En más de una ocasión he comentado aquí la indignación que me producen los precios y los modelos disponibles en el mercado norte americano.

Hasta cierto punto, comprendo que marcas que fabrican en USA, por política, costes de exportación, u otros motivos, decidan no traer sus modelos al mercado español. Lo que me cuesta más de entender, es que una marca coreana, que intenta amoldarse a los gustos europeos, y que se diferencia por unos costes razonables, no haya querido traer su Genesis Coupe a nuestras tierras.

Lo mejor que ofrece en esta linea para el españolito de a pie, es el Hyundai Coupe, un coupé de atractivo diseño, que monta un motor 1.6 de 105 CV al precio de 15.900 euros (promoción incluída), o un 2.0 de 143 CV por 19.050.

El Genesis Coupe en cambio, y a pesar de las similitudes externas con el Coupé de aquí, es un deportivo de verdad. La mecánica base es un motor 2.0 turbo de 210 CV con el precio base en USA de 22.000 $ (17.800 euros), o un 3.8 de 306 CV por 25.000 $ (22.300 euros).

Todas las versiones cuentan con propulsión trasera, y con un cambio manual de 6 relaciones, que en el caso del 3.8, puede ser opcionalmente secuencial de 6 marchas con levas en el volante. Dentro de cada motorización, los acabados mejor equipados (26.750 $ para el 2.0, y 30.500 $ para el 3.8), cuentan con equipos de freno firmados por Brembo.

Una verdadera lástima.