Jugar hoy en día

Tras el chasco con Need for Speed Rivals, os contaba que no iba a desaprovechar la oportunidad de exprimir el hardware del MSI Apache Pro, y que iba a darle caña a algunos juegos.

Reconozco que nunca he sido mucho de jugar. De niño y adolescente, era un incondicional de los salones recreativos, y en ordenadores personales, me gustaba más jugar que ahora. No se si sería debido a la filosofía arcade, con la que en 5 segundos sabías jugar, y la adicción venía en base al dominio, el perfeccionamiento y el avance, que era mucho más joven, o que los juegos actuales no valen la pena. El caso es que cada vez jugaba menos.



Nunca es tarde para rectificar, así que les di una nueva oportunidad, ya os dije Need for Speed Rivals, espectacular, pero aburrido. Luego puse Need for Speed Most Wanted, no duró ni dos horas. Era más de lo mismo, buenos gráficos, una ambientación de juego increíble, pero aburrido con tanto paseo arriba y abajo.

Cambié un poco de tercio, y me fui a F1 2015. Alucinante, las recreaciones de los circuitos y los pilotos son soberbias. Como simulador no vale mucho la pena, pero como juego me entretuvo. Lo malo es que al día siguiente, ya lo dominaba. Es decir, bastan 2 o 3 vueltas a un circuito del campeonato que conozcas, para ganar con facilidad. Si no lo conoces, 5 o 6 vueltas son suficientes, y esa práctica te permite quedar en primera posición, incluso con escuderías de última fila, sin demasiada dificultad.

Probé Project Cars, una alternativa que parecía interesante. Tirando a la simulación, no está mal, pero es demasiado complicado de aprender. Si lo comparo con Live for Speed, donde te «sientas» al volante, y ya sabes como funciona casi todo, aunque luego necesites horas y horas de práctica para bajar segundos y ser competitivo, Project Cars, es complicado hasta para empezar.

Por último acabé con Need for Speed The Run. Esto es, tuve que remontarme hasta el año 2011. Aquí si me gustó, un juego de conducción, cruzando Estados Unidos durante 5.000 km, que no baja el ritmo, y en donde lo que prima, es conducir rápido. Como tiene que ser un NFS.



Me preguntaba si con la industria del videojuego estaría ocurriendo como la del cine. Cada vez presupuestos más elevados, y desarrollos más largos, con sonidos de estudio, canciones de grupos de renombre, actores reales, secuencias de vídeo con calidad cinematográfica, licencias de coches reales, gráficos increíbles, pero con una jugabilidad pobre, que no engancha, y a la que le falta ritmo. Inevitablemente me viene a la cabeza la película Vengadores: La era de Ultrón, donde extrapolando se repite lo mismo que en estos juegos. Buenísimos actores, una historia que no está mal, presupuesto casi sin límites, efectos especiales abrumadores, pero al final, da mucho menos de lo que cabría esperar.





Quizás es que como público no necesitamos tanta innovación, ni tantas pretensiones. Puede que por eso sagas como Arma Letal, tuvieran tanto éxito. Sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, con novedades menores, y mejoras, pero nada cambiaba exageradamente. Quiero decir, que sería más barato, y más entretenido, un juego de carreras de coches, donde ya supiéramos lo que íbamos a encontrar. No necesitamos tanto hilo conductor, muchas veces forzado, sino solamente un juego que nos divierta.





Puede que me esté haciendo mayor, y mi cerebro siga con los esquemas de antaño. No obstante, no puedo evitar pensar, que se despilfarra esfuerzo en cosas, que no apreciamos, o no sabemos apreciar, mientras que se dejan de lado las que sí.



9 comentarios en “Jugar hoy en día”

  1. Yo abandone casi por completo lo de jugar en la PC por lo de actualizar, hardware, drivers y la verdad, despues de varios años ya no me daban ganas de todo ese rollo. Me compre una Xbox (Previamente Dreamcast y una PS2) y la verdad, jugar es encender y usar el juego.

    He vuelto un poco recientemente por alguns juegos de Steam y algunos que ha regalado Ubisoft y EA, pero sigo prefiriendo la consola.

  2. Lo he contemplado varias veces John MOhl. Pero sinceramente, siempre he descartado una consola por el precio de los juegos. Es decir, no me importa pagar por un título que valga la pena, pero claro, invertir 60€ en algo como los NFS que menciono, y a la media hora descubrir que he tirado el dinero, me molesta.

  3. Yo hace tiempo que no tengo sensación de «enganche» con ningún juego, recuerdo el Monkey Island II y horas pegado a la panyalla (porque no permitirán al creador seguir la saga…) al Bioshock que ese si es impresionante, ya solo por el argumento y ambientación y en coches que es mi género favorito coincido con los nfs, hace tiempo perdieron la esencia del nfs hot pursuit o el 4 que era una gozada, arcade corriendo a velocidades endiabladas sin rollos de mapas, historias ñoñas ni gaitas. En simulación el project cars, al menos para la xbox es injugable en karts sin volante, con volante yo creo que el Asetto Corsa es espectacular y engancha… mucho y de mapas enormes guardo muy buen recuerdo del Test Drive unlimited, que tenías Ibiza y Hawaii para recorrer completos, muy arcade, pero divertía, que es de lo que se trata, ahora con mucha más potencia de proceso, gráficos abrumadores y efectos de sonido que ni podíamos soñar de pequeños y… me aburren, tanto que tiro de emuladores. Por lo visto ya no somos ni uno ni dos a quienes nos pasa esto. La ventaje de no tener que actualizar y encender y jugar de las consolas cada vez se diluye más y me planteo en breve volver a montar un pc en condiciones. Un abrazo y gracias por el artículo.

  4. Con la gente que hablo a partir de 30 años están como nosotros Julián. Lo bueno es que para usar emuladores como MAME, tampoco hace falta un equipo super potente. En realidad basta un disco duro de 1 TB para tener todas las ROMs disponibles.

    Por lo demás me ocurre como a ti, los juegos actuales son cada vez más ambiciosos, con más consumo de recursos, pero sobre todo, con una dinámica de juego tan compleja que necesitas de varias horas para comprender cómo se juega. En los arcades de antaño eran suficiente 30 segundos para saber lo básico y el resto era puro entretenimiento.

    Ese tipo de juegos en 2D parece que sólo se mantienen en los teléfonos móviles. Pero, ¿De verdad queremos jugar a un arcade en un teléfono sin teclado y sin joystick?

  5. Para correr emuladires cierto es que a no ser que sean para consolas bastante potentes, Dreamcast, Playstation o placas tipo AM2 de Sega con un hardware mínimo es suficiente. Para emulador portátil yo empleo una psp fat y va de lujo después de hacerle el softmod y para la tele… una wii! están a precios de derribo y el softmod no lleva más de 20 min. y a pesar de tener unas capacidades modestas salvo con 3 o 4 juegos se desenvuelve muy bien y con un adaptador hdmi se conecta a cualquier tv y el mando va de lujo para las aventuras gráficas en el scummVM, inclusive corre dosbox. Yo tampoco me hallo con las táctiles salvo para juegos tipo rpg, puzzles o aventuras gráficas, para juegos de plataformas, shoot em up, lucha… imprescindible mando. Tengo claro que en cuanto disponga de tiempo una recreativa arcade terminará en casa y tal vez yo durmiendo en el rellano…

  6. Emular consolas potentes Julián es algo que no hago desde los tiempos de EPSXe. Aún recuerdo cuando para MAME, emular títulos de NeoGeo requería muchísimo hardware, especialmente comparado con NeoRageX. Intenté remediarlo con mis contribución a MAME

    Hoy en día, salvo juegos del 2000, que no son problema, porque tampoco están completamente emulados me sobra máquina. ¡Cómo me gustaría que funcionara el GTI Club!

    Coincidimos en lo de tener una recreativa arcade. Llevo casi 15 años mirándolo. Primero el problema era de dinero. Buscaba un cabinet original en buen estado, y con placa, no con emulador. Si no recuerdo mal, sobrepasaban los 1000€.

    Ahora me conformo con una reproducción y emulador, más baratas y fáciles de conseguir, pero tengo el problema del espacio como tu. Quizás la solución no sea dormir en el rellano, sino poner la máquina allí. Tal vez hasta sacaríamos unos ingresos extra con los vecinos jeje.

Deja un comentario