Tras la visita a DERSA Group (Duward), y la entrevista a Entrevista a José Cascón Montero (Distribuciones Thermiwatch -Thermidor-), hoy os traigo el encuentro con Eduardo Peres de Unity Watches.

Unity Watches es una pequeña compañía afincada en Barcelona que ofrecen algo único, la personalización completa del reloj escogido por el cliente. Con la marca UNITY, sus guardatiempos se diseñan y ensamblan en los propios talleres de la marca, algo que es poco habitual en estos días.

Con su empeño, Eduardo Peres nos demuestra que gracias a las nuevas tecnologías, y sin intermediarios es posible ofrecer relojes exclusivos a precios razonables.

Recientemente Eduardo tuvo la gentileza de atenderme respondiendo a todas mis preguntas, que espero que os sirvan para conocer un poco más sobre esta micromarca de relojería española.



Hola Eduardo. Si te parece, vamos ya al meollo de preguntas que tengo preparadas para ti. Con el tiempo que llevas con UNITY, y la de entrevistas que te han hecho, espero no repetirme.
Adelante, a ver si puedo aclararte a ti y tus lectores las dudas.

Sé que tú, fundas Unity Watches en Barcelona en 2010, impulsado por tu pasión por los relojes. ¿De dónde te viene esa pasión relojera?
No tengo claro el inicio de mi afición por la relojería, desde niño me he sentido atraído por los relojes. Es una afición que ha ido evolucionando con los años y en la que he ido profundizando. Por otra lado siempre se me ha dado bien la mecánica y todo lo que tenga que ver con trabajos manuales de detalle; desmontaba y montaba todo lo que caía en mis manos. Supongo que ambas aficiones juntas son una buena semilla para acabar fundando tu propia marca de relojería.

Otros nos hubiéramos conformado con seguir disfrutando de nuestra marca. En cambio, tú decides fundar la tuya propia. ¿Qué te impulsa a ello?
A mi respuesta de la pregunta anterior si le añades que siempre he tenido lo que se llama un espíritu emprendedor, el resultado es UNITY. Tengo que decir que antes de lanzarme estuve mucho tiempo dándole vueltas pero hubo un día que deje de pensar en cómo lo haría y decidí dar un paso adelante y empezar a “hacer”.

Tanto tu carrera como la de Patricia (Savin), parecen muy alejadas del mundo empresarial y la relojería. ¿Cómo os unisteis?
Patricia es mi mujer y estamos juntos en esto desde el principio. Ambos compartimos las ganas y motivación para crear y desarrollar algo nuestro. Ella es abogada con mucha experiencia en temas mercantiles y de empresa. Yo soy ingeniero de formación y con un máster posterior en gestión empresarial, supongo que eso me ha ayudado mucho. Ambos formamos un buen equipo.

Os voy siguiendo en foros, y me parece que Unity tiene más éxito en el extranjero que en España. De hecho exportáis el 85% de la producción. ¿A qué lo atribuyes?
Hay un refrán que lo explica muy bien: “nadie es profeta en su tierra”. Realmente es así, muy a pesar de lo que nos gustaría el mercado español no es el que mejor nos funciona. El 85% de nuestra producción se va al extranjero, y de ese 85% la mitad se va a USA, y el resto, mayoritariamente a países europeos. No tengo una explicación para ello, simplemente creo que en España no valoramos, en general, lo que hacemos aquí.

Obviamente vuestro cliente potencial busca la exclusividad, de ahí el nombre de Unity. ¿Cómo garantizáis que si alguien crea una configuración exclusiva, y opta porque sea única, nadie la haya usado antes? Lo digo porque por ejemplo tomé como base el Vintage Aviator que me parece precioso, y me permitía marcarlo como único.
Efectivamente nuestro público es un cliente normalmente experto, que busca la exclusividad en varios aspectos: por tener una pieza única, pero también por el diseño exclusivo de UNITY o por nuestra producción limitada. Tenemos un sin fin de combinaciones y las piezas únicas las tenemos todas ellas identificadas. Las “series abiertas”, como el Vintage Aviator, no las aceptaríamos como configuración bloqueada.

Me da la impresión que tenéis muy buena relación y trato post-venta con vuestros clientes. Es algo que se transmite al leer el concepto del modelo Blanco, que además se ha quedado en nuestro país. ¿Qué os explican esos clientes de su experiencia?
El trato y la relación con los clientes es fundamental para construir cualquier marca y más aún en el caso de UNITY. Nuestro modelo de negocio es 100% online, no disponemos de puntos de venta físicos y por tanto no tenemos la posibilidad de interactuar directamente con nuestros clientes, por eso le damos tanta importancia al post-venta …. y al pre-venta. Hasta el momento ambos los asumo yo directamente, para mi es fundamental tener este trato con los clientes. Con muchos de nuestros clientes seguimos teniendo contacto y relación y nos van enviando fotos de sus Unity, los hay que tienen 4 o 5 de nuestras piezas (entre series limitadas y piezas del configurador), … cuando nuestros clientes nos dan pie para ello nos gusta interactuar y conocer sus opiniones. Por poner un ejemplo tenemos un cliente norteamericano que es médico y entre otras cosas acude como servicio médico en carreras de F1, etc … y nos va enviando una foto del UNITY que lleva puesto. Otros van colgando fotos en sus facebooks o nos etiquetan en Instagram … en definitiva yo diría que tener un Unity es pertenecer a un pequeño club muy exclusivo.

En la última encuesta de satisfacción de hicimos entre los propietarios de un Unity puedo decir con orgullo que nos puntuaban muy bien, a la altura de marcas muy consolidadas.

Hablando de clientes. ¿Descríbeme vuestro cliente tipo? ¿Sería más bien un hombre de alto poder adquisitivo, poseedor de Omega, Rolex o IWC; o es más bien un entusiasta de los relojes?
Los tenemos de todos los tipos: desde los que son poseedores de colecciones impresionantes y desean añadirle un UNITY, hasta los que tienen uno de nuestros relojes como la pieza más valiosa que tienen. En ambos casos hay un denominador común: los dos tipos de cliente valoran un reloj UNITY como una pieza muy exclusiva que puede compartir colección con un Rolex o Panerai, o de llegar a ser LA pieza de una colección más sencilla.

De vuestra filosofía, me gusta mucho el concepto del “Barcelona Made”, con el proceso completo controlado por vosotros, e incluso la mayoría de proveedores del país. ¿Piensas que esto se aprecia en el mercado?
La marca Barcelona, fuera de España, tiene mucho prestigio. Barcelona está entre las tres o cuatro primeras ciudades a nivel mundial en varios ámbitos; calidad de vida, facilidad para hacer negocios, tejido empresarial, inversión extranjera … pero también en aspectos menos conocidos pero que a nosotros nos favorecen mucho. Barcelona es un hub mundial en diseño y desarrollo de producto, muchos de nuestros clientes conocen este posicionamiento de la ciudad de Barcelona, se sienten identificados y para ellos es un valor añadido. Sin duda este empeño nuestro en fabricar en Barcelona y contar con proveedores del país tiene una contrapartida; encarece nuestros relojes y excluye a los clientes que buscan precio.

No ofrecéis relojes baratos, y cada vez van surgiendo más micro-marcas, enfocadas a diferentes segmentos. Desde Christopher Ward, hasta Obris Morgan. ¿Notáis esa competencia creciente?
Por supuesto, el precio sigue siendo el “Rey” y ofrecer un producto de calidad y asequible sigue teniendo mucho tirón. Lo tenemos en cuenta y estamos trabajando en una segunda línea de UNITY, con nuestra calidad característica y a un precio más asequible. Estad atentos a nuestra web.

Hace años, había otras compañías que ofrecían la personalización completa de relojes. Recuerdo Fewsome, o Zenton. La primera cerró, y la segunda va a menos. ¿Teméis que os pueda ocurrir esto?
Sí, las conocemos. En general todas las marcas relojeras han sufrido la crisis de los pasados años y yo creo que las micromarcas la hemos sufrido especialmente. Es necesario ampliar el zoom de negocio y buscar otros nichos de mercado. Por ejemplo, en Unity hemos fabricado colecciones de relojes muy exclusivas para otras marcas de moda como BCN Brand – afincada también en Barcelona – o firmas de joyería de otros países que han querido ampliar su gama de producto.

Ofrecéis como alternativa a ETA movimientos de Valanvron, un hecho que vemos con poca frecuencia en otras marcas. ¿Por qué no Sellita o Ronda?
Valanvron es un movimiento muy fiable, nada tiene que envidiar a otras marcas que distribuyen el mismo tipo de calibre. Salvo ETA, los precios de calibres equivalentes de otras marcas respecto a los Valnavron no están justificados.

En cuanto a calibres, me queda claro vuestro énfasis en cuanto a materiales, diseño, y exclusividad, pero, ¿os planteáis calibres de mejores prestaciones, como los ETA en grado top, Soprod?
A medio plazo no tenemos pensado incorporar calibres con mejores prestaciones salvo para ediciones de series limitadas. Lanzamos el Beagle con un ETA 2897 con indicación de reserva de marcha que tuvo muy buena aceptación – a pesar de ser uno de nuestras series más caras – y en breve añadiremos un GMT a nuestras series limitadas. También tenemos estocados varios calibres de la desaparecida Technotime.

Las configuraciones de Unity parten de 800€, y vas hasta los 1300€. ¿Cuál es el rango de precios más popular, o la configuración más exitosa? ¿Tenéis estadísticas?
No siempre el reloj con precio más ajustado es el que mejor se vende. Como decía anteriormente el Beagle, nuestra serie limitada más cara, tuvo muy buena aceptación, al igual que el Pure Titanium. Con las configuraciones a medida pasa un poco lo mismo, muchos clientes, además de las posibilidades que ofrece el configurador, nos piden componentes a medida; esferas, agujas, … hemos llegado a hacer piezas con valor cercanas a los 3.000€.

¿Cuántas unidades vendéis?
Menos de las que nos gustaría -;)

¿Qué reloj llevas ahora mismo? ¿Cuántos Unity tienes? ¿Y de otras marcas?
Ahora mismo llevo un Urban (me encanta el acero mate y la malla milanesa) y lo voy combinando con lo que será nuestro próximo lanzamiento el Black Pearl. De otras marcas conservo un Montblanc Meisterstuc con la caja de platino y un Pam Luminor, pero me los pongo muy poco.

Muchísimas gracias Eduardo. Ha sido un placer que me hayas podido dedicar tu tiempo..
Gracias a ti Javier, y ¡enhorabuena por el blog! Por cierto que las preguntas me han parecido muy originales, se nota que tienes un profundo conocimiento del sector relojero.