Cuando adquirimos un determinado software, en general lo que la licencia de uso (la famosa EULA), nos otorga, es el derecho a utilizar dicho software por tiempo ilimitado.

Sin embargo, con el uso creciente de las protecciones por medio de activación desde internet, ¿qué ocurrirá cuando ese producto concreto deje de mantenerse, o peor aún, cuando la empresa fabricante sea vendida o cierre?

Nuestro derecho de uso por tiempo ilimitado, se convertirá rapidamente en un derecho que no podremos ejercer, y que por tanto vulnerará la licencia aceptada por ambas partes.

Hablamos de aplicaciones cada vez más numerosas que van desde grandes paquetes como Microsoft Office, Adobe Creative Suite; hasta sistemas operativos como Microsoft Windows; y otros desarrollos más pequeños como FlashFXP, SmartFTP, …

Si hoy en día, necesito usar por el motivo que sea montar un equipo con PC-DOS 5.0 de 1991, y Lotus 1-2-3 2.0 de 1985 de los que tengo la licencia y los paquetes originales, no importa que hayan transcurrido más de 25 años, tengo derecho a hacerlo, y tecnicamente funcionaría todo sin problemas.

Ahora bien, ¿quién nos garantiza que podremos activar Windows 7 de aquí a 20 años?