadie. Así solo puedes competir contra Marea o Nowley, si quieren tener a esas marcas de competidores, allá ellos, pero lo lamentarán.

Es obvio que el relevo generacional de los relojes digitales son los smartwatches. Recuerdo haber leído varios artículos en ZC al respecto, y en uno de ellos se daba a conocer que desde 2003 llevan trabajando en ello. Después salieron a la luz varios proyectos muy interesantes. Todos ellos cancelados en favor del WSD-F10 y WSD-F20 que son un más de lo mismo que hacen otros.
Sí, pero hay que tener cuidado con ese tipo de cosas porque la mayoría son desarrollos internos o modelos conceptuales, o simplemente lo hacen para registrar la tecnología o/y patentarla, o sea: para cubrirse las espaldas a futuro. Puede que vean la luz pronto, que la vean dentro de un tiempo, o que no salgan nunca a la calle.

Creo que en Casio tenían un poco el concepto de reloj inteligente como “otra cosa” más -y mejor- que los smartwatches al uso, pero o no pudieron, o no llegaron a tiempo, al final tuvieron que ceder y lanzar uno basado en Android. Era estar en un sitio donde tenían que estar, aunque fuera con un reloj de papel: lo interesante e importante es que dentro hubiera algo, lo que fuera, que pusiera “Android”. Y punto. Es así. Ahora bien, estoy seguro -completamente seguro no lo sé, yo no trabajo en Casio-, pero estoy seguro que eso no es lo que ellos querían, de hecho, hasta el último momento, casi hasta el último mes, su anterior presidente (hoy presidente emérito) dijo que para Casio ese no era lo que debía ser un smartwatch. Creo que ellos veían (o lo consideraban) algo más cercano a lo que ofrece el GPR-B1000, pero claro, la gente quiere Android en sus teléfonos móviles, y Android en sus muñecas, aunque sea una “chufa” y tengan que ir por ahí arrastrando un enchufe para la recarga, pero les da igual: lo quieran. Así que nada, ahí tienen, Android, y andando.

No obstante, pienso que hicieron muy bien en Casio, al final han logrado vender unos cuantos, y mira, a costa de unos cientos de “tontainas” -perdón por la palabra, es que no sé cómo llamarlos- que se han llevado su puñetero Android a casa, ellos hicieron caja. Oye, si la gente quiere regalar su dinero comprando Android, y a ti te regalan el Android, ¿por qué no se lo vas a vender? Todos contentos, así que genial. Todos, claro, menos los que queremos un reloj “de verdad” y un smartwatch “práctico”, pero para eso aún era pronto, la tecnología no es solo desarrollarla, hay que testearla, verificarla, y luego llevarla a un entorno real, y el diseño del reloj lleva también su tiempo. Eso supone un par de años o tres que, y eso si todo va bien (que no suele ir), tal como está el ritmo tecnológico actual, es un mundo. Así que lo dicho, ahí va el Android y que les cunda a quienes se lo hayan comprado.

Lo cierto es que, si pienso en liderazgo tecnológico en los relojes, ya no me viene Casio a la cabeza. No sé si tu estarás de acuerdo, pero Citizen o Seiko le han tomado la delantera. Incluso los derrotados suizos del Swatch Group tienen un excelente módulo digital en ETA, o un super-cuarzo con los Longines V.H.P. En cambio, en Casio, seguimos con la precisión de +/-15 segundos por mes de los años 80.
En digitales Seiko tienen modelos que rozan más lo experimental que el uso práctico y cotidiano, porque no les interesa, ya sabes que de eso los dos grandes japoneses (Seiko y Citizen) pasan totalmente, además, es comprensible: ¿para qué se iban a preocupar, si cambiándole el color a las manecillas usan un mismo calibre hasta la paranoia y lo venden como rosquillas? Así que cuando lanzan digitales -hablo de digitales en su propia marca, porque como bien sabes fabrican a puñados para terceros-, es a cuentagotas y encima muy caros.

A mí los cuarzos de Casio me gustan: cierto que son básicamente tecnología de los 80, pero son probados y robustos. Obviamente no está mal ofrecer alternativas como las que mencionas, y el módulo de ETA es bueno, pero en funcionalidad está por detrás de los módulos de Casio (en construcción y demás ya será otra cosa, pero en funcionalidad es un módulo que casi ni llega al F-91…). Pero como alternativas. En mi gusto personal soy muy práctico en esas cosas, porque me gusta que cuando vas a usar tu reloj, funcione, y hasta los módulos más probados si dejas el reloj un tiempo en “stand-by” y le das a alguna función, puedes corromperlo. Así que es difícil llegar a que un módulo electrónico sea fiable, y creo que nada es más fiable que aquellos de los ochenta. Y si Casio no los hiciera, se los pediríamos. Eso sí, con funciones de ahora, pero una exactitud de +/-15 segundos por mes tampoco es para quejarse, está muy bien.

¿Cómo ves a Casio de aquí a 5 años, y cómo te gustaría que estuviera?
No sé, porque cinco años en tecnología ya sabes que es mucho tiempo. En relojería no es tanto, al final en relojería se vende lo mismo que se vendía en los setenta, pero no veo a Casio por ahí. Creo que si tuvieran el dinero habrían ido a por relojes mecánicos, bien sea produciendo ellos mismos los calibres, o adquiriendo alguna compañía capaz de ello, además fuentes de la misma compañía lo admitieron, confesando que no pudieron hacerlo. Creo que en el futuro es a donde quieren llegar: a ofrecer modelos mecánicos. Ahora bien, no sé si lo lograrán y, francamente, lo dudo.

La otra alternativa es que sigan la senda del GPR-B1000 y veamos más de esa tecnología, que sería lo más cercana a la Casio de siempre, pero claro: a precios de los suizos de ahora. No sé si les funcionará eso de vender digitales caros, algo están haciendo, pero no sé. En general, soy pesimista con los digitales, es evidente que Casio quiere desprenderse de ellos (cierra líneas, retrasa lanzamientos en Japón, los deja solo para mercados marginales…), pero no puede. Claro, a ellos les gustaría vender Edifice’s a dos mil euros y hacerlos pasar por Omega’s, y a mí me gustaría abrir una tienda en donde venda piedras que encuentre por los caminos, y hacerme de oro, pero la gente no es tan tonta, así que veremos.

Alguien decía -no recuerdo ahora quien- que con un buen marketing se puede vender cualquier cosa. Así que puede que vendan hielo a esquimales, en cualquier caso, estaremos en ZonaCasio para decirlo, y los que queden, y que quieran escuchar (o más bien leer) la verdad, la contaremos. Lo bueno es que como no nos paga nadie, no tenemos que rendirle cuentas a nadie.

¿Qué planes hay en ZonaCasio para el futuro?
¿Seguir sobreviviendo sería un plan? Jeje… No sé, normalmente siempre voy mirando las cosas en el día a día porque hace mucho tiempo que aprendí que el futuro es muy incierto, y que los planes que hagas hoy normalmente se trastocan, no los cumples, o no los puedes cumplir. Intentaré, siempre lo he hecho, ofrecer lo mejor de mí mismo y que ZonaCasio pueda contar lo más actual y darle de vez en cuando un rapapolvo a unos cuantos (a mí incluido) para hacernos ver que la vida es más que relojes, y que los relojes son más que artilugios caros. Que un buen reloj puede ser perfectamente humilde y hacernos mucho más felices que cualquier Tissot de muchíiiisimos “ceros y unos” en su precio. Que hay que saber disfrutar con la sencillez, que un Hamilton no es lo que necesitamos, sino lo que necesita Hamilton (o cualquier otra marca) para vendernos, que no caigamos en esas trampas.

Cuéntanos por favor algún secretillo de ZonaCasio que poca gente sepa.
Nada por lo que no podamos declarar, al final somos gente sencilla y humilde, de carne y hueso, como los que nos leen, las que hacemos esas publicaciones, movidos únicamente por nuestra pasión y por nuestras ganas de servir de entretenimiento y ayuda a los demás. Quizá por eso muchos nos prefieran a los medios que van de triunfadores y de estrellas, porque somos como cualquier currante más que llega a casa tras una dura jornada y lo único que quiere es un poco de silencio, sosiego, y descansar.



Me ha encantado que hayamos podido volver a hablar Bianamaran. No diría que haya sido nuestra conversación más larga, pero estoy seguro que, siendo tan celoso de tu intimidad, nos has dado muchas pistas para conocerte mejor, y sobre todo para disfrutar con mayor conocimiento a ZonaCasio. Muchas gracias.
Espero no haber dado muchas pistas. Si algo odio -lo sabes muy bien- es la notoriedad, quiero que se destaque ZonaCasio y, por supuesto, Casio, que para eso es el blog dedicado a ella, pero yo no soy importante. De hecho, si yo no estoy seguro que llega alguien que lo sabrá hacer mucho mejor, y si todo va bien espero que pueda ser alguien como tú, porque entre tus proyectos a futuro espero que esté la relojería. Sería apasionante seguir leyéndote, porque no solo te implicas en los que haces, sino que realmente transmites tu pasión y emoción en ello. Así que un honor y un privilegio haber podido compartir un rato contigo, Guti.