Hace no demasiado, explicaba la gestión de permisos por linea de comandos Windows. Recientemente me he llevado otra sorpresa agradable, y es la utilidad IMGBURN (Grabadora de imágenes de disco de Windows) que viene de serie desde Windows 7, hasta Windows 10.

Al ejecutarla, se nos muestra un MessageBox informándonos de su sintaxis, pues todo indica que opera bajo linea de comandos:
ISOBURN.EXE [/Q] [letra de unidad:]nombre de archivo de imagen de disco
/Q: inicia la grabación en la ventana Grabar imagen de disco.

Sin embargo esto no es exactamente así, ya que aunque hay que especificarle como mínimo la ruta de un archivos .ISO con la imágen, luego tiene una interfaz gráfica de usuario. Así que si desde una consola de comandos, ejecutamos lo siguiente:
ISOBURN “c:\Users\javiergutierrezchamorro.com\Desktop\Microsoft Windows 10 Español (x64).iso”

Dan algo de información de su uso, pero poca cosa. Veremos que nos deja escoger la unidad de grabación de CD/DVD, y un mínimo conjunto de opciones. En realidad, sólo faltaría un selector de archivos, o sea un Common Dialog de abrir archivo para evitarnos tenerlo que ejecutar con argumentos. Imagino que Microsoft intencionadamente no ha querido implementarlo, una herramientas que en poco más de 100 Kb. sería perfecta.