A diferencia de los Steel BagelSport o los Parnis de los que os hablé, y que en esencia eran homenajes al modelo original, o dicho sin eufemismos, copias más o menos acertadas, pero con otra marca, el Jaragar Monaco que nos ocupa, es solamente una inspiración.

Con el nombre de modelo A569, o de JR805 dependiendo de donde miremos, el fabricante chino Jaragar, nos da por menos de 30€ puesto en casa en eBay, un reloj que aprovecha, salvando las distancias, el concepto del legendario Heuer Mónaco, que popularizaría Steve McQueen.

En efecto, ofrece un look que nos permite asimilarlo fácilmente al de TAG Heuer, pero con bastantes particularidades.

La primera, es que nunca ha existido un Monaco como este Jaragar. Ciertamente, aprovecha algunos conceptos del Monaco 24, un prototipo que se presentó en 2009, y del que toma prestadas las decoraciones racing tipo Gulf, pero mientras que en el resto de Mónacos, las subesferas pequeñas son completas, en el 24 y el Jaragar son medias esferas. Reemplaza el cronógrafo por un indicador numérico de día de la semana a las 9, y un indicador de día del mes a las 3, y por ende, elimina el fechador de las 6. Los pulsadores de las 2 y las 4, se encargan de aumentar el indicador numérico de día de la semana, y del día del mes respectivamente.

Se ofrece con una esfera de color negro, inspirada en el 24, pero también una de color blanco, que podríamos decir que es original. Ambas pueden ir combinadas con una correa de piel de calidad más bien justa, o bien un armis de acero de chapas dobladas. En ambos casos de 22mm entre asas.

Las agujas de las subesferas, son de dos colores, plateado y naranja (a juego con las agujas principales y el segundero respectivamente), de manera que al dar la vuelta las vemos cambiar de color, y nos sirven para calcular el día del mes, que por otro lado requerirá cierta práctica, y hace que no sea demasiado legible.

La caja cuadrada, da la impresión de contundente, grande y alta, que choca con las especificaciones de 40mm X 41mm X 13mm sin contar la corona, que no es roscada. El armis es de la calidad correspondiente a su precio, o sea de chapa doblada, y bastante flojito, aunque cuenta con pulsadores y cierre de seguridad.

Según se dice, la caja cuadrada es de acero, aunque a mi me parece más bien que sea de latón cromado. Donde si sorprende, es en el cristal y de buen grosor, que es mineral, así como el fondo visto del mismo material. Ofrece una resistencia al agua de 30M.

Poco sabemos sobre su movimiento, a parte de tener carga automática con posibilidad de cuerda manual, latiendo a 21.600 vph, con una reserva de marcha de 36 horas. No ofrece parada de segundero, pero si admite cuerda manual.

Apenas encontramos información sobre la marca. De hecho el dominio (jaragar.com) expiró hace tiempo, y la cuenta oficial de Twitter (@Jaragar), cesó su actividad en 2011 con un solo tweet. Así que podemos dar por sentado que Jaragar es una de esas marcas fantasmas propiedad de algún gigante chino, que diseña los modelos, y los ensambla en multitud de factorías independientes, de manera que la calidad de cada unidad en concreto puede ser muy variable.

Se suele comentar que los clones de los Longines Master Collection son bastante pobres, mientras que los Jaragar Monaco suelen estar bastante mejor. Quizás sea suerte, aunque más probablemente, se fabriquen en talleres diferentes con grados distintos de esmero.

Puedo decir, que es un reloj que da mucho para su precio. Por supuesto no es bueno, pero si que muy original estéticamente, y difícil de creer que por ese precio sea mecánico-automático y de la hora. Casi que el metal y el cristal que lleva, ya cuesta más que eso, obviando lógicamente, su viaje desde tierras chinas.